ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Marzo 2019
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


2019-03-11
)

Ay, igualdad... (#MILENIO @NoticiasNavarra)
2019-03-11

La columna del lunes después del viernes. El lunes 11 de marzo de 2019 después del día de la mujer, 8 de marzo. En la contraportada, MILENIO, del Diario de Noticias.




Hay espacio, razones y necesidad de las acciones del 8-M. Basta ver cómo la derecha, antes callada y como mirando a otra parte en estos días, se ha tenido que posicionar e inventar una postura entre negacionista y equidistante ante el tema de la igualdad. Y lo digo simplemente como espectador y acompañante de ellas, del cambio. Cierto que la derecha más reaccionaria sigue hoy negando la realidad, creando noticias falsas e incitando al odio con sus autobuses. Y las derechas tradicionales y modernitas han tenido que inventar un enemigo inexistente (ese supremacismo, manda leches, de que acusan al movimiento feminista) para crear confusión y pasar sin demasiado daño al próximo paso, esto es, a sacar votos y conseguir poder. Quedan las izquierdas, porque acaso ahora la línea que mejor divide entre derecha e izquierda es la de reconocer la igualdad como una de las asignaturas troncales de esta democracia. Quienes prefieren el estatus y el privilegio, que pasa necesariamente por seguir manteniendo la igualdad en un segundo o tercer plano, son la misma derecha de bajar los impuestos, desmontar lo público y todo eso: cosas de derechas. Al otro lado, las izquierdas, posiblemente con poco convencimiento y sin entender lo que sigue estando, siempre ha estado, enfrente. El año pasado, de verdad, estaba convencido que el 8-M había comenzado la revolución igualitaria. No fue así, cambió algo, ese algo pequeño que ha sido suficiente para que la derecha enseñe las garras. Pero ha de cambiar más: y eso se hace empujando, todo el año. Sonará maniqueo, pero ante hechos sencillos y polarizados, andar con barroquismos es ganas de seguir igual y no ponerse a andar. Y lo que hace falta es caminar, igualdad, queridas y queridos. Démonos prisa, que nunca se sabe...





2019-03-11 20:35 Enlace
2019-03-05

)

Pseudoterapias (#MILENIO @NoticiasNavarra)
2019-03-05

Publicado el lunes 4 de marzo de 2019 en MILENIO, Diario de Noticias.

El otro día los ministros de sanidad y ciencia presentaban un plan contra las pseudoterapias, desenmascarando timos sin base alguna y sin eficacia, con importantes efectos en quienes caen engañados en ellos. Hidroterapia de colon, terapias bioenergéticas con todos sus nombres, constelaciones familiares, homeopatía, acupuntura y tantas otras son simplemente un engaño, aunque popular, aunque practicado por personal sanitario y vendido en entornos farmacéuticos. Es un gran paso, pero en las redes se ha hecho más popular que un cantante enamorado de uno de esos timos, la medicina ayurvédica, haya afirmado que eso es todo una conspiración del gobierno con las grandes farmacéuticas. Y parece que son opiniones respetables. La presentadora de un telediario de la tele pública apoya en las redes la conspiración de esos chemtrails, el invento tonto de hace unos años de que las trazas que vemos en el cielo son prueba de que nos fumigan con variados intereses, y la gente, claro, como es quien te cuenta las noticias, se lo cree.

Son opiniones de gente famosa y todos sabemos que los humanos nos dejamos influir por ellas, nos sentimos más proclives a creer lo que dicen en los medios de masas, lo que se viraliza en las redes, lo que vemos en YouTube... Más aún: quienes nos quejamos de que toda esta mierda no solamente no tiene base científica sino que supone un engaño peligroso, como no somos ni famosos ni estupendos, quedamos como gente resentida. Y en el fondo de poco vale que a gente como Pàmies le impidan promocionar esas lejías con que los incautos se envenenan si luego se le invita a hacerlo en instituciones públicas, como cuando la universidad patrocinaba timos homeopáticos. Hemos facilitado durante tanto tiempo la promoción de la mentira que ahora proponer criterios de racionalidad parece extremismo racionalista.



2019-03-05 07:50 Enlace
2019-02-26

)

Ornitorrincos (discursos ideológicos sobre género en #MILENIO @NoticiasNavarra)
2019-02-26

Esta columna se publica el lunes 25 de febrero en la contraportada de Diario de Noticias.




Los ornitorrincos son unas criaturas sorprendentes: ponen huevos siendo mamíferos, tienen un hocico como de pico de pato, su cola es como la de un castor pero las extremidades más bien de nutria y poseen un espolón venenoso en las patas posteriores. De hecho, cuando su descubrimiento llegó a Europa muchos intelectuales pensaron que se trataba de un fraude perpetrado usando varios animales diferentes. Se cuenta que Friedrich Engels fue uno de ellos, un animal hecho de piezas sin sentido, hasta que vio uno vivo en el zoo, con lo que reconoció que más allá de lo que creemos razonable debemos someternos a la realidad, aunque no coincida con nuestra visión del mundo.

Hay más: el sexo de los ornitorrincos viene determinado no por dos cromosomas como en los humanos y muchos mamíferos, sino por nada menos que 10 cromosomas, en un sistema más parecido al de las aves. Los machos y las hembras de ornitorrinco podrían diferenciarse porque genéticamente tienen diversas expresiones que producen habitualmente características sexuales masculinas o femeninas. En la expresión genética del sexo también son peculiares los ornitorrincos, con un sistema modulado por genes diferentes de los que operan en los mamíferos. Hasta 1884 no se confirmó que las hembras ponían huevos y que solamente ellas se encargan de la crianza de cada nueva generación. Los estudios de la vida social de los ornitorrincos no paran de traernos sorpresas. La naturaleza permite descubrir una gran diversidad sexual, cuando se mira sin prejuicios, y qué triste es ver a quien lo hace específicamente con los humanos: pretenden imponer una visión ideologizada y a menudo patológica de la sexualidad a todo el mundo, incluso a quienes pueden no sentirse ni niños ni niñas. Ni ornitorrincos, claro.

Nota.
¿Por qué se han introducido los ornitorrincos en el debate político navarro? Estas sorpresas que suceden cuando se intenta ser hiperbólico para desprestigiar al enemigo. Lo propició la presidenta del Partido Popular en Navarra, Ana Beltrán, quien en su protesta ante una encuesta dirigida a escolares en las que se solicitaba información sobre si eran niños, niñas u "otras opciones", se preguntaba retóricamente sobre si esas otras opciones eran, por ejemplo, "ornitorrinco". Sin entrar en debates, la elección es, como se lee en mi texto, arriesgada. Por cierto, que el propio Parlamento de Navarra reprobó el mismo lunes en que se publica la columna en el periódico de papel a la Sra. Beltrán por este exabrupto, lamentando "la irresponsabilidad de determinadas fuerzas políticas por poner en cuestión el cumplimiento de la ley en relación a la diversidad sexual y de género, y manifiesta su reprobación a las declaraciones claramente despectivas de la parlamentaria del PP y le exige una rectificación pública".

2019-02-26 07:51 Enlace
2019-02-19

)

La tabla periódica (II) (#MILENIO @NoticiasNavarra)
2019-02-19

Publicado el lunes 18 de febrero de 2019. MILENIO, Diario de Noticias. La primera columna de la serie está en este enlace.




El cine que veíamos de críos nos marcóṕ profundamente: tantos años de ver Qué bello es vivir o Ben Hur... O esas historias de amores imposibles, melodramas con grandes e inolvidables parejas del cine. Somos lo que ese cine nos fue marcando, hasta con Marcelino pan y vino, claro. Ahora es más difícil que algo así pase, con tanta banalidad y tanta oferta en el panorama. Y tengo para mí que en cierto modo el que fuera todo en blanco y negro nos permitió sumergirnos más en esa tele como si fuera un libro de texto, algo de historia. Lo digo porque estos días, hablando de las mujeres en la ciencia y teniendo pendiente seguir con esta serie de columnas con las que iré celebrando el sesquicentenario de la tabla periódica, me he acordado de una película de esas de niñez: en ella Maria Sklodowska y Pierre Curie se pasan un gélido invierno en un cobertizo parisino removiendo hectolitros de barro de pechblenda para extraer un nuevo material que era mucho más radiactivo que el uranio. En la película de Mervyn LeRoy, con las caras de Greer Garson y Walter Pidgeon, una de esas parejas que ahora solo recuerdan unos pocos mitómanos. Aún hoy siempre que pienso en Marie Curie la imagino con ese vestido negro y su pelo rizado, cejas perfiladas y ojos de belleza fraangélica. La tuve que haber visto varias veces, nada raro porque la programación televisiva era repetitiva como esa dictadura sabía serlo. Esa heroína de una ciencia a la que aún no sabía que me dedicaría se quedó dentro de mí y sigo visualizándola al pensar en esa gran parte de la tabla periódica que comenzó a ser descubierta a finales del siglo XIX. La pasión por la ciencia con el motor de la curiosidad, pero también cómo se sobrevive sin ser comprendido y sin fondos, son historias de la ciencia muy actuales, heroicas como lo fueron aquellas historias que hoy recuerdo.

2019-02-19 07:39 Enlace
2019-02-13

)

Científicas (del #11F2019 a toro pasado, en #MILENIO @NoticiasNavarra)
2019-02-13

Publicado el lunes 11 de febrero de 2019. MILENIO, Diario de Noticias.



Desde hace 4 años celebramos los 11 de febrero el día de la mujer y la niña en la ciencia. ¿Antes? Nada: es decir, por supuesto que ellas, vosotras, estábais, como habéis estado siempre en todos los ámbitos, pero invisibilizadas, con peores condiciones, ningún reconocimiento y encima sometidas al imperio de los hechos consumados. Celebremos estos días ahora que el papel de las mujeres en ciencia se puede reivindicar públicamente, con datos aplastantes, de la mano ya también de unas leyes que reclaman una especial dedicación para que la mitad de la población no esté desaparecida, cobrando menos, en puestos subsidiarios o puesta en cuestión por dedicarse a algo que parecía parcela exclusiva del patriarcado. La ciencia es cosa de chicas, lo fue siempre a pesar de que lo hayan negado tanto (como los cuidados son también labor de chicos aunque no se nos invitaba a ello). Es como lo de los Premios Nobel que por esta columna hemos comentando tantas veces: la noticia del año pasado no era solamente que Donna Stricklan recibiera una parte del premio de física, sino que en más de un siglo solamente dos mujeres lo habían hecho antes. Igual que Frances Arnold, la quinta mujer en recibir el premio Nobel de química. ¿Y antes?

Cuando afortunadamente disponemos ahora de esa mirada, de esa demostración de las mujeres de la ciencia y la tecnología que no sólo pueden estar liderando la investigacion, sino que además deberían hacerlo porque la inclusión y la igualdad propician mejores resultados y de más calidad, tenemos que recordar que esto viene como quien dice de ayer mismo, que tenemos que mantener estas políticas y esta vocación con fuerza porque en la sombra sigue habiendo una inercia de siglos que podría pretender robarnos el derecho de todas las personas a poder mejorar el mundo. Tú y yo, todas.

2019-02-13 08:05 Enlace

portada | subir