ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Mayo 2015
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • Luis Rivas en Reflexión
  • Iván en Reflexión
  • carlos luis en Reflexión
  • Ane en Debemos Cambiar (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • felix en Spam (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en K-PAX La Trilogía
  • angelrls, El Lobo Rayado en #Hubble25 La Herencia De Un Nuevo Cosmos
  • Iván en Paseando Ángeles (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • dinma en ¿Falsos Videntes?
  • Jorge en Infierno 2.0

  • 2015-05-24
    )

    Efecto Hawthorne (@NoticiasNavarra #MILENIO)
    2015-05-24

    La columna MILENIO del Diario de Noticias del pasado 11 de mayo de 2015 se quedó sin entrar por la pecera. Así que ahora que me he acordado la coloco.

    En los años 20 se realizaron una serie de experimentos en diversas áreas de producción de una gran empresa eléctrica cerca de Chicago. Los psicólogos intentaban ver si realizando diversas modificaciones en las características de un puesto de trabajo podían mejorar la productividad. Por ejemplo, aumentar o disminuir la iluminación, la temperatura y otros factores ambientales; en otros experimentos seleccionaban algunos trabajadores para ofrecerles un entorno diferenciado; cambiaban las pausas permitidas, los incentivos económicos... Normalmente se suele presentar este estudio como muestra de que la productividad aumentaba cuando se ofrecían cambios a los trabajadores, pero independientemente del cambio: más luz mejoraba a corto plazo el resultado, pero también pasaba con menos luz. La interpretación habitual es que simplemente por participar en un estudio, por sentirse en cierto modo atendido u objeto de interés, la motivación mejora y todos somos mejores o sacamos lo mejor de dentro. La motivación, parecen decirnos con este efecto, es simplemente que nos hagan un poco de caso.



    Lo de la campaña electoral parece similar: ahora se preocupan por nosotros y, dóciles y felices, votamos productivamente. Lo que pasa es que el efecto no funciona de manera tan sencilla, ni siquiera está claro que la productividad no variara en Hawthorne por otros factores que simplemente pasaban por ahí. Tampoco fueron mejoras durareras, y ni siquiera en aquella empresa eléctrica la productividad o la paz social fueron mejores que en otras, porque llegó la crisis económica y allí pasó como en todos los sitios. O sea, lo de siempre: que por más que nos queramos motivar, los dueños del cotarro van a lo suyo. Ya lo dijo aquel gran filósofo (o político populista, a veces es difícil distinguirlos), los experimentos, con gaseosa. Aquí los siguen haciendo con nuestros votos y el gobierno



    PS
    Personalmente, como suele pasar con muchos de estos pretendidos "efectos", siento que hay más ideología que ciencia en la presentación del mismo, y que se usa para colar lo que se venía a vender. Diferentes estudios posteriores no lograron demostrar que el efecto Hawthorne estuviera ni siquiera bien atestado en los estudios originales, ni de que fueran otras variables las responsables de los cambios (siempre, como comentaba en el artículo, cortos en el tiempo). Como en muchos otros casos, proporciona un conveniente cajón de sastre para decir tanto algo como su contrario. Y, habitualmente, hasta en los libros de texto de psicología del trabajo se suele presentar de forma cuando menos sesgada. No es casual.

    Ref.:

    "The Hawthorne effect: A reconsideration of the methodological artifact", Adair, John G., Journal of Applied Psychology, Vol 69(2), May 1984, 334-345

    "Bricks without clay: On urban myths in occupational health psychology", Taris, Toon W., Work & Stress: An International Journal of Work, Health & Organisations, Volume 20, Issue 2, 2006

    2015-05-24 00:03
    Enlace | 0 Comentarios



    2015-05-23
    )

    Reflexión
    2015-05-23

    En la jornada de reflexión no se puede pedir el voto. Pero yo ni me presento ni quiero convencer a nadie. Solo sigo convencido, cada vez más, y en cada jodida jornada de reflexión más que esta especie de espacio "reflexivo" es posiblemente el atavismo más estúpido de esta liturgia que pretende ser democrática cuando a duras penas aguanta la prueba del algodón.

    Yo voy a ir a votar como siempre. Y a los de siempre, porque tengo muy claro que aunque siempre pierda no merece la pena olvidar decirlo también dentro de una urna. Lo he comentado muchas veces, en otras elecciones y siempre soy del lado damnificado por las opiniones y opciones minoritarias, castigado por las proporcionalidades y demás historias. Aún así, sigo convencido de que tendrán que volver a impedírmelo antes de que voluntariamente deje de ir a votar.

    De la misma forma que sigo convencido de que el voto es necesario para echar a la derecha del poder. La derecha que sí existe, la de siempre, la que llegará de nuevas como si no fueran los que son. Porque si algo sorprende, y sorprende también en una jornada dedicada al onanismo un tanto vacío de la reflexión electoral, que llegados a los niveles en que se han mostrado como corruptos, ladrones, chorizos, indecentes, descarados, inhumanos, mierdas enormes y jetas supremos, con todo respeto humano por quien vote por ellos se encuentra también todo mi desprecio e indignación. No impediré a nadie que les vote, y como siempre lucharé porque puedan ser candidatos (aunque habría que revisar qué cosas permitimos a un tipo que luego va a ser servidor público, quizá el déficit no solo es ético y de transparencia sino de básica ciudadanía y gobernanza).

    Pero tampoco podrán esperar mi respeto: a quienes refrendan las mordazas, los desahucios, los pagos en B y hasta las rotondas y aeropuertos de todo tipo no les quiero ver ni en pintura. A quienes les votan en su comlpeto derecho les informo que me asiste el no menos sagrado derecho de poder mandarles personalmente al más asqueroso de mis infiernos. o a la mierda si es que no les gusta hacerlo.

    No es odio, qué quieren que les diga en una jornada de reflexión. No es simplemente hastío. Es una vez más que se que por aquí se perdona mucho lo que menos debería perdonarse: la corrupción ética de quien va a trincar si o si y si puede más, pues más. Y que me encabrona que mañana veamos que así ha vuelto a ser. Lo más horroroso será además que esos tipejos puedan creer que los votos les exoneran de su inhumanidad.

    Las jornadas de reflexión son tristes, descorazonadoras. Se que en ellas la derecha sigue frotándose las manos porque les conviene, que de alguna manera tras ser robados y vilipendiados saben además cómo hacernos sentir en parte responsables de ello. ¿Se acuerdan de aquello del vivir por encima de las posibilidades etcétera? Ah, claro, eso ya no cuenta porque en la jornada de reflexión hasta una tal Aguirre parece una candidata legítima. Por poner un ejemplo palmario y alejado de mis circunscripciones electorales y morales.

    Ya vale, me voy a leer algo que incluso la buena noticia de la aprobación del matrimonio homosexual en Irlanda (¡en la católica Irlanda!) se me puede acabar agriando. Y no lean esto si no tienen ganas de reflexión. O de marcha. 

    2015-05-23 18:16
    Enlace | 3 Comentarios



    2015-05-18
    )

    Debemos Cambiar (#MILENIO @NoticiasNavarra)
    2015-05-18

    http://www.noticiasdenavarra.com/2015/05/18/opinion/columnistas/milenio/debemos-cambiar

    La columna MILENIO del Diario de Noticias de Navarra recoge un poco del periplo de estos días. Por cierto que no coloqué la de la semana anterior, por lo mismo. Voy mejorando, en cualquier caso, aún en el Clínico de Madrid, y comenzando una nueva experiencia como paciente coronario. El texto de hoy:

    DEBEMOS CAMBIAR

    El mundo es paradójico, por decirlo sin palabrotas. Hace una semana descubrí que era poseedor de una cardiopatía isquémica, además de conocer cómo la medicina de verdad, no esa que se dedica a timar a la gente vendiendo mentiras misticoides y homeopáticas, era capaz de colocarme unos muelles en las pequeñas arterias del miocardio, ponerlas funcionales de nuevo y conseguir, con un montón de medicamentos llenos de productos químicos que a algunos tipos tan irresponsables como ignorantes les parecen terroríficos poder seguir contándolo (espero). Saben que me divulgar cómo cada avance científico nos da vida o nos permite prolongarla. La naturaleza puede exterminarnos de manera muy efectiva por lo que cualquier trabajo contranatura es de por sí encomiable. Casualidades: unas semanas antes del infarto comentaba que si no hubiera sido por Werner Forsmann, que decidió en 1929 instertarse él mismo un catéter y comprobar que funcionaba, el mundo sería un poco más natural, pero nuestra supervivencia sensiblemente menor. 

    Tal sucedía en algo que montamos desde el Club de Amigos de la Ciencia para divertirnos con la Ciencia en el Bar (por cierto, les recomiendo que de hoy al miércoles no dejen de pasarse por los bares que colaboran con “Pint of Science”, ciencia necesaria pero además sabrosa). En estos días de hospitalización necesaria (nota mental: ay de esos que pretenden robarnos la sanidad pública, debemos botarlos. Lejos) he descubierto el “Hola”. Esto daría para un libro, pero no puedo hacer esfuerzos aún. ¿De verdad toda esa gentuza que llena ese bodrio y no ha hecho nada decente interesa? ¿De verdad que hay gente que paga por ver esas vidas de couché y fiestas “solidarias” mientras roban a espuertas? Forsmann fue un nazi que hizo mucho bien, qué cosas. El culo de la Kardasian ni siquiera tendrá un Nuremberg. 

    2015-05-18 19:50
    Enlace | 1 Comentarios



    2015-05-05
    )

    Spam (#MILENIO @NoticiasNavarra)
    2015-05-05

    Publicado en MILENIO, Diario de Noticias, el lunes 4 de mayo de 2015

    El 3 de mayo de 1978 nació una costumbre del mundo digital que permite entender (aunque nadie lo supiera entonces) cómo todo estaba cambiando irremediablemente. Todavía no se habían inventado los protocolos que soportan actualmente el correo electrónico, las páginas web, las redes sociales o las conferencias, y de hecho tampoco existía internet tal y como es ahora. Un tal Gary Thuerk, comercial en una empresa que hacía ordenadores, mandó un mensaje a unas 600 personas de su red (una red, por cierto, de origen militar) para comentar que habían sacado el nuevo chisme con nuevo sistema operativo. Y lo hizo así a lo loco, inopinadamente, poniendo a todos los que tenía a mano en su libreta de direcciones (que entonces tampoco eran del todo libretas de direcciones). Cuentan que ya el primer mensaje de publicidad no solicitada generó alguna protesta, pero ahí quedó. Ahora casi dos terceras partes del tráfico de datos por todo el mundo corresponde a publicidad encubierta, no solicitada o a mecanismos variados de eso que llamamos spam, y estamos tan habituados a que nos lleguen mensajes, nos llenen el buzón, nos llamen por teléfono o en general toda la programación televisiva, que casi lo complicado es encontrar el trocito de información interesante y no interesada. Si es que queda.

    El spam electoral va a ser parte del menú: si fuera lícita y conveniente información, ¿cómo calificamos a lo que nos ha venido inundando antes? Llevamos años escuchando arengas, ni digamos ya el absurdo del último mes. Spam era una marca de carne enlatada popular durante la II Guerra Mundial, que se convirtió también en una parodia del consumismo obsesivo por los geniales Monty Python. Así que el nombre, aunque sea un barbarismo, le va que ni pintado a lo que nos viene encima. No le llamen campaña, llámenle spam. Espamísimo, vaya.

    PS:
    Una estupenda imagen de WEARBEARD para Agencia SINC:

    2015-05-05 07:18
    Enlace | 1 Comentarios



    2015-05-04
    )

    Flashback: 25 Años De "Objeciones A La Astrología"
    2015-05-04

    El 23 de mayo de 1990 se publicaba un manifiesto suscrito por 258 científicos (principalmente astrónomos y astrofísicos) españoles que era la versión en castellano del manifiesto OBJECTIONS TO ASTROLOGY publicado en 1986 en EEUU. La iniciativa surgió de Miguel Ángel Sabadell, con quien servidor, desde el Departamento de Astrofísica de la Universidad Complutense de Madrid, movimos una campaña para buscar firmas. Fue Victoria Toro, periodista que colaboraba en la sección de ciencia de EL PAíS, la que nos dio a conocer con un artículo que tituló: 250 astrónomos españoles consideran un fraude la astrología.

    O sea, que hace 25 años, en aquellos tiempos en los que estas cosas se hacían por correo postal, mandando unas hojas para que la gente firmara y posteriormente nos devolviera el papel con las firmas, conseguimos que casi todo el mundo que era en la cosa de la investigación del cielo firmara. Hoy puede parecer algo más sencillo, en el mundo conectado y con change.org y todo eso. No era entonces moco de pavo, y menos para dos jovenzuelos (Miguel Ángel había terminado hacía poco la carrera y estaba buscando beca, yo era un simple ayudante LRU luchando contra una tesis...). Cierto que contamos entonces con el apoyo del Departamento, que nos permitió lanzar la idea; y con la gran colaboración de tantos colegas. Y con la sociedad de pensamiento crítico que entonces se llamaba todavía ARP, es decir, Alternativa Racional a las Pseudociencias, que luego se convirtió en la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico (www.escepticos.es)

    Conmemorando este cuarto de siglo, que no cambió el mundo, pero al menos permitió que los "escépticos" comenzaran a ser vistos por ahí algo más (eran otros tiempos), el próximo sábado 9 de mayo nos juntamos Miguel Ángel Sabadell y yo con Manuel Toharia en un pub de Madrid, a una cosa de esas de ESCÉPTICOS EN EL PUB. Un gustazo, porque podremos hablar de unas cosas y otras, y esperamos que la gente se lo pase bien.

    A mi me da un poco de vértigo, porque en aquella época era una joven promesa (no se bien de qué) y aunque ya conocía el mundo del periodismo científico y la divulgación, tuve la oportunidad de conocer mejor a Manuel Toharia y también a Manuel Calvo Hernando, que apoyaron el movimiento escéptico con muchísima fuerza. Luego cambié de oficio y me dediqué al mundo de los planetarios, y aunque hay quien dijo que eso era precisamente un pago por haber montado la "inquisición" contra los astrólogos, lo cierto es que no dejé de preocuparme por las pseudociencias. Y ahí sigo.

    Ciertamente, con más años, menos pelo, más kilos y más mala leche. Pero con cierto encanto, que si no me quiero un poco sería injusto. A ver si voy rescatando algunas de las imágenes de esos años del MANIFIESTO (por cierto, se puede http://www.escepticos.es/node/3909 leer aquí, y en la web escéptica hay también un dossier con más cosas que montamos en ARP-SAPC hace unos años: ¿Está escrito en las estrellas?)

    He encontrado también que en 1993 hice un parcial recuento de aquella historia que ahora cumple 25 años. Se publicó en el LAR (La Alternativa Racional, el boletín de los escépticos españoles) en otoño de 1993, en el número 30. Lo copio aunque está también aquí en la red:

    HISTORIA DE UN MANIFIESTO...

    El 23 de mayo de 1990 un grupo de científicos, en su mayoría astrónomos que investigan o educan en nuestro país, lanzó a los medios de comunicación un manifiesto titulado "Objeciones a la Astrología". Se trataba de aquel famoso comunicado de 1976, que había sido entonces suscrito por casi doscientos científicos estadounidenses. incluyendo 20 premios Nobel. En la versión española no había grandes laureados, pero los 258 firmantes equivalían a la virtual totalidad de la Astronomía española. Más de tres años después, puede ser un momento adecuado para ver qué ha sucedido desde entonces.

    Pero permítaseme antes comentar que todo ello no hubiera sido posible sin el coraje del astrofísico Miguel Ángel Sabadell y el apoyo de muchos astrónomos, en especial del Departamento de Astrofísica de la Universidad Complutense de Madrid, donde Miguel Ángel y yo trabajábamos por aquella época.

    Revisando lo publicado sobre el tema, al menos lo que he ido almacenando de manera un tanto caótica, podemos señalar dos épocas diferenciadas. La primera abarca los dos meses siguientes a la aparición en EL PAÍS de la noticia. Hago la mención de este diario por su amplia difusión. Al día siguiente, ya estábamos colapsados por requerimientos de todos los medios de comunicación: habíamos creado una noticia.

     

    En honor la verdad, en aquella iniciativa, aunque Miguel Ángel y yo éramos ya miembros de ARP, procuramos que -en un principio- no fuera ARP la responsable directa, sino que se presentara al público como lo que era, el aviso preocupado de los científicos. De hecho, los permisos de reproducción del manifiesto se habían gestionado directamente con Paul Kurtz, del CSICOP.

    Aparte de la noticia, aparecieron columnas de opinión en muchos diarios, incluso algunas a favor... La mayoría de los debates que se promovieron en aquella primera época en radio y televisión incluyeron tanto a astrónomos como a astrólogos, en la típica idea de algunos medios de conceder igualdad de opiniones cuando un escéptico se queja. Pero, hay que reconocerlo, en aquella época casi nunca aparecía un escéptico en los medios, así que creímos que era un buen comienzo.

    Sobre las críticas, y aun a riesgo de ser injustos por la generalización, cabe comentar su escaso peso. En general, los astrólogos (y otros adivinadores que se vieron puestos en el mismo saco) se defendían como gatos panza arriba, pues al fin y al cabo estaban defendiendo sus lentejas. Pero no había grandes argumentos: el principal se refería al consabido dogmatismo de los científicos oficiales. Nada especial que comentar al respecto, pues era algo esperado. A veces se comentaba que además de dogmáticos, los españoles eran tan poco imaginativos que habían copiado el manifiesto a los americanos. A este respecto, obvia decirse que no se trataba de una copia, sino exactamente del mismo manifiesto, traducido al castellano. Si lo habían dicho tan bien tantos científicos, no creíamos necesario cambiar ni una palabra

    Otro argumento, aunque realmente sea un abuso del término, era que los astrónomos no sabían nada de astrología, y por lo tanto, sólo quienes sabían de ella, es decir, los que viven de ella, estarían capacitados para su crítica. Gran aforismo, que equivale a decir que sólo los violadores de púberes pueden juzgar o criticar a quien viola a una niña. Por otro lado, en nuestro lado teníamos unos cuantos grandes conocedores de la astrología. De hecho, cualquier estudiante de astronomía puede levantar una carta astral, cualquier lego puedo hacerlo si dispone del programa informático adecuado, pero además el astrónomo sabe a qué se refiere eso... Vamos, una completa estulticia, que mostraba una vez más el bajo nivel intelectual de muchos videntes y comerciantes de futuros.

    Estaban aquellos que se desmarcaban de la crítica diciendo que lo suyo, la astrología, no era una ciencia, sino un arte, o que era más dominio de la psicología jungiana. El hecho de que mostráramos una y mil veces cómo sistemáticamente todos los tests correctamente realizados sobre las afirmaciones astrológicas fallaban en contra de esta adivinación, digo yo, lo considerarían un cruel castigo de la sincronicidad o un fallo en los registros akhásicos.

    Todos los críticos eran, a su modo de ver, unos galileos o brunos luchando contra la nueva inquisición. ¿Megalomanía? Incluso algunos comentaron que los autores de la idea habíamos coaccionado a nuestros colegas para que suscribieran el manifiesto. Miguel Ángel Sabadell en esa época luchaba por conseguir una beca de investigación, yo gozaba (es un decir) de un contrato temporal como ayudante LRU; por decirlo de otra forma, éramos quizá los menos capaces de influenciar a doctores. catedráticos y directores de instituto de todos los astrónomos españoles. Da igual, porque tras unos años, me he visto acusado de manipulador, agente de la CIA y demás cosas inimaginables sin más que ponerme en frente de tanto charlatán.

    MUY Interesante, en aquella primera época, se posicionó claramente a favor de la razón, y por lo tanto, frente a la adivinación. CONOCER fue algo más tibio: daba una de cal y otra de arena, en la habitual línea del periodista que firmaba la crónica, Abelardo Hernández. Tribuna de Astronomía también nos dejó un hueco. Ni qué decir tiene que Más Allá o Año Cero se alinearon del otro bando. No podría ser de otra forma en revistas con sección fija de astrología.

    En aquella época iba a nacer Espacio y Tiempo. A pesar de que las cabezas visibles del invento eran bien conocidas por su irracional apoyo a todo lo "para" (el Dr. Jiménez del Oso y el escritor Benítez), se nos propuso hacer un artículo crítico sobre el tema. Ya que voy citando nombres fue el Dr. Manuel Berrocal quien lo intentó. Ni que decir tiene que el artículo nunca apareció en E&T, aunque fue incluido por Berrocal en PSI-Comunicación.

    Por su parte, los astrólogos, en sus congresos llegaron a mencionarnos y comentar el tema. Para muchos de estos creyentes fue quizá la primera vez que llegó a su conocimiento que había gente que opinaba que la astrología era insustancial.

    Animados por el eco, estuvimos tentados de promover entre los astrónomos aficionados y demás amantes de la astronomía, la idea de un segundo manifiesto: en las Jornadas Nacionales de Astronomía del 90 en Murcia se incluyó una ponencia crítica, aunque al final tal manifiesto no llegó a realizarse. El texto de esta ponencia apareció en LAR, aunque los hados de la autoedición le condenaron a perder la división de párrafos.

    Pero eso era el comienzo de la segunda época, que dura más o menos hasta nuestros días. Desde entonces, las publicaciones críticas de la astrología no han abundado, salvo -claro- en LAR. Quizá la excepción más importante es la del libro de Manuel Toharia (Astrología ¿Ciencia o creencia?) y un artículo sobre el tema en CONOCER el año pasado, motivados ambos por la sorprendente decisión de una editorial francesa de temas científicos de retirar del mercado un maravilloso libro crítico de la astrología de Paul Couderc y sustituirlo por uno claramente defensor de los postulados ptolemaicos.

    El libro de Toharia merece más espacio del que le voy a dedicar aquí, como obra única en nuestro país, proveniente de un gran divulgador y, sobre todo, muy clara. De todas formas, considero que los lectores ya lo conocerán, y si no es así, no entiendo qué hacen sin correr a por un ejemplar. A mi modo de ver, es obligatorio disponer de uno...

    En la segunda época ha habido un cierto interés sobre el tema, pero de manera esporádica, por parte de diversos medios de comunicación. La difusión de la postura racional en esta segunda época ha recaído más en ARP, que ha aportado -cuantas veces ha sido necesario- una voz experta y una opinión contundente sobre el tema. Aunque la astrología ha seguido siendo el tema principal de debate, se han incorporado también las demás mancias. Y ello ha conseguido que unos y otros nos hayamos visto muchas veces las caras, conllevando la lógica -es un decir- radicalización de nuestros oponentes.

    Un caso a este respecto clarificador es el de la tarotóloga (perdón por el palabro) Leonor Alazraqui. En un reciente debate televisivo (Rifi-Rafe, ETB) cada vez que intentaba hablar, la pitonisa me insultaba... Que si yo no era nadie, que si no había hecho ningún bien por el mundo... ¿Patético? Creo que sí, pero evidencia un desquiciamiento sólo inteligible porque les hemos dado donde más les dolía. A esta señora, y a todos los espectadores del programa, les recordé el seguimiento de sus predicciones realizado por Luis Angulo (LAR, No. 11) y otras famosas metidas de pata posteriores. Eso, digo yo, tiene que doler un poco, aunque el efecto sobre la clientela de la vidente sea nimio.

    Comentaba recientemente Toharia que desde que se metió a principios de año con Rappel en su columna dominical del Diario 16, éste se ha hecho más famoso. Sin querer aplicar una relación causa-efecto, es cierto que en estos tres últimos años hemos visto cómo estas (y otras) irracionalidades han aumentado en popularidad, en vez de disminuir.

     

    La verdad es que cuando se lanzó el manifiesto ya sabíamos que era muy difícil que el público se hiciera más crítico de la astrología. Al menos, como ya contenté en una columna en LAR, hemos conseguido que se oyera la voz racional. Si esto ha servido para que una sola persona se lo piense dos veces antes de caer en las garras de estos sacacuartos, creo yo que mereció la pena.

    He de terminar, pero no quiero hacerlo sin dejar antes unas palabras escritas para que el posible lector se anime, que esta pequeña llama no decaiga. Con estas y otras acciones, ARP empieza a ser conocida un poco más allá de esa pequeña catacumba que formamos sus socios y suscriptores. Eso es bueno, no porque se puedan conseguir más socios, sino porque al menos desde algunos medios de comunicación se empieza a valorar la opinión racional. Aunque al conectar la telebasura cualquiera pueda pensar que estoy siendo demasiado optimista, les aseguro que algo ha ido cambiando.

    Como decíamos en el manifiesto, seguimos preocupados por el incremento en la acogida de la astrología, y hemos intentado que se sepa nuestra opinión. Ya lanzarnos una primera piedra….

    2015-05-04 17:21
    Enlace | 0 Comentarios



    2015-04-27
    )

    A Golpes (#MILENIO @NoticiasNavarra)
    2015-04-27

    Publicado en MILENIO, Diario de Noticias, el lunes 27 de abril de 2015

    http://www.noticiasdenavarra.com/2015/04/27/opinion/columnistas/milenio/a-golpes

    La realidad te golpea un día y otro. Entre medias encuentras un pastelito, es cierto, y posiblemente por eso uno no se hunde. Además luego todo pasa rápido. No se si se acuerdan ya de los cientos de muertos en las lanchas del Mediterráneo ahora que tenemos los miles de muertos en el terremoto de Nepal. No se si cabe ya acordarse de las trapisondas de los Ratos, Pujaltes y demásś, del odio que se convierte en violencia una semana sí y otra también contra mujeres, contra los diferentes, contra la decencia. La semana pasada me congratulaba porque un telescopio cumple un cuarto de siglo en el espacio, y cómo nos ha cambiado la forma en que entendemos el Universo. Siguen dándose avances en la ciencia, y a ratos la primavera deja algunas señales de que la sociedad puede tener de vez en cuando un respiro aunque sean estos tiempos de robo y desahucio. Hasta escuchar a Juan Goytisolo permite cierta esperanza, cuando alguien así aún no es detenido, sino que hasta se le condecora. Literatura que permite, ciertamente, ese bálsamo y el revulsivo para seguir adelante.

    El otro día leí la noticia de la muerte de Iñaki Desormais, precisamente. Le conocí hace años cuando llegué por Pamplona y caí en tertulias de esas ciudadanas, y él estaba allí dando siempre el golpe, agitando la conciencia de quien quería ver todo del lado muelle de la vida. Iñaki era uno de esos ciudadanos grandes que sabía decir: además de periodista era poeta, y eso cuenta. Le seguía, como sigo el mundo, a golpes, o a botes. Sus cartas en el periódico, esos versos clavándose: “nadie se libra luego del silencio”. Adiós.

    Y ahora es lunes, y toca comenzar otra semana de escarnios, vergüenzas, catástrofes y pequeñas dichas. No en ese orden, ni siquiera adecuadamente administradas. Vivimos desde hace tiempo a golpes en un destino cruel, o simplemente estúpido. 

    2015-04-27 23:48
    Enlace | 0 Comentarios



    Vídeos En El Bar
    2015-04-27

    Ya lo hemos comentado por aquí, que me apunté hace ya más de un año a la idea de Joaquín Sevilla de hacer unos vídeos de ciencia sencilla, curiosa, juguetona. El proyecto de CIENCIA EN EL BAR ya estaba en marcha con charlas y otros saraos en los bares, con el apoyo necesario del Club de Amigos de la Ciencia de Navarra y con un bar cómplice, en lo viejo de Pamplona, el Id Punto Cero. La idea de la Universidad Pública de Navarra fue, dentro de un proyecto más amplio con financiación de la FECYT y la colaboración del Pamplonetario, dar cuerpo a un canal en youtube en el que cada 3 semanas fuéramos colocando una curiosidad, una pregunta (con su respuesta), un experimento, un diálogo...

    Y ya tenemos 10 vídeos 10 ( NOOOO: son DOCE, y nadie se ha fijado... vaya vaya). Evidentemente unos parecen más originales que otros, otros parecen más relevantes que unos, acaso ninguno es bueno, pero en todos hemos tenido un buen rato de pensar y repensar sobre temas en los que la ciencia nos permite hacer una mirada racional, un planteamiento que quizá de otra manera quedara soslayado.

    Esto es posible por un equipo impresionante, en el que además hay más gente del mundo de la comunicación, del periodismo y de la calle que científicos. Y no es que sea una necesidad, ni será la única manera. Pero para nosotros resulta muy cómodo poder tener aportaciones desde diferentes ámbitos de la sociedad. Por eso incluso los comentarios laudatorios nos valen como crítica. O al menos intentamos aprender.

    Joaquín es un enamorado de los vídeos de ciencia. Yo los he detestado siempre. A Joaquín le interesa, como tío preocupado e interesado por el mundo en el que vive y las tendencias en internet, ese universo de los youtubers. Y yo abomino de casi todos, un poco menos, es cierto, de los de ciencia. Aunque siempre me ha parecido que la densidad de información en esos vídeos del tutubo es bajísima, lo que los hace una pérdida de tiempo habitualmente. Prefiero una página textual con alguna imagen, qué le vamos a hacer. (Por cierto, por eso me encantó que en los Moocs de EDx se pueda acelerar el vídeo para aligerar la habitual verborrea del profesorado). Esto no quiere decir que no haya vídeos impresionantes, algunas imágenes que simplemente son necesarias de enseñar, enlazar y todo eso.

    Lo que pasa es que siempre estoy dispuesto a cambiar de opinión y reconozco que Joaquín me ha conseguido meter el gusanillo. Ahora sigo a unos cuantos youtubers científicos con más interés que antes. E incluso me pegué a la pantalla para ver todos los episodios de la estupenda ÓRBITA LAIKA. Lo mismo acaba gustándome el medio, aunque no lo creo, y menos sobre todo si aparezco yo.

    En mi descargo diré que la colección que vamos creando de temas y de diálogos ha quedado muy nuestra. Quien conozca a Joaquín Sevilla o me conozca a mi sabe que estamos ahí, y que la dirección y montaje han conseguido transmitir no solo esa veracidad, sino convertirla en un producto de calidad. ¿No parezco humilde? No se equivoquen, es justo lo contrario: me maravilla la capacidad enorme del equipo dirigido por Miguel para poder captar tantos matices en un tiempo tan corto. Contar con Miriam y Gorka, con Iñaki y sobre todo con Vicky es mucho más de lo que podría pedirse, y quizá por ello los vídeos han ido creando cierto estilo.

    Alguno de ellos llegó a tener más de 20.000 visualizaciones, cuando fue recogido por periódicos hispanoamericanos en su versión digital. Pero no están hechos para sumar visitas, sino para quedar como propuestas que alguien, quizá, encontrará un día. Y si ese día esa persona encuentra alguna respuesta que le vale de algo, o se plantea alguna pregunta que no había planteado, sabremos que solo por eso merecía la pena embarcarse en la historia.

    Y seguir en ella, conste. Que tendremos más vídeos y más cosicas desde la ciencia del bar. Esperamos...

     

    2015-04-27 10:03
    Enlace | 0 Comentarios



    2015-04-25
    )

    Percepción Social De La Peña
    2015-04-25

    Ya saben que en este país funcionamos a base de sobresaltos. Nos encanta escuchar una noticia horrible, escandalizarnos, vociferar sobre el tema, exigir medidas fulminantes, sacar unos chistes sobre ello, ridiculizar entonces a todos los demás y luego viene el fútbol, el programa de éxito en la cajatonta, o la siguiente noticia para recomenzar el ciclo.

    Una reflexión primera sobre esta costumbre: este ciclo impide necesariamente el que nos interesen los temas relevantes fuera del calentón, de manera que las políticas necesarias para evitar seguir hacer el tonto colectivamente quedan siempre pospuestas. Una segunda reflexión al hilo de la realidad política: lo que permite que mientras tanto unos chorizos se lleven lo suyo, lo nuestro y lo de los demás con influencias, cohechos, menos cohechos y cogiendo todo lo que pillan. Saben bien que la gente sigue mirando cuando alguien dice "eh, mira ahí" (momento que aprovechan para llevarnos la cartera y la dignidad). Incluso lo hacemos cuando nos dicen: "no mires ahí", lo que ya indica que realmente nos va la marcha.

    Sea este largo introito justificación para explicar que en las noticias referentes a la nueva encuesta (la séptima) de percepción social de la ciencia que hace FECYT el que todo se haya centrado en el asunto del geocentrismo es una vez muestra de la escasa capacidad de análisis con que nos han dotado el sistema educativo, el gobierno, los medios de comunicación y por supuesto la patronal y todo eso. No es contubernio, sino progresión necesaria.

    Cada dos años más o menos sale esta encuesta, y la evaluación de los conocimientos científicos es una pequeña parte de la misma (de hecho la menos relevante y significativa) pero que además basta un vistazo a las ediciones anteriores para ver cómo siempre muestra que la ignorancia es si no una virtud si algo muy extendido en nuestro país. Siempre he pensado que en parte cuando uno responde en una encuesta que cree que el Sol da vueltas alrededor de la Tierra (salvo que sea parte de la minoría fundamentalista cristiana que tal afirma, incluyendo algún catedrático de la UPV-EHU del que ya hemos hablado algunas veces - es decir, gente que antepone cualquier consideración a lo que dice un libro revelado que es, necesariamente para ellos, verdad completa) lo que sucede es que no se ha enterado de qué se le preguntaba. Lo que ya de por sí refleja cómo uno es un zote. Este es un país de zotes, lo hemos sido siempre porque nunca se ha preocupado la gente por intentar dialogar, ni enseñar a nadie a argumentar adecuadamente, esto es, escuchando e intentando entender al otro, incluyendo a quien pregunta. En efecto, aunque la gente pueda pensar que se parece más algo como el pinpong, una pregunta y una respuesta constituyen un diálogo, pero aquí nos enseñaron a base de calendario de preguntas y respuestas que debíamos memorizar y aprender a repetir inmediatamente, como un resorte. Y punto.

    Así que cuando uno oye una pregunta contesta. Lo que sea. Luego acaso llega a pensarlo, pero no siempre, y desde luego no si la persona que nos hace pregunta ha disparado ya la siguiente. Recuerdo hace unos años la típica tontería esa televisiva de ir preguntando a gente con el micrófono y la cámara (a lo que llaman en un abuso del lenguaje solo entendible en un país inculto y en el medio más inculto de todos que es la tv, "encuesta" - incluso "encuesta ciudadana" - manda cojones), bueno, lo que iban preguntando era algo así como "¿le importaría tener un hijo heterosexual?" y la gente asustadísima balbuceaba que preferiría que fuera normal, claro, y luego llegaba ese ramalazo de correción política y añadían "aunque le querría igual...". Etcétera.

    Realmente la gente contesta a boleo, o poco menos, pensando que, como llevamos muchos años por aquí diciendo que todas las opiniones son respetables, como llevamos desde siempre escuchando a los "creadores de opinión" demostrar una y mil veces su estulticia e ignorancia y sin embargo ahí siguen y medran (Mariló, eres la víctima, no la culpable), cualquier cosa que digas demostrará que eres buena peña, que contestas y haces lo posible por hacer que el mundo avance. Es cierto, contesta y punto. Paga y punto. Vota y punto. Etcétera.

    Discriminar lo que nos dicen, ser radical en las implicaciones de lo que se afirma, exige tiempo y dedicación. Exigiría también conocimiento, sin duda, pero actualmente eso es algo más bien instrumental: bastaría con mirar donde está la información (no, no es en el rincón del vago, ni en los primeros puestos del buscador que uses, o al menos no siempre) para poder hacer una cierta idea de si es creíble tal o cual cosa.

    Por supuesto, en una encuesta esto no funciona así. Como la encuesta de FECYT se hace a unos miles de personas no da para saber si esto sucede más o menos entre los cargos públicos o entre los responsables de medios de comunicación. Ese universo justo da para poder hacer una cierta segmentación regional, cosa que encanta a los caciques locales porque siempre podrán decir que ellos están menos mal que los otros, recuerden el otro caso paradigmático de encuestas chochiespañolas como la de PISA, en las que sale todo nuestro frascuelismo mariano y en donde las élites podrán venir a decir que lo son porque Dios lo ha hecho así (y ciertamente, teniendo en cuenta que la enseñanza elitista en España es sobre todo religiosa, no es del todo equivocado eso, manda leches).

    Total que lo importante queda perdido como siempre en la tontería. Este país, lo decía al principio, está deseando que Mariló (este año te toca, ya sabes...) diga una memez sobre ballestas, limones curacánceres o almas trasplantadas. Hace años nos partíamos el culo con las tontás de Leticia Sabater y ya casi nadie sabe recuerda a esa gran personaja. Y llegará otra, porque necesariamente esto debe seguir así.

    En la nueva encuesta se ve que la imagen de la ciencia ha mejorado en los últimos años, y eso está bien. Algo parece interesar, no demasiado (no es extraño). Y en cierto modo se ve que las cosas pueden mejorar porque ciertamente en los últimos años se van haciendo intentos de ir mejorando, y hay más gente con ganas de hacerlo. Etcétera. Ojo, en un panorama europeo esto es parecido, porque mal que nos pese en Europa también está el entontecimiento bien implantado (sin duda no al nivel patrio, bien sabemos que (1) Spain IS different; y (2) España lo peta siempre en el deporte) y a pesar de todo la ciencia y todo eso sigue siendo algo bien visto pero poco relevante. Lo cierto es que allí como aquí, por más que se hagan muchas muchas palabras de que el conocimiento, el progreso científico y tecnológico, la ciencia y los derechos humanos, la gobernanza y su putísima... eso, por mucho que nos llenemos la bocaza de la necesidad de la ciencia, aquí lo que nos interesa es realmente otra cosa. Algo menos a largo plazo, algo más de consumo, algo más guay...

    Quizá, y acabo con este excesivamente largo exabrupto, lo relevante no sería hacer encuestas sobre la percepción social de la ciencia, sino dedicarnos a estudiar la percepción social de la peña. Y prometernos colectivamente cambiarla. Por ejemplo, y para empezar con una tarea sencilla, que dentro de nada hay elecciones: voten y voten para largar a los chorizos. Esto si que es un deber ciudadano y un paso previo para cualquier desarrollo cultural, científico y hasta espiritual (si, hasta espiritual) del país.

    Y luego ya vendrá Mariló a contárnoslo de forma entretenida. ¿Que una cuarta parte de los españoles cree que el Sol da vueltas a la Tierra? Pues claro, lo malo es que nos quedamos sin saber qué creían los demás.

    La encuesta FECYT vista por KAP en La Vanguardia de hoy pic.twitter.com/Yz6Rb61HW8

    — CCS-UPF (@ccupf) abril 25, 2015

    2015-04-25 12:24
    Enlace | 0 Comentarios



    2015-04-24
    )

    #Hubble25 La Herencia De Un Nuevo Cosmos
    2015-04-24

    El telescopio espacial tiene ya 25 añitos. En el Planetario lo hemos estado celebrando como merece, reflexionando sobre cómo la visión que tenemos del Universo ha ido cambiando precisamente gracias a herramientas y técnicas puestas a punto en estos últimos dos decenios.

    Imágenes y reflexiones sobre el Hubble aparecen en los textos que he preparado en el Planetario, así como los de la exposición que ayer presentábamos.  Recomiendo visitar alguno de esos enlaces: Actividades del #Hubble25, la exposición del planetario, el mosaico conmemorativo de #Hubble25 y del Pamplonetario, la nueva imagen del Hubble en su XXV aniversario.

    También me pidieron que contara un recuerdo desde la revista QUO, donde han preparado un especial con muy interesantes informaciones y unos cuantos rendidos homenajes por parte de gente que suele saber de esas cosas del cielo. Mi contribución habla de esa herencia, no solo en la parte científica sino, sobre todo, en la icónica. Algo que también hemos reflexionado hoy con Xabier Lapitz y Kike Alonso en Onda Vasca.

    Ahí lo dejo:

    La herencia de un nuevo cosmos


    Javier Armentia, director del Planetario de Pamplona:

    A mediados de los 80 comencé a dedicarme a la divulgación astronómica, dando charlas y cursos. Disponer de buenas imágenes de objetos astronómicos era algo complicado y caro. Por supuesto, no solamente no existían las redes, ni las imágenes digitales, sino que la colección existente se limitaba a unas pocas -eso sí, bellísimas- imágenes de los grandes observatorios, y al trabajo no demasiado conocido fuera de la profesión de grandes astrofotógrafos como David Malin, que desde Australia había ido proporcionando las más bellas imágenes astronómicas accesibles. Estaban, claro, las imágenes y vídeos de las misiones planetarias, y poco a poco iban apareciendo nuevas imágenes.

    El Hubble también cambió el mundo, porque comenzó a proporcionar bellísimas imágenes llenas de color de nebulosas, de galaxias, una nueva visión del Universo que es insoslayable.

    Los astrofísicos sabemos que gracias a los grandes telescopios terrestres que comenzaron a funcionar en los 80, y a los observatorios espaciales que, especialmente a partir del Hubble, permitieron observar a la vez desde muy distintos lugares, con gran capacidad de resolución y detalle, y sobre todo en un amplio rango de longitudes de onda, nació una nueva astrofísica y se desarrolló como nunca en la historia de la Astronomía. Los avances de estos últimos 25 años han sido tan poderosos que nuestra idea del Universo es ahora tan diferente que parece increíble que solo haya pasado un cuarto de siglo.

    Pero, también, y no es algo menor al lado de los avances más científicos, hemos aprendido a amar un Cosmos sorprendentemente bello y misterioso.

    En el año 85 me sentía afortunado porque con otros grandes astrofísicos y divulgadores, como Jaime Zamorano o Benjamín Montesinos, habíamos conseguido reunir en el Departamento de Astrofísica de la Universidad Complutense de Madrid una colección de unas 200 diapositivas que considerábamos un tesoro único para hablar del cielo. Gracias al Hubble y a otros ojos que miran al Cosmos, esa colección está accesible a todo el mundo y simplemente a través de un buscador. Una herencia que también nos ha cambiado la vida.

    Somos 1.000 del Planetario de Pamplona: un mosaico formado con las fotografías de aficionados e imágenes tomadas por el Hubble para celebrar el aniversario.

    2015-04-24 20:28
    Enlace | 1 Comentarios



    2015-04-20
    )

    Paseando Ángeles (#MILENIO @NoticiasNavarra)
    2015-04-20

    Publicado en Diario de Noticias, MILENIO, el lunes 20 de abril de 2015

    Le debía a un buen amigo un comentario sobre lo peregrino de sacar a pasear una figurilla de un santo inexistente y con alas, con gran devoción por parte de las autoridades públicas y con la pretensión de traer lluvias en pleno abril. Si hace unos meses volvíamos a escuchar lo de la marmota Phil y una predicción meteorológica estúpida, esta no lo es menos, y para colmo con un aval institucional ciertamente desconcertante en el siglo XXI. Porque si hay intervención divina o santísima en las cosas de aquí abajo, uno debería preguntarse si le van a quitar el carnet a San Francisco Javier por eso que está sufriendo el Osasuna, por poner un paradójico y cercano atavismo.

    Recuerdo que cuando el diputado Jon Iñarritu preguntó en el Congreso por las intervenciones en la política económica y social españolas de Santa Teresa o de vírgenes como la del Rocío, la del Pilar y tantas otras que son alcaldesas perpetuas, o patronas o responsables, a decir de ciertos cargos públicos, de las cosas buenas que nos pasan, la gente se lo tomaba a chufla. Pero ahí siguen, y la política sigue yendo bajo palio como en los buenos tiempos del dictador.

    Ya puestos, quizá lo más adecuado era poder santificar pronto (la Iglesia sabe cómo hacerlo cuando hay dinero de por medio) a los grandes próceres de la economía popular española, que esos si que pueden realmente ser paseados y enaltecidos adecuadamente. Yo me haría muy devoto de la Pasión de San Rato, un poner, porque desde luego los desmanes que aquí sufrimos solo se pueden entender como parte de la santa desvergüenza o acaso por una providencia ciertamente inefable a la razón y al intelecto. Verdades de fe, que les dicen. Así que si no llueve, la culpa no será del santo ángel sino que faltó el óbolo a San Rodrigo. O lo mismo es cosa del maligno, es decir, de Venezuela, ya se sabe...

    Noticias:
    El ángel de Aralar llega hoy a las 19:30 a Pamplona (13 abril 2015)
    El Ángel de Aralar bendice el Palacio de Navarra y el Parlamento foral (15/4/15)


    El Ángel de Aralar, en el Ayuntamiento (15/4/15)
    El Ángel de Aralar visita las instituciones (16/5/15)

    2015-04-20 17:54
    Enlace | 1 Comentarios


    portada | subir