ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • Carlos Herranz en Contra El Cambio De Hora
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Xabier Laukizu en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • jose en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Dulces Timos En Cascante (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Anónimo en Dulces Timos En Cascante (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Claudio en Geología A La Navarra (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Chicos, Chicos, Chicos (#Noticias #metachodemacho @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Chicos, Chicos, Chicos (#Noticias #metachodemacho @NoticiasNavarra)

  • 2017-03-29
    )

    No Hemos Aprendido Nada (#MILENIO @NoticiasNavarra)
    2017-03-29

    Publicado el lunes 27 de marzo de 2017, MILENIO, Diario de Noticias.

    Dejemos de lado el que los mismos que nos llevaron al desastre sigan gobernando, más o menos, pocos cambios en lo general y las mismas dependencias (esas que permiten decir que cuando se va mal es por el escenario global y que cuando se mejora es por las bondades de lo local, o al revés si uno está en la oposición en el turno adecuado). Pero paseo estos meses por la llanura de Lezkairu, o por otras zonas emergentes, y la encuentro plagada de nuevo de grúas y cuadrillas de obreros, con carteles que anuncian los últimos pisos en venta, todo lujo y grandilocuencia... Lo inmobiliario vuelve a florecer y no es cosa de la primavera. Cierto que esos pisos se ofrecen a un precio descomunal, nada de ganga, recordando a lo que valían hace un decenio cuando la burbuja y todo aquello que nos mandó a la mierda. Los bancos, claro, ya no te prestan dinero sin más, sino con unas condiciones leoninas (habrá que esperar a los jueces del próximo decenio para tirar algunas de las cláusulas que serán, lo son ya, abusivas, aunque nadie diga nada) y solamente a los que pueden avalar todo lo que sea. Ni siquiera el dinero sale barato porque el cliente lo paga todo. Un cambio: los trabajadores de la construcción ya no cobran mucho, de hecho una porquería, en condiciones penosas y sin apenas derechos laborales. Esto sí ha cambiado gracias a las reglamentaciones que lo han permitido y propiciado. El precio del suelo no es más barato, se sigue primando la tontería de ser un sitio pijo (por ejemplo, la calle de Lezkairu que es de Mutilva es más de 30.000 euros más barata por piso que la que es de Pamplona). Echen cuentas. ¿Hemos aprendido algo? Quizá, sigan comprando, que la burbuja que ahora se prepara todavía tardará tiempo en estallar. Paseo por estas zonas que parecen mostrar que la crisis acabó y siento que lo peor está por llegar.

    PD. Leo en El País: "La burbuja inmobiliaria acecha a España", de Sandra López Letón. El texto incluye una infografía que he usado para el tuit de esta columna:


    2017-03-29 07:41
    Enlace | 0 Comentarios



    2017-03-27
    )

    Contra El Cambio De Hora
    2017-03-27

    He escrito tantas veces, he hablado tantísimo durante tantos años sobre (contra) los cambios estacionales de hora, que de verdad, poco más puedo poner. Pero veo que dos veces al año el tema vuelve a generar la misma colección de comentarios, quejas y adhesiones más o menos inquebrantables que siempre. De hecho, lo más notable es la absoluta ausencia de nuevo material que permitiera -quiá- dirimir la cuestión de si se debe hacer o en el fondo por qué se hace y por qué sus responsables ni siquiera se ven en la obligación de justificarlo adecuadamente.

    Porque si la excusa es adecuar no sé qué concepto de vida de relación y laboral a la longitud cambiante de los días a lo largo del año en las zonas templadas del planeta, lo cierto es que poco parece aportarse al respecto. Y si la excusa (o tal vale: justificación) es un presunto ahorro energético habría que plantear seriamente por qué los indicadores reales del consumo eléctrico, por ejemplo, no muestran esa reducción tan cantada, que durante muchos años era de un tal 3% según un estudio nunca referenciado aparentemente de IDAE y que este año, será por la inflación, los medios han convertido en un 5% igualmente injustificado, no referenciado y más que probablemente inventado para la ocasión.

    Tampoco los males apocalípticos que proclama(n/mos) sus detractores conllevan una estadística notable de suicidios, depresiones, pérdida de la productividad o cualquier condición en la salud de la población a unos niveles más significativos que, por poner un porcentaje imaginario (que es lo que lleva este tema asociado innegablemente) de un 3% de personas que resultan muy jodidas por el tema, especialmente -claro está- en los sectores "más vulnerables" de nuestra sociedad.

    Y concedo que en ambas partes la cosa del cambio de hora permite especulaciones plausibles: pues si ahora con el cambio primaveral por la tarde se pone oscuro más tarde, estos días se gastará algo menos de luz en las oficinas que están hasta las mil; pues si a un chaval le cambias la hora de despertarse y le haces salir de la cama con más frío y más oscuridad de repente, las primeras horas del día no va a estar precisamente tan despierto como la semana pasada. Etcétera.

    Ahora bien, ¿da para tanto? No: quizá lo más absurdo de esta historia de los cambios de hora es que si ahorran energía lo hacen en una proporción ridícula, que a lo más será solamente notable en unas pocas semanas. Y si causan merma de la salud, tampoco parece que dure demasiado la adaptación y ahí se ha pasado todo (salvo que, claro, te pille medio dormido el atasco por la mañana y te pegues una leche con el coche...).

    Por lo tanto, en ausencia de hechos que demuestren otra cosa parece que el cambio de hora no incide en nada en el fondo que no se corrija solo. Y me explico: la longitud del día está ahora cambiando con una alegría que es típica de esta época del año (reitero: en las latitudes templadas que es donde los cambios estacionales vienen asociados a una cambiante duración del tiempo que el Sol pasa sobre el horizonte o bajo él). En efecto desde ayer domingo la tarde con Sol se alarga. Lo ha hecho de repente una hora más y ayer todos los notamos y hoy volveremos a notarlo. Pero esto lo hacía el Sol solo y sin ayuda del cambio de hora. Total, dentro de tres semanas estaríamos en la misma situación. El cambio de hora ha adelantado simplemente de golpe algo que gradualmente estábamos notando a lo largo de todo el mes de marzo. Lo mismo con la oscuridad al despertarnos, que se irá clareando día a día hasta que nos olvidemos.

    Y por detrás de todo ello queda otra cuestión, que es acaso debatible como cosa de gustos: si viene mejor llevar una o dos horas de adelanto al Sol. Lo que es, en el fondo y en la forma, una verdadera imbecilidad. Porque los horarios no nos los gestionamos nosotros sino quienes nos emplean, la costumbre social, el prime time de las televisiones y la liga de fútbol profesional. Si a mi me dejaran comenzaría la mañana mucho antes de primavera a otoño y dejaría las tardes para el ocio y reduciría la jornada en invierno para facilitar estar en casa, que es donde mejor se está como decían las abuelas (y no seré quien ose dudar de su saber).

    En la era de los relojes sincronizados por la red, la hora que marcan los aparatos electrónicos -que es a la que rendimos total pleitesía- puede ser 5, 6 o 7 que lo importante es cuánto tiempo nos queda para comenzar o acabar la labor que tenemos que hacer. Que somos seres con enormes inercias, nadie lo niega, pero en el fondo sería lo mismo que usáramos aquella hora swatch de los relojes pijos de hace unos años (imagino que algunos seguirán por ahí) que proponía un sutil cambio más que nada para hacerte notar.

    Mi argumento (lo decía antes: he escrito mucho y aquí google lo prueba) es levemente conspiranoico: el cambio de hora se mantiene porque es una estacional tortura que nos impone "el Poder" contra el que nada podemos hacer (porque no está en los programas electorales, ni en la Constitución, porque uno no puede denunciar una prevaricación de nadie ni acudir a Europa porque tampoco se sabe quién en Europa lo monta, y como ni siquiera da para meter chistes de Carrero Blanco o un referendum catalán al hilo del cambio de hora tampoco los fiscales dicen nada al respecto). Como la tortura esa de la gota china, cada seis meses se no lanza una gota de agua que poco a poco irá perforándonos el cráneo. Quizá dentro de unos 20 siglos o así.

    En el fondo, el cambio de hora acaba siendo para este pececillo como los toros para Manuel Vicent: excusa para colar una vez más un exabrupto sobre lo mismo. Ya ven, aun reconociéndolo, como Vicent, tampoco dejo de posicionarme en contra. A eso le llaman principios.

    2017-03-27 11:17
    Enlace | 1 Comentarios



    2017-03-25
    )

    Día A Dïa (El #Spam @NoticiasNavarra #MILENIO)
    2017-03-25

    Vaya semanita que llevo, de un lado a otro y olvidando compromisos, como el de colocar por aquí al menos la entrada correspondiente a mi columna MILENIO el lunes 20 de marzo de 2017 en el periódico DIARIO DE NOTICIAS. Ahí va, más vale nunca que tarde o algo así.

    Todos los días tengo que borrar a mano decenas de correos que han conseguido burlar las estrategias que usa el autómata del proveedor de correo para limpiar la basura (spam), mientras recuperas mensajes que se suprimieron por exceso de celo. Y a eso unes borrar las cadenas de correo que ahora se han pasado al whatsapp con anuncios falsos o antiguos (a veces falsos y antiguos). Cada vez que venzo el creciente recelo que siento al entrar en Facebook me encuentro con una decena de solicitudes de amistad de adolescentes sonrientes que por supuesto ocultan otros fines. Y siempre compruebo que esas jovencitas tienen ya amigos comunes conmigo: la gente opta por aceptar ese tipo de publicidad no deseada como un mal menor (me cuesta pensar que lo hacen deliberadamente y con deseo, carnal o no). Twitter últimamente nos regala día sí día no con cambios no solicitados que convierten una tarea sencilla en algo más laborioso o te muestran promociones o historias de gente o empresas a las que, de verdad, ni siguen ni tienes interés en conocer. Pero pagan, con lo que, como en cualquier otra de las redes sociales, sea para poner las fotos o para soportar a pedantes que se creen algo importante (hablo de Instagram y de Linkedin respectivamente), se cuelan en el flujo informativo que uno va creando en la navegación. Unamos a todo esto el cebo de clicks (clickbait) que uno se encuentra en todo tipo de páginas para que pasemos a ver contenidos publicitarios o a las innovadoras trampas de ingeniería social de los que quieren sacarnos la información y los cuartos (phishing). Al cabo del día, ¿cuánto tiempo ha perdido uno en toda esta guerra perdida de antemano? Bastante más del que debería y voy acercándome al 10%. Y es que el día a día de lo digital está lleno de basura. Demasiada. Como nuestra sociedad analógica, ay.

    2017-03-25 19:03
    Enlace | 0 Comentarios



    2017-03-15
    )

    Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
    2017-03-15

    Qué semana llevo. Se me había olvidado colocar la columna del Diario de Noticias, lunes 13 de marzo de 2017

    A mí me encanta que podamos ver por la calle penes y vulvas, aunque solo sea en dibujitos. Contribuiría a la normalización del sexo y a simplificar el complejo que nuestra sociedad tiene ante la exposición del cuerpo humano. Tanto tiempo escondiendo la carne tiene sus consecuencias, como esa normativa de Pamplona que en aras de un pretendido civismo impide el nudismo urbano, heredera de tiempos fachosos que ahí seguirá, me temo. Pero cuando de repente penes y vulvas se quieren convertir en biología diferenciadora, en separación y odio al diferente, entristece y preocupa. Y es que tanto tiempo marcando diferencias y distancias entre niños y niñas tiene también sus consecuencias. Quizá por eso los ultras católicos se vieron tan agredidos (ellos y sus mujeres que, sin duda, dejan la opinión y la fuerza a sus maridos, ellas al cuidado antropológico de la camada y la casa) por la acción de Chrysallis reclamando un espacio para niñas y niños libre de marchamos que, y esto sí está avalado por la ciencia y los hechos, no como las astracanadas de los sectarios esos del autobús, convierten la vida de las y los transexuales en un infierno desde la más tierna infancia. Es curioso: frente a una propuesta que mira a las familias, que pretende dar apoyo a quienes se enfrentan a algo para lo que la sociedad no nos ha preparado, donde se promueve la comprensión y el apoyo, la campaña que incita al odio y al castigo, a la castración en defintiva, es decir, la manera en que han solido gestionar las cuestiones de género y de sexo. Y ahí tienen su ciencia: un cóctel de ignorancia y mala fe que obra milagros entre sus fieles y que señala acusadora a inocentes. La biología es otra cosa y los derechos humanos otra también diferente. Se les puede parar, con penes y vulvas, pero sobre todo con cerebro y corazón por así decirlo.

    2017-03-15 17:09
    Enlace | 4 Comentarios



    2017-03-07
    )

    Irresponsabilidades Municipales (#Pàmies #MILENIO @NoticiasNavarra)
    2017-03-07

    Publicado el lunes 6 de marzo de 2017 en MILENIO - Diario de Noticias.

    Nota: La semana pasada ya abordé el asunto de la cesión de un salón de cultura del Ayuntamiento de Cascante al engañador Josep Pàmies. Esta semana se ha multiplicado la protesta, pero el ayuntamiento -y su alcalde- sigue erre que erre apoyando este acto y defendiéndolo. Creo que aún estamos a tiempo de evitar este dislate. Y por eso he aprovechado de nuevo la contraportada del Diario de Noticias para comentarlo.


    La semana pasada comentaba que me parecía escandaloso que una sala pública de cultura se cediera para una conferencia llena de mentiras y que pone en peligro posiblemente la salud de quienes, con todo el derecho a su ingenuidad, crean que el mensaje que les cuenta Josep Pàmies es serio, está avalado por pruebas y sirve para mejorar su salud y su vida. Más gente se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Cascante para solicitar que reconsideren la cesión, el anuncio y el aval municipal. Hasta el alcalde ha sabido de la crítica y le parece bien que vaya allí una persona que incita a que los pacientes de cáncer abandonen la quimioterapia u otros tratamientos médicos para tomar unas plantitas de las que él sabe mucho; que se convierte en guía de la salud de gente que le consulta, y a quienes receta tomar gotitas de un veneno, el dióxido de cloro que les hará vomitar y tener dolor de cabeza porque, dice él, eso es la prueba de que está limpiando su organismo; que inventa y falsifica datos intentando crear una teoría de la conspiración en la que todos los médicos que no bailan a su son son potenciales asesinos, recetando malvados productos que cuestan mucho dinero. Algo que avala hasta el alcalde de Cascante porque, dice, ya estuvo en Tudela hace un tiempo y nadie se quejó. Parece que por el contrario está bien que él y los suyos nos prometan un inexistente paraíso natural donde no existen las enfermedades y todos son felices. Lástima que los niños no vacunados por la irresponsabilidad de sus padres, esos que van a las charlas de Pàmies, estén en peligro de por vida, y puedan morir porque alguien decidió que un municipio debe mirar a otro lado y permitir ese discurso antivacunas y contrario a la salud. Qué oportunidad perdida por Cascante para cortar de raíz ese peligroso discurso anticientífico. Qué vergüenza.

    Adenda
    Una de las personas que más se ha movido, Oscar Alonso Toledo, ha llevado su protesta por escrito al Ayuntamiento de Cascante, donde reside. Tampoco parece que le hagan caso.







    2017-03-07 00:02
    Enlace | 0 Comentarios



    2017-02-27
    )

    Dulces Timos En Cascante (@NoticiasNavarra #MILENIO)
    2017-02-27

    Publicado el lunes 27 de febrero de 2017 en MILENIO, en la contraportada del DIARIO DE NOTICIAS.

    A modo de preámbulo: ayer mismo tuve conocimiento, gracias a la buena gente de ARP Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, de que el centro cultural de Cascante (Navarra) había programado para el próximo día 10 de marzo una charla de Josep Pàmies. No me parece de recibo, y quien haya pasado alguna vez por este blog lo sabe bien, que se usen lugares públicos como centros culturales, para diseminar idéas estúpidas, nocivas y peligrosas. Ya tenemos bastante mierda en el mundo como para además pagarles con los impuestos el acceso a más gente. Como suele considerarse a menudo que este deseo contraviene el derecho de la libertad de expresión hay que matizar siempre que yo no hago sino solicitar respetuosamente a la opinión pública que valore qué servicio a la ciudadanía se ejerce con la promoción de una empresa que va contra la medicina, que niega las realidades de enfermedades como el sida o el cáncer, incitando al consumo de sustancias venenosas o al uso ilegal de especies vegetales, y sobre todo vistiendo todo ello con un discurso basado en mentiras y datos erróneos. Mintiendo, por lo tanto, porque alguien que lleva tantos años vendiendo lo mismo debería ya saber que es mentira lo que dice. La libertad de expresión que ampara (¡por supuesto!) también a gente como Pámies no implica (non sequitur!) que le invitemos a nuestra casa a comer con nosotros y a decir impunemente su mensaje. Que lo diga, como lo ha dicho tantas veces, y ojalá la administración tan celosa a veces del cumplimiento de la ley minara la impunidad con que lo hace... Mientras tanto, sostengo humildemente que en esta queja mía me ampara un elemental derecho y deber ciudadano de señalar las mentiras y los timos.





    MILENIO / Diario de Noticias / Lunes, 27 de febrero de 2017
    Dulces timos en Cascante


    He comentado otras veces que el uso de los espacios culturales públicos debe gestionarse con mimo, pues hay muchos aprovechados (entre ellos curanderos y vendemilagros de todo tipo) que aprovechan para colar, con marchamo institucional, un mensaje peligroso e interesado. Ceder así el espacio público a quien engaña, más en temas sensibles como la salud, demuestra irresponsabilidad y falta de cuidado por la sociedad que se representa. En los últimos tiempos esta idea se ha ido popularizando en casos notorios y a menudo la cordura acaba imponiéndose: recuerdo una reciente programación en una universidad gallega de un curso de astrología; hace un año lo de aquellos másteres de homeopatía; o esos cursos homofóbicos para curar enfermedades inexistentes...

    Aunque siempre hay resquicios, más cuando la propuesta se disfraza de revolución ecológica o ambiental. Ojo: no todas las propuestas verdes son un timo. Pero hay timos que bajo esa etiqueta acaban bendecidos por instituciones públicas. Suele pasar que quien ha cedido la sala de cultura no sabía qué barbaridades iban a suceder en esa charla. Por eso cabe preguntarse si en el Centro Cultural Avenida del Ayuntamiento de Cascante saben que el próximo 10 de marzo acogen a una persona conocida por promover la ingesta de productos tóxicos para pretendidos fines curativos que no son ciertos; que incita a saltarse la regulación sanitaria europea porque él lo vale; que pone en duda la medicina y la sanidad públicas para vender sus recetas que ni están probadas ni funcionan. José Pamies va a dirigir su conventillo pseudocientífico y alucinado con la impunidad y el apoyo necesario de los representantes públicos de Cascante. Quizá porque nadie se ha leído las peligrosas mentiras que dice, no quiero creer que sea porque en el fondo le apoyen. Están a tiempo de evitarlo(*).

    Nota:
    * En la web del Ayuntamiento de Cascante, uno puede dejar su opinión: contacto.




    Postscriptum:
    Son muchas las tropelías que Pàmies ha ido cometiendo, muchas las barbaridades que ha ido diciendo y escribiendo, muchas las personas que han tenido la paciencia de seguirle y anotarlas. Simplemente un ramillete de ellos, quizá sirvan para quienes pudieran albergar la menor sospecha de que este bonachón ecohéroe (como le calificó arrobado, cabe pensar, el periodista y corresponsal de El Mundo en el Reino Unido Carlos Fresneda en un apologético comentario en el digital hace tres años).

    - Completo decálogo sobre Pàmies, por Arturo Quirante (El Profe de Físicas), en NAUKAS. La paciencia de este santo laico que acudió a un sarao del ecohéroe en Granada y deconstruyó el rosario de mentiras y pensamiento falaz de este personaje.

    - Quién es Josep Pàmies, el agricultor que cree que las plantas curan el cáncer mejor que la quimioterapia, de Javier Jiménez en Xataka, donde podemos aprender cómo según Pàmies el kalanchoe es mano de santo para el cáncer, mejor que la quimio... y demás barbaridades criminales.




    - La UNED y otros centros públicos apoyan los timos pseudocientíficos de Josep Pàmies, de la siempre certera Ángela Bernardo en Hipertextual, apuntando la invitación al consumo del tóxico óxido de cloro (disfrazado con las siglas MMS) para pretendidamente curar el cáncer, el sida y demás. Ya ven, y ese tipo anda por ahí impunemente ocupando plazas públicas y universitarias para vender mierdas. País.

    Y muchos más, afortunadamente en la red uno puede encontrar, además de las encendidas loas y la hagiografía de los seguidores y promotores de estos timos de la salud, la disección CON DATOS Y HECHOS de lo que realmente implica una charla de este ecohéroe: mentiras, desprecio por la ciencia y el sistema público de salud, insulto a la inteligencia e incitación al delito. Así para empezar.




    2017-02-27 11:47
    Enlace | 2 Comentarios



    2017-02-21
    )

    Cuestión De Escala (#MILENIO @NoticiasNavarra)
    2017-02-21

    Publicado el lunes 20 de febrero de 2017. MILENIO es una columna en la contraportada del Diario de Noticias.

    Quejábase hace tiempo un concejal de que hacer un jardín que representa nuestra Galaxia a escala era algo risible, ni siquiera original. Quizá en el fondo lo que le preocupaba era una cuestión de escala. ¿En qué quedamos cuando nos comparamos con algo realmente grande? La Vía Láctea lo es, más de cien mil años tarda la luz en ir de un extremo al otro; el centro, donde está ese agujero negro que suele ser metáfora de dispendios y corrupciones de las que harto conocemos por estas tierras, nos queda tan lejos que incluso viajando a esa inalcanzable velocidad de la luz nos llevaría decenas de miles de años; el número de estrellas que acompañan a con nuestro Sol es tal que ni siquiera el rescate bancario más vergonzante de nuestro país alcanza su cifra, trescientos mil millones de ellas. Y ahora vamos a plantar un jardín a escala, donde cada metro serán más de tres mil años luz, donde nuestro sistema solar cabe dentro de una de las células de una sola de las hojas de uno solo de los más de doscientos arbustos que la compondrán cuando acabe de instalarse. Hasta un concejal podría compararlo con un juguete de la señorita Pepis.

    Pero erraría: en la escala en que suelo mirar el Universo, ver el otro día la emoción de los chavales de una asociación de nuestra ciudad cuando plantaban un arbolito ayudados por el personal de jardines del ayuntamiento representa mucho más, es la apuesta por la ciencia y el futuro de nuestra especie. Si el jardín de la galaxia que copiamos de Hawái y convertimos en un proyecto tan pamplonés como único permite hacer soñar a la gente, si esas rosas de Siria o nebulosas del cielo nos hacen recordar que hay otros sitios donde la gente sufre sin razón, bien habrá estado hacerlo. Y bien orgulloso me encontrarán siempre de poder participar en esta historia.

    Nota: el acta de la comisión de urbanismo del ayuntamiento de Pamplona del 26 de octubre de 2016 es una lectura necesaria para ver la talla (escasa) de algunos munícipes.
    Aquí está transcrita. Destaco unos párrafos para más inri:
    SR. VILLANUEVA.- Buenos días Sr. Presidente.
    Primero quiero denunciar, una vez más, las actuaciones del Equipo de gobierno en esta Comisión política de hechos consumados y falta de participación.
    Primero decir, luego anunciar para, a continuación, decir a la oposición que lo único que quiere es paralizar.
    Vds. ya barruntaban este proyecto desde hace meses pero como es práctica habitual –o yo diría más bien táctica ritual– de este gobierno no lo han traído a Comisión.
    Hemos tenido constancia la semana pasada a través de nota informativa procedente del Área de Gobierno Transparente y Comunicación ¡qué contrasentido, verdad, acabo de decir! de un proyecto denominado “jardín de la galaxia” y que este Ayuntamiento ha decidido implantar concretamente en el parque de Yamaguchi.
    La información presentada está dispuesta en tres documentos; uno, de tres folios de extensión en los que se proclaman la motivación que se lleva a su implantación la procedencia del propio proyecto, sus características fundamentales, la expectativa de su desarrollo y construcción y unas cifras referentes a su costo naturalmente aproximativas; en segundo documento una carta del diseñador del jardín infografista y divulgador científico, el americano Jon Lomberg, que como él mismo indica, con residencia en Hawai –muy cerca de su “jardín de la galaxia”– que a modo de presentación expone una justificación de su idea y muestra agradecimientos por trasladarla a Pamplona; y un tercer documentos con fotos, fotos que muestran el “jardín de la galaxia” original de 30 m. x 30 m. que actualmente está instalado desde hace más de una década en el estado de Hawai (E.E.U.U.) en la isla grande integrando la zona vastamente ajardinada de un gran parque temático.
    Este pseudo proyecto, pseudo expediente –podríamos llamarlo así– destaca por su estilo propagandístico. Eso no me extraña pues es lo que hemos visto anteriormente en otros proyectos y es cosa habitual de este gobierno.
    Propaganda ¿para qué? ¿para vender un producto, un proyecto? ¿para vender un jardín público? Me parece que es que un proyecto público si es bueno y coherente no necesita, no debe venderse, sino que son sus propias cualidades las que lo avalen y por sí mismas convencerán a los ciudadanos, pero me temo que –lo siento– no es el proyecto que Pamplona necesita en estos momentos. Más que como galaxia me temo que se presenta como un agujero negro.
    Se trata de propaganda engañosa. ¿Por qué digo esto? Pues porque para empezar en contra de lo que Vds. proclaman este jardín no posee la aureola científica que Vds. se empeñan en darle, ni mucho menos. No refleja nada a escala, simplemente porque el universo es imposible representarlo a escala. No es singular. Sería primero en Europa y segundo en el mundo sencillamente porque nadie lo ha querido para su ciudad, no como hacen Vds. ver por una cuestión de mérito.
    Con este proyecto ¿qué parques públicos estamos potenciando? ¿los que están más necesitados de atención? No. Estamos potenciando uno de los que están mejor dotados –el parque de Yamaguchi– y en una de las zonas de poder adquisitivo más altas.
    Seis. El costo que anuncian también es engañoso ya que los 46.000 euros aproximadamente cuyo coste equipara a cualquier otro jardín no es así; primero porque es que este jardín se planta sobre otro jardín ya existente y que ya ha costado ese dinero, por lo tanto es doblar el coste y, segundo, porque no es el coste total del proyecto, no es un costo final, solo de inicio ya que luego anuncian instalaciones de iluminación especiales, otros acondicionamientos accesorios para protegerlo, instalaciones para visionarlo, un sistema de timeline, ¿cuál es el costo realmente y cuál es el costo real finalmente de todo esto?
    Pensamos que la instalación en Pamplona de este jardín específico copia del original en Hawai y el proyecto en concreto no es propicio por más motivos.
    Por un lado el parque de Yamaguchi que es donde proponen su instalación es un parque ya acabado con todas sus dotaciones consolidadas, con gran éxito y que posee jardines. Eso sí, estos sí son originales: fuentes, elementos ornamentales propios y bien adaptados que obedecen a un proyecto global. Este sí, un proyecto único y singular.
    Dicho parque ya tiene una galaxia que es precisamente el Planetario de Pamplona que ofrece programas especiales, generales, escolares y multitud de opciones para la divulgación de la astrología para todos los públicos, especialistas o simplemente aficionados, adultos y niños.
    Por lo tanto consideramos que en este aspecto, es decir, divulgación científica, tampoco aporta nada este proyecto.
    La implantación de otro jardín en el parque de Yamaguchi sería, pues, una sobre saturación sin ninguna necesidad que obedezca ni a motivos sociales, ni a motivos ambientales, ni a motivos educativos ni tampoco turísticos.
    El propio parque ya existente, sus exquisitos jardines japoneses, su lago, su géisser, el Planetario con su amplísima labor educativa y cultural para toda la ciudadanía y también los turistas, el propio parque de Yamaguchi –como digo– cumple ya con creces cualquier expectativa de un gran jardín público por más exigente que se quiera hacer, sin embargo existen zonas verdes y parques en otros barrios de Pamplona que sí son susceptibles de mejorar e incluso algunos necesitan atención preferente. En ellos sí procedería aportar los recursos económicos que se pretende aportar en este proyecto.
    Pensamos que dicho proyecto no aporta nada nuevo ni cubre ninguna laguna existente. No obedece a ninguna necesidad real ni a ninguna demanda social, sino más bien a un capricho, a una decisión no meditada, a un alarde pagado con impuestos de los ciudadanos.
    No cabe duda que existen otras prioridades dentro del mismo tema de parques y jardines y arbolado de Pamplona, no solo a la vista de esta oposición sino manifestada en su propio acuerdo programático y en esos proyectos sí que interesaría más invertir.
    Por todo ello vemos dicho proyecto caprichoso e innecesario y no consideramos conveniente su implantación en Pamplona y es por lo que pedimos que se tome en consideración nuestra declaración, que se realice un estudio de prioridades de actuación que incluya un plan de inversión destinando el gasto previsto en el parque de la galaxia a las zonas verdes que el citado plan priorice.
    Muchas gracias.
    Sobran los comentarios... pero esto fue solo el comienzo, en el enlace se puede leer todo el desarrollo de la surrealista sesión.

    Sobre el jardín de la galaxia, toda la información en la página del Planetario: Jardín de la Galaxia.

    2017-02-21 07:10
    Enlace | 0 Comentarios



    2017-02-14
    )

    Geología A La Navarra (#MILENIO @NoticiasNavarra)
    2017-02-14

    Publicado el lunes 13 de febrero de 2017 en MILENIO, Diario de Noticias.

    Recomiendo leer la entrada en el blog de Antonio Aretxabala, el geólogo navarro de adopción (jejeje) que protagoniza esta columna del periódico y que ha sufrido en propias carnes cómo cuando dices verdades en vez de ocultarlas o cambiarlas a gusto de los que tienen la sartén por el mango, puedes acabar en la calle. Con una indemnización pero desde luego con un despido por razones ideológicas (más bien en este caso, económicas: el corralito que algunos tienen montado es lo que subyace).

    La entrada: "La inestabilidad en Yesa y el despido".

    En esa entrada, Antonio cuenta el proceso y hace referencia a las consecuencias de su informe geológico y a su pronunciamento sobre lo que sucede en torno al recrecimiento del pantano de Yesa, una obra que beneficia a muchos... pero que pone en peligro a muchos otros.

    En fin, mi columna es esta:

    GEOLOGÍA A LA NAVARRA

    Cuando uno opina puede que enfade a quienes opinan diferente. Si es al poder, malo, pues siempre dispone de herramientas para cercenar la cabeza disidente. Pero la opinión es cosa más bien etérea, sujeta a los avatares de la actualidad, siempre relativizare. Otra cosa es criticar una situación de mentira u ocultación aportando los datos. Más aún cuando se hace desde la actividad científica. Opiniones las tiene cualquiera, pero los datos obligan. Un prole de ciencias genial que conozco, Javier Fernández Panadero, dice que las opiniones en ciencia no cuentan: lo que valen son las mediciones. Y quizá por eso, cuando vas con los datos por delante, quedan más en evidencia quienes los han ocultado o tergiversado.

    Y entonces los poderes mueven su cola de dragón y golpean. Como le ha pasado hace poco a un amigo, la persona que todos asociamos en esta tierra al conocimiento de la geología, la referencia de una ciencia que nos preocupa, con terremotos, con minas, con decrecimientos de Esa, con fracking y demás. Antonio Aretxabala ha visto cómo su ejercicio de la profesión no resultaba grato a ciertos poderes de la tierra y cabe pensar que del cielo. Y le han despedido de su puesto en una universidad en un ejercicio que, conociendo la situación, me resulta inmoral, injusto y triste. No me extraña que el otro día la consejera Beaumont se hiciera eco en el Parlamento del caso. Tampoco el mentís un poco azorado que he leído para acallar el tema. Que es lo que el poder suele hacer: echar tierra para taparlo. Lo que pasa es que como bien saben los geólogos, a veces las laderas se mueven, y a veces los muertos acaban saliendo a la luz. Ánimo, Antonio. Nadie podría pensar que en estos tiempos defender la ciencia y la verdad pudiera llevarte al destierro de tu plaza de profesor. Pero así son los poderes. Todavía.


    2017-02-14 12:02
    Enlace | 1 Comentarios



    2017-02-10
    )

    Eclipse Penumbral, Cometas, Marte Y Venus Y Cupido (Son Esas Fechas)
    2017-02-10

    Un eclipse que no veréis
    Hoy hablan los medios (y esta vez no pienso poner el habitual enlace al ABC porque ya me rayan con lo de contar la astronomía de forma tan tan chapucera) de una oportunidad única para disfrutar de un eclipse penumbral de Luna que realmente y para gran parte de la población resulta imposible de notarse, porque solo se verá como una luna llena un poco tenue frente a la que tendremos mañana (y eso que mañana no será ya plenilunio del todo). Entre las once y pico y las tres y media, la Luna pasará por el cono de penumbra de la Tierra, donde recibe luz pero no de todo el disco solar. Hay penumbra producida por la Tierra porque a pesar de estar muy lejos, el Sol es una fuente no puntual.

    Lo que pasa es que los eclipses penumbrales de Luna son intrínsecamente sosos. Que ni merece especialmente la pena verlos porque total, esta noche en un momento en que quieras y puedas (esto es cosa de las nubes) mirarías la Luna y entonces, si recuerdas lo que han exagerado los medios de comunicación (como siempre) esperarás ver algo sorprendente. Y no, estará ahí la Luna llena como ayer o como mañana. O sea, un disco pálido con ciertas manchas.

    Si eres un observador habitual de la Luna podrías llegar a concluir: "es cierto, está hoy más débil". Y tendrías razón. Pero te hago una pregunta si vas a hacer esta comprobación antes de que estés seguro de que tu sí has sido capaz de percibir la "penumbridad" del eclipse en curso. ¿Qué lado de la Luna se ve más oscuro y cuál está más luminoso? Ahí está el quid. Si eres capaz de discernirlo, enhorabuena, porque sí estarás disfrutando (es un decir) del eclipse.

    El cometa cuadragésimo quinto, que tampoco se verá
    Otra tontería desinformada que leo estos días en los medios es que durante el eclipse se podrá ver el cometa "45P". Así, solo dejando el número correspondiente y el carácter periódico del cometa, pero sin dar el nombre, que es, puesto como se debe poner 45P/Honda–Mrkos–Pajdu¨áková. Que sus descubridores, el mítico Minoru Honda por un lado y el matrimonio formado por Antonín Mrkos y Ludmila Pajdusakova por otro, no tienen la culpa de que el nombre de este cometa quede tan poco amable.

    Lo que pasa es que tras su paso del perihelio el pasado 31 de diciembre el cometa no ha cumplido las expectativas (nota para los no habituales consumidores de información astronómica: ¿para cuándo serán capaces los modelos de los astrónomos cometarios de tener en cuenta que SIEMPRE -salvo algunos casos que diría Rajoy- se pronostica un brillo significativamente mayor que el que finalmente se observa. Incluso un programa medianamente hábil, léase inteligente. sería capaz de ir corrigiendo estas penosas predicciones que sin embargo se publican aquí y allá sin mejorar año tras año...). En definitiva, aunque va a pasar el 11 de febrero, la noche del eclipse a unos doce millones y medio de km de la Tierra, no resulta fácilmente observable, y exige prismáticos y cierta habilidad para cazarlo entre las estrellas de Hércules.

    Así que las noticias hablan de ver un eclipse poco visible y un cometa menos visible aún. Enhorabuena, señoras y señores periodistas (y astrónomas y astrónomos que les suministran nonoticias y gracietas como estas con tan poco tino), porque esta es la mejor manera de que aun hablando mucho de astronomía al final va a parecer que solo los cuñados lo hacen y que el resto de gente vuelve la cabeza ante el enésimo anuncio de un eclipse invisble, una superluna inexistente o un cometa tan débil que ni siquiera muchos aficionados a la astronomía dedicarán su tiempo a observarlo.

    Oh, llamadme derrotista o pesado porque siempre estoy diciendo lo mismo. Será que me fastidia que en el fondo, estas noches podrían, sin embargo convertirse en una buena historia con su mercadotecnia y todo mucho más jugosa, pero sobre todo más observable.

    Y me refiero a los dos protagonistas del comienzo de la noche en estos comienzos de noche de febrero cercanos a San Valentín.

    Venus y Marte
    Están estas noches presidiendo Venus y Marte el cielo. Al comienzo de la noche es casi imposible no ver a Venus (vale, salvo si está cubierto de nubes) sobre el suroeste. Y a su lado, Marte todo rojete. Quien haya visto el crepúsculo vespertino este mes habrá podido disfrutar del cortejo celeste de estos dos dioses. ¿Promiscuo? Al menos podéis verlo en el cielo, al menos están ahí, distinguibles, noticiables, y además esos puntos en el cielo cuentan una historia muy muy de estas fechas.

    Como escribió en "Los amores de Marte y Venus" el sevillano viajero Juan de la Cueva Garoza (1543-1612), el adulterio de Venus venía con historias tumultuosas. No en vano Marte era sanguíneo y guerrero y Venus devota del amor. A pesar de que también profesaba amor a su marido Vulcano, que mientras Marte accedía a Venus estaba en su fragua tan ufano. El largo poema de de la Cueva muestra a Venus
    diciendo: «bien sé, Marte, tus pasiones,
    bien conosco que soy de ti querida:
    que por mi causa arruinaras un mundo
    y saquearas el cielo y el profundo.»

    La ruina y saqueo acabaron en churumbel: Cupido (el deseo) o Amor a veces como en este poema mencionado.

    En estos días cercanos a la fiesta de los grandes almacenes (y por ende de toda la sociedad que sigue atentamente los dictados de los centros comerciales de todo tipo), me refiero ahora a San Valentín, tenemos corazones, flechas y amorcillos un tanto mantecosos. Y aunque no todos los escritores clásicos coincidían en que Cupido fuera hijo ciertamente ilegítimo de Marte, pues algunos seguían considerando al también fogoso Vulcano padre del lechoncillo amoroso, su madre es indudablemente Venus, Afrodita o como queramos llamarla.

    Y ella está ahí luminosa como lucero vespertino, con quien solo puede rivalizar la Estación Espacial Internacional o algún flash de un satélite Iridio durante un suspiro, y ni siquiera el gran Júpiter, que acompañará la segunda parte de la noche llega a ser tan brillante como nuestra diosa.

    Déjense pues de eclipses o cometas que no verán y disfruten de planetas que sí están ahí. Y de paso, viajen por la literatura y otras artes y descubran la belleza de los amores de Venus y Marte (me quedo con la versión de Rubens con amorcillo incluido), o cuando Apolo le contó a Vulcano en la fragua lo que había hecho su mujer (toma truculencia la de Velázquez al elegir el tema de su óleo). Esas cosillas.

    Del resto, ya saben, noticias de estos tiempos de noticias falsas o cuando menos dudosas.

    2017-02-10 19:01
    Enlace | 0 Comentarios



    2017-02-06
    )

    Chicos, Chicos, Chicos (#Noticias #metachodemacho @NoticiasNavarra)
    2017-02-06

    Publicado el lunes 6 de febrero de 2017 en MILENIO, Diario de Noticias.

    (El artículo de la semana pasada, Chicas, Chicas, Chicas, era el primero de esta serie)

    El otro día, quizá lo haya visto usted, participé con gente importante y majísima en una historia en la que unos cuantos chicos nos tachamos de eso que solemos tener los chicos de serie: la superioridad, la racionalidad, la seguridad, la sabiduría, la "hombría"... Y es que los machos de nuestra especie venimos de serie a este mundo (no necesariamente el mejor de los posibles) con un montón de tonterías que a las chicas se les niegan, o al menos se les cobran aparte como extras. En el vídeo de #metachodemacho, del Grupo Acción contra la Trata, con la colaboración del Ayuntamiento de Pamplona, elegíamos diez machadas que no lo son, para devolverlas al común de las humanas y los humanos. O para olvidarlas, al menos para aprender a olvidarlas.



    Tenemos que releernos el contrato social, para ver las cláusulas suelo y techo que se colocaron de forma arbitraria. En lo del género, en lo étnico, en lo sexual, en tantas otras cosas. Y eliminarlas. Pero también para reconocer que las cosas se hicieron así porque ningún chico pensó en que debían ser de otro modo. Los que hemos estado, y seguimos estando, con las ventajas de partida, tenemos un deber: deshacernos de ellas o al menos compartirlas con vosotras. Cambiar las cosas puede ser posible. El otro día veía que las asociaciones de periodismo comienzan a reclamar referentes femeninas. Este próximo sábado es el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia, sirva como ejemplo de un papel que vindicar. Mañana martes iré con el Club de Amigos (y Amigas) de la Ciencia a los Golem, a ver cómo unas mujeres negras fueron fundamentales para subir al espacio (la peli "Talentos ocultos"). Además hablarán mujeres de ciencias y letras. Será a las ochosiete y media de la tarde y será un gesto de esos que toda la gente debe empezar a obligarse a hacer.

    2017-02-06 19:50
    Enlace | 3 Comentarios


    portada | subir