ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Mayo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • Goñi en Cuando Se Pone En Peligro La Salud (CARTA @NoticiasNavarra @DiarioNavarra @microBIOblog y @Joaquin_Sevilla)
  • Txarlii en Cuando Se Pone En Peligro La Salud (CARTA @NoticiasNavarra @DiarioNavarra @microBIOblog y @Joaquin_Sevilla)
  • Xa2 en Ciencia O Timos (@NoticiasNavarra #MILENIO @Pint17ES)
  • Goñi en Ciencia O Timos (@NoticiasNavarra #MILENIO @Pint17ES)
  • Anónimo en Ciencia O Timos (@NoticiasNavarra #MILENIO @Pint17ES)
  • Peliculas 2016 en Regresión Y El Cine "Paranormal"
  • Yo también me aburro del machismo, soberanamente en Chicos, Chicos, Chicos (#Noticias #metachodemacho @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en ¡Que Vienen Los Ovnis!
  • Ángeles Fernández en Primero De Mayo (#MILENIO @NoticiasNavarra #1demayo #primerodemayo)
  • ElPez en Primero De Mayo (#MILENIO @NoticiasNavarra #1demayo #primerodemayo)
  • Inicio > Historias > ¡Buen Trabajo!
    2003-10-08
    )

    ¡Buen Trabajo!
    2003-10-08


    Aparte de muchísimas otras carencias, tengo bastante abandonado el panorama de la novela inglesa relativamente reciente. Así que cuando Raúl me ofreció la novela de David Lodge "¡Buen trabajo!", (en el original inglés Nice work) recomendándola mucho y muy bien, me vi doblemente obligado a cogerle el libro. Además a Lodge lo tenía muy olvidado desde que me enamoré de su "El mundo es un pañielo" (¿cómo?¿que no lo has leído aún?). Y lo cierto es que nada más comenzar me quedé enganchado a la historia, a su forma de narrar, a la ironía que destila... Justo comenzaba un viaje a Alemania con bastante tiempo entre vuelos, conexiones, tren y demás, y Lodge permitió convertir todo este tiempo en una continua experiencia placentera. Porque la historia de cómo caen juntos dos personas de mundos irreconciliables (un gerente de una fábrica de transformación del metal, todo burguesía y tatcherismo -Vic Wilcox- y una profesora universitaria de teoría literaria, toda deconstrucción levógira y feminismo - Robyn Penrose) tiene su miga. Y más cuando Lodge se permite hacer una delirante crítica de la deconstrucción con amplios textos sobre el asunto que no rompen en absoluto la trama, o llevar una especie de paralelismo en su historia de la época Tatcher con las novelas industriales inglesas de mediados del XIX. Pura literatura entretenida, culta pero no pedante y desternillante.

    "Robyn se siente alegre, levemente licenciosa, pero no inicua. No se ve seduciendo a Vic, sino librándole de su desdicha. Claro que siempre hay una excitación especial en la primera vez con una nueva pareja. Nunca se sabe exactamente qué cabe espera. Su corazón late más deprisa que si se dispusiera a ir a la cama con Charles, pero no se siente ansiosa. Conserva el dominio de sí misma. Tal vez nota una cierta sensación de triunfo en su conquista: el capitán de industria a los pies de la crítica literaria feminista, un cuadro agradable.

    Para Vic, el acontecimiento es infinitamente más trascendental, y su talante se ve infinitamente más perturbado. La perspectiva de ir a la cama con Robyn Penrose es el sueño secreto de semanas hecho realidad, y sin embargo hay algo alucinante en la facilidad con la que su deseo ha sido concedido. Se ve a sí mismo con pasmo, llevado de la mano de la hermosa joven hacia el dormitorio de ésta, como si su alma avanzara, perdido el paso, detrás de su cuerpo."


    Lo cierto es que pensar en que alguien que encuentra trascendencia en las canciones de Jennifer Rush pueda caer con una mujer que vive buscando falos lacanianos detrás de los escritos de la gente, y que además la historia quede convincente (no desvelaré mucho más), exige un ejercicio imponente de habilidad literaria. De esa que le sobra a Lodge. El autor juega conscientemente a ser el titiritero de las marionetas humanas de la novela, explicitándolo incluso a veces. Esa separación del autor con los actores permite crear varios niveles de complicidad con el lector que, en mi caso, funcionaron perfectamente: no pude sino meterme en la historia y pasarme todo el rato dudando entre si una era simplemente gilipoyas y el otro un patán o si realmente él podía resultar alguien valioso o ella misma plantear adecuadamente una visión del mundo actual...

    PS. Recordaba, leyendo el libro, viendo cómo consigue Lodge introducir su programa teórico en medio de una acción humorística de manera tan fina, el tocho aburrido de una española con ciertas ínfulas en las que plantea un escenario similar: dos mundos irreconciliables como son el de una mujer de media edad, nueva era, que vive de lo esotérico, y un joven científico escéptico. Me refiero a algo que se llamaba "Polvo de estrellas", creo, de Teresa Giménez-Barbat. Aquí también se metía teoría (esta vez escéptica) y también se pretendía crear situaciones embarazosas y cómicas. Pero se fallaba estrepitosamente: ni se conseguía entretener con la trama, ni resultaba creíble la inclusión de textos que podrían haber sido artículos de divulgación sobre escepticismo (de hecho lo eran, porque había mucho de corta y pega por ahí). Lo hago notar porque, a la luz de la novela de Lodge, esta de Giménez es realmente un acto fallido, prescindible...

    2003-10-08 16:33
    Enlace | 1 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/11800

    Comentarios

    1
    De: José Luis Calvo Fecha: 2003-10-08 19:34

    En efecto, la novela (por llamarla de alguna forma) se titula "Polvo de estrellas". Eso sí, situaciones cómicas sí que tiene. ¿Hay algo más divertido que la escena en la que el escéptico intenta no correrse repasando la tabla de los elementos? Otra cosa es la sospecha de que la autora no pretendía que esa escena en concreto resultara graciosa. ;-)



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.196.107.247 (00bbf308b3)
    Comentario

    portada | subir