ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Julio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • PsoEasy en Efecto BFN
  • Alessandro magnvs en El Timo Del Más Allá (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Javier Sánchez de la Barquera en Referentes LGTBIQ (#MILENIO @noticiasnavarra)
  • Alessandro magnvs en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Alessandro magnvs en Cuando Se Pone En Peligro La Salud (CARTA @NoticiasNavarra @DiarioNavarra @microBIOblog y @Joaquin_Sevilla)
  • Juli Gan en Referentes LGTBIQ (#MILENIO @noticiasnavarra)
  • Anónimo en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Jorge Cañon en K-PAX La Trilogía
  • Garikoitz en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Alvaro en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > ¿Periodistas?
    2003-11-21
    )

    ¿Periodistas?
    2003-11-21


    Conozco un caso de un tío que dice ser periodista, y de hecho hizo la carrera y ahora dirige una revista de esas que viven de contar cada mes exclusivas inauditas, misterios insondables, conjuraciones cósmicas, y de vender productos milagro y cursos para inanes místicos. Bueno, también sale de vez en cuando en la telesardura (que no telebasura, pero lo mismo da). Uno de sus mayores logros de audaz reportero, lo contaba él mismo cuando no era casi nadie en el mundillo ese en el que rápidamente dejas de ser "casi nadie" a ser una completa nulidad reverenciada por el conventillo, había sido convocar una reunión entre dos personas en un hotel y, agazapado en un armario, escuchar las confidencias mitad de alcoba mitad de contubernios ufoilógicos tardofranquistas.

    Conozco otro caso de otro que escribe en esos medios, como el primero, que va de estrella total, pero de escasa magnitud. Hizo sus pinitos con la cámara oculta haciendo algo que unos dicen es periodismo de investigación. Lleva años preciándose de estar muy relacionado en los ambientes más secretos de los servicios policiales y de seguridad y su último logro ha sido, si le creemos (cosa que es difícil porque su vida se escribe por las mentiras y exageraciones que cuenta, o que cuentan de él, como una terrible historia de una mandíbula rota y milagrosamente recuperada, o la de un robo de un portátil de un coche, o las truculentas historias de cómo viajar a cuenta de oeneges y cosas de esas), decía, que su último logro ha sido infiltrarse en grupos ultrafutboleros y, según le oí comentar en un programa de radio en el que colaboro, llegó a ver cómo sus compañeros daban una paliza a un tío y todo. Luego lo escribió en un libro con pseudónimo, pero su afán de figurar hizo que el secreto sobre su nombre durara "lo del cantar de un vizcaíno", expresión de mi casa que alude a algo que dura excesivamente poco, pero cuyo origen desconozco. El ser testigo (acaso compinche) en un delito y no denunciarlo fue entendido por este tío como parte de su labor secreta de periodista.

    Conozco más recientemente el caso de uno que se dice periodista, y cierto es que edita un medio digital, y a la vez abogado, que gracias a lo segundo entró en una cárcel, habló con un sospechoso y consiguió una entrevista, esto es, ejerciendo de lo primero. A este sí le llovieron gorrazos de todo el mundo. A los dos primeros, se les obvia, quizá porque no es lo mismo un tema de portada de periódico (asesinatos de niñas) que la invasión de los extraterrestres, que es más de prensa tonta. Y también hay tantos otros como estos dos: hay uno que casi ni merece la pena nombrar, pero ya puestos..., uno que va de periodista estrella en la radio con un programa demencial sobre tonterías pseudocientíficas, que se las daba de aguerrido investigador saltando tapias de conventos si era necesario, pero ciertamente incapaz de entender que una j es una j y una f es una f; y otro que se saca un proyecto millonario en la televisión pública para seguir viviendo de repetir una y otra vez las mismas mentiras e inexactitudes que le han dado de comer con sus libros "de investigación" en los últimos veintipico años... Ese tipo de gente, quiero decir.

    Ahora he conocido a otro que también dice ser periodista, que se metió en un palacio y conoció los secretos de la familia real británica. Al destaparse, muchos otros periodistas dicen que eso es periodismo de investigación. Pues vale... a mí me parece tan abyecto como los otros casos. No más, pero igual de poco profesional. ¿Deontología? No saben qué es eso, les suena a especialidad médica sobre dientes, o sea, cosa que nada tiene que ver con ellos.

    Conozco, claro, también, a muchos otros que ejercen una profesión difícil, a menudo mal pagada, con mucho curro y pocos reconocimientos, gente que cree que no todo vale por colocar una historia, que se preocupa por cotejar los datos y separar información de opinión. Con historias interesantísimas y seguramente nunca contadas.

    Como consumidor de informaciones, como productor de historias a veces, encuentro fascinante eso del periodismo. Y también encuentro terrible que casos como los que he aludido existan con tanta impunidad. Acaso otro día hablaríamos de las empresas, de las presiones de los poderosos, del propio poder metido a empresario de comunicación. De dineros que van y vienen, de vetos y campañas de acoso. De mentiras repetidas y de Goebbels. Y de muchas otras cosas de la profesión.

    Claro, que al fin y al cabo, uno es astrofísico metido a planetarista y jugando a escribir en plan porcuentapropista. O sea, mala gente.

    2003-11-21 09:53
    Enlace | 12 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/13192

    Comentarios

    1
    De: Julius Fecha: 2003-11-21 20:06

    A ver si acierto, por orden de aparición:
    Javier Sierra
    Manuel Carballal, aka Antonio Salas
    David Rojo
    Iker Jiménez
    Ryan Perry

    ¿Cuál es el premio?



    2
    De: ElPez Fecha: 2003-11-21 20:24

    jajajaa.. Julius, no era un concurso, pero ya puestos :-) tienes una invitación al concierto de aniversario del Pamplonetario el próximo miércoles. Ah, eso sí, sólo si repasas la lista y ves que te falta uno ;-), el de la serie muchimillonaria en la tele pública.



    3
    De: JR Fecha: 2003-11-21 20:28

    En todos los casos se actuaba con fines más sensacionalistas que informativos, pero al menos en el del periodista que se coló en Buckingham habría que reconocerle el mérito de poner de relieve un fallo de seguridad que podría haber sido aprovechado por gente malintencionada. No hay mal que por bien no venga.

    Saludos.



    4
    De: José Luis Calvo Fecha: 2003-11-21 20:47

    Ovación, dos orejas y rabo y varias vueltas al ruedo. Post genial donde los haya.
    El que le falta a Julius es el inefable J. J. Benítez, claro ;-)



    5
    De: Julius Fecha: 2003-11-21 21:28

    Anda, olvidé a JJ. Benítez!



    6
    De: Salva Fecha: 2003-11-21 22:03

    Javier: gran post.
    Julios: gran comentario.

    Un saludo familia.



    7
    De: Luis Javier Capote Pérez Fecha: 2003-11-21 22:23

    Me descubro una vez más ante usted, Maese Pez. Y de mala persona no tiene usted ni un pelo. :)



    8
    De: rvr Fecha: 2003-11-21 23:22

    Julius: Falta Sardá en la lista ¿no? ;)



    9
    De: ElPez Fecha: 2003-11-22 00:35

    "El País" se desmarca hoy en su editorial del periodismo "infiltrado": Intruso en el palacio. Dice cosas como: "La quiebra de la legalidad en aras del derecho a la información sólo estaría justificada en caso de revelaciones de auténtico interés público.". Pero es blandito...

    Por cierto, que ayer El Mundo aplaudía la cosa inglesa. Quizá porque ellos (El Mundo TV) venden productos "periodísticos" de similar ralea.



    10
    De: Julius Fecha: 2003-11-22 00:39

    Pez: pues nada, que el Mundo se marque una jugada de esas, pero con el palacio de la Opereta... eh, de la Zarzuela. A ver qué dicen entonces.
    Ah, y Ansón aplaudió la jugada de Rojo y el 'Costa Killer', con memeces de esas acerca de los "periodistas de raza", etc. etc.

    RVR: es que a Telesardura ya lo menciona el Pez en su texto ;-D



    11
    De: ElPez Fecha: 2003-11-22 03:13

    Cierto, Julius, sería curioso ver un montaje similar en la Zarzuela, o infiltraciones de esas en sitios de la casa Real... Anoche, cenando con los Amigos del Museo de San Telmo, de San Sebastián, muy buena gente (y muy excelente museo, por cierto) que tuvo a bien invitarme a hablar de Galileo en su museo (llenazo: qué gente tan encantadora), comentábamos el asunto del infiltrado en Buckingham, y se me ocurrió que algo así no podría pasar en España.

    ¿Quién se atrevería a costear una cosa así? Desde luego ninguno de los medios de comunicación que lamen, callan y tienen tan buen rollito con la Casa Real Española. Y, si alguien lo hiciera, ¿qué le pasaría? ¿Alguien se atrevería a hacer algo así en España? Curiosamente, he oído muchos comentarios haciendo risas de lo fácilmente que se la dan a the Queen y demás en la pérfida Albión. Acaso el que un medio británico se atreva a hacerle eso a su Casa Real es síntoma de salud democrática. Aquí todo el mundo es más juancarlista que juancarlos, esto, más papista que el papa. O algo así...



    12
    De: Goyo Fecha: 2003-11-26 19:25

    ¿El del portátil no era el famoso antropólogo Bruno Cardeñosa?



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 23.20.193.33 (c8984b2070)
    Comentario

    portada | subir