ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Xabier Laukizu en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • jose en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Dulces Timos En Cascante (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Anónimo en Dulces Timos En Cascante (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Claudio en Geología A La Navarra (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Chicos, Chicos, Chicos (#Noticias #metachodemacho @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Chicos, Chicos, Chicos (#Noticias #metachodemacho @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Chicos, Chicos, Chicos (#Noticias #metachodemacho @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > Excusa
    2004-01-19
    )

    Excusa
    2004-01-19


    MILENIO, Diario de Noticias, domingo 18 de enero de 2004

    El imán de Fuengirola ha sido condenado y todo el mundo se hace cruces de las barbaridades que expresaba en su librito, un Camino al gusto de sus feligreses, porque recomendaba cómo pegar a la mujer para que se entere, pero para que no queden huellas y la cosa quede en casa. Y muy bien condenado, porque así es la ley. Lo que pasa es que me ha dado la sensación como de que mucha gente respiraba y suspiraba con la noticia, con un tonillo de "¿ves qué malos son los hijos de Mahoma?". Como si con los cristianos viejos no fuera la cosa. Realmente la situación es muy distinta: aquí los de misa los domingos también han mantenido siempre a las mujeres donde pensaban que tenían que mantenerlas, es decir, en casa, zurrándolas porque son suyas si llegaba el caso, y nos parecería injusto y absurdo -con toda lógica- echar toda la culpa a su confesión, por más que se reconozca que la Iglesia Católica tiene mucho camino pendiente a la hora de reconocer la igualdad de los sexos... ¿Por qué no pensar que pasa lo mismo con el Islam? Los casi cien asesinatos que se cuentan por violencia de sexo muestran que la cuestión tiene mucho más fondo que si uno va o deja de ir a la mezquita. (Perdonen, pero me echaron la bronca una vez porque usé el término aceptado de "género", explicándome muy bien que género tienen las palabras, los seres vivos tenemos sexo).

    Nos gusta pensar que los malos son siempre los otros, ya lo hemos comentado por aquí; que si se lleva velo es muestra de una opresión que una democracia no debe tolerar, pero toleramos otros símbolos no menos religiosos porque son como de casa. Los problemas están más en el fondo, en cómo cultural y socialmente se permite la desigualdad, se tolera la injusticia. Y lo lentamente que la cosa se arregla en las leyes y en su ejecución. Y eso que estoy convencido de que las religiones, como formas extremas de cómo la cosa cultural puede ser un corsé anquilosado, no son precisamente las primeras aliadas de una sociedad igualitaria, libre, fraternal...

    Nota: perdonen la demora en la publicación. Uno se había escapado al Reino Unido y dejó cosillas pendientes, entre otras aquello de "Siempre en domingo" que quedará en "Casi siempre en algún domingo..."

    2004-01-19 01:00
    Enlace | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/14687

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.163.168.147 (fe5d1663b0)
    Comentario

    portada | subir