ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Choose a financial adviser en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Inicio > Historias > Exhibición Aversiva - Terapia Impúdica
    2004-01-29
    )

    Exhibición Aversiva - Terapia Impúdica
    2004-01-29


    He oído hablar hoy de dos profesores de la Facultad de Psicología de la Universidad de Murcia, José Olivares Rodríguez y F. Xavier Méndez Carrillo. Leía en Diario de Noticias la columna de su director, Pablo Muñoz, titulada "Terapia aversiva":

    Algo así como lo de si no quieres taza, taza y media. ¿Que te duele la cabeza? Pues toma un martillazo. O sea, se trataría de curar las enfermedades, en este caso psicológicas, a base de arrearte raciones dobles de aborrecimiento. Terapia aversiva le llaman a su invento dos profesores de la Facultad de Psicología de la Universidad de Murcia y, como son de los que lo merecen, allá van sus filiaciones: José Olivares y Francisco Javier Méndez son las dos lumbreras autores del libro Técnicas de modificación de conducta, manual que los alumnos murcianos de esa Facultad deben estudiar obligatoriamente. Aparte de otras insensateces de menor envergadura, el libro se recrea especialmente en la ya citada terapia aversiva como fórmula infalible para tratar "los problemas de orientación sexual" y, por supuesto, cortar por lo sano para sanar lo que estos insensatos califican de enfermedades. No dicen los papeles qué remedio aversivo proponen para conductas que los dos listos consideran enfermizas -fetichismo, travestismo, pedofilia y masoquismo-, pero la rotundidad con que califican la homosexualidad como una enfermedad ya les sitúa en las cavernas. Para curar la homosexualidad, para que os hagáis una idea, proponen proyectarle al gay diapositivas de hombres desnudos y, mientras mira, aplicarle descargas eléctricas de entre 70 y 100 voltios. ¡Toma terapia! No señalan dónde, pero semejantes trogloditas seguro que te electrocutan justo donde te dije.

    No he visto muchas menciones al tema en la prensa nacional, sí he encontrado una noticia en Nación Gay: Colectivos murcianos se muestran en contra de que la homosexualidad "se mezcle con enfermedades", que venía de Europa Press, y en La Verdad Digital donde la noticia de hoy dice: "El rector y el consejero cierran filas y eluden pronunciarse sobre el «libro homófobo» Consideran que se trata de una cuestión científica, «y no una polémica política». Una veintena de asociaciones reclama la retirada del libro de dos profesores de la UMU". También Antena 3 TV se hacía eco del asunto, según Google, pero no encuentro en el enlace que proporciona la noticia...

    Por lo que leo, la historia viene a cuento de un libro de estos dos psicólogos titulado "Técnicas de modificación de conducta". Dice la noticia mencionada de La Verdad:
    El manual, escrito por los profesores de la Facultad de Psicología José Olivares y Francisco Xavier Méndez, incluye tratamientos con descargas eléctricas y productos químicos para tratar lo que los autores denominan «problemas de orientación sexual, como la homosexualidad». Ésta y otras manifestaciones sobre la homosexualidad han desatado la indignación de decenas de asociaciones, sindicatos y organizaciones estudiantiles, que han tachado el manual de «homófobo».

    La cosa ha llegado a los políticos: a la política universitaria en la Universidad de Murcia, donde todos los respetables mandos dicen defender la libertad de cátedra y por lo tanto dejar que ese libro sea libro de texto y esas "terapias" se explique como se explican; y a la política educativa de la región, porque el Consejero de Educación también habla de la libertad de cátedra.

    Así al pronto, se me ocurre que unos psicólogos de la universidad del País Vasco podrían tener un libro sobre modificaciones de conducta mediante terapias aversivas en las que, un suponer, erradicaran el pensamiento nacionalista español a base de calambrazos. Esa "orientación imperial" podría ser un interesante ámbito donde aplicar electrochoques testiculares. Imagino que el gabinete de psicología de Sada a manos de un tal doctor Monchoesmucho podría aplicar calambrazos a los díscolos representantes de la plataforma antitransfuguismo corrupto; que el alcalde de Toques estará deseoso de aplicar su terapia a los defensores del amor libre causa de todos los males, como dijo ese adalid de la psicología que es Fraga; corriente en los cojones de Carod-Rovira y todos los que sean sospechosos de cierta "orientación dialoguista" en los temas que no toca tratar. Qué tonterías, cualquier persona con dos dedos de frente, y un mínimo de sentido común en lo de los derechos humanos se habría dado cuenta de que ese tipo de terapias no serían, precisamente, algo aplicable ni según las leyes ni según los mínimos criterios éticos -no ya deontológicos...

    Pero no, ahora prima la libertad de de cátedra. Claro que Olivares y Méndez la han tomado contra ciertas "desviaciones" de la "orientación sexual" aceptada por la iglesia católica y demás carcundas predemocráticos.

    Cuando leía sobre todo este asunto, no podía dejar de acordarme de una de las novelas de Tom Sharpe, "Exhibición Impúdica" (1973). En ella se nos cuenta la azarosa historia de los intentos del Kommandant Van Heerden, jefe de la policía de Piemburgo, capital de Zululandia, por ser más inglés que los ingleses y de paso, por erradicar la insana costumbre de los policías de follarse a toda negra que se les pone a tiro, a base de una terapia aversiva similar a la que proponen estos sesudos psicólogos. Algo llevado a cabo por uno de esos psicópatas de Sharpe, el Luitenant Verkramp, ayudado porla doctora Von Blimestein, una peligrosa psicópata. Mientras los pacientes ven diapositivas de mujeres negras desnudas y tras haber sido inyectados con apomorfina, se les aplica electrochoques... Cierto que en el libro los resultados acaban siendo diferentes a lo esperado, como cabe pensar de una de las deliciosas astracanadas de Sharpe. No quiero destripar el libro, de verdad que si no lo han leído aún, no sé a qué esperan. El saber que en la Universidad de Murcia proponen "científicamente" y con completa "libertad de cátedra" cosas similares, le deja a uno entre aterrado y descojonado del todo.

    A todo esto, el libro no es nuevo, según el ISBN fue publicado en 1997 por la Editorial Biblioteca Nueva, S.L. de Madrid. Tiene 576 páginas, un precio de 29,15 euros y su ISBN, por si quieren pedírselo a su librero favorito, es el 84-7030-512-3. Esa editorial, por otro lado, con colecciones muy variadas (aunque bastante dedicado al psicoanálisis, todo hay que decirlo) no parece específicamente dedicada a la difusión del pensamiento homófobo o algo así... no me sean mal pensados.

    Más datos, para el recuento. La propia Facultad de Psicología de la Universidad de Murcia informa que el Dr. Méndez es director del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamientos Psicológicos, donde Olivares es profesor titular. En el enlace tienen sus teléfonos y direcciones electrónicas por si quieren preguntarles algo. Imagino que estarán contentos de que el tema se haya reducido, para sus colegas, a una cuestión de libertad de cátedra y de discusión científica.

    Por supuesto, podríamos ponernos a hablar de las terapias electroconvulsivas, de la modificación de conducta, de todo ese interesante debate de ciertas terapias ... pero no es el momento (eso sí, menciono un interesante sitio que propone la prohibición de estas terapias por los daños cerebrales que producen: Ban Shock, por si tienen ganas de leer). La cuestión, que parecen haber olvidado los defensores de los debates científicos y de las libertades de cátedras es por qué se incluyen ciertas "orientaciones sexuales" como conductas que se deben modificar, presuponiendo -obviamente- que no son adecuadas, que son problemáticas o algo peor. El fondo del asunto es, como siempre pasa, la homofobia. Simple y pura homofobia.


    2004-01-29 01:00
    Enlace | 43 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/15074

    Comentarios

    1
    De: Ctugha Fecha: 2004-01-29 20:05

    Ese tipo de terapias se llevan haciendo como poco desde los años 60 y sólo si el paciente las sigue voluntariamente y sufre de 'evidente malestar' por su condición de homosexual. Que funcionen o no, es otra historia. También se usan técnicas similares para dejar el tabaco, y mira la de gente que se reengancha.

    Sobre la terapia electroconvulsiva hay también curiosidades. Como, por ejemplo, que sea preferente frente a los fármacos a la hora de tratar a mujeres embarazadas -creo recordar que en casos de manía-, al ser éstos más dañinos para el feto. Aun así, lo que esta gente propone dudo que sea terapia electroconvulsiva, sino castigo puro y duro.

    Lo extraño es que se salte ahora con un libro del 97. Porque vamos, dudo mucho que sea el único libro en el que viene ese tratamiento. Recuerdo unas fotocopias -de un libro de comienzos de los 80- en el que explicaban toda la técnica de medición del flujo sanguíneo hacia el pene y de cómo éste activaba la descarga eléctrica.



    2
    De: Ctugha Fecha: 2004-01-29 20:11

    A todo esto... el libro no está en nuestra biblioteca. ¿Alguien copia los párrafos satánicos?



    3
    De: Ctugha Fecha: 2004-01-29 20:22

    Aquí hay un resumen de la relación APA-homosexualidad. Extraigo:

    El Consejo de Apoderados de la APA retiraron la homosexualidad del DSM en 1973, después de revisar la evidencia de que no era un desorden mental. En 1987, la homosexualidad egodistónica no estaba incluida en el DSM-III-R después de una revisión similar.

    La Asociación Americana de Psiquiatría actualmente no tiene una posición formal de postura sobre tratamientos que intenten cambiar la orientación sexual de las personas, también conocida como terapia reparadora o de conversión.

    Hay un comunicado de APA en 1997 sobre "Temas Homosexuales y Bisexuales", que afirma que no hay ninguna evidencia científica publicada que sostenga la eficacia de terapia reparadora como tratamiento para cambiar la orientación sexual.

    O sea, que no hay evidencia de efectividad de una terapia para cambiar la orientación sexual, pero que cada uno haga lo que le entre en gana.



    4
    De: Alex Fecha: 2004-01-29 20:27

    Al hilo de la cuestión, no estaría mal aplicar alguno de esos métodos de electrochoque al mando a distancia de la tv, para mantener a raya muchos programas. Sería más productivo esto que esas barbaridades que comentan.



    5
    De: Algernon Fecha: 2004-01-29 20:30

    Yo he estudiado ese libro. Es un poco casposete, la verdad...



    6
    De: El forastero Fecha: 2004-01-29 21:56

    Que publiquen lo que quieren, estamos en un país libre y nadie puede prohibirlo o exigirlo que lo retiren. Pero que lo conviertan en cátedra...



    7
    De: Ct. C. Fecha: 2004-01-30 02:42

    No, no vale publicar lo que quieran. Según lo veo yo, del mismo modo que en Alemania no se pueden publicar libros pro-nazis y nadie se rasga las vestiduras reclamando libertad de expresión, y del mismo modo que aquí van a meterle un paquete al tipo ese que publicaba un libro donde contaba como zurrar a las mujeres sin dejar marcas, no se puede publicar un "método" para "curar" la homosexualidad a base de descargas eléctricas.

    Estamos en el siglo XXI no el XIX o incluso antes, cuando la Santa Inquisición. Y escribir y publicar atrocidades que atenten contra la dignidad humana no es libertad de expresión, es otra cosa, es (o debería ser) delito, ni más ni menos.



    8
    De: Martin Pawley Fecha: 2004-01-30 03:32

    ¡Hay que ver lo que nos cuesta deshacernos del todo de la España negra! En fin, este es un buen momento para recordar http://www.ex-aequo.web.pt/campanha/ iniciativas que afronta la red al sur del Minho...



    9
    De: Martin Pawley Fecha: 2004-01-30 03:34

    Nada, que ya no sé poner enlaces...



    10
    De: El Peatón Fecha: 2004-01-30 10:48

    A mí me recuerda al método empleado en "la naranja mecánica". Desde luego hay que ser sádico ¿Estos señores llegan a usar su enfermiza mente en el plano práctico? Pues podrían hacerlo consigo mismo, aunque yo sé que la estupidez no tiene cura.

    Ah, y no creo que esto sea efectivo, porque hace poco me dió una señora descarga un monitor y no se me ha mejorado para nada el fetichismo :-p



    11
    De: Algernon Fecha: 2004-01-30 11:03

    Tiene gracia... yo he tenido que estudiar mi examen de Técnicas de Intervención y Tratamiento con ese libro... ese mismo.

    Sí, me chocó bastante que un libro de hace unos años pasara en reseña terapias aversivas para la homosexualidad. Esas cosas solían pasar cuando la homosexualidad se consideraba una enfermedad, y cuando habían homosexuales que deseaban "curarse"... pero ahora... Creo que la homosexualidad no desapareció como trastorno "oficial" hasta la publicación del manual DSM-III, en 1980... considerando que la mayor parte de la bibliografía utilizada por Méndez y Olivares data de los años 70 y principios de los 80, no es de extrañar que hablen tanto del tema.

    Eso sí, le ponen especial hincapié: a mi, en concreto, han llegado a irritarme las contínuas referencias a la terapia aversiva y la homosexualidad. Ese libro es mediocre.

    Sobre la terapia aversiva: es muy polémica, y su efectividad, muy discutida. El electrochoque es, desde luego, una barbaridad inaceptable. Sobre el castigo, siempre se recomienda utilizarlo como último recurso, cuidando muchísimo la forma en que suministra, reforzando a la vez conductas deseables y/o incompatibles... Es preferible cualquier otra técnica al castigo.



    12
    De: Ctugha Fecha: 2004-01-30 13:37

    Hay que diferenciar terapia electroconvulsiva de terapia aversiva con descargas eléctricas. En la primera el sujeto está sedado y se aplica sobre el cráneo, para producir cambios -nadie sabe cuáles, creo- sobre el funcionamiento del cerebro. La segunda, la terapia aversiva, se basa en producir castigo, y se realiza acompañándose de la conducta a reducir. En el caso de la terapia aversiva las descargas te las suelen dar en los brazos o en las piernas.

    Evidentemente, si los autores hacen continuas referencias a la terapia aversiva y la homosexualidad, y clasifican a esta como una enfermedad (en contra del DMS IV, vigente me parece a mí, en el momento de escribir el libro), están cometiendo un grave error. El último tipo de homosexualidad -egodistónica, esto es, cuando uno no quiere ser homosexual- dejó de considerarse en la clasificación del DSM III-R.



    13
    De: Ctugha Fecha: 2004-01-30 13:47

    Por cierto, reacción murciana, que era la que un amigo comentaba que sería la explicación más razonable del alboroto:

    en libertad digital
    en el mundo

    Copio:

    En el comunicado hecho público por este equipo decanal se señala su "perplejidad y estupor por el daño que puede llegar a hacer la publicación en prensa de una noticia que aporta una información sacada de contexto".

    Según los responsables del centro, "los autores no dicen que la homosexualidad sea una enfermedad y, por supuesto, no han podido recomendar ningún tratamiento para algo que es, simplemente, una opción sexual".

    Por su parte, los profesores autores del libro, José Olivares (director del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamientos Psicológicos de la UM) y Francisco Javier Méndez, han comentado que "ninguna forma de homosexualidad es considerada como un trastorno sexual, por lo que carece de sentido su tratamiento y, por supuesto, la terapia aversiva utilizada en otras épocas".

    Para los profores citados, en el volumen no se apoya en ningún momento la aplicación de esta terapia, "simplemente se informa de que durante un tiempo éste fue un tratamiento que se empleaba".



    14
    De: el paseante Fecha: 2004-01-30 14:10

    Yo diría más. Cada uno es libre de aceptar o no sus inclinaciones naturales. Seguramente, el que acuda a un psicólogo con un problema para aceptar sus inclinaciones sexuales o de otro tipo, lo que recibirá será apoyo para que las pueda asumir de un modo natural. Ahora, si a uno no le da la gana de aceptarse tal como es y esto le crea un problema, me parece totalmente lícito recurrir a este tipo de terapias.



    15
    De: ElPez Fecha: 2004-01-30 19:13

    Para los que lleguen aquí leyendo directamente el hilo de comentarios, recomiendo releer el post original, porque lo he modificado, incluyendo un texto adiciona reconociendo el error que supone haber juzgado a los autores por algo que realmente no han dicho, según se desprende de la nota de prensa de la Fac. de Psicología de la Univ. de Murcia, como comentaba en el #13 Ctugha. Perdonen las molestias.



    16
    De: Ferran Fecha: 2004-01-30 20:15

    La información apareció también en un breve de La Vanguardia de ayer o antes de ayer, no lo recuerdo exactamente, aunque no daba mucha información (evidentemente, imposible deducir el enfoque que daban los autores al tema).



    17
    De: Ct. C. Fecha: 2004-01-31 01:03

    Cojonudo :( vaya tomadura de pelo.



    18
    De: Yabba Fecha: 2004-01-31 03:40

    El paseante .... tu argumento sería totalmente aceptable si fuese posible ese "cambio". Personalmente (sin conocimientos de psicología, pero conociéndome un poco a mi mismo y al mundo que me rodea) lo veo bastante imposible. En mi opinión, la orientación sexual es algo tan complejo (y hasta variable) que no puede existir una manera sencilla de variarla a capricho. No me parece ilícito que alguien intente buscar una terapia que cambie su orientación sexual, lo que pasa es que me parece imposible que encuentre una terapia que funcione :)



    19
    De: Yabba Fecha: 2004-01-31 15:57

    Por cierto, Sr.Pez, seguramente ya lo sabrá, pero Monchoistoomuch ya dispone de su propio sistema de terapia aversiva (y sin necesidad de gabinete de psicología): su señora esposa ha editado (por no usar términos escatológicos) una serie de CDs con canciones de su cosecha e interpretación, que Monchosmucho regala a sus pobres partidarios en los mítines. Supongo que la utilización de un buen sistema de sonido que reproduzca los maullidos en cuestión pueden llevar a la aversión de la homosexualidad, del sexo en general y de la conservación de la propia vida en particular. Vete a saber qué se cuece en los sótanos del Concello de Sada ahora que el eterno prócer ha vuelto. JJB debería investigar ese misterio : cómo una colección de CDs caseros puede llevar a una corporación municipal a enfrentarse con su propio partido para defender a un fósil del franquismo. Eso si que sería un misterio sin resolver (bueno, se me ocurre otro más : ¿De qué carallo se ríe Camacho en los spots de Citroën? ¿Donde está la gracia? Otro misterio ignoto...)



    20
    De: Pericles Fecha: 2004-01-31 20:57

    La verdad, dudo mucho de la efectividad de la terapia electroconvulsiva...
    Lo más probable es que se siga siendo homosexual, además de desarrollar cierta afición por los numeritos sado-maso.



    21
    De: Algernon Fecha: 2004-01-31 23:05

    Javier, ¡ya llego con los refuerzos!

    El libro es más que nada una reseña de investigaciones, y la descripción de procedimientos antiguos y recientes. No aconseja utilizar técnicas aversivas en el "tratamiento de la homosexualidad", pero sí reseña su utilización (y con bastante detalle, todo hay que decirlo).



    22
    De: richi Fecha: 2004-02-02 09:30

    Por cierto, para los fans de monchoesmucho: se acaba de doblar el sueldo. Lo teneis aquí



    23
    De: una que cayó de rebote aqui... Fecha: 2004-02-02 16:08

    Al final se trata de la noticia... Y luego presumen algunos de "periodistas" y de no-se-qué carrera. Existen problemas serios. actualmente, entre la diferenciación de géneros: periodismo, ciencia ficción o cultivo del tabloide.

    Vergonzoso!! Nunca hay que quedarse con el primer comentario, desde luego.



    24
    De: Yabba Fecha: 2004-02-02 16:50

    La verdad es que el slogan es certero : Moncho es MUCHO. Pero mucho, mucho, mucho. Lo que no entiendo es por qué esta especie de caraduras prolifera tanto por Galicia. ¿Será el clima? ¿O será tal vez la perpetuación de sistemas cuasi feudales? El dicho sigue siendo válido : Mexan por nós e decimos que chove...



    25
    De: ElPez Fecha: 2004-02-02 17:55

    Gracias Algernon !!!

    La frase que generó la protesta está en el libro. Es la siguiente:

    «Los problemas de orientación sexual, como la homosexualidad, la pedofilia o el masoquismo, pueden tratarse con descargas eléctricas o sustancias químicas que provoquen náuseas».

    Así, tal cual, suena estúpido. Y erróneo, porque la homosexualidad no es un "problema" de orientación sexual. Evidentemente, en el contexto puede que esa frase quede enmarcada como una obsoleta interpretación que los autores recogen como muestra del uso de ciertas psicoterapias. Si es así, lo que ya he comentado antes. Si no, qué quieren que les diga, me sigue pareciendo que hay un tufillo homófobo.



    26
    De: Akin Fecha: 2004-02-03 18:56

    ¿Y la pederastia es un problema de orientación sexual? ¿Y el masoquismo?

    Lo digo con inocencia, es que realmente no tengo ni idea de porque unas cosas son problemas y otros no.



    27
    De: Yabba Fecha: 2004-02-03 19:34

    Como yo soy de los que creen que la orientación sexual no es una conducta aprendida sino algo con lo que se nace, o quizás sea algo que se aprende pero solamente si se nace con esa "predisposición a aprender" ... para mí un problema de orientación sexual solamente es el no aceptar la orientación sexual que uno tiene. Del mismo modo, por ejemplo, que el desear fervientemente ser rubio natural cuando eres moreno renegrío sería un problema de orientación capilar :)

    La pederastia, el masoquismo (fuera de los límites lógicos del juego, es decir, cuando el masoquismo se convierte en autoviolencia) y patologías semejantes, lo veo como un problema psiquiátrico. Una enfermedad, vamos.

    No soy psicólogo ni psiquiatra, solamente hablo a partir de lo que la lógica y mi propio cuerpo me dicen que debe ser. Igual estoy confundido, y me vendría entonces bien que me lo aclarase alguien que sepa del tema, que seguro que lo hay entre los participantes de esta bitácora.



    28
    De: Goyo Fecha: 2004-02-05 13:53

    Akin, la homosexualidad, la pedofilia y el masoquismo no son problemas de orientación sexual sino simplemente orientaciones sexuales. Las distintas orientaciones sexuales pueden producir problemas o no, depende de las circunstancias. Pero no son un problema en sí mismo.



    29
    De: Yabba Fecha: 2004-02-06 00:24

    Goyo, tal como yo lo entiendo la orientación sexual es la característica que impulsa a una persona a relacionarse sexualmente con personas del sexo contrario o del mismo sexo. La pedofilia, masoquismo, etc, son conductas sexuales, no tienen que ver con la orientación, así que hay pedófilos y masocas gays y heteros.

    Y discrepo en otra cosa : puede que psicológicamente se piense que la pedofilia no es un problema en sí mismo (no tengo ni idea), pero desde MI punto de vista, es no un problema sino un problemón en sí mismo. Una conducta sexual que tiende a la utilización sexual de un menor que no puede defenderse, y al que se acaba traumatizando para toda la vida... en mi opinión es bastante problemática.



    30
    De: ElPez Fecha: 2004-02-06 02:19

    Si miramos a lo sexual como tiene que ser mirado, es decir, en el contexto de la socialización humana, en vez de con los prejuicios de los católicos y demás enemigos de los derechos humanos, veríamos que hay conductas que son patológicas, porque expresan verdaderas patologías; podríamos decir que también hay sociopatías, que incluyen aquellas conductas que realmente rompen con lo que la sociedad considera "sano": ojo, entramos aquí a discutir un asunto no precisamente neurológico, sino "convencional" en el sentido de convenciones.

    Quienes defendemos que la "convención" que debemos defender como base de las relaciones humanas se expresa -a falta de mejor redacción- en la Declaración de los derechos humanos, encontramos que muchas de las pretendidamente definidas desviaciones no lo son. Otras quedan: por ejemplo, en el asunto de la pederastia, analicemos no el asunto de quién mete la polla por dónde, sino en la relación de dominación o limitación de la libertad de elección. Igualmente, en el caso de las tendencias sadomasoquistas, démonos cuenta que cuando la relación se establece entre adultos, con plena consciencia y consentimiento de las partes, lo que tenemos es un juego de relación y de rol que puede ser muy, pero que muy, enriquecedor para ambas personas (o más).

    Cuando miramos desapasionadamente (en el sentido en que no saben mirarlo los católicos) al sexo, nos encontramos con las múltiples posibilidades que nos permite tener un comportamiento social elaborado y complejo. Los enfermos necesitarán de terapias (muy dudosamente las aversivas serán efectivas, menos las electroconvulsivas por los riesgos ciertos que entrañan), pero sólo porque son enfermos. No porque sean diferentes de lo que algunos moralistas pretenden.



    31
    De: Cian Fecha: 2004-02-25 15:13

    Me sorprende que nadie haya mencionado La naranja mecánica... un clásico, tanto el libro como la posterior película dirigida por Kubrick.



    32
    De: cili Fecha: 2005-01-21 00:54

    Pienso que ese libro debe de ser puiblicado, ojala la gente tenga cirterio para analizarlo y ver su contenido, la gente no es tonta.



    33
    De: leticia Fecha: 2006-05-12 17:15

    Ya que se habla aqui de terapias me guataria saber si alguien ha visto la pelicula de La naranja Mecánica,porque quisiera saber los tratamientos que aplican al protagonista de la pelicula.



    34
    De: Liss Fecha: 2006-10-16 01:10

    En realidad la terapia aversiva se encuentra dentro de muchas otras en el ambito de psicoterapia conducuales, está a desicion de cada persona o institución que terapia terapia quiere aplicar, por otro lado la homosexualidad ya no es considerada como una enfermedad cosa que antes se creia como bien se refirio anteriormente en el articulo, este tipo de terapias se enseñan en las universidades por que es conocimiento basico para cualquier piscologo a que debe tener conocimiento en todad las areas de la psicologia y esto es parte de ese conocimiento



    35
    De: Liss Fecha: 2006-10-16 01:12

    yo la viy si no me equivoco es la terapia aversiva



    36
    De: walter ffernado Fecha: 2006-12-01 06:35

    bueno mi comentario es comun la homosexualidad...es mi problema no quiero ser gayyyy por dios necesito ayuda quiero ser un chico normal,perdon yo no naci gay me isieron sufri abusos sexuales de los 6 hasta los 14 años...y ya sali de ese abuso pero mi mente quedo en los gustos de varones.y quiero saber si existe algun tratamiento..ya no se q hacer
    mi vida es un infierno porq estube con 5 chicas y no se me para y cuando estoy con chicos si porfa stoy decesperado quiero tener ayuda.......a quien debo consultar..gracias.....tengo 24 años..



    37
    De: DIEGO JEREZ. Fecha: 2008-07-27 22:17

    Si los autores del texto son homófobos, creo que el tema no resiste el análisis; pero si no es así, por más que su bibliografía date de los años 80, habrá una luz de esperanza para aquellos que no quieren ser homosexuales como Walter Fernando.



    38
    De: Yabba Fecha: 2008-07-28 01:11

    Diego... ¿hay una luz de esperanza para los morenos que quieran pasar a ser rubios naturales, o sea sin tinte?

    Pues para lo otro, tampoco, porque es lo mismo.



    39
    De: Átropos Fecha: 2008-07-28 09:54

    Añado otra píldora de duda (personal, nada académica por tanto y probablemente plenamente superada) a las que ya se han planteado aquí: ¿tiene un bebé consciencia de su género? Tiendo a pensar que no, lo que me hace llegar a la conclusión de que que tanto la consciencia de género como la orientación sexual que de él derive tienen más de aprendizaje que de "inclinación natural". (Ojo, cualquier orientación sexual).

    ¿Es una barbaridad o tiene algo de sentido?



    40
    De: T Fecha: 2008-09-04 16:41

    El "tratamiento aversivo" consistía en corrientes eléctricas en los genitales y a veces en el recto mientras te enseñaban imágenes de chicos. Luego te enseñaban imágenes de chicas y te dejaban que te excitaras.

    Cuando eras "refractario", te metían unas inyecciones también muy dolorosas que te ponían muy enfermo.

    Se aplicaba en las prisiones franquistas y también en clínicas o consultas particulares, incluso a los niños "sospechosos" de homosexualidad.



    41
    De: jose luis Fecha: 2010-01-23 17:02

    hola, la terapia aversiva de electrochoc provocaba al cabo de mucho tiempo que durante un tiempo la persona reaccionara con disgusto ante la posibilidad de un contacto sexual con una persona de su mismo sexo y asi lograban casarse. La lastima era que al cabo de un tiempo recuperaban su gusto inicial y el matrimonio heterosexual iba al traste y hubo muchos suicidios. Por eso se dejo de aplicar pues los suicidios y las "recaidas" eran muy traumaticas.



    42
    De: Katxu Fecha: 2011-04-19 17:24

    Soy alumno de Posgrado del profesor Olivares y acabo de alucinar con la falta de documentación en esta noticia. Cualquier persona que haya estudiado el genial libro de Olivares y Méndez (uno de los referentes en nuestra lengua en técnicas de modificación de conducta) sabe que lo que se argumenta en esta entrada y lo que pone en la columna del Diario denota un total desconocimiento en este campo, y una manipulación de lo que realmente aparece en este manual. En ningún momento pone "los problemas de orientación sexual" luego es una manipulación el hecho de entrecomillarlo (no una, si no dos veces); no dice en ningún momento que el fetichismo, travestismo, pedofilia y masoquismo sean enfermedades (aunque no tiene nada de malo tratar la conducta pedófila como patológica), les animo a buscarlo. El libro no se recrea en técnicas aversivas para nada, sólo es uno de los 16 capítulos que contiene, o lo que es lo mismo, supone 50 páginas de las 572 que tiene el manual (se podría al menos haber comprobado esto antes de escribir). Estos profesores no han "inventado" nada, las primeras utilizaciones de estas técnicas se remontan alos años 20-30 del pasado siglo. En ningún momento del capítulo se sugiere que haya que modificar ninguna orientación sexual. Y equiparar todo esto con el terrorismo me parece una demagogía brutal.
    A mitad del capítulo aparece un cuadro ejemplificando un tratamiento basado en el aprendizaje por escape/evitación, en este ejemplo se trataba de condicionar las respuestas de ansiedad o aversivas ante estímulos heterosexuales, un ejemplo de su utilización. No se recomienda su uso ni se sugiere que la orientación sexual sea una enfermedad.
    Las principales áreas de aplicación que los autores sugieren para estas terapias son los siguientes: el alcoholismo, tabaquismo, comportamientos autolesivos, obesidad, pica, rumiaciones obsesivas, toxicomanias o berrinches infantiles. A continuación nos presentan los problemas de aplicar este tipo de técnicas (es más eficaz reforzar respuestas alternativas que castigar las respuestas problemáticas) y se plantean unos aspéctos éticos perfectamente fundamentados, donde nos dice que la terapia aversiva se usará sólo con el consentimiento expreso del paciente y siempre como último recurso. Por último decir que las técnicas aversivas van mucho más allá de los calambres (que poco se usan hoy) y formarían parte de ella, por ejemplo, el decirle a un niño ¡NO!, en voz alta, provocando en él una respuesta desagradable, emitida acto seguido de que nuestro niño se dispusiera a meter los dedos en un enchufe. Me gusta mucho este blog y me sorprende sobremanera la falta de documentación presente en esta entrada.
    Saludos!



    43
    De: ElPez Fecha: 2011-04-20 00:27

    Verá: releo la entrada de hace 7 años y veo que todo lo que afirmé estaba basado en los datos publicados sobre el tema, y se puede comprobar que los enlaces son los que están colocados allí. Usted comenta que no sale nada de eso en el libro, y es afirmación que no puedo evaluar por no disponer a mano del libro. Me sorprende, sin embargo, que el tema llegara incluso al parlamento de la región de Murcia y que nadie reparara en que el libro no hablaba para nada de lo que decían que hablaba.

    Sin embargo, leyendo su comentario, sí encuentro cierto afán justificador (por encima de todo). Es sencillo: si no se decía nada de modificar conductas sexuales, pues vale, todo un error y sorprendente que llegara a los medios de comunicación y al debate político. Si se decía algo, o se intuía, la cosa cambia. Y poco importa que sea menos de un 10% del contenido de un libro, que eso no hace el pecado menor. Por supuesto, si el ejemplo que se ponía acerca de modificar una conducta sexual no tenía ningún sentido más que el demostrativo... la elección fue desafortunada, por más que, y no dudo en creer lo que cuenta, no se recomendara el uso o se sugiriera la existencia de una patología.

    Dado que todo esto ocurrió hace 7 años y no he realizado un seguimiento del asunto, quede este comentario simplemente como explicación de lo que escribí entonces. Y le recomiendo que lea la opinión de otro psicólogo que utilizó ese libro en sus estudios: el comentario #11, según el cual, en efecto, sí se hace mención reiterada del uso de la terapia aversiva para tratar la homosexualidad. Verá que el texto se modificó, además, como se comenta en otro comentario, para incorporar la opinión de la facultad. Y por otro lado, también se incorporó el texto, literal, del libro:

    «Los problemas de orientación sexual, como la homosexualidad, la pedofilia o el masoquismo, pueden tratarse con descargas eléctricas o sustancias químicas que provoquen náuseas».
    Así que ya ve que, si el comentario no tenía más documentación que el recorrido por la prensa diaria, las aportaciones de los lectores y comentaristas permitieron completarlo.

    Por supuesto, la comparación de una conducta homosexual con una dialogante ante el terrorismo es demagógica. Llámele usted si no un juego de reducción al absurdo. Brutal no es, lo que proponía Sharpe, si, eso era más brutal... pero era una parodia del apartheid y los estados policiales.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.224.210.130 (ed9b5c55d1)
    Comentario

    portada | subir