ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • offset machine en Vivir En El Espacio (Partos Largos...)
  • indemnizacion por accidente en Que Se Nos Viene Encima...
  • - - en ¿Guerra Climática? El Caso HAARP
  • Yonisma en Falso Vidente En La ETB2
  • Anónimo en Ignorancia Globalizada En Red Y Cambios En El Zodiaco
  • Anónimo en Es Noticia (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Caldereria industrial en Ignorancia Globalizada En Red Y Cambios En El Zodiaco
  • Control de Plagas en Ignorancia Globalizada En Red Y Cambios En El Zodiaco
  • Jorge en Es Noticia (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en El Fin Del Mundo Del 23 De Septiembre
  • Inicio > Historias > Cuestión De Tiempo
    2004-02-15
    )

    Cuestión De Tiempo
    2004-02-15


    Milenio, Diario de Noticias, domingo 15 de febrero de 2004

    Nos debatimos siempre entre el tiempo que no nos queda y el que no podemos esperar, con lo que estamos prisioneros del tiempo que, así, marca no sólo el ritmo de los sucesos, sino el de nuestra propia insatisfacción. Y perdonen el ataque filosófico: en vez de perder tiempo releyendo la primera frase, pasen a los ejemplos.

    Esta semana el personal sanitario de atención primaria pedía al menos diez minutos para atender a cada paciente. Diez minutos para sentir, el paciente, que alguien se preocupa por él cuando está enfermo y se siente mal. Diez minutos para sentir, el médico, que puede trabajar con dignidad y dedicación. No parece mucho tiempo, y sin embargo esos diez minutos parece que mueven en cascada medio universo de imposibilidades. O eso dicen.

    En el Parlamento de Navarra también pedían tiempo, mientras que el presidente limitaba sus tiempos. Uno o dos minutos pueden ser incluso demasiado tiempo si no hay nada que decir. Pero en uno o dos minutos apenas si uno puede decir nada profundo. ¿Marcan esos ciento veinte segundos un pulso universal de cómo la discusión política debe ser llevada?

    Un óvulo fecundado comienza a multiplicarse rápidamente, clonándose para formar una especie de mogollón de ciento y algo de células madre en unos pocos días. Ese blastocisto contiene, a decir de los investigadores, los elementos que permitirán una nueva medicina y la curación de muchas enfermedades. En esos pocos días, incluso desde el primer momento, sin embargo, algunos elevan esas células embrionarias al altar de lo intocable. ¿Será también cuestión de tiempo el que cambien sus trasnochados prejuicios?


    2004-02-15 01:00
    Enlace | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/15804

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.92.155.160 (2f34c8419b)
    Comentario

    portada | subir