ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • ElPez en ¿El Timo Del Fracking? #vayatimo
  • David en ¿El Timo Del Fracking? #vayatimo
  • Anónimo en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Contra El Cambio De Hora
  • Andres en Olores De Humo (BC012)
  • Carlos Herranz en Contra El Cambio De Hora
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > El Príncipe Bajo Sospecha
    2004-04-10
    )

    El Príncipe Bajo Sospecha
    2004-04-10

    Los hechos.

    Dice El Mundo:
    El Príncide de Asturias y su prometida, Letizia Ortiz, pasaron su particular 'madrugá' esta Semana Santa en un aeropuerto de Miami. Ambos tuvieron que pasar por el trance de que la policía estadounidense registrara minuciosamente su equipaje antes de dejarles embarcar en un vuelo de Iberia de regreso a España, que se retrasó por el incidente.

    Según publica hoy el diario Miami Herald, el Príncipe Felipe y su prometida junto con cuatro guardaespaldas llegaron al aeropuerto internacional de Miami la noche del Jueves Santo, en un avión privado procedente de Nassau (Islas Bahamas), para desde allí tomar un vuelo regular de Iberia con destino a Madrid. Cuando ambos trataron de recoger su equipaje privado en Miami, fueron conminados por la policía a que abrieran las maletas, que fueron cuidadosamente inspeccionadas por los servicios de seguridad.

    Según el diario, en ese momento saltó la polémica entre el entorno del Príncipe y los cuerpos de seguridad del aeropuerto. "¡Somos vuestros aliados, no podéis hacer esto!", gritó un miembro de la delegación identificando a sus acompañantes a los policías. El Miami Herald asegura que un funcionario del consulado español en Miami afirmó tras el incidente que "no consideramos que ésta sea la forma apropiada de tratar a nuestro futuro Rey; es una violación del protocolo".

    La Casa Real, sin embargo, ha querido restar importancia al incidente y explicó que no dan "mayor importancia al pequeño retraso sufrido por el Príncipe en el aeropuerto de Miami debido al incremento de las medidas de seguridad tras los atentados del 11-S y el 11-M".


    En El Periódico cuentan:
    Según informaciones que publican hoy el Miami Herald y el Nuevo Herald.Com, el equipaje del Príncipe y su prometida fue registrado por inspectores de seguridad en el aeropuerto de Miami, cuando llegaron acompañados de sus escoltas en un vuelo privado para conectar con uno comercial de Iberia con destino a Madrid.

    Las informaciones de ambos medios señalan que un funcionario del consulado español en Miami afirmó tras el incidente que, a su juicio, ésta no es la forma apropiado de tratar al futuro Rey de España y supone “una violación del protocolo".


    En CNN+
    Un portavoz de la Casa del Rey ha indicado que "la Casa Real no da mayor importancia al pequeño retraso sufrido por el Príncipe en el aeropuerto de Miami debido al incremento de las medidas de seguridad tras los atentados del 11-S y el 11-M".

    Según informaciones que publican este sábado el Miami Herald y el Nuevo Herald.Com, el equipaje del Príncipe Felipe y su prometida, Doña Letizia Ortiz, fue registrado por inspectores de seguridad en el aeropuerto de Miami, cuando llegaron acompañados de sus escoltas en un vuelo privado para conectar con uno comercial de Iberia con destino a Madrid.

    Las informaciones de ambos medios señalan que un funcionario del consulado español en Miami afirmó tras el incidente que "no consideramos que ésta sea la forma apropiada de tratar a nuestro futuro Rey; es una violación del protocolo".

    El portavoz de la Casa Real ha insistido en quitar importancia a los hechos y ha recordado que las medidas de seguridad que se adoptaron en todos los aeropuertos internacionales tras los atentados del 11-S contra las torres gemelas de Nueva York, se han incrementados tras los atentados terroristas en Madrid del pasado 11 de marzo.


    Y etcétera, porque la noticia, claro, ha sido recogida en numerosos medios digitales y de los otros. Total: que el Príncipe Felipe y su prometida tuvieron que pasar por la incomodidad de ser sometidos a un registro en un aeropuerto norteamericano. No perdieron el vuelo de conexión, porque los pasajeros de ese vuelo tuvieron que esperar a que acabaran esos trámites.

    Los comentarios.
    El primero salta a la vista: en condiciones normales, cuando te retienen en un aeropuerto para identificarte o revisarte de arriba abajo, al menos en EEUU, lo primero que te avisan es de que pase lo que pase, ellos no se hacen responsables de que pierdas el vuelo. Que lo sienten, pero así son las normas. Al menos eso me suelen decir a mí siempre que me paran en algún aeropuerto estadounidense para registrarme con minuciosidad y miradas de sospecha, como si servidor fuera primo de Bin Laden. Afortunadamente, nunca he perdido el vuelo, pero tengo muy claro que Iberia no esperaría por mí con tanta galantería como lo hace por el Heredero. Y a todos nos parece normal, claro, porque los VIPs son VIPs.

    El segundo comentario supone saber que al Sr. Felipe le trataron como suelen hacer de forma cotidiana en muchos aeropuertos. Amablemente te hacen enseñarles todo lo que llevas (a mí me han obligado incluso a encenderles el portátil), te registran, te hacen preguntas, todo con un tono parco y serio que aún acojona más. Por supuesto, nunca te dicen nada, por qué tú y no esa octogenaria que lleva un channel horroroso de hace cien temporadas y que no paraba de repintarse unos morros excesivos continuamente. Cuando uno es de tez morena y pelo corto, "tipo mediterráneo", sabe que tiene más probabilidades de ser mirado que si uno tiene pinta de wasp. Al príncipe, supongo, no le pasaría eso, aunque lo mismo llegando en una avión privado desde Nassau a Miami, con su grupo de hombres de confianza (y seguridad) lo mismo se pensaron en que andaba metiendo sustancias de esas sospechosas. O lo mismo algún listillo les reconoció y dio un chivatazo: ojo con el Filip y la Leti... No lo sé, ni me importa realmente. Desde el 11-S la cosa de la seguridad en los aeropuertos se ha vuelto un coñazo para todo el mundo, y más para gente como yo que tenemos pinta de sospechosos habituales. Incluso en los aeropuertos españoles la cosa está incomodísima, especialmente si uno tiene que hacer un vuelo que pase por EEUU. Registros previos a la facturación, preguntas de todo tipo, nuevos registros, nuevas preguntas... Creo que ya lo he comentado por aquí alguna otra vez: no busque en Barajas, el Prat ni otros aeropuertos grandes las papeleras, elemental mobiliario de cualquier sitio público donde la gente pasa mucho tiempo. Las retiraron para que no metan bombas... aunque más bien lo que consiguieron es joder a la gente, que acaba tirando papeles, envoltorios y latas vacías en cualquier esquina. El "signo de los tiempos".

    En tercer lugar, sorprende que la Casa Real o los organismos pertinentes no avisen de esos viajes, por más que sean privados, del Heredero, lo que permitiría poner en marcha los dispositivos habituales para VIPs y demás suertudos que pueden pasar limpiamente por todos los controles que los demás mortales sufrimos. Así que por mucho que se diga ahora con esta historia, lo que se lee es una metedura de pata, impericia o desdén por parte de la gente que le programa los viajes al Príncipe. Porque lo mismo ahora empiezan los monárquicos de siempre a pedir un ataque preventivo contra EEUU por tamaño oprobio, o a rescatar los tiempos de cuando lo de Cuba hace más de un siglo... que esta gente es así de rencorosa y memoriosa.

    Así que, finalmente, nos quedamos con la anécdota, nos solidarizamos con los pasajeros que tuvieron que esperar el vuelo demorado por culpa de Felipe, y pensamos que a ver si los servicios de seguridad y protocolo hacen su trabajo, que si no el pobre Heredero se queda jodido al final de sus -sin duda merecidas- vacaciones.

    2004-04-10 01:00
    Enlace | 1 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/17466

    Comentarios

    1
    De: nirari Fecha: 2006-04-16 20:55

    This stupid country



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.224.21.195 (ef1e4aef04)
    Comentario

    portada | subir