ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Mayo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • MARCANI en ¿Falsos Videntes?
  • MARCANI en ¿Falsos Videntes?
  • MARCANI en ¿Falsos Videntes?
  • Goñi en Cuando Se Pone En Peligro La Salud (CARTA @NoticiasNavarra @DiarioNavarra @microBIOblog y @Joaquin_Sevilla)
  • Txarlii en Cuando Se Pone En Peligro La Salud (CARTA @NoticiasNavarra @DiarioNavarra @microBIOblog y @Joaquin_Sevilla)
  • Xa2 en Ciencia O Timos (@NoticiasNavarra #MILENIO @Pint17ES)
  • Goñi en Ciencia O Timos (@NoticiasNavarra #MILENIO @Pint17ES)
  • Anónimo en Ciencia O Timos (@NoticiasNavarra #MILENIO @Pint17ES)
  • Peliculas 2016 en Regresión Y El Cine "Paranormal"
  • Yo también me aburro del machismo, soberanamente en Chicos, Chicos, Chicos (#Noticias #metachodemacho @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > Ciencia Olímpica
    2004-08-11
    )

    Ciencia Olímpica
    2004-08-11

    Publicado en EL CORREO, Territorios, Ciencia-Futuro, el miércoles 11 de agosto de 2004

    Ciento ocho años después de los primeros juegos olímpicos de la era moderna, además del deporte de élite, el espectáculo de masas y el escaparate económico del mundo del deporte, lo que habrá en Atenas es ciencia y tecnología aplicadas al rendimiento deportivo.


    Independientemente de muchos otros aspectos, en los juegos olímpicos se muestran las mil maneras diferentes de cómo un cuerpo humano puede llegar a superar sus limitaciones físicas. Correr más deprisa, saltar más alto, llegar más lejos, parafraseando el lema olímpico. Y, para ello, la ciencia y la tecnología son herramientas fundamentales. Desde la forma en que se realizan actualmente las suelas de un corredor de 100 metros a la dieta de un participante en la Maratón que evite la deshidratación y perder un 2% de peso durante la carrera. A lo largo de este siglo, la aplicación de nuevos conocimientos científicos y de desarrollos tecnológicos ha permitido ir superando las marcas, y estableciendo nuevos parámetros: el deporte de alto rendimiento es hoy una disciplina científica, y a veces rayando los límites de la legalidad.

    En primer lugar, el mejor conocimiento de la fisiología humana y de la respuesta del organismo al esfuerzo físico ha permitido desarrollar programas de entrenamiento muy específicos, así como técnicas (la manera en que uno ha de saltar, girarse o coordinar los movimientos) que nunca antes podrían haberse imaginado. Está, por supuesto, la cuestión de si el olimpista nace o se hace: la base física tiene una evidente fundamentación genética, pero el entrenamiento permite llegar a los límites. ¿Siempre? Por ejemplo, se sabe que congénitamente algunas personas poseen una mutación en el gen que codifica el colágeno (una proteína estructural de todo el organismo que forma parte de los cartílagos o los huesos) consiguiendo que esta molécula se estructure de maneras más flexibles. Los grandes contorsionistas y gimnastas suelen pertenecer a estos privilegiados. Igualmente, los saltadores de altura tienen un fémur más largo que lo normal, y los más veloces nadadores tienen el apoyo de pies extremadamente largos (Michael Phelps calza un 47, por ejemplo).

    Por otro lado la medicina deportiva ha ido especializándose y consiguiendo que el metabolismo humano pueda dar un rendimiento que, normalmente, es incapaz de alcanzar. Dietas, entrenamientos específicos, son ahora básicas para el deportista de competición. Por ejemplo, una disciplina relativamente reciente, la cineantropometría, que describe y cuantifica las características físicas del organismo humano en movimiento, está permitiendo no sólo estandarizar muchos procesos de formación y entrenamiento, sino también descubrir cómo conseguir rayar esas centésimas de segundo que pueden permitir llegar al podio olímpico.

    Por cierto, la propia precisión de las medidas de tiempo ha precisado de tecnologías cada vez más sofisticadas: las photo finish fueron ya hace varias olimpiadas por escáner de barrido digital que permiten dirimir quién entró primero, así como relojes mucho más precisos y coordinados que evitan los problemas de los jueces. Sin embargo, las tecnologías más sorprendentes se han ido aplicando a las vestimentas y equipamiento deportivo de los participantes. Estructuras textiles que imitan la piel de un tiburón, como las denominadas fastkin permiten actualmente que los nadadores dispongan de un mínimo empuje superior en los desplazamientos en el agua. En Atenas, dos conceptos diferentes de traje de baño van a competir también por el podio: el otro modelo viene de tecnologías aplicadas a los fuselajes de aviones, el llamado jetconcept que vestirá Ian Thorpe. Zapatillas con suelas inteligentes permiten que el apoyo contra el suelo sea mucho más eficiente, ropas que mantienen las constantes corporales y evitan la deshidratación, o protecciones que mantienen junto a la piel una menor temperatura y humedad, han conseguido que los corredores de maratón puedan llegar en mucho mejor estado (y menos tiempo) a la meta.

    Química Para Superar Récords
    Aún no se ha encendido la antorcha en Atenas y ya se está moviendo el asunto del "dopaje". Sin duda, los complementos químicos para permitir mejores rendimientos son también un ingrediente casi inseparable del deporte de alta competición. Este lunes se ha sabido que dos jugadores del equipo de béisbol griego habían dado positivo en un análisis de sangre, apreciándose esteroides (derivados sintéticos de la testosterona que estimulan el crecimiento de la masa muscular). Cathal Lombard, corredor irlandés de 10.000 metros también dio positivo recientemente: se apreció EPO (eritopoietina, una proteína que estimula la producción de glóbulos rojos, de manera que la sangre puede llevar más oxígeno y permitir mejores rendimientos). Son dos de los tipos de complementos químicos que reducen las limitaciones del cuerpo humano sometido a los increíbles esfuerzos que suponen las pruebas deportivas. Allí donde una centésima de segundo es importante, cualquier ayuda puede ser relevante. No es raro que sea precisamente en atletismo y en el mundo del ciclismo donde más se ha abusado de estas sustancias.

    Hay una verdadera olimpiada paralela: por un lado buscando nuevas sustancias que aún no hayan sido declaradas ilegales, por otro catalogándolas y declarándolas prohibidas. Entre medias, algunos récords finalmente puestos en duda de atletas sorprendentemente superiores a los demás, como fue el caso del canadiense Ben Johnson. La tipología de sustancias es amplísima: desde analgésicos que permiten evitar el dolor que supone el esfuerzo a estimulantes que ayudan a aguantar más o a estar más eufóricos, pasando por antiinflamatorios que permiten al organismo aguantar más los efectos del esfuerzo o anabolizantes que construyen masa muscular más allá de lo natural. Por supuesto, además de todo, un sinfín de sustancias que pretenden ocultar la presencia de las drogas en el cuerpo, y todo un mercado sorprendentemente boyante en torno suyo.

    Si hace un siglo los atletas usaban opio o ginseng, o incluso testículos de cordero para mejorar su rendimiento, ahora se teme que el campo de la biotecnología llegue al deporte de alto rendimiento, por una lado para producir organismos más poderosos y eficientes, un dopaje genético que ya preocupa a las agencias internacionales que velan por la pureza del deporte. En España, la Federación Española de Medicina del Deporta ha declarado recientemente que, en cualquier caso, la política sobre dopaje sigue sin ser clara, porque cada federación deportiva tiene sus listas diferentes y porque a menudo la política interfiere con el criterio de los médicos. Es necesario establecer criterios ciertos para evitar las prácticas ilegales. Pero ¿es razonable pretender ponerle puertas al campo?


    2004-08-11 01:00
    Enlace | 22 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/20753

    Comentarios

    1
    De: Pérez Fecha: 2004-08-11 14:44

    Quizás no sería ético, pero sí sería interesante saber hasta donde puede llegar un deportista usando todos los medios a su alcance.

    Cambiando de tema; El monstruo con forma de lámpara al final del texto ¿Es la mascota de la olimpiada de este año?



    2
    De: Anónimo Fecha: 2004-08-11 16:40

    He tenido el mismo pensamiento mientras leía el texto...



    3
    De: ElPez Fecha: 2004-08-11 17:13

    Creo recordar que en EEUU hubo un tiempo, vinculado a un programa de tv, una competición en la que no se impedía el dopaje: era una cosa como la feria de la masa muscular, un tanto desagradable.

    Respecto a lo de la mascota, pues parece que sí. Al menos se trata de una imagen sacada de la web www.athens04.com (hay muchos por cierto...)



    4
    De: Dem Fecha: 2004-08-11 17:13

    No se por qué no sería ético. No digo que lo sea, sólo que no se porqué no debería serlo.

    Total, en la vida normal nos dopamos a diario (cafeina y otras -inas, etc.) No tengo claro dónde están los límites y porqué deberían existir. Quizás porque son perniciosos para la salud, no se.



    5
    De: Dem Fecha: 2004-08-11 17:14

    Sigo con mis dudas absurdas. ¿Por qué las mascotas de eventos mundiales son siempre tan feas?



    6
    De: Jacobo Fecha: 2004-08-11 17:56

    Dem.

    Lo del dopaje estaría cojonudo de no ser por los efectos secundarios. Luego se mueren los deportistas de un infarto a los 35, o incluso antes.

    En cuanto a lo de las mascotas, pues no se que decirte. Pero tienes razón, su calidad oscila entre lo malo y lo malísimo.



    7
    De: teo Fecha: 2004-08-11 19:12

    Yo creo que las mascotas son la demostración clara y constante de que en las olimpiadas sí que hay dopaje, al menos por parte de los diseñadores.



    8
    De: josemi Fecha: 2004-08-11 21:32

    Hay una cosa que parece que no acaba de quedar clara: el dopaje mata, a veces de modo fulminante. Por eso si se dejara una competicion con dopaje sin limites, habria ciertos problemas eticos, ya que los "gladiadores" tendrian una supervivencia cercana a la del circo romano.

    Por cierto, no hace falta llegar a los 35 para morir. Un compañero de cole, culturista aficionado, creo recordar que no paso de los 25, aunque tambien colaboro el, que se cuidaba muy poco.



    9
    De: El Señor Lechero Fecha: 2004-08-11 23:03

    La culpa es de Barcelona 92, que introdujo al perro amorfo Cobi y la animadversión hacia su creador, Mariscal. Después vinieron el Whatizit de Atlanta 96 y el ¿quién sabe ande? de Sydney 00. Hay que volver hacia atrás ¡Reinvidiquemos más o menos lo que sigue!
    Naranjito: Mundial 82
    Osito Misha: Moscú 80
    Bruce Lee partiendo un ladrillo: Seúl 88
    Y demás...



    10
    De: teo Fecha: 2004-08-12 05:57

    ¡Uf! si usted lo pone en esos términos, señor Lechero, no sé si casi prefiero las mascotas dopadas.



    11
    De: Ctugha Fecha: 2004-08-12 09:55

    Ah... yo pensaba que eso era un pene...



    12
    De: Dem Fecha: 2004-08-12 10:23

    No sólo las olimpiadas sufren esas mascotas. Aquí en Sevilla nos tocó el Curro de la expo92, que mira que era feo el joío... aunque al final se hizo simpático y tó ;P



    13
    De: Nitro-Man Fecha: 2004-08-12 11:12

    Lo que deberían hacer es montar dos competiciones paralelas: una con dopaje y para profesionales, y otra sin dopaje y para deportistas amateurs.

    Así mataban dos pájaros de un tiro y se devolvía a las olimpiadas el carácter más amateur que en teoría debería conservar.

    ¡Ah! Y prohibiría la participación de athletas norteamericanos en cualquier competición. Es escandaloso a todos los niveles la mafia que ha base de dinero y laboratorios han construido en torno al deporte. El afan de ganar a cualquier precio que caracteriza a los norteamericanos en muchos ámbitos es sencillamente incompatible con la práctica del deporte de competición más noble de unas olimpiadas.

    No es justo que athletas de paises ricos, con tecnología y dinero a raudales roben, literalmente, las medallas a athletas limpios de paises mucho más modestos.

    Lo que está ocurriendo en el deporte en los últimos tiempos me parece sencillamente repugnante. Una vez más, aquí están los norteamericanos para pervertir la esencia de las cosas con su afan de protagonismo y su deseo de victoria por encima de cualquier consideración.

    Ojalá lo paguen, deportivamente, caro con positivos en alguna de sus rutilantes "estrellas".



    14
    De: Dem Fecha: 2004-08-12 11:30

    Acabo de leer sobre nonorobots y cosillas de estas... :D

    Y he pensado: cuando los cyberimplantes sean una realidad, ¿se deberían permitir en las olimpiadas? ¿Habría que crear una olimpiada aparte? ¿Resistiría la olimpiada "tradicional" la espectacularidad de la nueva?



    15
    De: Jacobo Fecha: 2004-08-12 11:41

    Y el "Pelegrín" del Xacobeo 93...



    16
    De: ElPez Fecha: 2004-08-12 12:03

    Posiblemente, Dem, ante este tipo de nuevas tecnologías la opción del COI será mantener un "purismo": nada de ayudas "artificiales". Lo que pasa es que esto es imposible, así que pondrán un tope arbitrario, como ya es arbitrario el que se hace ahora. Lo que pasa es que muchas otras situaciones amenazan la entelequia del olimpismo: fíjate que ya desde hace unas cuantas olimpiadas los países ricos incorporan como atletas "suyos" a algunos procedentes de países pobres... poniendo en duda el propio concepto de "selección nacional". Por supuesto, el asunto de la profesionalización tampoco está resuelto, sólo se atiende a unos mínimos criterios dentro de la comercialidad. Por otro lado, está el asunto del poder de las marcas comerciales, que cada vez es mayor: ¿no es en cierto modo ya una olimpiada publicitaria?

    En fin, como siempre, numerosas cuestiones... (aunque me fui del hilo del asunto de la ciencia, así que perdonen).



    17
    De: Pérez Fecha: 2004-08-12 14:56

    Pues yo creo, Nitro-man, que el problema de los atletas norteamericanos puede que no sea que son norteamericanos, sino que son afroamericanos descendientes de esclavos seleccionados primero en África entre los de aspecto mas fuerte, vueltos a seleccionar durante el transporte donde se "quedaban" los de salud menos resistente, y vueltos a seleccionar en América donde, los que resistían lo suficiente las duras condiciones de esclavitud y dejaban descendencia eran poco menos que superhombres, y supermujeres por supuesto. Incluso los dueños de esclavos cruzarían a los que les parecieran más fuertes para mejorar su raza de esclavos.

    Es horrible que haya cosas así en nuestra historia, pero los descendientes de esos "superhombres" combinados con la economía norteamericana son los atletas que tanta caña han dado en los últimos años.

    Y aunque los científicos digan que somos todos de la misma especie yo veo a los de la NBA y me miro al espejo y veo claro que, o ellos son humanos y yo no o yo soy el humano y ellos otra cosa. Entre los afroamericanos y nosotros hay años-luz.

    Las mafias y la tecnología también habrán influído, pero con una materia prima así...

    Pero también puede ser que yo esté aquivocado, por supuesto.



    18
    De: Nitro-Man Fecha: 2004-08-12 21:42

    La verdad, no creo en esa "selección" como origen del excelente rendimiento deportivo de los atletas estadounidentes negros. Esa "selección" de la que hablas se debería reflejar también en otros deportes además del baloncesto, el atletismo y otros tradicionalmente propicios para los deportistas negros, y no siempre es así.

    Los atletas negros suelen tener una serie de peculiaridades físicas que los habilitan para prácticar ciertos deportes con más éxito que los blancos. Pero hay ciertos deportes, como la natación, en los que es difícil encontrar deportistas negros del máximo nivel.

    Para mi es una simple cuestión biológica, de ninguna manera se trata de una "selección" de los tiempos de esclavitud.



    19
    De: Pérez Fecha: 2004-08-13 13:21

    Quizás los que nadaban bién se tiraban del barco y volvían a casa.

    Es coña.



    20
    De: Dem Fecha: 2004-08-13 13:51

    "o ellos son humanos y yo no o yo soy el humano y ellos otra cosa. Entre los afroamericanos y nosotros hay años-luz."

    Yo no dejo de alucinar...



    21
    De: Pérez Fecha: 2004-08-13 14:06

    Que no hay que tomarlo al pie de la letra, carayo.



    22
    De: jose Fecha: 2004-08-13 19:31

    Bueno parece que los americanos -por lo menos en baloncesto- han superado ese afán de victoria. Por lo visto muchos superestrellas de la NBA pasan de ir a las Olimpiadas ;) uno porque se casa, otro que no está en buena forma, otro en el juzgado, otro que simplemente dice que pasa de ir, sin complejos... ¡lo mismo ganamos! xD



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.224.200.104 (dabf38fc40)
    Comentario

    portada | subir