ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • Anónimo en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Xabier Laukizu en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • jose en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Dulces Timos En Cascante (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Anónimo en Dulces Timos En Cascante (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Claudio en Geología A La Navarra (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Chicos, Chicos, Chicos (#Noticias #metachodemacho @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Chicos, Chicos, Chicos (#Noticias #metachodemacho @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Chicos, Chicos, Chicos (#Noticias #metachodemacho @NoticiasNavarra)
  • Charlie en Chicas, Chicas, Chicas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > El Valor Terapéutico De La Oración
    2004-09-08
    )

    El Valor Terapéutico De La Oración
    2004-09-08

    Territorios, Ciencia-Futuro.Miércoles 8 de septiembre de 2004. EL CORREO

    Plegarias que ayudan a que personas salgan antes de la unidad de cuidados intensivos, o que logran que las técnicas de fertilización sean más efectivas... ¿verdad o imaginación?


    En noviembre de 1999, la revista de noticias científicas inglesa New Scientist daba a conocer al gran público un análisis realizado por W.S. Harris y varios colaboradores con pacientes de unidades coronarias, publicado entonces en la revista Archives of Internal Medicine. Utilizando una muestra de unos mil pacientes, habían dividido a estos en dos grupos. Los pacientes del primero recibían la sorprendente ayuda de un grupo de oración que rezaba por ellos. Los del grupo de control no. Los resultados era realmente sorprendentes: los del primer grupo habían abandonado la unidad de cuidados intensivos el primer día en mayor número, tres veces más que los que del grupo de control. Por supuesto, la noticia se difundió ampliamente como constatación de que los rezos podrían ayudar a la mejora de los pacientes.

    Numerosos expertos realizaron críticas acerca del método de investigación y evaluación empleado por Harris, que hacían que los resultados fueran achacables al azar. El psicólogo Nicholas Humphrey, en la revista Skeptical Inquirer , comprobó que podría haber un efecto de selección, de manera que los pacientes menos graves siempre eran asignados al grupo de oración. Así, era simplemente más probable que se curaran. Humphrey detectó incluso que algunos de los pacientes llegaban a curarse incluso antes de que nadie rezara por ellos. ¿Casualidad o mala intención?

    A pesar de ello, este estudio suponía un espaldarazo a prácticas que, especialmente en un país con tanta influencia religiosa como es EEUU, ya se veían como algo conveniente. De hecho, en muchos hospitales existen "grupos de oración" que se reúnen para elevar plegarias por los pacientes que se van recibiendo. En octubre de 2001, aparecía la noticia de otro experimento sorprendente. El periódico New York Times informaba que investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia en Nueva York habían descubierto que las mujeres que estaban siendo sometidas a tratamientos de fertilización in vitro podían duplicar sus esperanzas de quedar embarazadas si grupos cristianos de oración rezaban por ellas. El artículo, publicado en el Journal of Reproductive Medicine por Kwang Cha, Rogerio Lobo y Daniel Wirth, había utilizado casi doscientas pacientes de un centro de fertilidad en Seúl (Corea). La mitad de los pacientes recibían el apoyo de plegarias de grupos de oración cristiana que estaban en EEUU, Canadá y Australia. La otra mitad era usada como grupo de control, y no recibían plegarias. Aunque puede parecer chocante la gran distancia entre quienes hacían la oración y quienes recibían sus supuestos efectos, al fin y al cabo nadie puede pensar que una plegaria tenga un radio de acción determinado, como si fueran ondas electromagnéticas...

    La acogida de la noticia disparó los mecanismos de alarma de las autoridades sanitarias estadounidenses, y del propio centro médico de la Universidad de Columbia, sobre todo tras la presión que los periodistas y muchos investigadores escépticos de tan sorprendente resultado estaban haciendo. En la revista Skeptical Inquirer de septiembre de 2004, Bruce L. Flamm, catedrático de obstetricia y ginecología en la Universidad de California, analiza cómo este esudio "milagroso" estaba realmente conformado como un peligroso fraude. Por un lado, la propia Universidad de Columbia había reconocido que el investigador principal, el Dr. Lobo, no había tenido conocimiento del experimento hasta medio año después de haberse hecho. Por otro, el tercer autor, Daniel Wirth, resultó ser una persona sin titulación que está procesada por diversos fraudes económicos. Para colmo, al revelarse que las pacientes nunca llegaron a saber que estaban siendo utilizadas en un estudio, los comités de deontología elaboraron también su queja. Finalmente, el análisis detallado del método de investigación mostró también que las conclusiones del mismo no eran más que una invención fraudulenta. La revista implicada reconoció el error el pasado mes de mayo, pero -como suele pasar- la noticia de que la prueba "científica" no era tal apenas tuvo eco en los medios de comunicación.



    Una práctica muy relacionada con lo anterior sigue gozando de gran popularidad en EEUU, principalmente: se denomina toque terapéutico y suele ser practicado por enfermeros sobre los pacientes. En esencia, aunque hay diferentes métodos y escuelas contrapuestas, una persona coloca sus manos sobre un paciente, sin tocarle, mientras se concentra en la sanación del mismo y realiza movimientos específicos. Se suele afirmar que parte de la energía del practicante va hacia el paciente y ayuda en su curación. Como en el caso de las plegarias, algunos estudios publicados parecieron apoyar una mejora por encima de lo normal en algunos casos, pero un análisis más cuidadoso de los datos muestra que estos estudios se hacen con finalidad propagandística de estos métodos. Por otro lado, a menudo, simplemente por tener más tiempo cerca a un enfermero, el paciente se siente mejor acogido en el hospital, lo que posiblemente contribuya más a su mejoría que una imposición de manos.

    Medicinas "Energéticas"
    El aparente mecanismo que se suele invocar para el funcionamiento de estas pseudoterapias, especialmente del toque terapéutico, es una transmisión de energías específicas de un ser humano a otro. Aunque la terminología "energía" es un cajón de sastre para cualquier pseudociencia, lo cierto es que realmente debería ser todo lo contrario: la energía realiza trabajo, y es precisamente su medida y análisis la labor de la Física. Estos "campos energéticos", sin embargo, no resultan ser campos físicos. ¿Existen realmente? Un estudio publicado en 1998 en el JAMA (Journal of American Medical Association) por L. Rosa y colaboradores ponía de manifiesto que ni siquiera los expertos en TT pueden realmente saber si, en condiciones en que no pueden ver, hay bajo sus manos un paciente. Al menos 21 de ellos habían fallado.

    La práctica del TT, que adquirió popularidad desde los años 70, llegando a ser "enseñada" en escuelas de enfermería, fue creada por la doctora en enfermería Dolores Krieger, de la Universidad de Nueva York, como una traducción de disciplinas orientales: para ella la palma de la mano funcionaría como un emisor que puede canalizar esos campos energéticos que los chinos denominan "chi", los indios "prana" o los japoneses "shin-ki". Está en la base de prácticas pseudomédicas como la acupuntura tradicional china o el cada vez más popular reiki. Sin embargo, nadie hasta la fecha ha encontrado jamás tales energías, lo que no impide seguir haciendo negocio con ellas. Los análisis que se han hecho sobre estas prácticas "energéticas" demuestran que los pretendidos efectos tienen un origen más mundano, y a veces simplemente el placebo.

    2004-09-08 01:00
    Enlace | 31 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/21255

    Comentarios

    1
    De: Yam Fecha: 2004-09-08 15:37

    Muy buen artículo, como siempre. Yo simplemente añadiría un detallito: el experimento que dió lugar al estudio publicado en JAMA por Linda Rosa y otros fue diseñado por Emily Rosa, la hija de Linda, que entonces tenía ocho años.



    2
    De: ElPez Fecha: 2004-09-08 16:29

    Cierto, gracias Yam por el detalle. Por cierto que en el artículo la madre puso a la hija de coautora, todo un detalle.



    3
    De: Pérez Fecha: 2004-09-08 16:58

    Me recuerda al chiste de la pareja que va a un monasterio donde con un ave maría la mujer se quedaba embarazada, pero una monja les explica que no es con un ave maria, sino con un padre nuestro, pero que ahora está de vacaciones.



    4
    De: trebol-a Fecha: 2004-09-08 17:05

    Hace no mucho, por uno de los canales temáticos de ONO pasaron un documental dedicado a "investigar" el poder sanador de la oración. No recuerdo bien el contenido, porque las cosas como són, no le hice ni puñetero caso. Pero resultaba tragico-comico ver a grupos de oradores en diversas partes del mundo y culpandose mutuamente cuando una sanación no funcionaba por que las "energias" de las diversas oraciones procedentes de las mas variopintas religiones en vez de complementarse se contrarrestaban y reducian así su eficacia.
    En concreto recuerdo a un protestante (creo) norteamericano poniendo a parir a un chaman pielroja, porque eso de rezar con pandereta y plumas no era "serio".
    A mi me recordaban a un moderno episodio de aquellas series japonesas tipo "dragon-ball", todos juntando sus manos para lanzar una bola de energia destructiva que acabase con los monstruos.



    5
    De: Anónimo Fecha: 2004-09-08 21:23

    Armentia, para... ahora, además de aguantar a los magufos tendremos que aguantar a los cristianos que vengan a quejarse del artículo.

    En cualquier caso: rezaremos por tí.



    6
    De: Delfín Fecha: 2004-09-08 22:04

    Acabo de ver en la despedida del 'Documentos TV' de hoy cómo Erquicia anunciaba que para el próximo programa un monográfico sobre este asunto. Quizá os interese. Pez, esto está muy bien.



    7
    De: Yabba Fecha: 2004-09-08 22:16

    A mí me recuerda otro chiste : un tío se cae por un barranco y se queda enganchado precariamente de una rama. Se pone a gritar desesperado : "¿Hay alguien?". Y de repente una voz desde las alturas le contesta : "Si, hijo, soy Yo, Tu Dios. Déjate caer hacia el abismo, que yo enviaré una legión de serafines que, con el batir de sus potentes alas, crearán un colchón de aire que amortiguará tu caída y te salvará". Y el tío responde : "Vale, pero... ¿¿¿HAY ALGUIEN????"

    Por mí que recen rosarios enteros en los hospitales... mientras no se olviden de administrar medicinas, daño no van a hacer ninguno. Ni bien, claro :)



    8
    De: ElPez Fecha: 2004-09-08 22:54

    Gracias, Delfín, permaneceré atento a la pantalla :-)



    9
    De: Juliov Fecha: 2004-09-09 07:35

    He leido el artículo y lei en su dia el de JAMA, pero a estas alturas de mi vida, me aburren estas historias.Lo que me preocupa es su publicacion en revistas médicas de "prestigio".Y que los revisores y editores, por múltiples razones, admitan trabajos sin investigar los métodos y el material utilizado.



    10
    De: ElPez Fecha: 2004-09-09 07:51

    En efecto, juliov. En el caso del estudio sobre la fertilidad, uno de los autores pertenecía al comité asesor/editorial de la misma. ¿Influyó? Lo que sí sdebe influir es la presión de grupos cristianos, según cuentan en los artículos del SI. No es casual: pura campaña pro-religiosidad...



    11
    De: Roberta Fecha: 2004-09-09 12:55

    Mientras leía el artículo pensaba que el efecto placebo sí que es milagroso, sí, y no las oraciones o plegarias. En la familia, por desgracia para ella -por lo duro que resulta padecer una enfermedad incurable durante largos años- tenemos un familiar que sabe mucho de esto del efecto placebo. Mira... estoy por ponerme a rezar delante de ella diciéndole que así se encontrará mejor, a ver si la cuestión del autosugestionarse funciona, :-/

    Que digo yo que la única posibilidad de que les ayudase a salir de intensivos mediante el placebo sería que el propio enfermo supiese de los oradores o los tuviera delante, con altar incluido... Manda narices, de verdad.
    Es tan triste que sino fuera por lo que es, la carcajada la soltaría ahora mismo...



    12
    De: Suminona Fecha: 2004-09-09 13:08

    Claro, si las oraciones hubieran funcionado, eso significa que sí existió un milagro.

    Un efecto placebo telepático sería algo más fácil de asumir, en caso de que el efecto fuera real.

    Por cierto, que poco importa que fuera una niña de 8 años la que diseñara el experimento (me imagino que, más que diseñar, fue concebir la idea). A los 7 años, según dicen, aparece el raciocinio (en realidad, aparece mucho antes, y a otros, como los pseudóticos, no les "sale" nunca).



    13
    De: El Maño Fecha: 2004-09-09 18:16

    Suminona:
    Aunque rezasen todos los monjes tibetanos y todos los pastores protestantes del mundo sin que lo supiera el enfermo y éste sanase, eso tampoco prueba que se haya curado por efecto de la oración.
    Seamos serios: la gente lleva rezando miles de años pidiendo de todo y no se cumple más que lo justo. Como decimos en mañolandia: "Fíate de la virgen y no corras..."



    14
    De: Suminona Fecha: 2004-09-09 19:21

    El experimento, bien realizado, sí que podría determinar si había habido un efecto, fuera cual fuese el medio. Estaba criticando la estrechez de miras de críticas que no sean metodológicas.



    15
    De: Yabba Fecha: 2004-09-09 20:54

    ¿Qué coño estrechez de miras? ¿Cómo puede alguien que dice dedicarse a la física concederle "ancho de miras" a un hecho religioso, basado en la fé y NO en hechos físicos? ¿Un hecho que, como todo lo religioso, no sólo no se puede comprobar o cuantificar sino que encima la imposibilidad de comprobación es la base de esa creencia?

    No se puede conceder la más mínima credibilidad a un experimento que trata de medir lo que por definición de los propios creyentes es inconmensurable. ¿Qué método sugieres para identificar lo inefable? ¿Qué abierta metodología cuantifica una supuesta energía involucrada, según el "estudio", en el acto de rezar y que no sabemos cuál es, cómo se puede transmitir, cómo produce su efecto a distancia o siquiera SI EXISTE O NO?



    16
    De: Suminona Fecha: 2004-09-10 06:23

    No lo entiendes, Yabba.

    Viene un tío diciendo que mueve objetos con la mente, y me asegura que es cierto y que me lo va a demostrar. Tú lo tachas de charlatán, te ríes de él, y te largas a tomar una coca-cola. Yo en cambio veo el experimento. Cuando vuelves te digo que, efectivamente, el hombre parece totalmente sincero. Tú, entonces, saltas, llamándome embustero, embaucador, que estoy compinchado con el charlatán, etc., etc.

    Y entonces yo te explico que el hombre aparentemente era sincero, ya que creía que podía mover objetos diminutos con la mente, pero que estaba equivocado, tal y como se ha podido comprobar al ver su cara tras explicarle que el efecto conseguido al mover un rotor Riphoff (no sé si es su nombre, es un cilindro con un papelito que puede girar en el medio) tras acercar la mano se produce por el movimiento ascendente del aire calentado por el calor corporal que desprende su mano.

    Aplica esa analogía a mi comentario y lo entenderás. Siguiendo con ella, tú dices que es imposible que el rotor se mueva, yo miro el experimento, y veo que es debido a una causa distinta.

    En el caso que nos ocupa, la analogía funciona si el experimento hubiera sido bien realizado y existiera un efecto. Parece que el estudio clínico no fue bien realizado, con lo cual no se sabe si existe dicho efecto, como mínimo.



    17
    De: Suminona Fecha: 2004-09-10 06:29

    Parece que es sin la exótica h adicional.

    http://fenomeno.matrix.com.br/fenomeno_fenomenos_1_rotor.htm

    El link de scientificamerican.com me lo guardo, para que así puedas insultarme y llamarme charlatán, que si no el debate es demasiado amable y no mola... :-)



    18
    De: Yabba Fecha: 2004-09-10 06:51

    No, Suminona... lo que pasa contigo es que eres un dilettante, un excéntrico que cree antes en cualquier embaucador que en una posición científica. Y si no crees que dice la verdad, crees que es sincero en su error y que cualquier día saldrá quien diga la verdad... aunque sea tras millones de mentiras.

    Yo no tengo esa capacidad. Soy bastante ingenuo y creo que toda la gente es buena y luego me pego los palos que me pego, pero tras SIGLOS de superchería en el tema, tiendo a ser escéptico a priori. No me niego al experimento, pero ... experimentar en una cuestión en la que toda la Humanidad lleva siendo engañada desde el principio de los tiempos me parece una pérdida de tiempo. Si ya en las civilizaciones más primitivas había sacerdotes, chamanes, hombres-medicina y todo tipo de engañabobos, ¿por qué iban a cambiar las cosas en el siglo XXI?

    Lo que pasa es que a ti te encanta llevar la contraria al pensamiento más estándar o establecido. Eres un rebelde, aunque sea sin causa. Yo en cambio creo en otras rebeldías más provechosas.

    Sin embargo, para acabar de ver la analogía con el ejemplo del rotor Ripoff (que ya es rebuscada) te agradecería que me señales cual es la circunstancia, el hecho físico cotidiano que se esconde o enmascara de milagro tras el hecho de que una persona se pueda curar si en la otra punta del mundo mucha gente reza por él o ella. Dejando aparte, naturalmente, la casualidad, ya que eso ya fué apuntado por más gente, por ejemplo El Maño, lo cual convertiría a tu mensaje en innecesario y, como siempre, orientado a la confusión innecesaria y a la polémica más estéril.



    19
    De: Pantagruel Fecha: 2004-09-10 10:23

    Bueno, pues creo que ya tocaba el comentario de algún cristiano. Veamos. El problema de la eficacia de la oración se entiende mejor si empezamos a separar dos demensiones en que la persona de fe cive: la dimensión espiritual y la dimensión física. Y por dimensión espiritual no se entiende ni mucho menos un campo energético específico, sino una dimensión de sentido, de interpretación y comprensión de nuestro papel en el mundo, en relación a la trascendencia, etc. Para un cristiano la oración tiene sentido no en cuanto provoca un cambio en el mundo, sino un cambio en su comprensión del mundo y por tanto en su relación con él. El problema es cuando se pide una traducción mecánica de esa dimensión a efectos físicos, es decir, cuando se cree que por orar nos aprueban un examen o nos toca la lotería. No es necesario repetirlo, pero la interpretación de la teología actual por ejemplo de los milagros de Jesús no es desde el punto de vista de la alteración del orden físico, sino de la alteración en el mundo espiritual. Pongamos por caso la curación del paralítico no tendría tanto que ver con que empezara a andar como con la por ejemplo aceptación personal de un estado que hace 2000 años (y aún menos) era interpretada como un castigo divino y relegaba al individuo a un mundo de frustración y marginalidad. En fin. Nada nuevo bajo el sol. Orar sirve para quien cree y no sólo desde el efecto placebo. Pero sirve para lo que sirve.
    Desde la práctica de la fe es bastante frustrante ver cómo muchos creyentes tienen una noción un poco pacata de sus creencias, siguen conservando prácticas milagreras y en muchos casos supersticiosas. Creo que es conveniente distinguir también cuando se habla de religión cuando estamos ante una reflexión poco menos que infantil y cuándo estamos ante una fe un poco más madurada.



    20
    De: Yabba Fecha: 2004-09-10 11:31

    Perfecto, Pantagruel... hablas de creencias que yo personalmente no comparto pero que respeto, y las sitúas en su ámbito : el de la fé y NO el del hecho físico. Como dices, la oración sirve para lo que sirve, y lo demás son simplemente intentos de fanáticos o charlatanes amantes de la pasta fácil. Y aunque no crea en ello, hay cosas en la religión que me parecen positivas. Por ejemplo, el episodio de la "limpieza" del templo, cuando Jesús expulsó a los mercaderes. Más de un templo necesita limpieza hoy día...



    21
    De: Yabba Fecha: 2004-09-10 11:33

    Mandé demasiado rápido y no aclaré que no sólo me refiero a templos religiosos, sino a ámbitos como el de los vendedores de superstición. Y más aún el de los supuestos científicos que les amparan con medias verdades que más que nada son mentiras, o con argumentos que sólo tienden a provocar confusión, que es el estado que les permite sacarle los cuartos a la gente.



    22
    De: Anónimo Fecha: 2004-09-10 15:27

    La oración no funciona, he rezado con fervor para que se largue el suminona, y ni a la de tres oiga.

    He contactado ya con un budista para contratarle sus rezos a ver si hay más suerte.



    23
    De: DePaso Fecha: 2004-09-13 08:19

    Supongamos por un momento que la oración realmente ayuda a sanar enfermos.

    Pregunto entonces:

    Porqué los grupos de oración no oran por toda la humanidad, o al menos por todo el hospital? Será porque es finita la cantidad de "energía" generada por un orador? Qué ocurre si se "pide" por una persona equivocada (o inexistente)? Donde va esa "energía"?

    Esto me recuerda al asunto del peso del alma (los famosos "21 gramos" que el cuerpo pierde supuestamente al expirar). Tiene un feto alma? Si el propio feto pesa menos de 21 gramos, cuanto peso su alma? Aumenta de peso el alma con el crecimiento corporal? A qué ritmo? Tienen los obesos más alma?

    Me parece que cualquiera que crea en estos asuntos debería plantearse esas cuestiones. No encuentro ninguna respuesta razonable, lo cual me conduce a pensar que la premisa inicial debe ser falsa. Ni el alma pesa, ni la oración (como hecho aislado) sana.

    Otra cosa es que la cercanía, el calor humano, el cariño, etc., ayuden a sobrellevar la enfermedad o activar el sistema inmunológico.



    24
    De: Suminona Fecha: 2004-09-13 08:32

    ¿Y por qué no puede pesar el alma 1000 veces más que el cuerpo en el que reside?
    Estas preguntas son como las disquisiciones acerca del sexo de los ángeles.



    25
    De: El Cuervo Fecha: 2004-09-13 08:48

    Sí, claro, un zigoto de horas que pese 21 gramos. Idiota.



    26
    De: Suminona Fecha: 2004-09-13 10:22

    ¡¡¡Vete de mi habitación, cuervo asqueroso!!!



    27
    De: Inominus Fecha: 2005-10-07 06:12

    El hombre está siempre dispuesto a negar todo aquello que no comprende



    28
    De: Inominus Fecha: 2005-10-07 06:13

    El hombre está siempre dispuesto a negar todo aquello que no comprende



    29
    De: pas Fecha: 2005-10-07 08:48

    El hombre está dispuesto siempre a inventarse cosas para explicar el mundo. (porque no lo entiende)



    30
    De: Huggy Fecha: 2005-10-07 09:46

    A mi de la noticia lo que más me preocupa es la siniestra utilización de herramientras científicas (mal utilizadas) para demostrar o defenestrar cuestiones de fe. Creo que la Ciencia seria, la de verdad no debería perder el tiempo en eso.
    La sola idea de hacer un estudio sobre si la oración es terapeutica me parece una vergüenza, incluso desde un punto de vista religioso. De verdad, ¿alguien que tenga fe va a creer que cualquier que reze por ti de forma mecánica, sin senitmiento, te va a salvar?.





    31
    De: Sauu Fecha: 2012-10-11 03:24

    "Para colmo, al revelarse que las pacientes nunca llegaron a saber que estaban siendo utilizadas en un estudio, los comités de deontología elaboraron también su queja."

    Para colmo? Aqui reside la gracia del experimento, que el placebo no tiene sentido como conclusion del experimento.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.161.201.200 (92437b0534)
    Comentario

    portada | subir