ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Agosto 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • RIVERA en FarmaCatólicos
  • Anónimo en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en El Timo Del Más Allá (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Cristina Pereira en Cuando Se Pone En Peligro La Salud (CARTA @NoticiasNavarra @DiarioNavarra @microBIOblog y @Joaquin_Sevilla)
  • Alessandro magnvs en El Timo Del Más Allá (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Javier Sánchez de la Barquera en Referentes LGTBIQ (#MILENIO @noticiasnavarra)
  • Alessandro magnvs en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Alessandro magnvs en Cuando Se Pone En Peligro La Salud (CARTA @NoticiasNavarra @DiarioNavarra @microBIOblog y @Joaquin_Sevilla)
  • Juli Gan en Referentes LGTBIQ (#MILENIO @noticiasnavarra)
  • Anónimo en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > Todo Es Vanidad
    2004-12-09
    )

    Todo Es Vanidad
    2004-12-09

    La moda de rescatar canciones en recopilatorios "homenaje" o "tributo" nos invade. Lleva ya mucho tiempo, y es cierto que aunque permite encontrar visiones de algunas canciones muy interesantes, uno casi siempre acaba concluyendo que mejor la versión original (salvo honrosísimas excepciones). Ahora le ha tocado el turno a Javier Krahe, en un tributo propiciado por buenos amigos suyos de siempre y buenos amigos (supongo) de hace nada, justo para el disco. En cualquier caso, se lo merece, el homenaje, y sobre todos nos merecemos que se vuelva a hablar de Krahe, más que nada porque sigue proporcionando momentos únicos -al menos a este pez- con los que iluminar un poco incluso días como estos en los que se habla de cinco millones de niños muertos anualmente por desnutrición, cuando el espectáculo televisivo sigue siendo bochornoso y un larguísimo etcétera. Esos días, hoy mismo, uno agarra Krahe y se serena.

    ... y es que todo es vanidad.

    Gracias a mi conducta vagamente antisocial
    temo no verme nunca encaramado a un pedestal:
    no alegrará mi efigie el censo de monumentos,
    no vendrán las palomas a rociarme de excrementos.

    Y es una pena, la verdad,
    porque sería muy bonito
    seguir de adorno en mi ciudad
    sobre un bloque de granito.

    Pues qué penita y qué dolor,
    no tendré estatua, no señor.

    Gracias a mi postura más bien anticlerical
    no será un siglo de éstos cuando entre al Santoral:
    no acudirán beatas a pedirme un milagrillo
    no vendrán los ladrones a vaciarme mi cepillo.

    Y es una pena, la verdad,
    porque tenía cierta gana
    de echarle un ojo a la deidad
    mientras me doran la peana.

    Pues qué penita y qué dolor
    no tendré culto no señor.1

    Gracias a que mi musa se las da de cerebral
    son pobres mis compases para expresión corporal:
    no danzarán mis prosas las reinas de discoteca,
    no vendrán los carrozas a hacer su gimnasia sueca.

    Y es una pena, la verdad,
    porque sería algo inefable
    cambiar la torpe realidad
    y ser o Borges o bailable.

    Pues qué penita y qué dolor
    no tendré el Nobel, no señor.

    Gracias a mi tozuda decisión existencial
    no cabe entre mis planes dar ningún salto mortal:
    no gozará la honras funerales mi alma en pena,
    no vendrán los gusanos a tirar de la cadena.

    Y es una pena, la verdad,
    porque sería algo divino
    ver cómo todo es vanidad,
    y yo en decúbito supino.

    Pues qué penita y qué dolor
    no tendré esquela, no señor.


    Por cierto, que todas las letras de Krahe y muchas otras cosas están disponibles en la Red en el curioso Proyecto Krahe. En su introducción leemos:

    Bienvenidos al Proyecto Krahe, cancionero virtual del cantautor Javier Krahe; que pretende ser lugar de encuentro y a la vez escaparate de la obra de Javier Krahe. El nombre del proyecto está basado en el Proyecto Gutenberg, digitalización de las obras de la literatura universal. Mi objetivo es exponer toda sus letras (bajo las condiciones GNU/Licencia Pública) para que estén al alcance de todos y puedan ser comentadas.



    De paso, el otro día se presentaba en Bilbao un documental sobre Javier Krahe, (lo leí en la Estrella Digital), titulado "Esto no es la vida privada de Javier Krahe". Tiene muy buena pinta este atrevimiento a contarnos la vida de Krahe, o más bien de dejar a Krahe contarnos la vida de los demás. Lo dirigen Joaquín Trincado y Ana Murugarren. A ver si lo ponen por algún sitio, cosa que dudo. Snif...

    2004-12-09 01:00
    Enlace | 2 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/24112

    Comentarios

    1
    De: bolo Fecha: 2005-07-17 00:44

    Hace poco lo vi en Coruña en un concierto y la verdad que sigue sorprendiendo como siempre, yo apoyo tu post y lo reivindico como el gran cantautor que es

    Un saludo



    2
    De: Cecilio GIL Fecha: 2006-03-19 00:36

    Me ha costado poder opinar , y opino sin ver el documental, algo atrevido por mi parte , pero si es de Ana , seguro que bueno.
    Hoy me ha sorprendido la noticia en un diario que no suelo leer , y llevo todo el dia escuhando a Bob , lo siento Krahe,pero Bob es Bob.
    No puedo creer que mis amigas sigan haciendo cine, mis amigos hagan estudios sobre la pobreza y yo siga escuchando a Krahe y a Bob.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.156.32.80 (c4358d7f59)
    Comentario

    portada | subir