ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • brain supplement reviews en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • link en Plenilunio
  • james jack en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • james jack en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Inicio > Historias > La Epidemia
    2005-01-08
    )

    La Epidemia
    2005-01-08

    prepublicación, sólo para abonados :-)
    MILENIO, se publica en Diario de Noticias el domingo 9 de enero de 2005


    Dicen los médicos que se produce una epidemia cuando se observa prevalencia de una enfermedad por encima de lo normal. Así, por ejemplo, aunque ahora estamos en medio de uno de los brotes de gripe más fuerte de la temporada, no cabe hablar de epidemia porque realmente el número de casos no se ha disparado en comparación con otros años. Las epidemias dan miedo, porque nos hacen temer una invasión generalizada, ante la que apenas tenemos otra protección que evitar el contagio. Porque sólo producen epidemias las enfermedades contagiosas.

    Hasta aquí la cosa médica. Porque epidemia ha sido el término empleado por el Arzobispo de Pamplona en su última carta desde la Fe. Escribe: es posible que nos encontremos dentro de poco con una verdadera epidemia de homosexualidad, fuente de problemas psicológicos y de frustraciones dolorosas. Uno lee tamaña estupidez y se pone a pensar en que debe existir un virus malsano o algo así (algo peor, ¡un gobierno socialista!) que vaya a permitir un contagio de manera que, en unos meses, todos maricones y bolleras. ¿Qué podremos decir si de repente, una mañana, uno se despierta y siente una desconocida atracción por las personas de su sexo? ¿Tendremos que ir al médico a ver si con reposo o con paracetamol los síntomas desaparecen? ¿O visitar un cura, que de esas cosas parece que saben muchísimo? ¿O caer en el fornicio, el desorden moral, el trastorno psicológico y la mezquindad social que nos auguran desde la Fe?

    La extraña idea que de la homosexualidad tiene la Iglesia Católica es algo que nos debería preocupar a todos. Y en general, la forma en que reducen la gran plasticidad del eros humano, la obcecación que demuestran en los últimos tiempos sobre lo que se debe y no se debehacer en la cama, deberían ser miradas con ojo clínico. No vaya a ser que sea una epidemia de estulticia, o una obsesión sexual malsana. Mientras tanto, afortunadamente, una sociedad bastante vacunada contra este mal avanza hacia la equiparación de derechos de todos sus ciudadanos. Mal que le pese al Arzobispo.

    (La cartita del Arzobispo Fernando Sebastián, en el Diario de Noticias: Pues no es así)

    2005-01-08 01:00
    Enlace | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/25174

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.210.67 (77461d298f)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir