ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • male-sex-enhancer.com en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • crystlfnleys en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Infinitesimal Importancia (@SueltalaOlla)
  • christina en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • besiemrgns01 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • real customer reviews en Las Brujas ?Vaya Timo!
  • bella en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • eunice en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • mrycogwls en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • sbi balance enquiry number en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Inicio > Historias > De La Objeción De Conciencia
    2005-05-03
    )

    De La Objeción De Conciencia
    2005-05-03


    Un planteamiento democrático...
    Le tengo mucho respeto a la objeción de conciencia. Entre otras cosas porque amigos míos se tiraron año y medio de cárcel por estar convencidos de que su conciencia era más importante que la ley de levas que les obligaba a un servicio a la patria que ellos no consideraban ni justo ni adecuado. Otros amigos sufren continuos acosos de Hacienda por el hecho de haber suscrito desde hace años la política de realizar una objeción fiscal a los gastos militares.

    La respecto incluso cuando me parece que es una excusa para anteponer prejuicios antidemocráticos (de índole religiosa las más de las veces) al servicio público por el que uno cobra. Me refiero, por ejemplo, al personal sanitario que "objeta" la realización de interrupciones del embarazo o la administración de píldoras post-coitales.

    En ningún caso reclamaría para estas personas, por más -reitero- de mi convencimiento de que esa objeción de conciencia no es trigo limpio (y no sólo por esos casos que siempre se cuentan de gente que objeta en la sanidad pública para practicar los abortos en la privada), nunca reclamaré, decía, penas de privación de libertad. Exigiría, eso sí, que si con esa objeción dejan de cumplir parte del horario laboral tuvieran una mengua en sus salarios correspondiente a las horas perdidas. Y exijo, por supuesto, que la administración competente asegure el derecho a la salud de las mujeres que necesiten esos servicios objeto de problemas de conciencia. Es decir, que si parte de la plantilla no acepta la realización de un trabajo que es parte de sus cometidos se puedan montar equipos que sí lo hagan. La solución más perversa, la que vivimos, por ejemplo, en Navarra con el tema de las interrupciones del embarazo, pasa por pagar a las pacientes el desplazamiento a lugares donde sí puedan ser atendidas adecuadamente.

    En el caso de las oficinas de farmacia que ejercen una peculiar "objeción de conciencia" para negarse a expender preservativos, incluso en algo tan estúpido y abyecto, ahí también defenderé el derecho de objecion de conciencia. Eso sí, entendería que la administración optara por incluir otros despachos en los que no le pongan peros a la profilaxis sexual en su red de farmacias concertadas, dejando estas -con toda libertad- fuera de los convenios, porque siempre hay más farmacias de las necesarias en las ciudades. Por supuesto, el criterio administrativo debería siempre asegurar una completa cobertura farmacéutica a los ciudadanos, supliendo, si es el caso, las carencias derivadas esa objeción de algunos farmacéuticos de catolicismo montaraz.

    Así las cosas, entiendo que algunos alcaldes y personal de la administración puedan pretender ahora invocar un derecho de objeción de conciencia para negarse a tramitar matrimonios. Si las leyes que rigen tales contratos ciudadanos les afectan tanto, que no los celebren. Lo lógico sería que no sólo los de homosexuales, sino todos, porque una vez aprobada la ley, todos los matrimonios serán iguales. La administración debería asegurar que los ciudadanos y ciudadanas puedan contraer matrimonio, disponiendo de equipos sin tantos miramientos a estos temas. Y, por supuesto, apartando a estos profesionales objetantes de su "problema" de conciencia. Si trabajan menos horas, que cobren menos. Si no, que se ocupen de otros trámites. Allá ellos con su "conciencia", un tema en el que el estado es mejor que no entre.

    Eso sí, ante un único hecho comprobado en el que un ciudadano (o una pareja) pueda encontrarse en la situación en la que no puede practicar una interrupción legal de embarazo, conseguir la administración de una píldora postcoital, comprar un condón o casarse, la administración quedará en evidencia como incompetente si no le pone inmediato remedio. Y habrá de ponérselo: no estaría de más que esos casos se conocieran públicamente, y que públicamente supiéramos cuánto dinero de más estaremos pagando todos por estas cuestiones de conciencia. Que se sepa, qué menos, el precio de la "conciencia" de algunos.

    Creo que otros países regulan la objeción de conciencia en muchos temas, y en la modificación del Código Civil para incluir los matrimonios homosexuales se debería incluir una regulación de la objeción de conciencia. Por más que, lo confieso, me parezca una vergüenza que esos comportamientos se puedan meter bajo el paraguas de la conciencia democrática.

    Porque, mal que les pese a quienes les pesa mal ser calificados como lo que son, quienes objeten lo harán por ser homófobos.

    Por supuesto, las palabras encendidas de ciertos representantes de la Iglesia estos días, las declaraciones voluntaristas de esos munícipes electos, esas llamadas a la desobediencia civil desde la más radical homofobia son lo que son, las dicen quienes las dicen y ningún ciudadano tiene que tener el menor respeto por esas afirmaciones si no las consideran adecuadas.

    Planteamientos que en cierto modo también me pide el cuerpo en este tema...
    Querría hacer notar que el derecho a la objeción de conciencia es asunto muy serio, y que no se puede andar siempre mercadeando con los integrismos religiosos, que el Estado debe asegurar que dispone de personal capaz de hacer cumplir sus compromisos. Tal y como están planteando la cuestión algunos católicos (quizás también de otras confesiones, aunque el grueso del colectivo "objetante" es católico) el problema empieza a estar en si un funcionario católico puede ser apto para el desempeño de ciertas labores. Cuestión compleja, porque entendiendo que nadie puede ser discriminado por sus creencias religiosas, tampoco nadie puede pretender que no se pueda asegurar el cumplimiento de las leyes debido a la existencia de pretendidos imperativos de orden superior. Esto es: quizá un católico integrista no podría ser así juez ni alcalde, ni trabajar en ginecología, al menos en la red pública. De la misma forma que entendemos que para ser juez hacen falta unas demostradas cualificaciones, entre ellas estaría el compromismo estricto al cumplimiento de la ley, de la ley de los hombres, no de la de su dios...

    ¿Es lógico que tengamos que permitir en la red pública de sanidad que un médico pueda llegar a negarse a administrar supositorios a un niño porque tiene la patológica creencia de que algo así lleva a la homosexualidad del infante? ¿Deberíamos permitir que un consejero de salud anteponga sus creencias sobre el bien morir al hecho sanitario de las sedaciones paliativas en las urgencias médicas? ¿Qué decir de un alcalde que se opone a dar fe de un contrato público de matrimonio? Que se dediquen a otra cosa, que en las oposiciones a esos puestos que parecen ser tan sensibles, se busque precisamente a las personas más adecuadas, mediante la oposición o el sistema de selección o elección adecuado a las leyes.

    Por supuesto, regulándose desde la misma Constitución algunas figuras de la objeción de conciencia, esta propuesta queda fuera de cuestión. Por el momento. La pregunta abierta es si en una verdadera democracia basada en el respeto a los derechos humanos se puede entender una pretendida superioridad de valores fuera de ese mismo marco. Asegurar la laicidad de un estado no es convertirlo en un estado totalitario. Simplemente, una cuestión de salud democrática. Un tema, lo reconozco, espinoso. Pero quería mencionarlo.

    Y una propuesta desmelenada...
    ¿Objeción de conciencia? Esto da risa, señores. Si pretenden ahora emplear ese derecho de conciencia para negarse a cumplir la ley, apliquemos todos el mismo criterio para con los católicos. Por ejemplo: ¿cuánto dinero cobra la Iglesia Católica del Estado? ¿Qué fracción de ello corresponde a cada ciudadano? Pues bien, en mis impuestos, exijo que se incluya una cláusula en la que pueda expresar mi objeción de conciencia a que se le pague ni un duro. Bastante mal han hecho a la humanidad en su conjunto y a este país en concreto como para seguir pagándoles impunemente. De la misma manera que hay colectivos que cada año realizan campañas de objeción fiscal para no contribuir a los gastos militares, habrá que promover una objeción fiscal para evitar que se le pague a una Iglesia que pretende interferir en los asuntos del estado, sea desde la plataforma de las clases de religión, sea con esta absurda cláusula de conciencia que ahora nos venden. Y, por supuesto, el Concordato deberá ser denunciado, cuanto antes. Ya puestos, podríamos comenzar a revisar los papeles para ver si es posible una nueva Desamortización. No sé si habrá que pensar ya en el día en que larguemos a tanto enemigo de la democracia de nuestro país. O, al menos, les exijamos un compromiso formal similar al que exigimos a los partidos políticos o a quienes van a entrar a servir en la función pública.

    Conclusión preliminar...
    Por supuesto, uno tiene el día moderado y encuentra que la primera posición sobre el asunto de la objeción de conciencia en el asunto de la celebración de los matrimonios homosexuales es posiblemente mucho más constructiva que las otras. El camino, sin embargo, nos podría deparar muchas sorpresas.

    2005-05-03 01:14
    Enlace | 64 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/29367

    1
    De: Dies Irae Fecha: 2005-05-08 11:35

    En el exterior (XXIV): «Recopilación semanal de lo más interesante que he encontrado en la red de redes durante la presente semana.»



    Comentarios

    1
    De: Sebastian Fecha: 2005-05-03 01:36

    Mi padre ha decidido hacerse objetor de conciencia respecto al derecho a fumar en su propio local de trabajo. Dice que no hay ni un solo certificado de defunción en el que la causa de la muerte sea TABACO. Y como el local es de su propiedad y todas las personas que están con él también fuman ha decidido objetar porque, en conciencia, cree que la Ley que impide fumar en lo centros de trabajo es inmoral.



    2
    De: Jorge Alonso Fecha: 2005-05-03 10:10

    1) ¿Por qué los católicos no objetaron en masa en contra del servicio militar? ¿Es que el mandamiento "no matarás" es opcional? Leyendo la biblia, y conociendo la historia, se ve que los católicos sí están a favor de la guerra: "Haz la guerra, y no el amor, sobre todo nada de amor gay."

    2) Los gays deberían reivindicar más a los personajes históricos gays, porque da la impresión que ningún personaje importante lo ha sido. ¿¡Qué me dicen de Alan Turing!?

    3) Los que mueren de ataques al corazón, ¿tienen en sus partes de defunción "causa de la muerte: dieta demasiado grasa y vida sedentaria"?

    4) Mi abuelo fumó toda su vida. Nunca tuvo problemas por haberlo hecho... hasta que ya fue demasiado tarde. Dado que los pulmones están sobredimensionados respecto a su carga de trabajo, no lo notó hasta que ya era tarde. En vez de disfrutar de su jubilación, tuvo que lidiar con problemas respiratorios, pasarse días en el hospital, y finalmente morirse. En la autopsia se vio que sólo tenía medio pulmón sano.



    3
    De: Carlos Fecha: 2005-05-03 10:54

    Impecables tus argumentos, Javier.
    Me inquieta especialmente el caso de los jueces católicos. Supongamos un médico que va a ser juzgado por un aborto supuestamente ilegal. Y le toca un juez ultracatólico. Siguiendo el mismo argumento que dan los funcionarios que anteponen su conciencia a la ley para no casar a homosexuales, se podría pensar que dicho juez aplicará su "conciencia" en vez de las leyes. O sea que el acusado está perdido, porque aunque se demostrara que ha practicado un aborto legal, para ese juez todos los abortos son un crimen contra Dios, por tanto, en "conciencia" tendrá que declararlo culpable y condenarlo. ¿No debería ese acusado poder recusar a ese juez?



    4
    De: Eduardo Fecha: 2005-05-03 14:20

    La objeción de conciencia simplemente es ser fiel a unas convicciones, tanto para no hacer la "mili" como para no hacer un aborto. Si esas convicciones provienen de un humanismo o intelectualismo absolutamente areligioso no son diferentes en mi opinión que si provienen de una moralidad religiosa siempre que sean asumidas por el individuo como propias y no impuestas.

    En cualquier caso merecen un respeto, aunque la ley deba regular lo que se puede o no se puede objetar.

    Estoy de acuerdo contigo en que la admon debe evitar que la objecion impida cumlir la ley, pero no en tu descarada clasificación de objeciones buenas y malas.



    5
    De: Si no lo digo reviento Fecha: 2005-05-03 14:42

    La objeción de conciencia se puede entender en el aborto: estás haciendo algo inevitable y grave que para algunas personas puede igualarse al asesinato. En el ejercito: puedes verte obligado a disparar a personas y matar. Pero querer ejercer la objeción de conciencia para no realizar bodas de homosexuales me parece simplemente ganas de entorpecer.



    6
    De: Anónimo Fecha: 2005-05-03 14:59

    Dijo el Sr. Pez:

    "habrá que promover una objeción fiscal para evitar que se le pague a una Iglesia que pretende interferir en los asuntos del estado, sea desde la plataforma de las clases de religión, sea con esta absurda cláusula de conciencia que ahora nos venden. Y, por supuesto, el Concordato deberá ser denunciado, cuanto antes. Ya puestos, podríamos comenzar a revisar los papeles para ver si es posible una nueva Desamortización."

    Y dice este Anónimo que lo es:

    Sr. Pez, ¿a qué estamos esperando? Comience a andar usted que sabe, que a más de uno nos tendrá a su lado.



    7
    De: morri Fecha: 2005-05-03 15:02

    Es curioso que hayamos decidido hablar sobre el mismo tema casi a la par (15 minutos de diferencia, xDD), estoy bastante de acuerdo con tus argumentos.
    Saludos!



    8
    De: d33p Fecha: 2005-05-03 15:05

    el problema de todo esto es de lexico y de ratzinger z. primero la adaptacion a un ejercicio civil de una palabra de un acto religioso como es matrimonio, que todos sabemos que viene de madre, matriarca. aunque creo que este argumento es pobre porque en los casamientos de lesbianas habria dos "madres". pero el problema esta en que la propia palabra ya avisa de un infante en la pareja, que es a lo que se estan adelantando muchos religiosas en contra de estas bodas diciendo "pensad en los niños". aunque no es el tema creo que una pareja homosexual educaria mejor a un niño que la iglesia.

    continuo, ¿en algun momento se ha dicho que con la legalizacion de los casamientos civiles se permite y suaviza la adopcion por parte de parejas gay? si no estoy mal informado, este movimiento legal se ha hecho por otros derechos legales de pareja, y por darle el placer a la comunidad gay de decirles que el estado les acepta aunque la iglesia no. esos fanaticos religiosos se estan adelantando a los hechos.

    como dije al principio la culpa la tiene ratzinger z. no recuerdo haber oido estas amenazas de no ejercitar dichas bodas por parte de la iglesia camufladas en "objeción de conciencia", hasta justo el dia despues o tal vez dos (porque estaba liado el primer dia) de la aparicion de este ex-nazi como pontifice.

    dejando de lado todo el machismo de la iglesia (las mujeres lo unico que hacen en el vaticano es limpiar y cocinar, que verguenza) ¿donde dice explicitamente en las "sagradas escrituras", por no llamarlas sangrantes, que los homosexuales no son personas, incluso teniendo casos de homosexualidad en algunas de sus figuras como santa justa? ¿y si lo dice en la letra pequeña, pesa más que no mataras, no robaras, no cometeras actos impuros, no mentiras, y sobretodo dos... no seras codicioso y... no usaras el nombre de dios en vano? con estas pautas con "objeción de inconciencia" que no sean jueces, militares, abogados, doctores, politicos, banqueros, etc...


    yo me apuntaría a objetar el pago a la iglesia de mis impuestos.



    9
    De: piezas Fecha: 2005-05-03 17:16

    Mi opinión es que la objeción de conciencia o la desobediencia civil tienen sentido como último recurso _ciudadano_, pero no en un alcalde, creo que eso es subvertir gravemente tanto el cargo como el recurso, y en mi opinión es un grave desprecio de la ética democrática y hacia los ciudadanos. Igual que dices en tu post: al alcalde nadie le obliga a presentarse a unas elecciones (¡si no le gusta la ley, que no acceda a un cargo público!), pero una vez que las gana, forma parte de la maquinaria de gestión, y es el _gestionado_ el que de manera natural puede justificar, con los riesgos que ello conlleva, una desobediencia.

    Un saludo,



    10
    De: El Peatón Fecha: 2005-05-03 17:47

    Ahí les dolerá, en la cartera. Pero a ver quién es el listo que le quita el chupete...

    Me da la impresión que está muy cerca el día en que uno de estos adalides de la moral sea juzgado por atentar contra los derechos humanos. Méritos hacen.



    11
    De: José Angel Fecha: 2005-05-03 18:25

    Estoy de acuerdo con Piezas en que es muy distinto el caso de quien tiene un cargo público y el caso de quien es un ciudadano de a pie. El cargo público está obligado no sólo a cumplir la ley, sino a hacerla cumplir; mal vamos si empieza por cuestionarla.
    Y dicho esto, sin embargo, siempre habrá batalla (activa o de brazos caídos) contra las leyes que ofenden a la conciencia de uno, y siempre habrá leyes que ofendan a las conciencias. El combatirlas, activa o pasivamente, es la primera manera de cambiarlas, y tampoco van a renunciar a esta forma de acción quienes tengan un cargo público (algunos pensarán que con mayor razón no han de hacerlo). Por tanto, lo mejor, a los cargos, inhabilitación si no cumplen la ley; y a los particulares, lo mismo, inhabilitación para cargo público, y multa si hay efectos económicos o se pisotean los derechos de los demás. Y esto más allá de que nos guste o nos disguste la objeción en cuestión, que todas son buenas para el que objeta y malas para el objetado.



    12
    De: ElPez Fecha: 2005-05-03 21:37

    No está de acuerdo Eduardo (4) en lo que denomina mi "descarada clasificación de objeciones buenas y malas". Puede que sea descarada, esto es, a cara descubierta, pero me reafirmo en ella.

    No me parece igual una objeción de conciencia que parte de los derechos humanos (el derecho a la vida, por ejemplo) para no querer usar armas y pertenecer a un ejército, o para no pagar los gastos militares, que una objeción que parte de un ataque en contra de los derechos humanos (negando la libertad a las mujeres, la igualdad a los homosexuales...). Lo mire por donde lo mire, no las veo iguales.

    Como comentario paralelo, tampoco veo igual una objeción de conciencia que parte de una visión fundamentalista del hecho religioso, de ese punto de partida de que por encima de las leyes de un Estado democrático esté la ley de Dios, o más bien -porque aunque afirman que sus principios vienen de la ley divina- de la interpretación de esas leyes por parte de la jerarquía de su secta/religión.

    Finalmente, tampoco puedo entender que ahora la carcundia más tradicionalista pretenda enarbolar la objeción de conciencia o la desobediencia civil, ellos precisamente, ellos que siempre que han podido controlar los estados han sido -precisamente ellos- los primeros en negar los derechos a los que no comulgan con sus hostias.

    Y ya lo decía, incluso así, incluso estando convencido de lo torticero y avieso de su pretendida "objeción de conciencia", creo que democráticamente podemos concederles ese derecho.



    13
    De: harazem Fecha: 2005-05-03 22:25

    Entrevista en El País a Isacio Siguero, el flamante (y autotitulado “orgulloso de ser católico”) Presidente de la Organización Médica Colegial:

    P. ¿El caso Leganés puede servir para que se potencien los cuidados paliativos. ¿Qué le parecen?

    R. Yo soy oftalmólogo y estoy muy lejos de esa especialidad. Por tanto como técnico poco puedo decir. Sí que tengo que manifestar que hay una encíclica de Juan Pablo II que se llama Evangelicum Vitae donde la Iglesia acepta la sedación terminal paliativa. Pero esto no lo acepta sólo la Iglesia. En una situación de dolor intenso, de terror, de ambiente de desastre, cuando ya no hay posibilidad de recuperación, ayudar a morir con dignidad es una buena acción humana; no sólo religiosa ni católica. Lo que no sabemos es a partir de cuándo podemos entrar en un terreno o en otro. De cualquier modo, a la OMC le gustaría poder dar su opinión en la comisión de investigación o cuando se redacte esa ley de cuidados paliativos. Nosotros nos ofrecemos a todos los partidos políticos, a todos sin diferencia apara colaborar.

    Teniendo en cuenta que para la Iglesia, según El Roto, la mejor sedación paliativa era la Extremaunción, mejor que estos católicos obedientes al Vaticano se estén calladitos. ¿Qué se puede esperar de semejante grey?



    14
    De: vegeve Fecha: 2005-05-04 00:04

    ¿Cómo se puede hacer objeción fiscal sobre el dinero que se le da a la iglesia, sea la que sea? ¿Alguién puede asesorarnos?



    15
    De: ElPez Fecha: 2005-05-04 01:03

    Algún dato googleado en plan rápido: aparte de la cifra que les va destinada por la famosa casillita del IRPF, la Iglesia recibe una aportación de unos 30 millones de euros anuales. Eso sí, en la revista Época se afirmaba (21/11/04) que contando las tareas sanitarias, educativas y de acción social que realizan instituciones religiosas de la Iglesia, el balance es que "el Estado se ahorra al menos 6.000 millones de euros anuales". Para ese cálculo (basado en datos del 2000) introducen las cuentas de Cáritas Española, que gastó 155 millones de euros (sólo un 30% de dinero público en ellos) en sus acciones. En la cuenta añaden además dinero proveniente de que la enseñanza concertada -según afirman- sea un 60% más barata por plaza que la pública. Ahí sacan otros buenos millones de euros.

    Son formas de contar las cosas, claro... Porque de ahí se podría desprender que realmente la Iglesia no haría estas labores "tan cristianas" si se cabreara con el Estado. ¿Dejarían de asistir al enfermo, dar de comer al hambriento, enseñar al que no sabe?

    Conviene además recordar que la Iglesia Católica está exenta de impuestos, no paga IVA, ni impuesto de muebles inmuebles, no paga el impuesto de sociedades, ni el de transmisiones ni el de actos jurídicos documentados.

    Más datos en la ley de presupuestos generales del estado para 2005 (ley 2/2004 de 27 de diciembre):

    Disposición adicional undécima. Pagos a cuenta a la Iglesia Católica en el año 2005.



    Uno. Para el año 2005 se fija la cuantía de los pagos a cuenta mensuales a que se refiere el apartado tres de la disposición adicional vigésima de la Ley 54/1999, de 29 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2000, en 11.789.140 euros.



    Dos. Se elevan a definitivas las cantidades entregadas a cuenta en el año 2004.



    Disposición adicional duodécima. Asignación de cantidades a fines sociales.



    Para el año 2005, el resultado de la aplicación de lo dispuesto en la disposición adicional duodécima de la Ley 52/2002, de 30 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2003, no podrá ser inferior a 121.181.782 euros. Cuando no se alcance esta cifra, el Estado aportará la diferencia.





    Disposición adicional decimotercera. Provisión de fondos para proyectos de carácter cultural, educativo y de integración social de las Confesiones minoritarias.



    Para el año 2005 y con carácter temporal en tanto no se alcance la autofinanciación completa de todas las confesiones religiosas en España, se dispone la dotación de hasta 3.000.000 de euros para la financiación de proyectos que contribuyan a una mejor integración social y cultural de las minorías religiosas en España, presentados por las confesiones no católicas con Acuerdo de cooperación con el Estado o con «notorio arraigo».



    La gestión de la dotación a la que se refiere el párrafo anterior se llevará a cabo por una Fundación del sector público estatal creada para tal finalidad, en la forma establecida en el artículo 45 de la Ley 50/2002, de 26 de diciembre, de Fundaciones.



    16
    De: ElPez Fecha: 2005-05-04 01:25

    Perdón que cerré el comentario anterior: sumando lo que se dice aportar "a cuenta" (luego los presupuestos del año siguiente se elevan a definitivas esas cantidades) que es mensualmente de 11,789.140 euros sale un total anual de: 141,469.680 euritos de ná. Esta cantidad se refiere a lo recaudado por asignación tributaria que realmente sale menos, aportando el resto el Estado (en 2003 lo que correspondía de la casilla era 95,6 millones de euros, el Estado regaló 40,37 adicionales para completar la cifra total de 135,97 millones que contemplaban los presupuestos).

    Respecto a la financiación que recibe la Iglesia mediante los salarios de los profesores de religión, he encontrado datos correspondientes a 2001: eran 33.440 profesores de religión católica y el presupuesto ascendía a 602 millones de euros. En esta página de la Asociación Laica para la Opinión en la Iglesia y la Sociedad se comenta (recuerdo, año 2001):

    Otra fuente de financiación de gran envergadura a cargo del Estado -por encima de los 6.000 millones de pesetas en conciertos y subvenciones- son los centros hospitalarios propiedad de la Iglesia (116), y los centros de caridad y sociales como ambulatorios y dispensarios (180); casas de ancianos, inválidos o disminuidos psíquicos (865); orfanatos (323); guarderías infantiles (417); centros especiales de reeducación (325) y 'otros centros de caridad y sociales' (717). El Estado paga también la nómina de los capellanes hospitalarios (oficialmente, 510 capellanes a tiempo completo y 297 a tiempo parcial: en total, salarios por valor de 3.700 millones el año pasado), los penitenciarios (130), más los sueldos de los capellanes castrenses, a cuyo frente está un arzobispo con grado de vicario general.

    Capítulo aparte, muy relevante, son las subvenciones o ayudas directas a la Iglesia para su ingente patrimonio artístico e inmobiliario: 280 museos, 130 catedrales o colegiatas con cabildo y casi mil monasterios. Para sostener ese patrimonio, las administraciones públicas han gastado en los últimos 20 años decenas de miles de millones. Cuatro ejemplos: el año pasado, la Generalitat de Cataluña presupuestó 377 millones para obras en edificios de propiedad eclesial, pero no incluyó en esa partida cuantiosos gastos en museos episcopales en cuyos patronatos participa la Generalitat, como el de Vic, al que el departamento de Cultura aportó íntegramente el coste de construcción de la nueva sede. Otro tanto pasa con Castilla-La Mancha: presupuesta este año 597 millones pero subvenciona, además, otras restauraciones o exposiciones de la Iglesia. O el caso de la Comunidad y el Ayuntamiento madrileños, que no sólo ayudaron en 1997 con unos 750 millones a la finalización de la catedral de La Almudena, sino que cada año añaden millones para otras propuestas episcopales.


    ¿Alguien con datos más actuales y ganas se sumar? Me sale algo cercano a los 1.000 millones de euros anuales...

    El gasto total previsto en los Presupuestos de 2005 es de 124.525 millones de euros, con lo que esta cifra de lo que se da a la Iglesia Católica corresponde a un 0,8%.

    Realizando un proceso análogo al que se hace en los casos de objeción fiscal a los gastos militares (se explica, por ejemplo, aquí, uno debería rellenar los impresos de la declaración como siempre, hasta llegar a obtener la "cuota líquida".

    A esa cuota se debería restar ese 0,8%. Esa cantidad se debe ingresar en un proyecto alternativo que uno considere oportuno (una ONG no católica, por ejemplo), y acompañar a la declaración de la renta un escrito al Delegado Provincial de Hacienda explicando lo que se hace, y exigiendo que se reconozca el derecho a la objeción fiscal.



    17
    De: Quieman Fecha: 2005-05-04 04:29

    Con respecto a los alcaldes o concejales que objetan de realizar bodas habría que recordarles que están obligados, ¿o es que en un trabajo solo se hace lo que te gusta a ti? (estaría bien, pero no siempre se puede). Están obligados por la ley y por la sociedad que los ha elegido.

    Por esa regla de tres, también yo objetaré de cumplir mis obligaciones:

    -No vuelvo a pagar una multa, objetaré sobre la base de mis creencias defendidas por la constitución (el descargo puede ser divertido)
    -Paso de pagar el IRPF por que mi conciencia se duele de ver como derrochan mi dinero en otros



    18
    De: zePlE Fecha: 2005-05-04 09:34

    Ya decía yo que El Pez tardaba bastante en meterse con la Iglesia y los católicos...



    19
    De: Juan Juan Fecha: 2005-05-04 13:44

    Estoy de acuerdo. Ni un euro par la Iglesia católica. Que se la arreglen ellos como puedan. ¿Para que gastar dinero en esos engendros infrautilizados llamados catedrales, llenos de cristales de colores?. Sería más lógico rellenar ese espacio que ocupan catedrales como la de Toledo, León, Burgos, etc. en apartamentos de 30 metros. Se podrian hacer miles.
    Ni un euro para los profesores de religión ni para los colegios concertados. Quién quiera cologios religioso que se lo pague y que el estado asuma el coste de los miles de alumnos que están en concertados.
    Ni un euro para los asilos, hospitales, guarderias, comedores, centros de asistencia a emigrantes que dependen de parroquias y/o diocesis. Todos están contaminados de ideólogia católica. ¿No estarian mejor atendidos que emigrantes, ancianos, gente sin recursos estuvieran atendidos en nuestros eficientes servicios sociales? Todo el mundo "sabe" que una monja cobra un pastón en comparación a las miserias de una enfermera de un hospital público. Idem para profesores, voluntarios, etc.
    Y ya puestos, ni un euro para Defensa (total ya que Bono prefiere que le maten a matar debería disolver ese engendro diseñado para matar llamado Ejército). Ni un euro para Fomento. Si la culpa del atasco es mia y no del inútil que no sabe diseñar carreteras ¿Para que quiere mi dinero?.



    20
    De: BLAGDAROS Fecha: 2005-05-04 14:01

    En mi opinión no creo que se pueda consentir la objeción de conciencia como un medio para atentar contra los derechos fundamentales del individuo y menos, cuando nos referimos a un cargo como el de alcalde, al que el que lo ocupa ha accedido voluntariamente, luego de un proceso electoral y luego de jurar ejecer su cargo con arreglo a las leyes.

    Un alcalde no es lo mismo que un funcionario y un funcionario lo es lo mismo que un soldado obligado a hacer el servicio militar por la fuerza.

    Además, más que el hecho de que no quieran casar, me molesta la supuesta justificación moral que defienden.

    Además, ¿que límite tendria esa objeción?. ¿Podría objetar contra el derecho a la vida por ejemplo, para matar impunemente a un acusado de terrorismo?.

    > Dice que no hay ni un solo certificado de defunción en el que la causa de la muerte sea TABACO.

    Yo no he visto ninguno en el que ponga que la causa de la muerte es la falta de riego en el cerebro y en realidad, esta es la causa de toda muerte.

    > ¿Por qué los católicos no objetaron en masa en contra del servicio militar? ¿Es que el mandamiento "no matarás" es opcional?

    El rey es el jefe de todos los ejércitos y no olvidemos que es rey "por la gracia de Dios".

    >La objeción de conciencia se puede entender en el aborto: estás haciendo algo inevitable y grave que para algunas personas puede igualarse al asesinato.

    Si que para algunas personas hacer algo sea muy grave fuera una opción válida para ejercer la objeción de conciencia, nos pasaríamos la dia objetando por todo.





    21
    De: aunqueseapordarlesgusto Fecha: 2005-05-04 14:02

    Que objeten todo lo que quieran... se van a pagar 3oo euros más en concepto de "bodas xx/yy" o cualquier otro que nos inventemos.
    No atentaría contra la libertad religiosa, y si se aplicara algo así, me da a mí en la nariz que la gran explosión de funcionarios objetantes que algunos esperan no sería más que un petardo meón.



    22
    De: Asombr8-S Fecha: 2005-05-04 17:39

    Qué objeción ni que leches, si están trabajando para el estado tienen que cumplir con su trabajo y punto. ¿Por qué tenemos que permitirle ese argumento moral cuando siempre fueron los más retrógadas?
    Me parece bien que a nivel personal, en su casa, en su empresa privada, decidan lo que quieran vender y cómo. Pero si es a nivel público, a pringar, o si no, a la calle, hombre ya!
    De primeras no me importaría cederles esa objeción y, como bien dice Javier, que los sustituyan en el cargo para garantizar el servicio. Pero recordando esa mano derecha directora, que tanto usaron lo susodichos dirigiendo la moral de forma intolerante, no me da la gana cederles esa frase bonita: "objeción moral". Yo lo llamaría: acto de rebeldía... y es suave.

    Saludos



    23
    De: Allan Psicobyte Fecha: 2005-05-04 17:45

    Hoy día, si un soldado dijese "Yo no mato porque me lo prohibe mi ética", se le podría responder (y no sin razón) "¿Y para que te metes en el ejercito?". Si te metes en una profesión, apechugas con ella.

    Y si tu profesión te obliga a servir de testigo en contratos matrimoniales, pues lo haces. Aunque ese contrato te parezca una cosa de guarros.

    Seguramente a muchos de nuestros políticos les parece una marranada firmar, por ejemplo, una recalificación de terrenos que beneficie a unos pocos a costa de muchos, pero aun así la firman, sin escudarse en pretendidas dudas éticas.

    Por otro lado, solo una pequeña nota al comentario de 2, que en su punto 2 dice:

    "Los gays deberían reivindicar más a los personajes históricos gays, porque da la impresión que ningún personaje importante lo ha sido. ¿¡Qué me dicen de Alan Turing!?"

    No tienen porqué (ni, en mi opinión deben) hacerlo: El que Turing fuese un tipo brillante y el que fuese gay no están relaccionados. Al igual que el que yo sea español no me "permea" del talento de Cajal, Unamuno o Cervantes.



    24
    De: BLAGDAROS Fecha: 2005-05-04 17:50

    >>"Los gays deberían reivindicar más a los personajes históricos gays, porque da la impresión que ningún personaje importante lo ha sido. ¿¡Qué me dicen de Alan Turing!?"

    >No tienen porqué (ni, en mi opinión deben) hacerlo: El que Turing fuese un tipo brillante y el que fuese gay no están relaccionados. Al igual que el que yo sea español no me "permea" del talento de Cajal, Unamuno o Cervantes.

    Totalmente de acuerdo. Da la sensación de que hubiera que demostrar que "los gays sirven para algo", como si esa necesidad de reivindicar no hiciera más que responder a otro prejuicio.



    25
    De: Delfín Fecha: 2005-05-04 18:25

    He leído con mucha atención todos los posts y los argumentos que encierran. Ha sido estimulante. Pero después vuelvo a la realidad cotidiana y me pregunto si verdaderamente alguien cree que eso de la 'objeción de conciencia' en estos casos va a tener algún efecto real. Quiá. Sospecho que estas salidas de tono de la jerarquía eclesiástica no son más que amagos de golpe para hacerse notar, causas que saben perdidas de antemano pero a las que tratan de sacar algún rédito instantáneo antes de que mueran por agotamiento, porque sabe que no calarán mucho en sus parroquias. Porque vamos a ver: ¿qué creyente se va a plantear de veras un problema de conciencia por dar fe de un acto administrativo del que nadie sale perjudicado, que no vulnera ningún principio moral y que a nadie molesta salvo a los recalcitrantes de siempre? No les veo yo mucho futuro a estos simulacros de rebelión (in)cívica. Sobre todo si se les pone el contrapeso del expediente o de la sanción, como es costumbre en los casos de funcionarios díscolos. Antes de arriesgarse a una multa por incumplimiento de tareas, el empleado público cumplirá su obligación de casar a la pareja y, si le remuerde algo por dentro, irá a ventilar el asunto en el confesionario sin mucho problema. Calculo yo que le caerán dos padrenuestros y dos avemarías, más o menos. Nada de importancia.



    26
    De: Asombr8-S Fecha: 2005-05-04 19:02

    "dos padrenuestros y dos avemarías, más o menos" XD

    Alguna manifestación también... quiero decir procesión.

    Bueno, menos coña, a ver si nos excomulgan



    27
    De: ElPez Fecha: 2005-05-04 19:43

    Cierto, Delfín, pero mientras tanto, y sobre todo en cuanto aprueben la ley y comiencen a darse los primeros actos matrimoniosos tendremos recidivas de las proclamas objetantes. Se avecina veranito entretenido.

    Vamos, que yo ya estoy deseando ver el titular del Diario de Navarra sobre la primera boda homo celebrada por la Sra. Barcina. (Me imagino, claro, que será más probable que la primera boda la celebre alguien como Jorge Mori o Idoia Saralegi).



    28
    De: Asombr8-S Fecha: 2005-05-04 20:09

    Pues el alcalde de Pontevedra, que es del BNG, hace ya unos meses ofició una boda gay de forma simbólica. Que algunos tomen ejemplo :-)

    En Navarra primero hay que sacar a todos los del Opus del poder. Tiene tela. Te acompaño en el sentimiento. Lo que te queda por sufrir.

    Javier, tienes que venirte a la Tierra del Nunca Mais, en A Coruña tienes un planetario...bueno, aquí aún tenemos a Fraga, pero ya le queda poco XD ... eso espero :-(



    29
    De: alejandro Fecha: 2005-05-04 22:11

    Hola:

    Pues yo me negaría a ser casado por un homófobo si fuéramos una pareja gay, no estaría a la altura moral ni ética para ello, no merecería casarnos. Es como si una pareja de judíos fuera casado por un nazi, llevando el ejemplo a un extremo.

    Por cierto, Fraga ha dicho que legalizar este tipo de uniones ahondará más en el problema de la dismunición de la población, y esas declaraciones me llevan a pensar que, quizás, según él la sexualidad natural del hombre sea la homosexual y que mediante leyes represoras se "doma" esos impulsos, porque si no lo entiendo, es decir, si hay leyes represoras y homófobas los gays acaban casándose con mujeres (y viceversa) y acaban teniendo descendencia (aunque recuerdo a algún "iluminado" pidiendo a los gays que no se casaran con mujeres y tuvieran descendencia para que la "enfermedad" no se perpetuase), pero si no las hay aflora la tendencia natural del ser humano. Es que no lo entiendo, la verdad.

    Cuando descubran el gran negocio que moverán las bodas gays... seguro que más de uno cambia de opinión.



    30
    De: Eustaquio Elizalde Fecha: 2005-05-05 00:34

    Estos días son noticia las reacciones de la jerarquía eclesiástica católica sobre el matrimonio de personas del mismo sexo. Me gustaría hacer algunos comentarios al respecto.

    En primer lugar, vaya por delante que me parece legítimo que la Iglesia Católica, como cualquier otra institución, exija a sus miembros, y sólo a ellos, cuantas indicaciones, normas, dogmas y obligaciones considere oportuno.

    Lo que me gustaría es que fuese consecuente con lo que pide y aprovechando la experiencia que el nuevo Papa adquirió en su época de Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe emprendan una exhaustiva revisión de sus registros de afiliados y eliminen de ellos a:

    * Todas aquellas personas bautizadas implicadas de una u otra manera en estas bodas contra natura, ya sea legislando en su favor como participando de una u otra manera en ellas; ya sea como cónyuge, celebrante, testigo e incluso como invitado.

    * Así mismo a todas aquellas personas que viven en concubinato sin haber bendecido su relación con el sagrado sacramento del matrimonio. En este grupo estarían tanto las parejas de hecho como las parejas casadas por lo civil.

    * Dado que la Iglesia considera que el fin natural del matrimonio es la procreación de la especie, también se podrían incluir a todas las parejas sin hijos salvo que demuestren, previo certificado médico, su esterilidad.

    * Ya que estamos hablando del indisoluble vínculo del matrimonio, también deben incluirse a todas aquellas personas que se hayan visto implicadas en casos de divorcio, incluyendo legisladores, jueces, abogados, funcionarios del juzgado, divorciados, etcétera.

    Dejo en manos de los doctores de la iglesia a quién excluir por sus responsabilidades en otros supuestos como aborto, eutanasia, torturas, genocidio, guerras, hambrunas, pederastia, etcétera.

    Una vez finalizado este proceso de clarificación del rebaño les ruego que emprendan negociaciones con el Gobierno de la nación para revisar el Acuerdo entre la Santa Sede y el Estado Español para actualizar las subvenciones que recibe basándose en el número de practicantes que les queden.



    31
    De: B.B.R. Fecha: 2005-05-06 01:25

    Me admiro de cuántos "predicadores" surgen por generación espontánea últimamente. ¡A ver si en vez del 10% de homosexuales, q



    32
    De: B.B.R. Fecha: 2005-05-06 01:35

    ¡Cuántos "predicadores" aparecen últimamente! Aquí se mezcla todo, como en una batidora, sin ton ni son.Más coherencia y menos simplismo idiotizante. ¿O es que son todos papaGAYos que no hacen más que repetir argumentos manidos que se venden gratis a una sociedad del nuevo talante? ¡Qué bien se predica, pero sin dar trigo! Alguien dijo hace unos años que a España no la iba a reconocer ni la madre que la parió. Yo digo que ni su abuela, ni su tatarabuela. ¡Qué bien vamos! ¿A dónde? Que me respondan los nuevos predicadores.



    33
    De: Vargtimmen Fecha: 2005-05-06 09:37

    Sin duda ninguna, hacia una sociedad más abierta y tolerante, en la que no se desprecie a nadie por sus tendencias, sean del tipo que sean. Parece que esto es lo que les molesta a los tipos duros de siempre. Por cierto, ya llegará el tiempo en que a este pais no lo reconozca ni la madre que lo parió, ni la abuela, ni la tatarabuela, AFORTUNADAMENTE.



    34
    De: Asombr8-S Fecha: 2005-05-06 10:43

    B.B.R:
    ¿Simplismo idiotizante? ¿Predicadores? No estás dando un buen ejemplo con tu comentario. Me gustaría saber cuál es tu opinión sobre en qué dirección tiene que ir el país. Tienes la opción de dejarnos con la boca abierta, pero recuerda: "por la boca muere el pez" ;-)



    35
    De: Diego Fecha: 2005-05-07 07:28

    ¡Guau¡,¡Una página de demócratas progresistas!.
    Lo sé por el curioso sentido de las libertades que tienen ustedes. Desde su punto de vista las personas que no piensan como ustedes deben ser: apartadas de empleos públicos, eliminadas de los conciertos, inspeccionadas por Hacienda. El cielo caiga sobre sus cabezas y el suelo se abra bajo sus pies.
    Ustedes dirán: no, es por no cumplir con sus obligaciones. Si. Ni más ni menos que casar homosexuales y practicar abortos. Reconozcan ustedes que han puesto el listón muy alto, que uno tiene que tener muchas tripas para esas cosas.
    Mientras tanto les recuerdo a todos estos objetores a que de su dinero una parte pueda ir a la Iglesia. El gobierno de ZP ya reconoció que el Estado no podría pagar todos los servicios asistenciales que realiza la Iglesia.
    Me pide el cuerpo hacer algunas comparaciones:
    En época de Franco a uno no le ponían 500.000pts. de multa por fumarse un cigarrillo en la sala de espera de un Hospital mientras esperaba a que naciera su hijo.
    A uno no le ponían 50.000 pts de multa por pasear con su perro por el campo.
    A uno no lo mandaban a la carcel por tomarse dos cervezas y cojer su coche para irse a casa dos calles más abajo.
    Se me ocurren algunas otras comparaciones.
    Bueno no quiero enrrollarme la primera vez. ya volveré.
    ¿Coño, esto no tiene vista previa?



    36
    De: Diego Fecha: 2005-05-07 09:26

    Lo de los abortos, es claro que nadie quiere hacerlos; ni médicos conservadores ni médicos progresistas. Se los endosan a los médicos residentes qur se ven obligados a practicarlos por cientos, por cierto también con mi dinero, hasta que pueden salir de allí.



    37
    De: Diego Fecha: 2005-05-07 10:10

    Dicen que los hombres de ciencia son esos tipos que beben cerveza, hablan de mujeres y miran el futbol mientras juegan a las cartas.



    38
    De: Akin Fecha: 2005-05-07 14:38

    Diego, sí, en tiempos de Franco se vivía mejor... no cabe duda.

    Yo es que nací raro y prefiero la democracia, torpe que es uno.



    39
    De: Akin Fecha: 2005-05-07 14:47

    Un detalle, creo en la libertad de conciencia propia, pero no en la libertad de conciencia ajena. Un alcalde sólo tiene que poner un sello y dar trámite judicial, no tiene que casarse él.

    Ahí lo que pretenden es que los demás no se casen, que es distinto, y muy discutible que sea admitible en esto una objeción de conciencia. Con todo, no me opongo, siempre que haya alguien en el ayuntamiento que pueda hacerlo. Otra cosa es lo que ha dicho algún alcalde que él ni casa ni permitirá que nadie de su ayuntamiento haga ese trámite, eso ya me parece denunciable.



    40
    De: ElPez Fecha: 2005-05-07 18:52

    Bienvenido, Diego, celebro que, como comenta (35) disfrute al llegar a una página de "demócratas progresistas". El resto de sus comentarios es la habitual basura que uno espera de gente con poca capacidad de realizar argumentos inteligentes, pero esperemos, lo mismo es capaz de darnos alguna sorpresa. Lo de sus queridos tiempos de Franco, eso sí, no hace presagiar mucho. Pero nunca se sabe.



    41
    De: ElPez Fecha: 2005-05-07 18:55

    Por cierto, recomiendo la lectura del texto con que nos ilustra MPawley en sus "Días estranhos": La del ALBA sería: ¿La homosexualidad se cura?, ¡qué calidad de argumentación la de los 100% católicos sobre el tema! ;-)



    42
    De: Javier Eder Fecha: 2005-05-07 18:57

    Interesante columna de Javier Eder ayer en Diario de Noticias

    Objetores de ayer y de hoy

    Lo dijo esta semana ese vestigio de nuestra viva historia que es Fraga: ¿cumplir la ley? ¡Faltaría más! ¡La ley es lo primero! Pero si algún concejal tiene escrúpulos de conciencia, entonces ¡que los case -que cumpla la ley- el siguiente! Alguien querrá hacerlo. Y si nadie quisiera, podemos seguir el argumento de Fraga a la navarra: ¡que vayan a casarse a Zaragoza! En la estela de Fraga, y refiriéndose a la parte de la objeción de conciencia que tiene que ver con Zaragoza, ya dijo Miguel Sanz el otro día que la Administración pagará todos los viajes que haga falta, pero de dar facilidades para que se cumplan aquí ciertos supuestos legales -los referidos a la práctica legal del aborto-, ni una. ¡Aquí no vamos a darles facilidades!, dijo Sanz, en alusión a los navarros que ven cumplidos sus derechos legales en Aragón u otras comunidades vecinas. Lo primero, faltaría más, es la ley; pero su cumplimiento -no demos facilidades- no tiene por qué producirse aquí. Pagamos el viaje de aquí al centro médico de donde haga falta. No del centro médico de donde haga falta a aquí, porque eso ya sería dar facilidades y nuestra conciencia -no sólo la de los médicos que ejercen su derecho a ella, sino la de la Administración que no deja intervenir a los no objetores- está por delante de eso. La conciencia, o al menos ésa de la que el Gobierno Sanz se hace portavoz, guardián y ejecutor, está aquí, pues, de hecho, por delante del derecho. ¿La ley? ¡Sí, en Zaragoza! Conque aquí no hay peligro de que acabemos en Auschwitz por poner la ley antes que la conciencia, como ha dicho un obispo. Otro obispo -un tal Sebastián- escribía en 1993 contra la objeción de conciencia al servicio militar forzoso e instaba a atenerse en estos asuntos civiles estrictamente a la ley. Era lo que por entonces hacían Fraga, Sanz y demás paladines actuales no sólo de la objeción sin consecuencias, sino incluso de la desobediencia civil. ¡Las vueltas que da el mundo y las que dan algunas conciencias!



    43
    De: Fernando Sebastián, Arzobispo de Pamplona-Tudela Fecha: 2005-05-07 19:02

    Javier Eder hace referencia al siguiente artículo de D. Fernando Sebastián, una de sus "Cartas desde la Fe", escrita el 28 de agosto de 1993:

    ¿Insumisión?

    En estos meses la insumisión está teniendo entre nosotros bastante actualidad. Gracias a Dios algunas de las circunstancias que encrespaban la situación parece que han mejorado.

    Entre aquellos que la practican o proponen hay personas de diferente mentalidad. Algunos la presentan como una exigencia del Evangelio de Jesucristo. Para evitar confusiones y engaños he creído oportuno recordar de forma clara y sencilla la doctrina de la Iglesia sobre estos puntos. Todos podéis encontrarla en los nn. 79-82 de la Constitución conciliar Sobre la Iglesia en el mundo actual.

    Para analizar esta cuestión hay que distinguir tres pasos diferentes: el trabajo en favor de la paz, la objeción de conciencia y la insumisión. Son tres cosas distintas, y cada una de ellas merece una valoración diferente.



    1. Los cristianos y la paz.

    El trabajo en favor de la paz es obligatorio para todos los cristianos. Y debemos hacerlo luchando contra las verdaderas causas de la violencia y de la guerra.

    Desde un punto de vista moral, no se puede considerar la existencia de los ejércitos como la última causa de las guerras. Armas y ejércitos son instrumentos. Las causas verdaderas de la guerra, y de todos los males, están en el corazón de los hombres, y son la codicia, la ambición, el odio y el orgullo de los dirigentes, y a veces de los mismos pueblos. "El hombre bueno del buen tesoro saca cosas buenas; el hombre malo del mal tesoro saca cosas malas" (Mt 12, 35).

    Los discípulos de Jesús estamos decididamente a favor de la paz, pero no podemos ignorar la necesidad de que las naciones tengan alguna previsión para defenderse de posibles agresiones injustas. Los gobernantes tienen obligación de proveer a la seguridad de las personas y de los pueblos, incluso, cuando sea necesario, por medio de las armas.

    Por eso en la Iglesia reconocemos la legitimidad de la profesión policial y militar, con tal de que se programen y ejerzan en una perspectiva verdaderamente moral, defensiva y disuasoria.

    Aun así, en medio de este mundo conflictivo y agresivo, los cristianos debemos luchar contra las guerras y contra toda violencia. Este trabajo se puede y se debe hacer de diferentes maneras. Se lucha contra la guerra mediante la educación de los jóvenes y de los pueblos, con la difusión y elevación de la cultura básica, por medio de una buena acción política, por el respeto de la justicia, y muy especialmente mediante una buena educación religiosa y moral de las personas, de los pueblos y de sus dirigentes.



    2. La objeción de conciencia.

    La objeción de conciencia es un medio, no obligatorio, de trabajar por la paz y actúa como estímulo para desarrollar la conciencia moral de la sociedad en este punto. La Iglesia la respeta y pide a los gobiernos que la reconozcan mediante leyes adecuadas.

    La verdadera objeción de conciencia tiene que estar motivada por razones morales. No se debe confundir con la dificultad de hacer el servicio militar porque es largo, o porque se pierde el tiempo, o porque las cosas no estén bien organizadas en los cuarteles. La verdadera objeción de conciencia ha de ser un gesto moral, que moviliza la conciencia social hacia un orden nuevo en el que sea posible controlar los conflictos mediante la intervención de una autoridad universal suficientemente respaldada.

    Quienes no van al servicio militar siguen estando obligados a colaborar en el servicio a la comunidad. El verdadero objetor, con su servicio sacrificado al bien común, demuestra que su objeción no nace de intereses personales, ni tiene finalidades políticas encubiertas, sino que es el fruto de un verdadero juicio moral contra la violencia y en favor de la paz universal. Esto es fundamental para que podamos hablar de signos morales con credibilidad y eficacia social.



    3. La insumisión es otra cosa.

    En la insumisión lo específico es la negativa a aceptar el servicio social impuesto por la autoridad legítima en sustitución del servicio militar.

    Las razones aducidas para apoyar esta postura no son convincentes. Vale la pena examinarlas serenamente:

    Se dice que la duración del servicio social sustitutorio hace de él un verdadero castigo; o que el servicio social tiene que ser voluntario; o que con él su quitan puestos de trabajo a otros. Todas estas razones parecen insuficientes.

    Lo que de verdad lleva a la insumisión es el juicio condenatorio de cualquier actividad militar, por lo cual se niega al Estado la facultad de organizar ninguna forma de servicio militar y por eso mismo también la de imponer un servicio social sustitutorio.

    Ahora bien, desde el punto de vista cristiano no se puede afirmar que el Estado no tenga autoridad para imponer a los ciudadanos un servicio militar que los prepare para colaborar en la defensa legítima de la sociedad.

    Es posible que la organización actual sea defectuosa, o que las cosas puedan hacerse de otro modo. Hay, sin duda, cuestiones discutibles, como, por ejemplo, si el servicio militar tiene que ser obligatorio o no, incluso se puede uno preguntar si el tratamiento que se está dando a la insumisión y a los insumisos es el más justo y acertado. Pero todo esto son asuntos de orden político que tienen que ser resueltos por procedimientos civiles y políticos, sin ingerencias clericales ni falsamente religiosas.

    Seguramente habrá no pocos jóvenes que se han hecho insumisos llevados por buenos sentimientos. Pero los buenos sentimientos no bastan. En un mundo tan complicado como el nuestro, los cristianos tenemos que tener la suficiente claridad de ideas para no aceptar como exigencia de la moral cristiana, lo que proviene más bien de una visión excesivamente idealizada de la sociedad o de unas determinadas concepciones sociales y políticas que en ningún caso conviene confundir ni con el Evangelio ni con las enseñanzas de la Iglesia.

    Como Obispo vuestro y responsable de la clarificación de la conciencia cristiana de los católicos de Navarra, pido a los sacerdotes y educadores que expongan esta doctrina a nuestros jóvenes con fidelidad y responsabilidad.

    A los jóvenes cristianos que se sienten movidos a trabajar por la paz del mundo, les animo a hacerlo, siempre de acuerdo con la verdadera doctrina cristiana, sin dejarse llevar por los vientos de cada momento. Os será muy útil leer lo que dice el Catecismo de la Iglesia católica en los nn. 2302-2317 al explicar las exigencias morales del quinto mandamiento de la ley de Dios.

    A todos os saludo y deseo el gozo y la alegría de la bienaventuranza del Señor: bienaventurados los que buscan la paz porque serán llamados hijos de Dios (Mt 5,9).



    Pamplona, 28 de agosto de 1993



    +Fernando Sebastián Aguilar

    Arzpo. de Pamplona, Obpo. de Tudela



    44
    De: Fernando Sebastián, Arzobispo de Pamplona-Tudela Fecha: 2005-05-07 19:04

    En un mundo tan complicado como el nuestro, los cristianos tenemos que tener la suficiente claridad de ideas para no aceptar como exigencia de la moral cristiana, lo que proviene más bien de una visión excesivamente idealizada de la sociedad o de unas determinadas concepciones sociales y políticas que en ningún caso conviene confundir ni con el Evangelio ni con las enseñanzas de la Iglesia.



    45
    De: Anónimo Fecha: 2005-05-07 19:27

    Yo estoy a favor del matrimonio entre católicos



    46
    De: Diego Fecha: 2005-05-09 07:08

    Buenos días Señor Pez.
    Estoy encantado de estar entre ustedes para discrepar. Son muchos los temas que menciona en su artículo de manera que por no extenderme me limitaré a mencionar esa nueva palabra, de reciente divulgación, y que no sé muy bien qué significa.
    "Homófobo". Supongo: Dicese de la persona con fobia a los homosexuales. Eso es incorrecto, ni yo ni nadie les puede tener fobia a los homosexuales poque sabemos que no podemos poner la mano en el fuego a la hora de afirmar que nuestro hermano, o nuestro primo, o compañeros, o personas queridas y respetadas puedan ser homosexuales.
    A mí, como a cualquiera, lo que me molesta es que venga un zángano a contarme su vida sexual. Tanto si es el que se folla a la señora más estupenda de la oficina, como si es homosexual, multisexual, o transversal.Por favor, cada uno a lo suyo.
    Quizá la palabra homofobia tenga que ver con la fobia a "las locas". Con homosexuales exhibicionistas que parecen haber adoptado la sexualidad como primer y único motivo de su existencia. Fobia a sus operaciones quirurgicas, a su maquillaje, a su vestuario, a todo lo que conpone la vida de estas mentes trastornadas.
    Pensarán que ya me estoy faltando, pero expliquenme si son normales esos furores que les llevan a meterse botellas de cocacola por el culo.
    Y ya, metido de patas en el tema; sobre los matrimonios homosexuales.
    ¿Ustedes de verdad,...de verdad, creen que un homosexual declarado que decide vivir su homosexualidad libremente, que aprende a convivir y a responder a los desprecios que personas maleducadas puedan hacerle, ustedes creen que lo hace porque quiere casarse con un matrimonio tradicional, y tener hijos?,¿ustedes creen que eso es lo que quiere, por eso se hizo homosexual?
    ¿No es este un problema inexistente creado por alguien como nuevo motivo de enfrentamiento entre personas que no deberían estarlo?.



    47
    De: Diego Fecha: 2005-05-09 07:27

    Digame Señor Pez, cuales son los argumentos que usted no ve: Que los médicos no quieren hacer abortos, que en época de Franco dejaban fumar, o las prácticas que usted recomienda contra los discrepantes.
    Los tiempos en que se utilizaba a la policia o al ejercito para causar terror ya pasaron a la historia. Hoy en día un gobierno solo necesita a Hacienda, y una corte de beneficiados que hagan obedecer.



    48
    De: ElPez Fecha: 2005-05-09 08:38

    ¿Tiene problemas de identidad sexual, Diego? ¿Le pone choto lo de "meterse botellas de cocacola por el culo", travestirse, operarse? Semejante recreación como la que hace en 47 sobre cuestiones como las mencionadas resulta interesante. Yo, por preguntar...



    49
    De: Nacho Fecha: 2005-05-09 09:22

    Los homosexuales siempre quieren compartir su vida sexual contigo. Es muy molesto.



    50
    De: Diego Fecha: 2005-05-09 09:24

    ¿Eso es todo lo que se te ocurre decir?



    51
    De: ElPez Fecha: 2005-05-09 10:40

    No, Diego, es todo lo que me apetece decirle. No merece la pena. El día que incorpore algún elemento válido de discusión y no sus problemas personales, podremos decir algo más interesante. Mientras tanto, lo dicho...



    52
    De: ElPez Fecha: 2005-05-09 10:42

    Nacho (48) dice: "Los homosexuales siempre quieren compartir su vida sexual contigo. Es muy molesto"

    ¿Podría usted explicar un poco más en detalle a qué se refiere? Me ha dejado intrigadísimo.



    53
    De: Asombr8-S Fecha: 2005-05-09 11:28

    "Los homosexuales siempre quieren compartir su vida sexual contigo. Es muy molesto" XD

    A lo mejor te confunden con uno de ellos. Dinos cómo te mueves, gesticulas, tus aficciones... qué lugares frecuentas.

    Tengo amigos homosexuales y ninguno tuvo un intento, no puedo decir lo mismo de las amigas; que conste, no me sentí molesto; tampoco me molestaría que un gay se acercara, con tal de que sea educado.

    Saludos



    54
    De: Diego Fecha: 2005-05-10 06:00

    Señor Pez,¿me está llamando mariquita?,¿Debo tomarlo como un insulto?,¿Debo ofenderme?.
    ¿Usted y Asombr8-s nos acusan al pobre Nacho, que parece buena persona, y a mí de sodomítas, de invertidos?. A ustedes les falla el subconsciente.
    Pero bueno. En vista de que no le caigo a usted bien, en el futuro evitaré dirigirme a usted en mis reflexiones. De ese modo me ahorraré sus exabruptos.
    Asombr8-s, no te comes una rosca. Los homosexuales no intentan nada contigo, y con las chicas, parece que no te molesta que te digan algo pero no aclaras nada, y nos dejas intuir que suspiras por un gay educado, y de metro 80 si es posible. Tienes que ser muy soso chico.



    55
    De: Nacho Fecha: 2005-05-10 06:25

    ¿Qué pasa Asombr8-s, que si la chica lleva minifalda se la puede violar?.
    Yo soy guapo y gracias a Dios tengo buen tipo, tengo el pelo rubio y muy largo, y tengo 22 años. En invierno suelo llevar un abrigo largo y a primera vista mucha gente se equivoca y piensan que soy una chica, sobre todo de espaldas. Desde que tengo 15 años al pasar por delante de una obra, no es raro que los albañiles me silven, ya digo sobre todo en invierno.
    Los mariquitas siempre se acercan a mí, los hay simpáticos y graciosísimos, pero los hay pesados babosos. En pubs y discotecas, si veo algún grupo sospechoso no me aparto de mi chica, sinó tengo que salir a tortas. Estoy harto. Me voy a rapar al cero.



    56
    De: ElPez Fecha: 2005-05-10 08:18

    Uy, pero lo que ha escrito Diego (54): ¡sodomita! (bueno, con tilde que debe ser más sodomítico aún) ¡A Ratzinger vas, Diego!

    Respecto a lo que escribe Nacho (55), le recomiendo que coloque su anuncio en una página de contactos que ahí tendrá más posibilidades de encontrar su media naranja.



    57
    De: Asombr8-S Fecha: 2005-05-10 10:26

    No estoy acusando a nadie de nada. Sólo trato de comprender el problema que teneis con los gays. Debe ser, entonces, que en donde viven ustedes, cuando los hombres cachondos salen a la calle , lo gays se echan sobre ellos como depredadores. Sí, ha de ser eso. Podrían hacer un documental y que luego lo echaran en la 2.

    Ah! por cierto, estoy casado ;-) y, aunque le gustara a un gay no sacaría las cosas de quicio, como algunos retrogados.



    58
    De: Nacho Fecha: 2005-05-10 22:43

    La compañía es muy desagradable, menos Diego, así que me marcho de este barrio y no pienso volver.
    Oye Pez, ¿ese gordo porcino de la foto eres tú?. No me extraña que andes mariconeando.



    59
    De: ElPez Fecha: 2005-05-10 22:58

    Adiós y que le vaya bonito, Nacho. A ver si encuentra a su príncipe azul, que parece que le hace falta que alguien le centre un poco.



    60
    De: Asombr8-S Fecha: 2005-05-10 22:59

    "Oye Pez, ¿ese gordo porcino de la foto eres tú?. No me extraña que andes mariconeando."

    escribió Nacho el agradable y el aro que rodea su cabeza se ilumninó aún más XD



    61
    De: ElPez Fecha: 2005-05-10 23:03

    Ya ve, Asombr8-S, lo católicos que se ponen algunos comentaristas...



    62
    De: irichc Fecha: 2005-06-05 00:45

    INVENCIONES JURÍDICAS Y DERECHOS HUMANOS

    "Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia.

    Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse el matrimonio.

    La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado."

    Artículo 16 de la Declaración de los Derechos Humanos.

    "Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición".

    Artículo 2.1 de la Declaración de los Derechos Humanos.


    1. Interpretación literal.

    Llamo la atención del lector sobre el siguiente detalle: el primer precepto no habla de restricciones por motivos de sexualidad. ¿No será, pues, que el matrimonio homosexual es contrario a los Derechos Humanos? Si tal cosa se revelase cierta, estaría permitido discriminar a los matrimonios homosexuales, ya que ello no figura como expresamente prohibido en la Carta. En efecto, "... sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión" significa, "a sensu contrario", que pueden contemplarse otras restricciones, como la prevista por razón de sexo o de parentesco.

    La lista, pues, no es abierta. La ley positiva debe ser "scripta et stricta", sin permitir interpretaciones de manga ancha que la desnaturalicen; sobre todo en aspectos cruciales.

    Además, que algo esté permitido ("todo lo que no está prohibido") no significa que sea un derecho humano. Así, la facultad de ir a la playa o tener coche pueden ser contrarias a ciertas disposiciones de protección del medio ambiente.

    Todavía más: Si el matrimonio homosexual tuviese el rango de derecho fundamental, no sólo habría que ilegalizar a la Iglesia Católica y a todas las confesiones que lo rechazan, sino también considerar que todos los Estados que no reconocen dicho pseudomatrimonio vulneran las disposiciones básicas de convivencia que se han dado los pueblos. O lo que es lo mismo, el 99% de los que integran la comunidad internacional.


    2. Interpretación histórica y sistemática.

    Por lo cual fingir en un alarde de "espiritualismo" que el legislador ignoraba la prohibición de contraer matrimonio entre personas del mismo sexo es a todas luces un exceso interpretativo.

    Hasta aquí hemos presupuesto que "matrimonio" significa lo que la ideología gay quiere, y ni con esas se ha logrado demostrar que algo semejante se prevea en el texto que se comenta.

    Sin embargo, la realidad es muy otra a la que en un principio dimos por buena, pues por ese término el legislador entiende en todo momento el matrimonio heterosexual, el único existente entonces.

    Así, si bien el artículo 2 extiende en una lista abierta todos los derechos reconocidos en la Carta, no introduce la posibilidad de crear nuevos derechos (el "matrimonio negro" o el "salario chino"), sino que se circunscribe a lo conocido.

    Si se hubiera querido proponer un matrimonio prácticamente sin límites se habría otorgado el derecho a todos, reconociéndose expresamente las excepciones que se estimaran (de parentesco, por sentencia penal condenatoria, etc.). Pero, en lugar de eso, se permite al legislador nacional regular dichos límites con razonable holgura.

    Ahora bien, toda licencia tiene un tope. Sabemos que en algunas zonas geográficas la edad matrimonial es mucho más temprana que en la nuestra. Bajo la concepción jurídica occidental tal posibilidad colisionaría con el derecho a la infancia, esto es, el derecho a no ser explotado durante la edad previa a la pubertad.

    Esta inferencia no puede extraerse del texto mismo de la Carta, por lo que se precisa una interpretación histórica. Si se rechaza en el caso de los matrimonios homosexuales, ¿qué te empuja a no hacer lo mismo con los niños?


    3. Interpretación teleológica.

    Añado que los infantes tienen en el ordenamiento español, por herencia romana, derecho a aceptar donaciones puras. El dato de que idénticos sujetos no puedan contraer matrimonio nos informa de que no se estima que éste sea un derecho simple, sino una relación compleja de derechos y obligaciones, entre las que naturalmente se encuentra el mantener a los hijos. Sin embargo, no puede obligarse a nadie a hacer lo imposible, razón por la cual los homosexuales no están obligados a cuidar de los hijos que no son capaces de tener y, por consiguiente, tampoco disponen del derecho a casarse.

    No tiene ningún fuste dar protección jurídica a una pareja que no espera traer hijos al mundo, ya que eso sería discriminatorio para los célibes, mucho más desvalidos al contar con una remuneración menos. El argumento no se aplica a los estériles, dado que su condición es accidental y no necesariamente definitiva.

    El matrimonio surge como respuesta del Estado al servicio que de modo natural ofrecen a éste las parejas que engendran una progenie y sostienen sus cargas. Sin la obligación actual o futura de mantener la descendencia, el matrimonio carece de sentido.

    Como se ha dicho, los homosexuales no pueden contraer esa obligación de manera autónoma, sino a lo sumo recurriendo al auxilio de la ley (adopción, inseminación, etc.). De ahí se sigue que no tienen un derecho natural al matrimonio, como pareja, pero sí un derecho civil en tanto que ciudadanos, es decir, como individuos.

    El matrimonio homosexual, pues, es una ficción indeseable.


    Además, en el 16.3 de la Declaración se nos dice (subrayado mío):

    "La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad".

    ¿Cómo va a ser natural la familia formada por homosexuales, si por naturaleza es incapaz de engenderar y perpetuarse en el futuro? ¿Qué clase de fundamento social es el que necesita a la sociedad misma para fundamentarse mediante el reconocimiento de artificiosas prerrogativas?


    Resumiendo:

    1) Queda claro que el artículo 16 sólo puede referirse al matrimonio tradicional, según su interpretación literal, histórica, sistemática y teleológica, las únicas permitidas en Derecho civil.

    2) No es menos patente que el artículo 2 prohíbe restringir el derecho al matrimonio heterosexual, salvo en el caso del parentesco y de la edad mínima, contemplado el derecho a la infancia.

    Saludos.

    Daniel.


    http://www.miscelaneateologica.tk



    63
    De: Anónimo Fecha: 2005-06-05 02:06

    ¡Irichochín! Aprovecha y tírate al Nacho, que es maricón reprimido vergonzante como tú. Aunque tal vez deberías limarte antes los dientes un poquito.

    Y si te falla el Nacho (lo pongo primero porque es más guapo) siempre te quedará el Diego, con el que no tendrás demasiado problema porque también es facha.

    Venga, Irichochín, que es tu oportunidad. Mira que el cartero no siempre llama dos veces.



    64
    De: ratzinger Fecha: 2005-10-05 05:09






    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.242.205.33 (e94ea47fe0)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir