ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Agosto 2014
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • tonyon en El Viaje De Rosetta (Y Su Piloto)
  • ElPez en El Vecino De La Azotea (Misterios De La Ciencia)
  • marain en Cuerpos De Lewy
  • NORMA en Cuerpos De Lewy
  • lenny en Cuerpos De Lewy
  • vanessa en El Vecino De La Azotea (Misterios De La Ciencia)
  • junkus en El Vecino De La Azotea (Misterios De La Ciencia)
  • Rosa Marin Guiteras en Cuerpos De Lewy
  • carla en Pensar En Tiempos Revueltos (El Vídeo)
  • Daniel en Pensar En Tiempos Revueltos (El Vídeo)
  • Inicio > Historias > El Pentáculo Venusino
    2006-05-23
    )

    El Pentáculo Venusino
    2006-05-23


    Al hilo de las numerosas estupideces que estos días se menean sobre el Código da Vinci (ahora en versión película y en versión Opus, que parecen algunos jerarcas de la Prelatura, junto con otros obispos y demás "expertos" del clero, los principales promotores del plastón de Ron Howard...) veo en el excelente trabajo que sobre esta novela publicó José Luis Calvo en la revista Pensar (número 3: Julio-Septiembre 2004 - "Literatura, historia y conspiraciones") una referencia a algo que me hizo gracia al leer la novela de Brown. Cuenta Calvo, refiriendo algunas de los "disparates" cosecha de Brown que aparecen en el libro:
    "Cuando era un joven estudiante de astronomía, Langdon se sorprendió al saber que el planeta Venus trazaba un pentáculo perfecto en la Eclíptica cada ocho años. Tan impresionados quedaron los antiguos al descubrir ese fenómeno, que Venus y su pentáculo se convirtieron en símbolos de perfección, de belleza y de las propiedades cíclicas del amor sexual. Como tributo a la magia de Venus, los griegos tomaron como medida su ciclo de cuatro años para organizar sus Olimpiadas." (Pág. 50) Pues queda muy bonito, pero ni Venus dibuja un pentáculo perfecto, ni las Olimpiadas tenían nada que ver con Venus (supongo que Mr. Brown pensaba en Afrodita, el equivalente griego de la romana Venus) y sí con Zeus.
    Aunque en lo general el comentario de Calvo es correcto, lo cierto es que Langdon pudo recordar bien sus años de astronomía, y Brown no yerra al decir que Venus traza un pentáculo "perfecto" en la eclíptica cada ocho años. Así que ahí no se le puede achacar disparate y sí sobrecorrección a Calvo (ya digo, en lo demás, chapeau!).

    Porque si uno analiza cuándo se producen las conjunciones de Venus con el Sol (es decir, los momentos en que la Tierra, Venus y el Sol se alinean -aproximadamente, siempre se les da un margen- tenemos dos tipos de conjunción: cuando Venus está al otro lado del Sol, la conjunción superior, y cuando Venus se coloca delante del Sol, la conjunción inferior. Decía aproximadamente, porque las alineaciones sólo se dan pocas veces: recordemos que en junio de 2004 se produjo una conjunción inferior tan alineada que el disco de Venus pasó por delante del disco solar, provocando durante seis horas un tránsito que fue muy mentado y que todos disfrutamos: hasta dentro de 10 años no tenemos otro, y luego habrá que esperar más de un siglo para el próximo...

    Quedémonos con las conjunciones inferiores. Puestos en línea tendríamos, así: Tierra - Venus - Sol. Consideremos el modelo heliocéntrico, más que nada porque nos encanta hacerlo desde Copérnico. La Tierra efectúa una revolución a lo largo de un año (en efecto, definimos el año como el tiempo que ocupa a la Tierra dar una vuelta... como los astrónomos son muy tiquismiquis con el tiempo, la definición de año es algo más compleja, según consideremos los movimientos más correctamente, pero para lo que quería explicar nos vale. Realmente aquí hablaremos del año sidéreo y no del año trópico, es decir hablamos del tiempo que tarda la Tierra en dar una vuelta alrededor al Sol con respecto a las estrellas). El periodo de revolución solar de Venus, su año, es más corto (recuerden la tercera Ley de Kepler y el hecho de que Venus está más cerca del Sol, a lago menos de 0,8 veces la distancia promedio de la Tierra al Sol o unidad astronómica. En concreto, el año dura 224.70069 días, o bien 0,61597 años terrestres.

    Propongo ahora un ejercicio sencillo: si tenemos ahora una conjunción inferior, y la Tierra y Venus están alineados, vistos desde el Sol, ¿cuánto tiempo pasará para que se repita esa configuración? Podemos imaginarnos una especie de reloj con una manecilla -que va del Sol a la Tierra- que se mueve dando una vuelta por año. Y con otra manecilla más pequeña, la que une el Sol con Venus, que da una vuelta más rápidamente (cuando se ha completado una revolución, la otra manecilla, la de la Tierra, ha dado sólo 0,615 vueltas).

    (El que quiera, que eche mano del lápiz y un papel y se ponga a hacer cálculos. Yo sigo y resuelvo el asunto)

    En general el problema podría aplicarse a cualquier cuerpo que orbite en torno al Sol más cerca de nuestra estrella que la órbita terrestre. (Digo esto porque sólo en ese caso tendremos una conjunción inferior del tipo: Tierra - objeto - Sol. Si tenemos un cuerpo con órbita de semieje mayor que el terrestre, nunca se podrá colocar entre el Sol y la Tierra, obviamente...). En esos casos, la conjunción inferior se repite tras un tiempo denominado periodo sinódico (el nombre sinódico se aplica en astronomía precisamente a ese hecho de coincidir en posición con respecto al Sol).

    Si PT es el periodo (sidéreo) de la Tierra (o sea, un año) y PV el de ese cuerpo (pongamos Venus, también sidéreo como explicábamos antes), el periódo sinódico de ambos cuerpos (PS) cumple relación:

    1 / PS = 1 / PV - 1 / PT

    ¿Por qué? Evidentemente la siguiente vez que tengamos la misma posición -una conjunción inferior, recuerden- el planeta interior habrá dado una vuelta más que la Tierra. En el tiempo PS, la tierra se habrá movido un ángulo equivalente a

    Ang.T = ( PS / PT ) * 360 -pongamos en grados.

    El planeta interior se habrá movido un ángulo:

    Ang.V = ( PS / PV ) * 360

    Pero sabemos que

    Ang.V = Ang.T + 360 (lo dicho: Venus ha dado una vuelta más)

    Así, quitando los 360 grados que total es un incordio podemos hacer la ecuación:

    Ang.V = PS / PV = PS / PT + 1

    Y sólo hay que hacer un poco de algebra para llegar a lo que comentábamos:

    1 / PS = 1 / PV - 1 / PT

    (que, salvo que haya metido la pata poniendo letritas es la solución al ejercicio que proponía. Por aquello de dar crédito a quien se debe darlo, el cálculo anterior fue realizado por Copérnico, ni más ni menos).

    Bien: es hora de poner números... PT = 1 , PV = 0,615, con lo que PS = 1,599 (años, claro)

    ¿Se han perdido? Bueno, en esencia resumiremos diciendo que cada 1,6 años, la Tierra y Venus vuelven a colocarse en conjunción inferior. La posición, con respecto a las estrellas no será la misma, porque la Tierra ha avanzado 1,6 vueltas (es decir 576 grados, o sea, una vuelta y 216 grados -0,6 de circunferencia-). En la siguiente conjunción, tampoco estaremos en la misma posición, sino 576 grados más en el sentido de revolución de la Tierra, en una posición 72 grados -0,2 de circunferencia- más avanzada que en la primera. La cuarta conjunción se corresponde a 3 periodos sinódicos tras la primera, es decir, 1728 grados, o sea 288 grados -0,8 de circunferencia- más avanzado que la posición de la primera conjunción. Y la quinta, tras 4 periodos sinódicos, corresponde a un avance de la Tierra de 2304, sea 144 grados -0,4 de circunferencia. En la sexta conjunción tenemos 5 periodos sinódicos, o sea 8 vueltas. ¡8! Un número entero que corresponde a un recorrido de 2800 grados para volver al mismo sitio de inicio. (Si se hacen las cuentas con más exactitud, no sale tan "redondo", claro, pero nos aproximamos).

    Bien, entonces, vayamos a por el segundo ejercicio: pintemos una circunferencia. Marquemos un punto en ella, la posición de la Tierra en la primera conjunción. Ahora marquemos un segundo punto, a 0,6 vueltas, o bien 216 grados en sentido antihorario (así es como nos movemos si miramos desde encima de la eclíptica). Tracemos una línea recta del primer punto al segundo. Sigamos con los demás puntos, conforme a los valores que comentábamos en el párrafo anterior.

    Pregunta entonces: ¿qué dibujo aparece?

    En efecto, como cabía pensar desde el principio, aparece una estrella pentagonal, un pentáculo, como se suele denominar a tal figura. Ya tenemos ¡el pentáculo de Venus! (Más correctamente, hemos pintado el pentáculo terrestre de las conjunciones venusinas. Podemos hacer lo propio con la posición de Venus, y pintarlo mono). Por ejemplo, como se ve aquí:



    (Animación del "pentáculo" de Venus en sus conjunciones inferiores con el Sol. El sitio donde está la imagen, de Mike Crowson es un delicioso recorrido por el mundo del disparate descabellado. De ese que muchos lectores de Brown creerían a pies juntillas. El hombre, claro, a veces también cuenta cosas ciertas...

    En fin, que el Langdon de la ficción pudo acaso recordar a un profesor de astronomía que, explicando lo que eran los movimientos sinódicos y sidéreos, y sus periodos, y hablando de Copérnico, le diera a conocer el sorprendente pentáculo venusino. Que sí existe, aunque ciertamente en nada tenga que ver con los esoterismos que Brown le atribuye -o los que otras veces se le atribuyen a la figurita estrellada, ya puestos...)

    Por supuesto, esto no tiene nada que ver con códigos davincianos, sectas católicas, prioratos nada vinícolas ni nada de eso. Pero, como me han liado para que mañana en el espacio de ETB-2 "Políticamente Incorrecto" vaya a hablar de tonterías brownianas (facción Dan de las mismas), me había encontrado lo del pentáculo y servidor también, como Langdon, recordó sus tiernos años de estudiante de astronomía.

    Nota
    He corregido alguna errata que se había deslizado (explico que uso la coma en los números como coma decimal, y como hicieron notar en los comentarios, se me había deslizado un puntito)

    Addendum
    Con eso de irme a comer (qué manías...) dejé sin cerrar un tema que podría surgir a cualquiera que lea esta historia del pentáculo venusino: ¿por qué se produce algo así? Mencionaba antes a Mike Crowson como origen de la animación (por cierto, la he visto también en otras páginas bastante esotéricas posteriormente). Crowson se define como "escritor, investigador en temas esotéricos, francmasón, rosacruciano, martinista y seguidor de los caminos menos frecuentados", y en su análisis del fenómeno apunta (traduzco):
    Se trata de fenómenos reales y, me parece, sólo pueden tener una de estas cuatro explicaciones:

    1. Es sencillamente una consecuencia sin otro significado. La ciencia tiene la costumbre de despreciar todo lo que no puede explicar como una coincidencia. No querría calcular las probabilidades en contra del azar para una figura como un pentáculo regular producido por las conjunciones de Venus o que se produzca un hexagrama por las conjunciones de Mercurio por azar (nota mía: en efecto, con las conjunciones de Mercurio se produce una estrella de seis puntas, ¿hexáculo?), cuando ambos son símbolos extremadamente antiguos, pero debe ser de miles de millones frente a uno.

    2. Estos símbolos tan antiguos podrían ser restos de una civilización pretérita, junto con mitos y otros restos muy antiguos. Quizás estos símbolos representan un persistente resto de sus observaciones y aprendizaje.

    3. Podría tratarse de un ejemplo de lo que Carl Jung describía como sincronicidad: coincidencias con sentido. Recuerden que, por una inexplicable coincidencia se supone que debe de haber el mismo número de hexagramas en el I-Ching que vueltas en una cadena de DNA (nota mía: ¿comorl? qué DNA, el de un cromosoma, el de todos, el de qué especie?... qué estupidez tan deliciosa). Quizá estos símbolos describen algo sobre una realidad universal.

    4. Podrían ser una forma de memoria futura. El escritor de ciencia-ficción Clifford D. Simak describe en uno se sus libros unos extraterrestres que estaban intentando ayudar a la raza humana, pero se escondían porque la raza tenía una memoria futura de raza, que identificaba a los alienígenas como demonios. Quizá tenemos una memoria racial de un antiguo pasado que produjo símbolos cuyo significado nosotros aprenderíamos tres mil años después.

    Cada una de las posibilidades parece en cierto grado una coincidencia absurda, información de una civilización perdida, enlaces sincronísticos entretejidos en el lienzo de la realidad o una memoria futura. Se que lo que pienso es la explicación más probable, pero ¿cuál lo es en tu opinión?
    Dejen de reirse y presten atención. Por supuesto, el esoterista aplica el habitual truco de afirmar barbaridades sin dejar de parecer erudito, dándoles toques que aparentemente las hacen respetables. Las posibilidades 2, 3 y 4 son simplemente estupideces que se dan de tortas con todo lo que sabemos del Universo, pero sobre todo que exigirían, cuando menos, alguna prueba menos circunstancial que la existencia del pentáculo.

    Es lo que suelen hacer los divulgadores de lo oculto. Más aún, otro truco viejo es despreciar la explicación más sencilla, que es la 1, con una falsa impresión de imposibilidad matemática (post hoc ergo propter hoc). Y, de paso, despreciar a la ciencia que suele despreciar las cosas con "casualidades". ¿Realmente es improbable que exista algo así? En absoluto: por ejemplo, si tenemos en cuenta que el periodo de revolución de Marte es de 1,881 años terrestres, el periódo sinódico de Marte y la Tierra es de 2,1 años (que podemos aproximar a 2). Parafraseando a Crowson, podríamos preguntarnos tontamente cuántos miles de millones de improbabilidades supone algo así (RESPUESTA: ninguno). Ya puestos, Marte y Venus tienen un periodo sinódico de 0,91 años, una especie de resonancia de 9:10 que daría lugar a una estrella de 10 puntas. ¿Quieren hacer la prueba con Júpiter? Su año es de 11,86 años terrestres...

    En cualquier caso Crowson sigue el manual del magufo a la perfección: despreciar la explicación más occamiana, y en vez de agradecer a la casualidad que proporcione un fenómeno como el que hemos visto, afirmar sin más que se trata de algo tan significativo que no puede ser producto de la casualidad... Ya puestos, es curioso que olvide una quinta posibilidad: la de una resonancia gravitatoria entre Venus y la Tierra. Lo cierto es que cuando se hacen los cálculos, esta idea no tiene demasiado sentido: la masa de la Tierra y la de Venus, incluso a pesar de que relativamente nos acercamos bastante, no son suficientes como para establecer resonanciaas tal cual. Sin embargo, la existencia de posibles resonancias (el término hace referencia a la música, una cercanía conceptual muy tratada desde antiguo, por cierto... en el caso de los periodos de la Tierra y Venus tenemos una resonancia 8:5 -ocho vueltas de la Tierra por cinco de Venus, que forma el pentáculo) no es desconocida en el sistema solar y algunos modelos de formación de sistemas planetarios a partir de discos protoplanetarios permiten la existencia de numerosas resonancias que, aunque pequeñas, fueron acrecentándose por la misma dinámica de formación de los planetas. Esto podría dar una explicación a esta resonancia, como también a la conocida ley de Bode. En último término, por cierto, el factor importante de tales resonancias acaba siendo Júpiter, la mayor acumulación de masa de todo el sistema planetario en el que vivimos. Y si tenemos en cuenta que lo que sí parece obvio es una sincronización de los movimientos de rotación y de revolución de Venus, provocado por el Sol, podríamos complicar más el asunto: no siempre el periodo orbital de Venus ha sido el actual, sino que el planeta se fue ralentizando a lo largo de los últimos 4.500 millones de años. Toma ya... Para que luego digan que la ciencia simplemente olvida lo que no le gusta...

    Vamos, nada que ver con memorias raciales, inexistentes sincronicidades (la elevación de la ingenuidad humana al rango de necesidad ontológica de la mano del credulísimo Jung, no podía fallar...) o visitas ETs en la antigüedad. Como suele pasar, claro.


    2006-05-23 15:10
    Enlace | 25 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/40201

    Comentarios

    1
    De: Carlos Fecha: 2006-05-23 16:02

    Gracias Sr. Armentia, ha sido una explicación realmente interesante. Un saludo. Carlos



    2
    De: trimegisto Fecha: 2006-05-23 16:03

    mmm.
    cuando dices PT = 1 , PV = 0,615, con lo que PS = 1.599 (años, claro) quieres decir 1,599 años o 1.599 años?

    imagino que lo primero no? es que me provoca confusion :P



    3
    De: ElPez Fecha: 2006-05-23 16:55

    Perdón, Trimegisto, corrijo la errata.



    4
    De: ElPez Fecha: 2006-05-23 17:25

    He añadido un texto sobre las especulaciones más o menos desmelenadas en torno a la razón del fenómeno del pentáculo de Venus.



    5
    De: Allan Psicobyte Fecha: 2006-05-23 18:23

    Nota friki:

    "El escritor de ciencia-ficción Clifford D. Simak describe [...] una memoria futura de raza, que identificaba a los alienígenas como demonios."

    Creo que no es Simak. La memoria es deslizante, pero me dá la impresión de que estás hablando de Clark y "El fin de la infancia" ¿Aparecía una oui-ja hi-tech con rodamientos?.



    6
    De: Iván Fecha: 2006-05-23 19:04

    Muy interesante Pez y tambien divertidisimo con las chorradas que llega a decir la gente sobre los fenomenos naturales.

    A ver cuanto tardan en aparecer trolls a defender esas memo-hipotesis y demas a grito pelado.



    7
    De: Diego (MrDeejay) Fecha: 2006-05-23 19:28

    ¡¡Shhhhhhh!! No lo digas muy alto Iván que te oyen. XDDDDDD



    8
    De: Anónimo Fecha: 2006-05-24 09:37

    "El escritor de ciencia-ficción Clifford D. Simak describe en uno se sus libros unos extraterrestres que estaban intentando ayudar a la raza humana, pero se escondían porque la raza tenía una memoria futura de raza, que identificaba a los alienígenas como demonios."

    El libro en cuestion es "El fin de la infancia" y fue escrito por Arthur C. Clark.
    Logicamente es una novela de ciencia ficcion y est aparte en concreto es pura especulacion.



    9
    De: Anónimo Fecha: 2006-05-24 09:43

    Miren en "angeles y demonios" la descripcion de nombre SOPHIE. Dice que su nombre esta formado con el numero PHI.
    Asegura de PI forma parte de los canones de la belleza y su valor es 1.68

    Claramente las matematicas no son el fuerte de este escritor, pues confunde PI con el numero aureo.

    Comento esto como curiosidad. No quiero desprestigiar el libro, que me gusto bastante.

    Ademas lo considero una version tan valida de la vida de jesucristo como la de la Biblia. A fin de cuentas ambas son historias inventadas sobre la vida de un personaje que posiblemente nunca existio.



    10
    De: Anónimo Fecha: 2006-05-24 10:07

    Receta para encontrar maravillas:

    1- Cojase una tabla de numeros al azar. Vale cualquier cosa: Medidas de una piramide, tasa de mortalidad de un poais a los largo del dia, el numero de nacimientos a lo largo del año, etc..
    2 - Busquese en dicha tabla alguna variacion que llame la atencion. Vale cualquiera: Un incremento local del valor de los numeros, una variacion ciclica, un repeticion casual.
    3 - Relaccionese lo encontreado en el punto anterior con cualquier cosa.
    Por ejemplo, Si ha encontrado una variacion peirodicas relacionela con cualquier periodo astronomico. Tiene un monton a elejir (periodo de un quasar, mes lunar, periodo de cualquier estrella variable) por lo que seguro que con alguno coincide.
    Si ha encontrado una variacion puntual relaccionese con cualquier acontecimiento simultaneo que sea conocido. Puiede recurrir al atentado de las torres gemelas, al nombramiento de Bush, al inicio de la guerra del golfo o a la aparicion de Fatima. Seguro que usted encuentra algun acontecimiento importante que ocurrio en ese dia, y claramente esta relaccionado. Si no coincide el año no se preocupe. Llamelo "aniversario de".

    4 - Inventese una teoria. Asegure que los extraterrestres de Sirio B han influido en la cosecha de cebollas de Etiopia para conmemorar el 50 aniversario de la mayoria de edad de Hitler, que era un enviado suyo.

    5 - Seguro que aparece algun aguafiestas, como el Sr. Armentia, y le dice que su teoria es estupida y que esto no es mas que una coincidencia rebuscada.
    Acuselo de perseguirle personalmente, de ocultar la verdad, de defender su estatus a costa de la verdad y de pedofilo (no tiene nada que ver, pero el caso es descalificar y la duda siempre queda).
    5 - Escriba un libro y vaya al programa de Iker Jimenez. Asi todos se podran enterar de su asombroso descubrimiento y usted podra ganar un poco de dinero, que le permitira seguir con sus interesantes investigaciones.



    11
    De: Juan Juan Fecha: 2006-05-24 11:00

    ¡Dios Santo, ahora comprendo porque los USAamericanos invanden medio mundo!. Su centro de mando militar radica en ¡¡Un Pentágono!! ¡¡El simbolo de la perfección!! que dice el autor Browniano (tal vez su apellido tenga que ver con el movimiento aleatorio de sus neuronas) "Venus y su pentáculo se convirtieron en símbolos de perfección, de belleza y de las propiedades cíclicas del amor sexual"
    Tanto Da Vinci, hombre de Vitrubio y pentáculo y resulta que la clave estaba en un edificio de la capital de los USA, y para más inri, resulta que la estrella de los USA es de ¡ 5 puntas ! y sus generales llevan estrellas de ¡ 5 puntas !
    ¡¡ Marchando otra ración de Magufeo !!
    (Al final resultará que el General Patton era el gran maestre de los francvisionarios del quinto cielo, descediente por parte de madre de Alejandro Magno y guardian de las esencias quintillizas)



    12
    De: Alfredo Fecha: 2006-05-24 12:58

    Así que 1,599. Entonces de perfecto no tiene nada :-)



    13
    De: JoseAngel Fecha: 2006-05-25 10:13

    Me estoy fijando que las manillas de mi reloj también hacen unas formas geométicas curiosas al entrar en conjunción... ¿estaré infiltrado por una secta?



    14
    De: 209 Fecha: 2006-05-27 13:51

    Estoy todavía con la boca abierta.



    15
    De: Tixolo Fecha: 2006-05-29 16:00

    Entonces sería mejor utilizar el año trópico a efectos de no tener que corregir el desfse del movimiento de precesión, ¿no?

    P;D: me estoy volviendo loco...me voy a ver Tele 5



    16
    De: cs Fecha: 2006-06-17 17:19

    gtsdr



    17
    De: Ciceron Fecha: 2006-10-31 00:28

    Si muy bonito lo de que alineandose con la tierra forma un pentaculo, otra vez fallas la orbita de la tierra es mas excentrica que la de venus, ya no es un pentaculo perfecto, y la orbita de la tierra deberia ser mas excentrica que la de venus, sin embargo tu representas las mismas elipses, un pentaculo solo cabe dentro de un circulo perfecto, aqui las elipses no son circulos perfectos, es una barbaridad astrofisica lo que estas haciendo para hacer cuadrar las estrella de 5 puntas, ambas elipses una mas grande que otra pero al fin y al cabo la misma elipse, para explicartelo la elipse de la tierra es mas alargada en los extremos y mas achatada en la parte superior e inferior, asi que es imposible que describa un pentaculo perfecto, y por cierto venus es romana no griega, los 4 años no es por los ciclos de venus es por el tiempo que necesitaban para prepararse entre guerra y guerra, no tiene otra explicaciön, y son en honor a zeus.



    18
    De: paola Fecha: 2007-12-12 18:05

    para el tonto q cree que la descripcion del nombre SOPHIE esta en el libro de angeles y demonios esta eqivocada ....
    xq se encuentra en el codigo da vinci.


    besos



    19
    De: meli Fecha: 2008-03-25 00:08


    q nada q ver lo q ponen uds son una mierda todos uds okey??????



    20
    De: Daniel Fecha: 2008-04-02 20:16

    por favor quiero hacer una tarea



    21
    De: L Fecha: 2008-05-26 20:11

    Yo soy L



    22
    De: Arturo Llano Fecha: 2009-08-23 02:07

    Más estupido usted y su marica llamado calvo, vaya a que se lo mame, además usted es un idiota que no ha definido la verdadera belleza del pentaculo. Vaya a que esos del Opus dei, le den por el culo.



    23
    De: FELIPE CALDERON Fecha: 2009-08-23 02:09

    Más estupido usted y su marica llamado calvo, vaya a que se lo mame, además usted es un idiota que no ha definido la verdadera belleza del pentaculo. Vaya a que esos del Opus dei, le den por el culo.



    24
    De: ToOsH Fecha: 2010-05-20 20:15

    de hecho el escritor dan brown esta en lo correcto compañero anonimo.

    El Numero Aureo es representado por la letra Φ-Fi
    Ahora se Escribe SoPHIe, en español se escribe soFia.

    La Letra π-Pi es diferente y ambas representan diferentes numeros, cosa en la que tambien te equivocaste por que representaste el numero aureo como; 1.68 en realidad es 1,618(en el libro Dan Brown pone la misma cifra).

    Y el Numero Pi 3.14



    25
    De: kevin Fecha: 2013-02-12 05:40

    Gracias por la explicacion. Estoy leyendo el codigo da vinci y esa duda me estaba matando. Fue muy util gracias.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.83.238.24 (722e830096)
    Comentario

    portada | subir