ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Agosto 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • RIVERA en FarmaCatólicos
  • Anónimo en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en El Timo Del Más Allá (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Cristina Pereira en Cuando Se Pone En Peligro La Salud (CARTA @NoticiasNavarra @DiarioNavarra @microBIOblog y @Joaquin_Sevilla)
  • Alessandro magnvs en El Timo Del Más Allá (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Javier Sánchez de la Barquera en Referentes LGTBIQ (#MILENIO @noticiasnavarra)
  • Alessandro magnvs en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Alessandro magnvs en Cuando Se Pone En Peligro La Salud (CARTA @NoticiasNavarra @DiarioNavarra @microBIOblog y @Joaquin_Sevilla)
  • Juli Gan en Referentes LGTBIQ (#MILENIO @noticiasnavarra)
  • Anónimo en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > Leña Al Mono...
    2006-07-14
    )

    Leña Al Mono...
    2006-07-14

    Llevo unos días por un lado y por otro, siguiendo a la Ruta Quetzal BBVA por tierras navarras. Hace tres días, antes de irme, me enteré de la detención del director del Diario de Noticias de Navarra en que colaboro, que es también director del Noticias de Guipúzcoa, Pablo Muñoz. Alguien a quien conozco desde hace años, además. Supuestamente (se suele decir "presuntamente", pero el adverbio es un tanto repelente), intermediaba en las tramas de extorsión a empresarios (eso del "impuesto revolucionario", otro término repelente donde los haya) por parte de ETA. La detención tuvo bastante de peliculera, con visita a sus despachos e incautación de ordenador, la forma en que se le culpabilizaba en las notas de prensa de muchos medios (haciendo notar esa parte de su currículo que fue la dirección hace años de Egin. Ya se sabe, se menciona "Egin" con la misma intención que hace tiempo mencionaban "Grupo Mondragón" o incluso "Gráficas Bilbaínas": basta que suene a vasco para que suene a proetarra o a terrorista...). El propio juez responsable de la orden de detención, Baltasar Garzón, juega a mantener el impasse de esos 3 días legales de incomunicación y prisión sin asistencia letrada antes de tomarle declaración y hacer la más mínima y elemental -necesaria- acusación contra esta persona.

    Un atropello me parece. Y les parece a muchos otros (véase el propio Diario de Noticias para echar un vistazo las muchas opiniones y declaraciones de gentes de sectores muy variados sobre el tema), aunque a estas alturas de la vida uno ya sabe que lo más sencillo es atropellar. Podría comentar cómo a otras personas a quienes se ha relacionado con estas redes se les ha llamado a declarar con el habitual método de una citación, sin detención, sin registros, sin incomunicación llevada al extremo legal -que ya es demasiado en un estado de derecho... ¿ya puestos lo mismo se monta un Guantánamo en las Bardenas?-.

    Es más sangrante en el caso de Pablo Muñoz porque ya las filtraciones de que algo había con él, que había sido nombrado por algunas personas de las que estaban ya siendo interrogadas por el antecesor de Garzón, el juez Grande Marlaska, corrían por los mentideros desde media semana antes. Y el pasado fin de semana Muñoz había realizado unas declaraciones bien claras al respecto: ni colabora con redes de extorsión ni las apoya ni las comprende ni las tolera. Sus escritos, la propia línea editorial de los diarios que dirige, demuestran a las claras que Pablo no andaba templando gaitas en este aspecto delictivo de la historia. De nada sirvió, porque el espectáculo, y esto es lo más perverso de todo, estaba ya planificado para darle en la cabeza a un grupo editorial que ni en sueños podría ser considerado como parte de un entramado "proetarra", pero que parece que no gusta... ¿Hay en el fondo algo de guerra mediática? Quizá sea rizar más el rizo, porque este tipo de atropellos no es nuevo en la reciente historia de este país.

    Se sigue celebrando desde hace meses el proceso judicial correspondiente al expediente 18/98, ese macroproceso que viene de la época del todo vale contra todo lo que huela a "vasco" o algo así. Públicamente me he manifestado en contra de esos atropellos, especialmente sangrantes en casos como de Pepe Uruñuela. Daría para mucho más discutir de estas y otras cosas, analizar qué papel juega o seguirá jugando la Audiencia Nacional, cómo van a desarrollarse estas cuestiones y si realmente eso de la "independencia judicial" es tal o no. Hoy no tengo demasiado ánimo con ello: Pablo Muñoz sigue por el momento incomunicado y espero que para esta tarde le liberen tras prestar declaración.

    Espero, eso sí, que estas cosas se solucionen, aunque el mal, como suele pasar, está hecho: en cuanto a uno le señalan con esa especie de dedo anónimo y acusador ya tendrá que pasarse media vida como justificándose. Y es triste que el palo pegue, ahora, a un medio de comunicación en el que siempre y sin medias tintas se ha denunciado la violencia de ETA en todas sus formas.

    2006-07-14 14:36
    Enlace | 25 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/41567

    Comentarios

    1
    De: Anónimo Fecha: 2006-07-14 19:13

    Pues aunque dicen que Garzón es un mal instructor, creo que no se pueden templar gaitas. La ley es la ley y no se aplica con manga ancha o manga estrecha según las circunstancias.
    Odio el lenguaje engañoso y los subterfugios.
    Odio expresiones como "marco de decisión" cuando se quiere decir otra cosa.
    Odio que se diga "violencia" en vez de "crimen" y "paz" donde no hay guerra.
    Odio la intolerancia exclusivista.
    Odio que alguien diga de un muerto "este no se metía con nadie, es raro lo que ha pasado"
    Odio que pocos hablen en nombre de muchos.
    Odio el miedo, la complacencia o la sintonía que cierra bocas.
    Odio que muchos niños crezcan con odio en el corazón en lugar de moral.
    Odio dudar y borrar mi nombre.
    Y por encima de todo odio que haya gente que crea que las ideas merecen una sola muerte.



    2
    De: 8 años Fecha: 2006-07-14 19:27

    Anónimo, una pregunta ante tus odios: ¿Qué pasó con el cierre de Egin? ¿Recuerda lo que se dijo cuando se cerró ese periódico? Hoy se cumplen, precisamente, ocho años del cierre. Te copio el editorial de hoy de GARA:

    En la noche del 14 de julio de 1998 ­hoy hace ocho años­ cientos de policías españoles comenzaron a tomar posiciones en las inmediaciones de la redacción central y las delegaciones de "Egin" y Egin Irratia, así como ante los domicilios de once personas a las que relacionaban con la empresa editora. A partir de la medianoche comenzaron las detenciones ­no exentas de violencia en algunos casos­ y el «cierre cautelar» del periódico y la radio. Aquella decisión del juez Baltasar Garzón, adoptada en la fase de instrucción del sumario, se convirtió de hecho en la inapelable sentencia de muerte de una cabecera emblemática en Euskal Herria. El Gobierno del PP celebró aquel cierre como una victoria propia y su presidente, José María Aznar, como haciendo una muesca en la culata de su revólver, pronunció aquella sentencia de «¿acaso pensaban que no nos íbamos a atrever?».

    El cierre de "Egin" y Egin Irratia fue la primera gran pieza que se cobró el Estado en lo que luego constituiría el macrosumario 18/98, que desde noviembre del pasado año se está juzgando en la Audiencia Nacional, sin que haya todavía previsiones fiables sobre cuándo puede concluir la vista. Es decir, todavía se está juzgando si aquella sentencia de muerte fue o no correctamente aplicada, mientras los encausados en el proceso siguen viendo pender sobre sus cabezas la amenaza de largas condenas de cárcel por no haber hecho otra cosa que dirigir un periódico ­enraizado en su país e incómodo para el poder­ y las empresas que lo editaban
    .
    Las dolorosas consecuencias de aquel cierre no impidieron ­como ocurrió después tras la clausura de "Euskaldunon Egunkaria"­ que los sectores sociales que se veían representados por aquel proyecto periodístico pusieran en marcha otro. Y lo que pretendía ser un golpe a uno de los elementos que contribuían a la configuración nacional de Euskal Herria, se volvió como un bumerán contra los agresores. Pero ello no significa que en el camino hacia la normalización democrática, cuando llegue la hora de hacer cuentas sobre el pasado, el Estado español no tenga también este caso entre sus deudas pendientes. Hoy, todavía, la potencia de la maquinaria propagandística del poder ­y la de quienes sin necesidad alguna se rinden a ella­ coloca sólo a una parte de las víctimas del conflicto como objeto de un necesario resarcimiento en un futuro proceso de reconciliación. Pero una Comisión de la Verdad, objetiva e imparcial, tendría mucho y variado trabajo por hacer en este país.



    3
    De: Actualidad Terra Fecha: 2006-07-14 19:30

    Zubero: proceso 18/98 puede acabar en payasada y afectar Justicia

    El profesor universitario y promotor de Gesto por la Paz Imanol Zubero opinó hoy que el proceso por el sumario 18/98 contra el considerado entorno de ETA puede acabar 'en una payasada', lo que afectará a los derechos de los procesados y 'a la propia imagen de la Justicia', advirtió.

    Según dijo en un curso sobre 'Derechos humanos y proceso de paz en Euskadi', organizado por la Universidad del País Vasco (UPV) en Gernika, el citado proceso puede acabar convertido 'en un auto de fe, en el que a la gente se la va a quemar por hereje' o 'en una auténtica payasada' y 'ya tiene algunos elementos' de ello, consideró.

    El profesor de la UPV e integrante de la plataforma Aldaketa-Cambio por Euskadi intervino, junto con la ex directora de Egin, Teresa Toda, y el profesor universitario Mario Zubiaga, ambos inculpados en el proceso citado, en la segunda jornada de dicho curso, que versó sobre 'Libertad de expresión e información y derechos de reunión en el proceso de paz'.

    Durante su intervención, Zubero puso de manifiesto la 'violación' por parte de ETA del derecho de información con atentados y asesinatos de periodistas y censuró que la izquierda abertzale 'ha sido muy insensible a muchas de las consecuencias del llamado conflicto político vasco'.

    Aclaró que no se refería a insensibilidad personal porque, según relató, 'yo personalmente, en la medida que me he visto salpicado por aparecer, por ejemplo, en los papeles del comando Buruntza, he sentido la solidaridad de personas de la izquierda abertzale'.

    Zubero, quien ha trabajado como perito en contra de las acusaciones realizadas en el sumario 18/98 -conocido como el macrojuicio contra ETA, con 54 encausados- consideró 'kafkiano' lo ocurrido en relación a ese proceso y 'un despropósito' el cierre del periódico Euskaldunon Egunkaria.

    También criticó 'la invención del concepto de 'entorno'' de ETA porque '¿hasta dónde estiramos la idea de entorno?', se preguntó, después de considerar que alguien, al amparo de ese concepto, 'puede decir que deberían estar procesados los votantes de la izquierda abertzale'.

    Zubero, que diferenció entre los niveles de responsabilidad política y moral y la culpa jurídica, dijo que para combatir el terrorismo no valen todos los medios y señaló que 'hay muchas medidas antiterroristas que en la práctica se han convertido en medidas terroristas'.

    También dijo que 'la implacabilidad de la Justicia en la práctica choca con el mestizaje y los grises de la política real' y apeló a la prudencia y la responsabilidad de los profesionales de la opinión periodística ante el momento que se vive en Euskadi.

    Toda, por su parte, opinó que los cierres de Egin y Euskaldunon Egunkaria han constituido 'las agresiones más directas a la libertad de expresión por parte del Estado' y dijo que el sumario 18/98 'no tenía ningún sentido en su inicio y, ocho años después y en una situación que tiende a la resolución del conflicto, debería archivarse ya'.

    La ex directora de Egin, que indicó que los hechos ocurridos en Euskadi en relación a la libertad de expresión 'han incluido la muerte de periodistas por la variante armada del conflicto', censuró que en determinados medios periodísticos valga 'todo' para hablar 'de Euskal Herria'.

    Abogó, además, por una reflexión en el sector informativo para ver 'cómo se puede contribuir al proceso'. Se trata, dijo, 'de desarmarse también los medios de una situación que ha sido de conflicto'.

    Por su parte, el profesor de la UPV Mario Zubiaga denunció un 'recorte de libertades' en los últimos años y la introducción del 'derecho penal preventivo' con medidas como la Ley de Partidos.



    4
    De: Anónimo Fecha: 2006-07-14 19:31

    Es verdad. Existen los embudos y tienen un agujero grande y otro pequeño. A algunos no les tiembla el pulso cuando ven morir a alguien, pero sí cuando se cierra un periódico.
    Si es contra mí es malo. Si lo hacen los míos se justifica.



    5
    De: Iván Fecha: 2006-07-14 20:09

    No he podido seguir las noticas ultimamente pero si he visto lo suficiente para sentirme asqueado en un aspecto, y ese es el de la inexistencia de la presuncion de inocencia y las maneras de la detencion.

    Ya hemos visto varios casos de detenidos que parecian que hubiesen cometido genocidio, que fuese peligroso hasta mirarles y muchos de ellos en libertad sin cargos o con acusaciones leves o extrañas, eso dice muy muy poquito sobre la actuacion de la justicia y en cierto modo la deslegitima.
    En todos esos casos los medios de comunicacion ya condenaban de facto a las personas y cuando estas salian en libertad y con cara de ¿que carajo a pasado?, ¿alguna disculpa?, ¿le daban el mismo tiempo de noticia a la liberacion SIN cargos que a su esperpentica detencion por supuesto colaborador?.

    Ese doble rasero a la hora de dar una noticia ya da mucho asco, si alguien es culpable que se le juzgue y condene, pero esa forma de actuar es intolerable, tanto de la justicia como de los medios.



    6
    De: Gorgorito Fecha: 2006-07-14 22:13

    Anónimo, la demogagogia suele ser sucia en cualquier discusión, pero se convierte en asquerosa cuando hay muertos de por medio. Harías bien en no frivolizar con este asunto.

    Un asunto que, la verdad, es muy raro: no sé si Garzón se está comiendo despacito el sumario que le dejó abierto Marlasca,
    para no levantar ampollas y no dejarle con el culo al aire. Otra cosa no se me ocurre.

    Y si es así, no tengo duda de que la cosa acabará bien. Garzón no es Marlaska.

    En cualquier caso, un respeto a la Justicia, por favor. O por lo menos, el beneficio de la duda. Que buenos saltos de alegría pegábamos cuando Garzón empuró a Pinochet y a otros 'angelitos' latinoamericanos.



    7
    De: Gorgorito Fecha: 2006-07-14 22:28

    Parece que se confirma: acaban de liberarlo con fianza de 4.000 euros (cifra simbólica en una fianza).



    8
    De: Anónimo Fecha: 2006-07-15 04:29

    A Aguirre, el del PNV, lo citaron a declarar y fue por su cuenta, sin detención. Salió libre con fianza de 30.000 euros. A Muñoz, tras detención, traslado y tres días de incomunicación, le dejan libre con 4.000 euros de fianza.

    ¿No resulta curioso?



    9
    De: Anónimo Fecha: 2006-07-15 04:33

    Pablo Muñoz recupera la libertad y niega cualquier labor de intermediación
    Harocorene se retractó ante el juez de su declaración inicial que implicaba a muñoz

    denuncia que se le detuviera 72 horas incomunicado tras mostrar públicamente su disposición a declarar
    Le imputa un presunto cargo de intermediación y le impone una fianza mínima de 4.000 euros y comparecencia semanal


    Alberto Gil

    El director de DIARIO DE NOTICIAS, Pablo Muñoz, recuperó ayer la libertad, con la obligación de pagar una fianza mínima de 4.000 euros con un plazo de cinco días para abonarla (aunque el fiscal Juan Antonio García Jabaloy había solicitado una fianza de 12.000 euros), después de estar 72 horas incomunicado y pasar toda la jornada de ayer prestando declaración en la Audiencia Nacional ante el juez Baltasar Garzón. El magistrado le imputa -en el ámbito del sumario abierto sobre la supuesta red de extorsión de ETA desarticulada en las últimas semanas con un total de 18 personas detenidas en los Estados español y francés-, un presunto cargo de intermediación en el cobro del denominado impuesto revolucionario y le impuso como medidas cautelares comparecencias semanales en el juzgado más cercano a su domicilio y la prohibición de abandonar el territorio del Estado.

    En sus primeras declaraciones tras abandonar la Audiencia Nacional (pasadas las 21.20 horas), el director de DIARIO DE NOTICIAS se reafirmó en el manifiesto que él mismo firmó el pasado día 8 tras conocer por una filtración que su nombre figuraba en este sumario. Básicamente, Muñoz negaba cualquier tipo de intermediación entre empresario alguno y ETA, rechazaba rotundamente este tipo de prácticas, aclaraba que no conocía al industrial navarro a quien supuestamente habría ayudado y que su relación con Jean Pierre Haracorene, otro de los detenidos en esta operación y cuyo testimonio constituía la única base de la acusación, era profesional.

    Así mismo el director de DIARIO DE NOTICIAS, tras aclarar que había recibido un "trato correcto dentro de las circunstancias de este tipo de retenciones incomunicadas", lamentaba que finalmente el titular del Juzgado entral de Instrucción Número 5 de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, optara por tomarle declaración tras ordenar su arresto e incomunicación durante tres días "sabiendo que yo estaba dispuesto en todo momento a acudir voluntariamente a Madrid para aclarar todas las dudas que hubieran podido surgir y defender mi inocencia". Pese a lo duro de las circunstancias vividas, Pablo Muñoz, ataviado aún con las mismas prendas con las que le detuvieron, cansado y reclamando poder asearse, sentenciaba: "Hice lo que tenía que hacer y en lo que dije me reafirmo y hubiera pasado encantado por la Audiencia Nacional sin necesidad de que me detuvieran".

    explicaciones Según explicó el abogado del director de este periódico, Carlos Kerejeta, que pudo asistirle en su declaración al levantarle el magistrado la incomunicación antes de iniciar la comparecencia, "a nuestro entender todo ha quedado aclarado y la fianza, que confiamos en que se pueda eliminar, se debe, exclusivamente, a una pequeña nubecita de duda que le ha quedado al juez en torno a una cuestión puntual en la que creyó apreciar cierta contradicción". No obstante Kerejeta, tras resaltar la cuantía mínima impuesta por el juez y el hecho de que dé 5 días para depositarla, aseguró que "ahora habrá tiempo para aclarar esa pequeña cuestión".

    aclaratorio Una de las bases que explicaría tanto la decisión de Garzón como el hecho de que rebajara tan ostensiblemente la petición de fianza de la fiscalía (García Jabaloy pidió 12.000 euros de fianza), es que el magistrado ordenó un careo entre Pablo Muñoz y Jean Pierre Haracorene que se celebró en el propio despacho del juez. En ese careo Harocarena se retractó de su versión inicial y aclaró que no tenía constancia de la participación de Muñoz en proceso de mediación alguno así como el hecho de que el vínculo que les unía se centraba únicamente en lo profesional. El detenido, que estuvo asistido por un abogado de oficio en esta diligencia, respaldaba así la versión del director de DIARIO DE NOTICIAS con lo que el juez decidió dar credibilidad a las aclaraciones de este.

    Hay que recordar que en el auto que originó toda esta operación, el último realizado por Grande Marlaska al frente del Central de Instrucción Número Cinco, el único vínculo que uniría al Pablo Muñoz con la supuesta red de intermediación para el cobro del impuesto revolucionario sería, precisamente, el testimonio de Harocarena.

    A juicio del abogado de Muñoz, esta diligencia fue "clave" para aclarar tanto las posibles imputaciones como para desmentir supuestas implicaciones. No obstante, tanto Kerejeta como el propio Muñoz, anunciaron ayer que el director de DIARIO DE NOTICIAS ofrecerá el lunes una rueda de prensa en San Sebastián en la que aclararan este tema. Eso sí, dado que el sumario sigue bajo secreto, el contenido de los interrogatorios así como la literalidad del auto levantado por Garzón no se podrán dar a conocer.

    agotador Lo primero que hizo Pablo Muñoz tras abandonar la Audiencia Nacional por la puerta principal fue abrazarse a su mujer y a sus hijas que a lo largo de dos días habían esperado en las inmediaciones de la audiencia noticias que no llegaron. Junto a ellas otros familiares y amigos tuvieron la oportunidad e saludar y respaldar con su cariño al director de este periódico en un día que fue especialmente intenso. Muñoz fue trasladado a la Audiencia Nacional hacia las 8.45 horas y permaneció en los calabozos hasta que Garzón le llamó a declarar pasadas las 12.30 horas. Tras dos horas en el despacho del Magistrado Muñoz volvió a ser trasladado a los calabozos hasta que la vista con el juez se reanudó a las 19.30 horas (debía haber sido a las 17.00). tras las deliberaciones pertinentes abandonaba la Audiencia a las 21.30 horas.

    Una jornada larga e insólita en la Audiencia Nacional
    Todo el procedimiento judicial que ha rodeado la detención, incomunicación y declaración del director editorial del GRUPO NOTICIAS, Pablo Muñoz, ha seguido por derroteros y circunstancias poco habituales, según sostuvieron expertos en lucha antiterrorista e incluso los propios periodistas de tribunales que están acreditados en la Audiencia Naciona. El primer hecho excepcional fue que Pablo Muñoz fuera conducido a la sede judicial durante su incomunicación para asistir el persona al desprecinto de su ordenador incautado. y luego trasladado otra vez a la comisaría. Después de agotar las 72 horas de incomunicación que contempla la legislación especial, fue conducido a la Audiencia Nacional, pero tuvo que esperar casi tres horas hasta su declaración, que comenzó en torno a las 12.30 del mediodía, hacía presagiar una jornada larga. La sesión se interrumpió a las 14.30 y el periodista fue citado nuevamente a las 17.00, pero la toma de declaración no se reanudó hasta las 19.00, para extrañeza de periodistas y abogados que circulaban por los pasillos. >A. G.



    10
    De: Enrique Arrasti Fecha: 2006-07-15 10:39

    ME parece raro que, ante una detención cualquiera, se adopte una postura como la que veo aquí: ¡es un santo, que injusticia!. Hombre, no sé si lo es, pero a mí, que me pilla lejos tanto este Pablo como el Juez que lo detiene, no tengo de entrada por qué dudar de que habrá alguna razón seria para que haya sido detenido -una acusación de otro supuesto implicado en la trama no es, desde luego, un indicio a ignorar por parte del juez-.

    Si Pablo fuera mi hermano, no pensaría distinto. Y si fuera yo el detenido por esos cargos, como sé que soy inocente, no tendría nada que temer y ni me resistiría ni criticaría a quienes tuvieran que cumplir con el trámite de detenerme y comprobar las acusaciones que sobre mí pueda hacer un delicuente. Es más, es que estaría deseando que me "obligaran" a declarar, y no me quejaría si, por la gravedad de la acusación, tuviera que apsar algún día en la cárcel. Me daría rabia pasar por ello, toma no, pero no me parecería, ni mucho menos, una injusticia de las autoridades. En todo caso, sería injusto el calumniador que me acusó de lo que fuera. Contra él iría mi rabia y mis posibles reclamaciones.

    Siempre me ha sorprendido el silencio que ronda a los presos de ETA, pues creo recordar que nunca he oído a un familiar renegar voz en alto de las acciones de su hijo, o hermano. No, ahí se actúa en piña, con un discurso monocorde y ya aburrido.

    Y lo que has dicho, ELPez, me parece que cojea, en el sentido de que, auqnue no dudo de que tengas mucha amistad y confianza en Pablo, y aunque quiero pensar que es inocente, ni tú ni yo podemos saberlo. No me basta que él diga que es inocente para no acusarlo ni que tú lo creas de corazón. Claro, que tampoco me bastará con que el de la SER lo acuse. En todo caso, habrá que probar dicha acusación. Y en eso creo que estará el juez. Porque, si finalmente se demostrara que sí ha tomado parte en la trama -no sería el primer criminal que lleva una doble vida-, ¿dirías que su encarcelamiento sería injusto?.

    Un saludo



    11
    De: Yabba Fecha: 2006-07-15 12:46

    Vaya, parece que cuando nos conviene confiamos en la labor de la justicia, y cuando no nos conviene, encontramos conspiraciones hasta debajo de las piedras.

    Por lo demás parece que esta persona se ha cansado de proclamar estar dispuesto a declarar voluntariamente... no veo en qué se diferencia lo que ha ocurrido de todas esas cosas que dices que tú harías, Arrasti. Básicamente este señor ha hecho lo mismo que tú dices que harías. O lo que haría cualquier persona de bien que se vea injustamente acusada de algo : luchar por su verdad.

    De todos modos, te noto una confianza en la Justicia que se echa de menos en otros procesos en los cuales parece convenirte más una postura más vigilante. Eso, por usar un eufemismo.

    Por cierto, ¿es obligatorio que un padre o madre de un detenido de ETA reniegue de su hijo? ¿Hay algún artículo del Código que lo obligue? Cuando se arresta a alguien, ¿eso pone también a su familia bajo sospecha y deben dirigirse ipso facto a algún periódico para decir "Ese no es mi hijo, ya no lo reconozco"? No sé, parece lógico pensar que una persona de bien no esté de acuerdo con lo que haya hecho su hijo, pero no parece muy lógico que una madre tenga necesariamente que renegar de la sangre de su sangre, incluso aunque rechace sus comportamientos. Uno esperaría una actitud más comprensiva con los sentimientos maternales de parte de alguien tan afecto a la familia como tú, Arrasti.



    12
    De: ElPez Fecha: 2006-07-15 14:06

    Arrasti, como suele pasar, se equivoca. No me considero amigo de Pablo Muñoz: le conozco y le respeto, y sé por sus acciones (sus escritos, su línea editorial) que no es nada complaciente con el terrorismo. Algo que él mismo volvió a repetir el fin de semana pasado en una nota pública de la que apenas se ha hablado por ahí cuando lo de la detención. Por lo que leo en el artículo del Diario de Noticias que copiaban unos comentarios más arriba (en el comentario 9), ni Harecorene ni ese empresario mantenían la implicación de Muñoz.

    Así que lo que yo escribí no venía ni de la amistad ni de ninguna complacencia emotiva, sino de un convencimiento, a la luz de los datos, de que se ha actuado en este caso atropellando derechos y, desde luego, con una poco comprensible severidad si lo comparamos con otras personas también relacionadas o imputadas en la trama extorsionadora de ETA.

    Y, aparte de todo esto, dejando de lado lo que uno crea o deje de creer (piense o deje de pensar, más bien), conviene no olvidar la presunción de inocencia, que fue mandada a tomar vientos en todo este caso. Lea los artículos aparecidos en torno a la detención de Pablo Muñoz, Sr. Arrasti, y verá qué poquito de esa presunción había. Como tampoco la hay en su comentario, por supuesto, pero eso es algo a lo que ya nos tiene habituados (más aún, de la que estamos hartos, ya puestos).



    13
    De: Enrique Arrsati Fecha: 2006-07-15 17:47

    Yabba, si mi hermano hiciera alguna de esas canalladas, seguiría siendo mi hermano. Precisamente por eso, no me callaría ante él y seguiría aytudándole sólo en la medida que mi ayuda no sirviera de cohartada para que él se mantuviera en sus trece. Y por su puesto, jamás, pero jamás de los jamases pasaría por ir a un homenaje hecho por quienes, como él, compartieran esos medios criminales que lo han llevado a la cárcel. Y eso vale para los Chapotes o para los Galindos.

    ElPez, me decepciona que digas que yo me he saltado lo más mínimo la presunción de inocencia. Que yo apoye la acción de la justicia no quiere decir que sea un memo que no sepa de las extrañas cosas que han podido pasar aquí respecto, por ejemplo, a los GAL. Es verdad, podrían haberse pasado con él, no seía la primera vez que eso ocurre. Pero como no podemos estar seguros de ello, pues no tenemos todos los datos que se supone tiene el juez, debemos también adjudicar al juez la misma presunción de buen hacer que se reivindica para Pablo.
    Decir que yo me salto la presunción de inocencia es tan bárbaro como decir que lo que tú propones es que deje de actuar la justicia con Pablo. Y yo tampoco he puesto eso en tu boca.

    Un saludo

    Un saludo



    14
    De: Los amigos de Armentia…ya Fecha: 2006-07-15 17:59

    Ya, ya sospechamos que Armentia esta muy amigado de grupos…con cierto poder…como sino estaría en el papanetario



    15
    De: Kea Fecha: 2006-07-16 11:24

    Pablo Muñoz. El sábado pasado en una conversación en una radio pública tras los rumores (¿dónde quedan los secretos sumariales?) de que había aparecido su nombre en la trama, él mismo, además de desmentirlos, apuntó publicamente su intención de aclarar el tema ante el juez. En vez de eso el martes le detienen a la salida de su casa y le incomunican tres días (3) antes de declarar y salir en libertad. ¿Por qué no bastaba una citación?

    Ya sabemos que esta manera de actúar no es nueva, estamos acostumbrados a que se repitan, pero resulta indignante que los grandes medios no se rasguen las vestiduras ante "protocolos-atropellos" como éste que ha sufrido Pablo Muñoz.

    Sea como fuere hay una cosa evidente: el poder inmenso que tienen las decisiones de determinados jueces.



    16
    De: Anónimo Fecha: 2006-07-16 13:01

    Se me dijo más arriba que yo frivolizaba con los muertos.
    ¡Cuantos atropellos se producen! ¡Y la presunción de inocencia! ¡Una barbaridad!
    Cuando mi padre quitó su nombre del buzón y yo le pregunté por qué lo hacía, no me contestó. Lo supe años dspués cuando nos tuvimos que ir de Algorta. Y él no era más que un empleado que entró a trabajar cuando el comité de empresa negociaba. Eso sí, con amenaza de bomba y desalojo.
    Y cuando entró, oyó que le gritaban "te vamos a matar". La empresa denunció la situación y mi padre declaró y el abogado de los sindicalistas (José María Bandrés) le dijo que había sido muy pesimista al interpretar las palabras.
    Es verdad. Cómo se se pisotean los derechos de la gente!
    Sé que mucha gente piensa con las tripas en vez de con el cerebro. Pues no estaría de más que intentaran entender el concepto de "Moral". Que el embudo es muy fácil de usar.



    17
    De: Kea Fecha: 2006-07-16 15:08

    Anónimo, me parece comprensible que nos señales otras injusticias y atropellos. ¿Alguien ha dicho que no existan o los ha apoyado o justificado en sus mensajes?
    Pero estamos hablando de Pablo Muñoz, y seguro que estoy equivocado, pero parece que justificas lo que ha ocurrido con él al compararlo con otras injusticias más crudas e insoportables. Y esa manera de desviar el tema, en mi opinión, tampoco tiene mucho que ver con el concepto de "Moral".



    18
    De: Enrique Arrasti Fecha: 2006-07-16 17:32

    A ver si esto es una posibilidad. Imaginemos por un instante que Pablo Muñoz sí está metido en esos rollos raros. Según qué tipod e acusación haga alguien sobre él, ¿no podría ser lo más conveniente actuar con la máxima discreción y con la máxima contundencia para evitar que una persona así, cuya caudal criminal consistiría en delicada y comprometedora información, pueda deshacerse de todos esos indicios que pudiera tener alojados en casa, o en una agenda, o en un ordenador...?

    No sé. ¿Es eso imposible?. Naturalmente eso sólo lo sabe el juez. Y al igual que hay que presuponer, mientras no se demuestre lo contrario, la inocencia de cualquiera, es obligado pensar que un juez pueda verse en la tesitura de hacer lo que se ha hecho con Pablo Muñoz.

    De hecho, a poco inteligente que uno sea, debe alcanzar a entender esta cosa tan simple y primaria, más si se trata de temas de naturaleza mafiosa, como lo es la extorsión etarra. Me parece bien que Pablo Muñoz diga lo que dice en su defensa, pero quizás el juez ha debido actuar así obligado por las características de las acusaciones hechas. Pablo, director de un periódico, debe ser lo suficientemente avispado como para saber eso. Si, a pesar de todo, se queja amargamente de todo lo que le pasa, tiendo a pensar que se presta a ciertos movimientos propagandistas que no huelen bien. Quizás sea inocente, pero no me gusta cómo está actuando él o su entorno, incluso aunque sea realmente inocente. Por principio, y puesto en su lugar, aun dando por supuesto que sea inocente, yo no actuaría así.

    Espero haber explicado la sutileza.



    19
    De: Anónimo Fecha: 2006-07-16 18:16

    ¿Propagandistas? Si una persona se queja de haber sido tratado con dureza por parte de un juez de la Audiencia Nacional, especialmente en comparación con otras personas que en su misma situación no han sido detenidas e incomunicadas por tres días, eso ¿no huele bien? ¿Que no le gusta cómo está actuando? ¿De qué va, Arrasti?

    Lea la amplia entrevista en Diario de Noticias con Pablo Muñoz, y entonces nos cuenta dónde está esa propaganda, dónde está lo que no le huele bien. Y nos dice por qué todo ello.



    20
    De: An Fecha: 2006-07-16 19:10

    Me parece que Arrasti está escibiendo en este caso, por no decirlo de otra manera, con un gran desconocimiento de las informaciones que estos días han salido en los medios y que todos los demás hemos leído... Pero seguro sabe más que los demás.
    Me gustaría saber cómo explica los criterios que se usan para detener e incomunicar a unos empresarios presuntos implicados en la trama y , en cambio, a otros, llamarles a declarar anónima y muy discretamente. Seguro que estos últimos no se van a quejar.
    Y espero haberme explicado también con sutileza.



    21
    De: "Ha habido informaciones tendenciosas con clara intencionalidad política" Fecha: 2006-07-16 20:55

    pamplona. El director de DIARIO DE NOTICIAS relata en esta entrevista una historia que nunca debió comenzar y que, sin duda, supondrá un antes y un después en su vida. Las claves que le han llevado a aparecer en un auto de la Audiencia Nacional como presunto colaborador de la red de extorsión de ETA y su experiencia personal no tienen ningún desperdicio.

    ¿Qué pensó cuando al salir de su casa varios agentes de la Policía le ordenaron que saliera del coche?

    No me causó excesiva sorpresa, porque ya estaba en antecedentes desde el viernes, cuando se publicó mi nombre como imputado en el auto de Marlaska. Me hicieron bajar del coche y me comunicaron que a partir de ese momento estaba detenido en régimen de incomunicación por un presunto delito de colaboración con ETA. Eso sí me afectó. Al ponerse en marcha el coche de la Policía, mi hija mayor me vió. Pedí permiso a los agentes para llamar por teléfono y no me dejaron. La primera preocupación fue la familia.

    Debe ser muy duro presenciar el registro de su casa y ver cómo invadían su intimidad...

    Agradecí que no hubiera nadie en casa. Los registros los efectuaron con auténtica celeridad y minuciosidad. Inspeccionaron la casa de arriba abajo y se llevaron lo que consideraron que tenía interés; mi portátil, archivos y otros objetos.

    Horas después, presenció el registro de su despacho en la sede del DIARIO DE NOTICIAS.

    El comportamiento de los compañeros de DIARIO DE NOTICIAS fue impresionante. Noté mucho calor. Supuso un golpe de ánimo y de moral antes de que me trasladaran a Madrid.

    ¿El trato que ha recibido de la Policía ha sido correcto? Soportar 13 horas de interrogatorio debe ser muy duro...

    En todo momento, recibí un trato correcto. No me han golpeado, pero es muy duro permanecer 72 horas incomunicado en un habitáculo en el que sólo podías caminar cinco pasos a lo largo y dos a lo ancho, sin ningún ruido, sin poder ver nada. Con dos focos a cuarenta grados de temperatura y sin apenas comer. Respecto a los interrogatorios fueron muy intensos y duros.

    Son muchas horas para pensar...

    Así es. Lo que más me preocupaba era la familia. Después hubo una segunda fase, en la que traté de ponerme en situación y empecé a darme cuenta de la grave acusación que se me imputaba. En ese momento, comienzas a analizar si han fallado en algún punto y al no encontrarlo, llega el alivio de tu propia conciencia.

    ¿Durante el careo con Harocarene, le explicó por qué le citó en su primer testimonio?

    La declaración está bajo secreto de sumario. Sí, puedo decir que Harocarene se reafirmó en su rectificación. En el careo, sentí una sensación incómoda, de desprecio hacia él, pero a la vez sabía que lo necesitaba para salir de esta situación.

    ¿Qué valoración hace de la fianza que le ha impuesto el juez Garzón?

    No voy a hacer valoraciones en ese sentido. Es mucho más importante los resortes humanos en este tipo de situaciones, tanto los propios como los ajenos. Me impacta mucho más vitalmente el abrazo a mi familia a la salida, ese momento es mucho más importante que todas las consideraciones posteriores o preguntas de por qué una fianza tan baja, por qué un final tan desproporcionado con lo que había sido esta aventura.

    ¿Qué valoración hace del tratamiento informativo que le han prestado el resto de medios de comunicación a su detención?

    Me sorprende que a estas alturas informadores que se llaman periodistas aludiendo a mi detención sigan hablando del ex director de Egin , sin explicar en ningún caso que fui despedido de ese periódico.

    Ha habido descripciones absolutamente tendenciosas y con una clara intencionalidad política en algunos casos.

    ¿Qué lectura hace del contexto político en el que se ha producido su detención? ¿Cree que hay alguna relación entre la operación policial y la información que publicó el día anterior Gara sobre unos supuestos compromisos entre el Gobierno y ETA?

    El mismo día que me detuvieron, me dirigía a Pamplona con la intención de hacer un editorial sobre ese documento, del que disponíamos, pero no me dio tiempo. Lo que pretendía ese documento no es el terromoto que ha provocado en la política española, no era el rifi-rafe entre el Gobierno socialista y el PP. Tenía otra función y sí creo que la ha cumplido.

    ¿Podría precisar?

    Lo haré en el editorial que escriba cuando me recupere de esta pesadilla.

    ¿Pero cree que había un interés por tapar las citadas informaciones?

    Yo no puedo hablar en este momento en contra de la intención del juez.

    ¿Cree que detrás de esta operación podría haber algún interés de silenciar a DIARIO DE NOTICIAS?

    Yo no creo que haya ninguna intención en esa dirección. El grupo goza de buena salud. Sería algo desproporcionado, sería como matar moscas a cañonazos.

    Desde su detención, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha anunciado que abrirá expediente a Marlaska por revelación del secreto de sumario. ¿Qué opina?

    Cuando apareció publicado mi nombre como imputado en el auto de Marlaska, mi primera respuesta fue escribir una nota templada y severa. He de reconocer que pensamos en casa la posibilidad de presentar una querella, pero evidentemente yo no tengo los medios que puedan tener Agirre o Arzalluz. En cualquier caso, me alegro de la decisión que ha adoptado el PNV de presentar una denuncia, para ver si finalmente se termina con estas filtraciones interesadas, que son muy canallas. Lo que está ocurriendo en los últimos tiempos es una vergüenza y da la sensación de que la Justicia española tiene un problema muy serio.

    ¿Teme que no se respete el secreto profesional que le asiste como periodista y pueda utilizarse información en su contra o en contra de terceros?

    Prefiero pensar que no, pero la posibilidad existe.

    Hace unos cuantos años estuvo encarcelado por luchar contra el franquismo. Muchas cosas han cambiado desde entonces y, sin embargo, vuelve a verse en un calabozo...

    Sí, estas paradojas tiene la vida. Dos consideraciones tengo que hacer. Una, que han cambiado muy poco los calabozos y, mucho y para bien los funcionarios de Policía. Y dos, que en aquella ocasión, fui juzgado por un tribunal militar y ahora por uno civil. No se pueden hacer comparaciones, pero de todas las experiencias se aprende algo.

    ¿Qué ha aprendido de esta última experiencia?

    He aprendido que no te puedes fiar de cualquiera, que hay que ser menos ingenuo, que hay que ir aprendiendo a ser menos generoso y eso es malo. Hay que ir aprendiendo a no arriesgar y eso es malo. Siempre corres en la vida el riesgo de aislarte, pero yo nunca he sabido vivir sin meterme en líos. También me he dado cuenta de la capacidad que tiene la raza humana de soportar experiencias de una dureza severa. En mi caso, por lo inesperado, áspero y por el momento vital en el que me encuentro.

    ¿Se ha sorprendido de sí mismo a la hora de reaccionar ante esta situación?

    No excesivamente, porque soy una persona muy serena y fría, no sentimentalmente, pero sí racionalmente.

    Han sido numerosas las muestras de cariño, apoyo y solidaridad. ¿Esperaba esa respuesta?

    Nunca he tenido ningún motivo para que la gente me aplauda. Las muestras de cariño y reconocimiento a mi trayectoria profesional y a mi postura firme contra la violencia han significado mucho para mí. Para un periodista veterano, que te aplaudan generaciones más jóvenes, te hace pensar que es un oficio que merece la pena. Me he sentido muy arropado y lo agradezco de corazón. A aquellos que han tratado de lanzarme dardos, lo único que les digo es que me parece despreciable su postura.

    ¿Ha notado la ausencia de algunas personas?

    No tengo en cuenta ese tipo de cosas. Yo no paso lista. Si alguien no ha estado, quizá sea porque no ha podido.

    "Siempre he ayudado para evitar que ningún empresario pagara a ETA"
    PAMPLONA. A raíz de la detención de Pablo Muñoz se han sucedido numerosas reacciones. Entre ellas, destaca la de un cargo socialista reconociendo haber realizado "gestiones" para tratar de resolver los "gravísimos problemas que provocaba ETA".

    Para despejar cualquier duda que haya podido quedar. ¿Le han pedido alguna vez ayuda empresarios extorsionados por ETA?

    Sí, evidentemente que me han pedido ayuda. Yo siempre he dicho que el empresario extorsionado es la auténtica víctima del terrorismo. Sin embargo, han estado olvidados. Recibir esa carta, que es como recibir la postal del verdugo, supone no sólo el sobresalto, sino también la tremenda dificultad de saber qué hacer con esa carta. Hace quince años, las cartas añadían la coletilla: "para resolver esto acuda a los medios oficiales de Iparralde y pregunte por el señor Robles". Luego llegaron los GAL y hubo una desbandada de refugiados que complicó aún más las cosas. Las últimas cartas de ETA incluyen esa coletilla. Sin embargo, ¿a dónde podía acudir el empresario en el caso de que quisiera pagar o resolver esa situación? Ya no hay medios en Iparralde.

    ¿Cómo ha actuado usted cuando han requerido su ayuda?

    Lo primero que les he preguntado siempre es si estaban convencidos de que tenían que pagar. En el caso de que yo percibiese en el empresario la más mínima intención de pagar, negociar, rebajar o aplazar pagos, ahí se acababa la conversación. Para intervenir, la condición fundamental era que el empresario no quisiera pagar.

    Y cuando no querían pagar ¿cómo se resolvía esa situación?

    Había distintas salidas. Yo lo he intentado. Algunas veces ha salido bien y otras no tan bien. Son operaciones de riesgo en las que tienes que actuar con absoluta convicción y asumir que es una forma no ortodoxa de resolver situaciones. Pero para mí, si evitas que el empresario pague, si evitas que la organización armada se rearme y, además, logras quitarle al empresario la tremenda carga de drama personal que supone tener esa amenaza, consiguiendo que dejen de extorsionar, es una acción cargada de ética y moralidad.

    Es paradójico que alguien que ha contribuido para que no se pague el denominado impuesto revolucionario acabe detenido como presunto colaborador.

    Sí, es paradójico. Pero, repito, mi conciencia está muy tranquila.



    22
    De: Fermi Fecha: 2006-07-18 11:52

    Algo triste que les ocurre a las víctimas o las personas que viven de cerca el terrorismo de ETA es que pierden todo atisbo de moral y de objetividad. Esta perdida, les lleva a justificar o a ignorar las mas execrables de las injusticias, que no es sino encarcelar o imputar a un inocente. Es francamente sencillo manchar, pero muy dificil limpiar.



    23
    De: Anónimo Fecha: 2006-07-18 13:12

    Sí, las víctimas del terorismo pierden todo atisbo de moral y objetividad y justifican las más excrables injusticias como imputar a un inocente.
    Son seres despreciables ¿verdad? Quien así escribe además de no tener moral es un descerebrado.
    Es francamente sencillo quitar la vida, pero imposible devolverla.
    Haces pensar que hay cosas que no tienen solución.



    24
    De: JoseAngel Fecha: 2006-07-19 08:48

    Del 22, sobre los que no querían pagar a la Eta:
    "Había distintas salidas. Yo lo he intentado. Algunas veces ha salido bien y otras no tan bien. Son operaciones de riesgo en las que tienes que actuar con absoluta convicción y asumir que es una forma no ortodoxa de resolver situaciones."

    ¿Amigos de amigos? Pues así funciona el asunto, y por eso investigan a este señor. No sé si los enviaba a que pusiesen una denuncia en la Policía, a los que no querían pagar.



    25
    De: de ayacam Fecha: 2006-07-19 11:12

    Socorrer al necesitado
    El ángulo

    El otro día detuvieron a Pablo Muñoz, director del Diario de Noticias (de Navarra y de Gipuzkoa). Tras 72 horas en una comisaría, incomunicado y supongo que desazonado, harto y aburrido, Garzón encontró un rato para interrogarlo. Total, y como casi todo el mundo suponía, para soltarlo tras la declaración con una fianza relativamente ridícula. Qué frivolidad procesal. Estoy de acuerdo con los que han tildado el arresto de chapuza y, por eso mismo, de atropello. Visto lo visto, ¿no hubiera sido más lógico y correcto que Muñoz, si aparecía citado en documentos o en testimonios de otras personas, fuera llamado a declarar, sin el trago previo de la detención, a la postre eludible por casi nada? ¿O es que alguien pensó en serio que podía huir?

    Sin embargo, leo hoy domingo una entrevista a Muñoz en el propio periódico que dirige y me asaltan varias preguntas. Dejo de lado la flagrante inexactitud que afirma de que “el empresario extorsionado es la auténtica víctima del terrorismo” (¿no hay y ha habido víctimas mucho más sufrientes?); puede deberse, como tantas veces sucede, a la poca pericia de los redactores de su medio a la hora de reproducir lo dicho. Lo relevante es que parece que el director se dedicaba a la intermediación entre empresarios y etarras desde hace tiempo y con relativa regularidad, en una suerte de segunda (¿o primera?) ocupación.

    Sostiene Muñoz que como ya no existe desde hace años en Iparralde la posibilidad de que el etarra “señor Robles” hable con los empresarios chantajeados y/o recoja el dinero, hace falta alguien que ayude a éstos y los ponga en contacto con sus extorsionadores, eso sí, como dice hábilmente, “sólo” cuando el “advertido” no quiere aportar ni un euro a la causa. “¿A dónde podía acudir el empresario en el caso de quisiera pagar o resolver esa situación?”, se pregunta (contradictoriamente). Pues a él mismo. ¿Cuándo comenzó a correr la voz entre los afectados de que el director de periódicos también hacía este noble trabajo en el “sector público voluntario”, que decíamos en tiempos? ¿Sabía a quién tenía que dirigirse para “resolver la situación”? ¿Había un canal permanentemente abierto y estable?

    No tengo ninguna vocación de juez o policía, pero sólo con lo que insinúa Muñoz mi curiosidad ciudadana se ha visto notablemente excitada. Estoy seguro de que su declaración del viernes fue apasionante y muy rica en detalles. Aquí hay una gran historia, no cabe duda, y espero que algún día la conozcamos, aunque sus materiales primarios sean la extorsión, la vileza y el miedo. Menos mal que los materiales secundarios son los que componen la acción intermediadora, “cargada”, dice Muñoz, “de ética y moralidad”. Así sea.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.158.245.157 (5e42213065)
    Comentario

    portada | subir