ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • ElPez en Falso Vidente En La ETB2
  • z1 en El Fin Del Mundo Del 23 De Septiembre
  • Anónimo en Que Se Nos Viene Encima...
  • - - en ¿Guerra Climática? El Caso HAARP
  • Yonisma en Falso Vidente En La ETB2
  • Anónimo en Ignorancia Globalizada En Red Y Cambios En El Zodiaco
  • Anónimo en El Fin Del Mundo Del 23 De Septiembre
  • Iván en El Fin Del Mundo Del 23 De Septiembre
  • ElPez en Referentes LGTBIQ (#MILENIO @noticiasnavarra)
  • Anónimo en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > Diplomáticos Nada Idem
    2006-07-24
    )

    Diplomáticos Nada Idem
    2006-07-24


    La "diplomacia" surgió, puede ser, por aquello de que hace mucho tiempo se comenzó a ver necesario que en la resolución de conflictos hubiera gente preparada para poder comprender de alguna manera las dos posiciones en discusión y, utilizando cierta mano izquierda, cierto pragmatismo y mucho de evaluación sinalagmática (toma ya palabro...), se consiguiera llegar a una situación en la que, de alguna manera, ya digo, se llegara a un acuerdo que evitara la invasión, el mamporro o la guerra. Pura teoría, claro. No es raro que el uso coloquial de ese término hable de "habilidad, sagacidad y disimulo". Y es que es cierto que se me olvidaba el otro factor fundamental: en la labor diplomática, nada es transparente salvo el resultado positivo (en caso de resultado negativo, se retira la credencial al embajador o, llegado el caso, se le cuelga de un pino: un fracaso nada diplomático). No es raro que la historia de la diplomacia sea larga y compleja... y a menudo poco clara, quizá por esa característica de ocultación piadosa -util siempre, más que nada, para las propias partes en litigio.

    ¿A qué viene todo esto? Por un lado a la ola de calor que invade Pamplona, al estar todo el día montando una exposición que tiene que estar lista para el lunes que viene por otro. Y, también, porque el asunto de los ataques israelitas contra Líbano muestran que cuando no funciona la diplomacia, las cosas pueden llegar a extremos horrososos, terriblemente humanos -por lo inhumano-. O el fracaso patético de política exterior -que debería haber sido siempre más cosa diplomática que del ordenoymando- con el asunto del pesquero y los inmigrantes en aguas cerca de Malta... Y tantos otros casos.

    Quizá es que, simplemente, la diplomacia en este siglo no va a poder salir al rescate del equilibrio de fronteras, de estados, de personas. A pesar de ello, y ahora viene la verdadera razón de hablar de la diplomacia, lo que sucede es que los propios diplomáticos olvidaron hace mucho su carácter de servidores públicos (que lo deberían ser) para convertirse en una espece de burocracia con patente de corso internacional. Viene todo esto a cuenta de la lectura ayer de un interesantísimo artículo de opinión en el Diario de Noticias, titulado Multas diplomáticas, escrito por José Apesteguia e Ignacio Palacios-Huerta. Cuentan los autores:
    En un reciente estudio titulado Cultures of Corruption: Evidence from Diplomatic Parking Tickets , los economistas Ray Fisman de la Universidad de Columbia en Nueva York y Edward Miguel de la Universidad de California en Berkeley empiezan a esbozar una respuesta(*). Estos economistas han tenido la brillante idea de estudiar una situación en la que el sistema legal concede a ciertos individuos inmunidad total para la consecución de un determinado tipo de delito. Los individuos en cuestión son los aproximadamente 1.700 diplomáticos en las Naciones Unidas en Nueva York procedentes de 146 países de todas las partes del mundo. El delito es la violación de la normativa de parking en el período comprendido entre 1997 y 2002. Su inmunidad diplomática permite a estos ciudadanos violar la normativa de aparcamiento sin pagar las multas correspondientes. Esto es, no sólo todos los diplomáticos se encuentran en una misma ciudad, sino que el sistema legal que se les aplica es el mismo y la pena por el delito es exactamente la misma: cero. Hasta ahora todo lo mismo y por tanto no deberíamos esperar diferencias de comportamiento. Ahora bien, si las normas sociales y culturales adquiridas en el país de origen juegan un papel importante en el comportamiento, entonces cabría esperar que los diplomáticos se comporten de manera diferente según su país de procedencia. ¿Qué nos dice la evidencia? En primer lugar, se observa una tremenda incidencia de la práctica del aparcamiento ilegal. Los diplomáticos de las Naciones Unidas tuvieron durante el periodo en cuestión alrededor de 150.000 multas de tráfico sin pagar, por un importe total de unos 18 millones de dólares (aproximadamente unos 800 euros por cada diplomático). En segundo lugar hay una gran variación según el país de origen. Lo interesante de esta variación es que los diplomáticos procedentes de países considerados como poco corruptos (por ejemplo Suecia o Noruega) se comportan remarcablemente bien, sin apenas infringir la ley incluso en esta situación en la que el coste de hacerlo es cero. Sin embargo, los diplomáticos de países provenientes de regiones relacionadas con altos grados de corrupción (por ejemplo Sudán o Angola) son precisamente los que más infracciones cometieron. Esta evidencia indica la gran importancia de las normas sociales y culturales. No se puede concluir otra cosa. Y a todo esto, ¿dónde quedan nuestros diplomáticos? Nuestros muchachos quedan mal. Muy mal. Vergonzosamente mal. El número de infracciones perpetradas por los diplomáticos españoles que estuvieron en la ONU entre 1997 y 2002 está a la altura de países como Liberia, Ruanda, Ucrania, Filipinas y Ghana. De entre los países europeos, España es el tercero en mayor número de infracciones por diplomático, sólo superado por la República Checa e Italia.

    (*) Los autores hablan en su artículo de la corrupción, y de cómo separar los factores sociales y culturales de los legales en la existencia de sitios con más o menos corrupción. Recomiendo leer el texto completo.
    Y eso que sólo se trataba de una cuestión de aparcamiento...


    2006-07-24 14:47
    Enlace | 15 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/41761

    Comentarios

    1
    De: Ambros Fecha: 2006-07-24 16:28

    Como resultado es impresionante aunque me quedo con las ganas de poder distinguir realmente causa y efecto entre la situación de estas sociedades y sus diplomáticos (o políticos). ¿Son corruptos porque el sistema se lo permite y el ejemplo va cundiendo? ¿O el sistema es corrupto porque lo han ido minando desde dentro?

    Probablemente sea un poco de las dos cosas pero, dentro de lo malo, me daría mas esperanzas pensar solo se aprovechan cuando tienen posibilidades y se comportar bien cuando no. Sobre todo por la parte que nos toca. Como suelen decir, "el ladrón sin ocasión de robar se cree persona honrada".



    2
    De: Arístides Fecha: 2006-07-24 22:07


    "Y eso que sólo se trataba de una cuestión de aparcamiento..."

    Bueno, estirando el comentario, no hace falta ser vidente para saber lo que ocurre por estos lares cuando el "aparcamiento" es un pelín más grande.

    Aquí el que no recalifica terrenos y se dedica a las inmobiliarias es porque ya es político o empresario de viejo cuño. O eso o se monta un parque de atracciones pagando los curritos de a pié. Y muy gorda y sonada tiene que ser la cosa para acabar en la cárcel (véase el caso Marbella, cuantos años y millones de euros se han perdido hasta que un juez ha dicho basta).

    Y lo bueno (lo malo), es que ese tipo de actitudes tienen además, una especie de aureola dorada en nuestra sociedad, mientras que en otras partes son ampliamente rechazadas (de ahí tal vez las diferencias entre los diplomáticos).

    Aquí el listo, el espabilado, el tipo de éxito, es el corupto que choricea impunemente, (bueno al que no pillan o tardan tanto en hacerlo que cuando le trincan los millones han volado), el imaginario colectivo les pasa una pátina de admiración a tipejos como Gil y Gil o Mario Conde, hasta al ínclito Dioni le hacen héroe popular y los cantautores patrios les dedican canciones.

    Y de los políticos, ¿qué decir? Si un sujeto puede llegar a presidente autonómico, y ministro de gobierno después de ser pillado reconociendo que está en política para trincar y forrarse los bolsillos, ¿qué podemos esperar?

    Claro que miras a un lado y ves a Berlusconi y empiezas a preguntarte si no será el clima, la herencia latina o yo qué sé...

    Saludos



    3
    De: MRCI Fecha: 2006-07-26 00:09

    Y digo yo...
    ¿Que ocurriría si, por un casual, les descontamos del sueldo el importe de las multas?...
    ¿Que tal si hacemos la prueba?...
    Saludos Universales. :)



    4
    De: Átropos Fecha: 2006-07-26 08:07

    Pez, ¿podría aclararme (quizá nos) el significado de sinalagmático?

    En la RAE no viene...



    5
    De: ElPez Fecha: 2006-07-26 10:57

    Claro, Átropos: sinalagmático es un palabro de esos del derecho contractual, y se refiere a la característica de un contrato o un acuerdo de ser equilibrado en sus beneficios y obligaciones para ambas partes. Más o menos, que los juristas hablarían mucho más -y más espesamente- del tema. Lo solté así en un ataque de calor, pero parece que todo el mundo lo entendía sin problemas...



    6
    De: Arístides Fecha: 2006-07-26 11:41


    Con permiso del sr.Pez, sinalagmático es sinónimo de bilateral. Viene del griego y es usado habitualmente en derecho civil, se dice que un contrato, es sinalagmático o bilateral, cuando los contratantes se obligan recíprocamente los unos respecto de los otros.

    Saludos



    7
    De: ElPez Fecha: 2006-07-26 12:10

    Gracias por la aclaración, Arístides.



    8
    De: LábilAstur Fecha: 2006-07-26 15:02

    Después de tanto tiempo sólo es posible imaginar que estas situaciones es por puro carácter del ser humano: algún gen dislocado debemos de tener para que al grito de "Ancha es Castilla" nos comportemos como verdaderas acémilas, de manera que los dos únicos axiomas universales de la humanidad son el "Consejos vendo, que para mi no tengo" o el "Haz lo que digo y no lo que hago".
    En cuanto tenemos una prerrogativa, no es que la usemos, la exprimimos.
    Desde los codazos al más puro estilo de lucha libre para conseguir más pinchos gratuitos que los demás, hasta esos coches regios (que no reales, ya que viven en el universo de la idealidad) que circulan a 200 km/h en mitad de la campaña del "Papá no corras"
    Y por inducción ¿qué podremos esperar del aforamiento de senadores y diputados? El día que lo sepamos, que Dios nos pille confesados.



    9
    De: Arístides Fecha: 2006-07-26 15:16


    LábilAstur, a mí, en este caso, me recuerda más al " no sabe usted con quién esta hablando", ¿multas de aparcamiento? a mí plim.

    De todas formas si es cosa genética, debe estar focalizado preferntemente entre la población meridional, aunque yo más bien creo que la cosa es cultural, y tal, y tal.

    Saludos



    10
    De: LábilAstur Fecha: 2006-07-26 16:33

    Ciertamente, Arístides. Aunque yo lo tomé más por el lado de "como no me cuesta nada me aparco con la motocaravana con remolque en mitad de Times Square,bueno soy yo" (sin intervención de agente del orden; otro caso que daría como para un tratado, comenzando por esa genial frase de "no sabe ud...")
    En cuanto al tema genético, nunca se sabe cual es el gen dominante y cual el recesivo, pero me temo que en todas partes cuecen habas. En el sur de una manera más panderetera y populista, pero en el septentrión tampoco se quedan atrás aunque de una forma un tanto más institucionalizada. Se me ocurre el caso del Museo Británico.. que se le puede calificar de todo, menos de "Británico", fruto de unos lustros de arranque furibundo de "como soy quien soy, me lo llevo".



    11
    De: Anónimo Fecha: 2006-07-26 17:15

    "Se me ocurre el caso del Museo Británico.. que se le puede calificar de todo, menos de "Británico", fruto de unos lustros de arranque furibundo de "como soy quien soy, me lo llevo"".

    Cierto, cierto, más ese rasgo chulesco de "civilización superior", también apunta a rollo sociocultural antes que a genético. aunque vaya usted a saber... ;).

    De todas formas no me negará que el desprecio a las normas "porque yo soy alguien", aquí, como que está más extendido. Igual que lo de enmerdar la calle. En otros lares tirar un papael al suelo es casi un sacrilegio. En este país es normal... ¿genético? No creo.

    Saludos



    12
    De: Arístides Fecha: 2006-07-26 17:17


    Perdón por el lapsus. El anónimo anterior es mío.

    Saludos



    13
    De: Iván Fecha: 2006-07-26 17:20

    Coincido en lo dicho mas arriba, creo que es social mas que otra cosa, simple cuestion de educacion y de no creertelo por tener un poco de poder o inmunidad...



    14
    De: LábilAstur Fecha: 2006-07-26 22:48

    jajaja.
    Reconozco que hoy me encontraba especialmente negativo y me apetecía cargar contra toda la humanidad.

    Gracias por hacerme ver que aún hay luz para la esperanza al ver que la "mala educación" no es tan genética como pensaba. :o)

    Lo del papel al suelo me ha hecho recordar a los familiares de una amiga mía que les llamaron la atención 4 veces antes de salir del aeropuerto de Estocolmo "por hablar demasiado alto" :P (ellos opinan que los suecos no son normales: "el aeropuerto parecía habitado por robots", insisten)



    15
    De: Iván Fecha: 2006-07-26 23:24

    jajajajaj, que pasote, eso ya es pasarse, pero si es verdad que he ido a fiestas Erasmus aqui donde estudio y el nivel de la gente hablando es bastante mas bajo la mayoria de las ocasiones en los extranjeros que en los españoles, bueno hasta que ya estan todos cocidos y de noche todos los gatos son pardos jejeje.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.156.47.142 (54b73ffcc4)
    Comentario

    portada | subir