ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • brain supplement reviews en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • link en Plenilunio
  • james jack en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • james jack en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Inicio > Historias > Caras
    2002-12-16
    )

    Caras
    2002-12-16


    (Publicado en Diario de Noticias, lunes 16 de diciembre de 2002)

    Lo confieso, en mi descargo: mi contacto con el famoseo ese de las televisiones y de las revistas llamadas del corazón, colorines de vísceras o como se quiera es más bien escaso. Nulo no, porque actualmente es casi imposible que una persona que vea de vez en cuando la tele o lea de cuando en vez periódicos o revistas, que se tome un café con los compañeros de trabajo, vaya a hacer la compra a la tienda de abajo o, en general, viva aquí y no en una isla del Pacífico Sur (y no tenga internet ni teléfono) no esté enterado de algo de esta especie de folletín en el que unas cuantas personas tienen amoríos y desamores, presentan su casa o sus embarazos, venden sus bodas o se insultan en público y follan menos en privado de lo que cabría desear. Tengo, eso sí, una colaboración en un programa de radio en el que, en el mismo tramo horario, comparto espacio con una periodista de las que se dedican precisamente a estar enteradísimas de lo que es este mundo. Y a través de ella descubro historias alucinantes, a veces macabras, a veces muy patéticas, de gentecillas que viven por y para ese mundo. El pasado jueves estuve con ella: iba toda pertrechada de las revistas del hígado que salen, me enteré, ese mismo día. Las portadas tenían fotos (cito de memoria) de Marta Sánchez, de Ana Duato, de Carmen Ordóñez y de una tal Janeiro cuyo nombre desconozco. Lo más gracioso es que esta periodista estaba indignadísima: salvo la actriz, las demás habían cobrado por las exclusivas. Salvo la cantante, que lo que vendía era un embarazo lleno de felicidad, las otra dos lo que vendían era pura basura en la que más bien hablaban de otros que suelen ser también protagonistas de esas historias. O sea, cotilleos, tonterías, necedades y mucha basura al gusto del consumidor de esos productos. Yo pasaba las páginas de color y sólo veía caras. Caras muy duras, actores de una obra de teatro bastante interminable, intrínsecamente aburrida, penosamente interpretada y sin una escenografía mínimamente atractiva. Desde luego, en ese momento comprendí que vivía en otra galaxia.

    2002-12-16 21:13
    Enlace | 1 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/4235

    Comentarios

    1
    De: Sergio Fecha: 2003-01-02 14:44

    Estimado Javier:

    Totalmente de acuerdo contigo -como de costumbre-, tengo algo que aportar a este artículo sobre el famoseo. Aparte ya del morbo mínimamente comprensible al respecto de la vida, obra y milagros de seres que lo más importante que han hecho en su vida sea... bueno, realmente nada, entra en juego el tema de la pseudociencia más engañosa.
    ¿No te has fijado en que la mayor parte de ellos son magufos convencidos? Boris Izaguirre y su propaganda sobre lo fantástico que es tener un astrólogo; Aramises y Rapeles, Paquitos Porras y demás aparecen impunemente, soltando arengas sobre todo tipo de embustes de lo más descarado.
    A mí no me parece grave que la gente quiera saber quién entra en la cama de quién, sino que a través de esa transmisión informativa, se esté haciendo publicidad gratuita de todo este tema. Cada día más a menudo, las personas son bombardeadas por famosos que aseguran tener poderes -como el impresentable de Rupert Tenecesito-. No me extraña en absoluto que a través de esas personas que para no pocos lectores son modelos de cómo ganarse la vida sin dar golpe y siendo un auténtico ignorante, cada vez se crea más en lo que no está claro y cada vez menos en lo que algunos nos empeñamos en demostrar.
    Felicitándote por y agradeciendo tu incansable labor informativa, me despido.



    portada | subir