ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • ElPez en ¿El Timo Del Fracking? #vayatimo
  • David en ¿El Timo Del Fracking? #vayatimo
  • Anónimo en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Contra El Cambio De Hora
  • Andres en Olores De Humo (BC012)
  • Carlos Herranz en Contra El Cambio De Hora
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > Vivir En El Polo - ¿Cuesta Arriba?
    2007-02-07
    )

    Vivir En El Polo - ¿Cuesta Arriba?
    2007-02-07

    Nota: me he dado cuenta de que había dejado de colocar la columna semanal de los jueves estas dos semanas pasadas, así que corrijo el olvido.

    Publicado en Diario de Noticias
    Milenio
    Jueves, 25 de enero de 2007


    Vivir en el Polo
    Nieva en Pamplona, que es lo que suele suceder un par de veces en cada invierno, y uno descubre que vivir en Mendillorri te convierte en una especie de Scott intentando llegar al Polo Sur... y fracasando. No es normal que cuando uno decide hacer uso del transporte público éste simplemente sea incapaz de llegar a esta extrema parte del mundo. Cualquiera diría que entre el seminario y el barrio hay una infranqueable región, tan helada como inhóspita, por la que no puede pasar siquera una quitanieves antes de que todo colapse. Cierto que la nieve caía inmisericorde, y cierto también que las mentes pensantes que marcaron el crecimiento de esta ciudad asumieron que todo el tráfico debería pasar por el mismo sitio... para asegurar que todo pudiera complicarse más adecuadamente, cabe pensar.

    En cualquier caso, Mendillorri tampoco era el último rincón del mundo ayer por la mañana, e idéntica situación la sufrían muchas otras personas que vivían en los demás Polos Sur en que se convierten muchos barrios de Pamplona. Cada vez que nieva pasa lo mismo, y al final no es extraño que mucha gente decida usar su coche, empeorando un poco más todo (siempre es posible, desengañémonos, conseguirlo).

    Todo ello se traduce, claro, en quedarte esperando durante horas una villavesa que no pasará nunca por la parada -aunque nadie haya tenido el detalle de avisarlo-, ponerte a andar entre la nieve y los coches, porque aunque vayan llegando las quitanieves, desde luego a los peatones que les zurzan, y finalmente intentar montarte como sea en alguno de los autobuses que, despistadamente, aparecen horas después. Como para pagar por un servicio así...

    Al final, llegas tarde a tu destino, y según pasa la mañana va quedando todo como una anécdota que se repite cada vez que nieva en esta ciudad. Porque si algo sabemos de seguro es que la próxima nevada volverá a provocar el mismo caos matinal. Si realmenteno sé por qué nos quejamos: es una más de las perpetuas tradiciones de esta ciudad perdida del Polo Sur.

    Publicado en Diario de Noticias
    Milenio
    Jueves, 1 de febrero de 2007


    ¿Cuesta arriba?
    Como hoy queda oficialmente desmantelada la cuesta de enero, sólo podemos constatar que lejos de un proceso de paz, a los consumidores ya nos tenían tendida la celada con la cuesta de febrero. Era una cuesta trampa. Como todos los años, durante estos días leo en los medios sesudos comentarios sobre cómo nos afecta en el consumo el tema de enero, las rebajas, el asunto de la recidiva de febrero... y el etcétera habitual. Posiblemente, nadie quiere reconocer que si no nos engañaran todos los años con las navidades consumistas esto no tendría por qué ser así, y que si especialmente no se decidieran en enero incrementar todas las tasas y tarifas posibles, sino hacer como recomiendan los de tráfico en vacaciones, eso de escalonarse, el susto sería necesariamente menor.

    Y más cuando algunas compañías aprovechan para subirnos un poco más el precio de las cosas porque, simplemente, ya hay una ley que les impide seguir robándonos dinero por servicios no prestados con el asunto de la tarificación por tiempo. Es la releche: alfinal todo es cuesta arriba porque simplemente, con toda la impunidad de que siempre disponen los mismo, se empeñan en hacer cada vez más altos los escalones del año.

    Y ya es mala leche que al final haya acabado hablando de precios y consumo, cuando precisamente hoy quería dedicar al menos un huequito a recordar que la única solución radical sería disminuir los consumos, especialmente los energéticos. El Panel del Cambio Climático está reunido en París: hoy nos recuerdan lo mal que lo estamos haciendo y cómo nos encaminamos a un problema ambiental que será también económico y social. Pero nosotros a lo nuestro, es decir, a sufrir porque necesitamos consumir cada vez más y porque encima quienes se forran con esa adicción nuestra aprovechan las cuestas para hacerse aún un poco más ricos. Están locos estos humanos, que diría Obelix. Ahí, ya ven, vamos cuesta abajo. Y sin freno.

    2007-02-07 07:48
    Enlace | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/46938

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.196.79.241 (4d8645f860)
    Comentario

    portada | subir