ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Xabier Laukizu en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • jose en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Dulces Timos En Cascante (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Anónimo en Dulces Timos En Cascante (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Claudio en Geología A La Navarra (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Chicos, Chicos, Chicos (#Noticias #metachodemacho @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Chicos, Chicos, Chicos (#Noticias #metachodemacho @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Chicos, Chicos, Chicos (#Noticias #metachodemacho @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > When The Leaves Come Falling Down
    2007-09-02
    )

    When The Leaves Come Falling Down
    2007-09-02

    Recorría hoy España de sureste a norte, y llegando a las verdes regiones donde habitualmente resido, especialmente verdes en este verano sin verano, se puso a sonar en el coche la melancólica voz de Van Morrison, cantando
    I saw you standing with the wind and the rain in your face
    And you were thinking 'bout the wisdom of the leaves and their grace
    When the leaves come falling down
    In September when the leaves, come falling down

    And at night the moon is shining on a clear, cloudless sky
    And when the evening shadows fall I'll be there by your side
    When the leaves come falling down
    In September when the leaves, come falling down

    Follow me down, follow me down, follow me down
    To the place beside the garden and the wall
    Follow me down, follow me down
    To the space before the twilight and the dawn

    (sigue)
    La anterior madrugada, una densa capa de nubes impidió que viera Aurígidas (yo prefiero pronunciar "auríguidas", aunque escrito quede feo), aunque Manu Chao cantaba por Vera. O igual nada tenía que ver un suceso con otro...

    Salimos aún de noche, dejando un par de semanas ahí, de las que me deshice antes de las 7 en el último baño en la piscina, contemplado por Orión y sus perros, flanqueado por Marte y Venus... Me sequé y me puse la ropa, casi por vez primera en un par de semanas, y ya me sobraba. La noche antes había empaquetado toda una maleta de libros de referencia que había traído con intención de acabar un libro que aún tengo sin acabar... y que necesitarán de unos días de hojas cayendo (será en Irlanda, claro, por aquí aún falta mucho para que las hojas amarilleen, ya decía al comienzo, en este verano que no hubo verano por Navarra). Lo que no se puede empaquetar es el montón de buenos ratos pasados con los amigos, el no hacer nada, la lectura, hasta la contemplación horrorizada de la especulación inmobiliaria que llena de urbanizaciones los desiertos entre el Aguas y el Antas... y muchas otras zonas, hasta frágiles humedales que, hace una semana, renacieron con una lluvia feroz de agosto.

    Otros días tuvimos aire africano, que quemaba la garganta, y que llenaba de polvo naranja los capós. Y las tumbonas en el jardín. Un día el mar decidió saltar por encima del Playazo e inundar la evidencia de que los ayuntamientos no cuidan la exigua red de alcantarillado. Con las berenjenas de Jesús, sin embargo, deliciosas y recién recogidas de su huerta, nos olvidamos de la calima y de todo lo demás. Y con otras mil naderías que han ido llenando una quincena que me ha durado suspiro y medio, no más.

    Ahora es septiembre, y la vuelta al trabajo. Y todo lo que había pendiente cuando me escapé corriendo y sigue amontonado. En ese espacio entre el crepúsculo y el amanecer.

    2007-09-02 19:31
    Enlace | 3 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/51893

    Comentarios

    1
    De: Iván Fecha: 2007-09-02 19:53

    Bienvenido de nuevo por aqui Javier, y espero que hayas aprovechado esas vacaciones por Almeria, desde luego este año hizo mucho menos calor que el pasado que fue horrendo.

    Lo dicho bienvenido de nuevo, y a la dura realidad de nuevo, unos a trabajar, otros a los examenes que se avecinan, ambos pensando en hace una semana que en mañana :P



    2
    De: Martin Pawley Fecha: 2007-09-02 19:54

    Bueeeeeeno, vaaaaaaale.



    3
    De: aparicio Fecha: 2007-09-03 17:33

    Sí, bienvenido
    La verdad es que cuando se llevan ya más de dos semanas trabajando, lo único que puedo sentir es depresión prepostvacacional del verano 2008.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.205.172.57 (83b5d1d4e9)
    Comentario

    portada | subir