ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • ElPez en ¿El Timo Del Fracking? #vayatimo
  • David en ¿El Timo Del Fracking? #vayatimo
  • Anónimo en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Contra El Cambio De Hora
  • Andres en Olores De Humo (BC012)
  • Carlos Herranz en Contra El Cambio De Hora
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > Indignante
    2008-03-14
    )

    Indignante
    2008-03-14

    Publicado en Diario de Noticias
    MILENIO
    Jueves, 13 de marzo de 2008


    Estos días todo el mundo se pone a hablar de lo terrible que supone ese escándalo del gobernador de Nueva York, Eliot Spitzer, que ha dimitido al darse a conocer que solía andar de putas, contratarlas y todo eso. Incluso salió al lado de su compungida mujer (¿qué hizo ella para merecer eso?) a justificar que sus cosas públicas y sus cosas privadas deberían ser tratadas de forma independiente. La noticia, el comentario fácil, o incluso el comentario profundo, llegan en este caso a dar la vuelta al mundo. Y es indignante: no sólo por el hecho en sí, por la hipocresía o puritanismo de una sociedad como la estadounidense (y por ende, del resto del mundo que bebe desde hace demasiado tiempo de su catecismo ético), sino sobre todo porque ese tipo de noticias lleguen a ser objeto de discusión de todo el mundo y no lo fueran cuando se sospechaba, por ejemplo, de que el mismo personaje andaba defraudando dinero público. Ha sido el escándalo sexual el que llama la atención a la gente. Y no el otro.

    Es lo que pasa. Como en otra historia, la torna de la de Spitzer, que nos habla de un fiel servidor público, de un juez que en Italia ha terminado preso por un año, condenado por el ¿delito? de negarse a trabajar en presencia de un crucifijo en la sala del tribunal que él -y no la figurita- debería haber presidido. Fue Mussolini quien introdujo las cruces en los juzgados, pero nadie después se dio cuenta de que se debería derogar tal disposición. A Luigi Tosti, del que nadie habla realmente, le han puteado sin robar dinero público, sin tener una conducta más o menos escandalosa, sin obligar a su mujer a venderse por el qué dirán... Y simplemente porque le parece que la justicia es cosa de hombres (y mujeres) y no de figuras crucificadas.

    2008-03-14 00:03
    Enlace | 18 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/56249

    Comentarios

    1
    De: El Teleoperador Fecha: 2008-03-14 00:36

    Perdona, Javier, pero a este juez no le han condenado por retirar un crucifijo ni por pedir que lo retiren. Si la cosa es como lo cuenta 20 Minutos en:

    http://www.20minutos.es/noticia/352440/0/juez/condenado/crucifijo/

    le han enchironado por suspender "tres audiencias porque había un crucifijo en la sala", y según su propio abogado "su defendido sólo pidió que se suspendiera la vista para restablecer el orden laico del Estado".

    Francamente, y suponiendo que la noticia sea fiable, este señor es un gilipollas. Que descuelgue el crucifijo y andando, pero él no es quién para paralizar el ejercicio de la Justicia, los derechos de los enjuiciados ni para imponer una reforma del Estado.



    2
    De: passy Fecha: 2008-03-14 10:41

    Pues eso: "condenado por el ¿delito? de negarse a trabajar en presencia de un crucifijo en la sala del tribunal que él -y no la figurita- debería haber presidido."

    Él no puede descolgar el crucifijo. Debe ser el Estado quien lo haga y mientras tanto, su postura es absolutamente coherente. ¿Recuerda usted cómo juraban su cargo los primeros ministros de la democracia española? ¿le parecería hoy normal? Efectivamente fue Mussolini quien introdujo la simbología cristiana en los edificios públicos, aunque Benedicto XVI expresó recientemente a Berlusconi su deseo de que se aumentara la presencia de aquélla en la vida pública italiana.
    Puede seguir usted estas noticias en varias páginas italianas escribiendo simplemente Luigi Tosti en el buscador de su agrado.
    La llamada de atención de un ciudadano que imparte justicia acerca de la falta de igualdad en el lugar en el que se escucha al justiciable es digna de ser tenida en cuenta. Y si el poder legislativo no es capaz, en los albores del siglo XXI, de darse cuenta del asunto, su actitud no puede ser reprochada. Al contrario. Yo no quisiera ser juzgado por un tribunal cuya sala estuviera presidida por la media luna, la estrella de David, El símobolo de la Cineciología (sea cual sea) y considero un avance que en los tribunales españoles ya no se vean crucifijos.
    Parafraseando: Yo no voy a rezar a tu iglesia. No vengas tú a impartir justicia a mis tribunales

    Pero a lo que iba;

    Estimado sr, Pez ¿Ha hablado usted en alguna ocasión de este fenómeno?

    http://englishrussia.com/?p=1809

    En caso de que no lo haya hecho ¿podría dar una explicación del mismo? Si ya está recogido en su blog, agradeceré na remisión al post.

    Atentamente,



    3
    De: unoqueopina Fecha: 2008-03-14 11:43

    Pez, discrepo de ti sólo en un punto. El alcalde del pueblo que sea no es un particular, sino un representante de un pueblo. Si quiere ir de putas, que se vaya, no tengo ningún problema; pero que no se dedique luego a representar a su pueblo.

    Estoy de acuerdo en que la sociedad de EEUU es super-puritana; pero para mí los políticos tienen que cuplir la máxima "La mujer del César no sólo debe ser reina: debe parecerlo".

    Y no es por las putas per se, sino porque hay trabajos en los que la vida privada se sacrifica. La política es imagen. Y por cierto, que también se la cobran.

    Saludos



    4
    De: El Teleoperador Fecha: 2008-03-14 11:52

    Por favor, no confundamos la velocidad con el tocino salvo que sea un cerdo corriendo.

    Que sí, que vale, que la mejor función de un crucifijo es hacer leña, que no pinta nada en un juzgado, etc, etc, ahí estamos de acuerdo. Pero ese "ciudadano que imparte justicia" ha sido autorizado a ello por el mismo Estado que ha puesto el crucifijo y a condición de respetar y aplicar las leyes del Estado, incluida la del crucifijo.

    ¿Que me gusta la idea? No. ¿Que me parece bien que quitasen las de España? Por supuesto. Pero tampoco exageremos, ¿vale? La presencia de la chorrada mitológica no implica la "falta de igualdad" de la que hablas. La falta de igualdad es que un ciudadano que hace uso de sus derechos legales (sagradísimos) vea cómo le son coartados por un juez empeñado en cambiar una ley que seguramente no afectará al 95% de los juicios que se celebran en la sala.

    Creo que hasta 5º de EGB tuve crucifijos en clase, incluso ya aprobada la Constitución y el "Estado apolítico". No era justo y debían haberlos quitado en cuanto se firmó, pero me habría parecido más injusto que los profesores se negasen a darme clase, porque el crucifijo no afecta en nada a las clases de Francés, Literatura, Matemáticas... Ni a la Ley que va a aplicar el juez porque, que yo sepa, la Código Penal italiano no está basado en el Antiguo Testamento.

    Las rebeliones, la desobediencia civil, son justificables o al menos comprensibles cuando se lucha contra algo realmente grave, que cercena derechos fundamentales, que pone en peligro la vida, la libertad de expresión, asociación, derecho a la justicia o similiar. Pero aquí no hay nada de eso. La justicia italiana se aplica mal o bien, pero se aplica, y de sus muchos problemas el último es la presencia de crucifijos.



    5
    De: Áuryn Fecha: 2008-03-14 12:08

    No es algo de hoy.
    Hay un estupendo cuento de Agatha Christie, dentro de sus "Trabajos de Hércules", el equivalente a los establos de Augías, que trata este tema.
    Un político acusado de varios delitos de corrupción, de los cuales se distrae la atención pública montando un numerito sobre su esposa y un gigoló. Cuando se destapa que lo del gigoló era falso, la gente se pone a su favor. Y la corrupción, ¿a quién le importa? Lo que vende es el sexo. :P



    6
    De: ElPez Fecha: 2008-03-14 12:49

    Son preciosos parhelios, Passy. Sobre el tema, en Atmospheric Optics tiene información realmente sorprendente. Por otro lado le agradezco la explicación, a mí también me parece, frente a lo que comenta el Teleoperador, que exigir la retirada de un crucifijo de la sala del tribunal es algo básico, como permitir que entre oxígeno o que haya luz para que la gente se vea las caras. De los graves problemas de la justicia, en cualquier lado, siempre estará el que se introduzcan elementos ajenos al derecho que sesgan además -o pueden hacerlo- su ejercicio.



    7
    De: ElPez Fecha: 2008-03-14 12:49

    Perdón, Passy. No le puse el enlace:

    ATMOSPHERIC OPTICS



    8
    De: ElPez Fecha: 2008-03-14 12:54

    Respecto a lo del putero... lo cierto es que me incomoda el asunto de la prostitución en general. Sigo pensando que no hay prostitutas sino prostituidas en general, aunque las redes de alto standing pueden ser otro fenómeno. Y sigo pensando que en el comercio del sexo hay una componente de machismo nada desdeñable. Dejando aparte esos peros, a mí no me preocupa para nada que, con su dinero y en su tiempo libre, un cargo electo de mi pueblo se vaya de putas. Nada.

    Ahora bien, si ese tío defiende luego una moralidad rayana en lo católico, abominando de tales cosas... lo lícito es, cuando se sepa, exigirle razones a su falta de coherencia, o su hipocresía.

    A lo que iba, en cualquier caso, es algo que comenta -creo recordar- el sheriff que interpreta Tommy Lee Jones en "No es país para viejos": una gente que estaba acumulando un arsenal de armas en su casa, un centro de terrorismo internacional casi, pero que todos los vecinos consideraban adorables y probos ciudadanos, hasta que un día le vieron a uno con un tanga de cuero (o algo así) y entonces sí se les denunció a la policía levantándose el pastel. Lo más alucinante era el asunto sexual... ¿de verdad?



    9
    De: Andercillo Fecha: 2008-03-14 15:48

    Que morbosa es la gente. Yo lo he leído en La Vanguardia esta mañana. Sale una foto de la prostituta que supuestamente se ha estado acostando con él, que es basicamente de lo que trata el artículo, parece sacado del "Hola".

    No sabe nada el tio, se iba de putas con dinero público, y lo peor de todo, es que según leo, la fiscalía no ha presentado cargos por eso. Parece que a la gente solo le interesa el tema de la prostituta. Aquí pone que ha gastado unos 80.000 dólares, casi nada.

    A mi me da igual, que una alcalde o un político importante se vaya de putas, mientras lo haga con su dinero, y fuera de su horario de trabajo, pues es asunto suyo. Bueno, y de su mujer, si le pilla, claro.

    Un saludo,



    10
    De: Mc Latha Fecha: 2008-03-14 17:19

    Conmovedora la preocupación del Pez por la presencia o no de un crucifijo en una sala de juicios.

    Aunque la presencia o no de la bandera española en los balcones de los ayuntamientos,o la presencia ilegal de la ikurriña en los mismos no le despierta idéntico celo.

    La ley italiana dice que el crucifijo debe presidir la sala de justicia y la ley española que la rojigualda preside los ayuntamientos.

    Ya vemos su preocupación por el respeto a la ley y su cumplimiento, tanto aquí como en Italia.



    11
    De: unoqueopina Fecha: 2008-03-14 18:12

    Lo de las prostitutas es un reflejo. Míralo desde este punto de vista: si tuvieras que escoger una persona que hablara por ti, ¿a qué tipo de persona escogerías? ¿o acaso no te importaría?

    Pongamos que un político, en su tiempo libre, se va a ver a una que le echa las cartas del Tarot o a ver un astrólogo que le tira humo por encima hablándole de su maravilloso futuro. Aunque lo hiciera en su vida privada, no me cabe duda de que las personas que tienen un cierto comportamiento que se sale de unas determinadas normas en su vida privada tendrá una relación inevitable con su vida pública. Y si una persona me representa exijo, además, que sea correcta en su vida privada. Aunque acepto la prostitución, no acepto que una persona que me representa se vaya de putas, al igual que pague a personas que le lean las manos o le tiren las cartas astrales. Llámame carca, si quieres. Lo de los calzoncillos, no me importa :-)

    Exageremos un poco. ¿Te fiarías de un mandatario que se va de putas, se emborracha y a la mañana siguiente tiene el botón en su habitación para lanzar misiles intercontinentales (exagernado un poco, claro está)? ¿Quién me garantiza que no se meterá en un lío o se traerá a la prostituta cerca del botón de los misiles y nos meterá en un lío? ¿Entiendes por dónde voy? Prefiero una persona centrada, que sabe lo que hace.

    Y exagerando todavía más podemos imaginar que roba bancos, pega a su mujer o maltrata animales ... siempre en su ámbito privado, por supuesto. A mí me parecería horroroso que ese pájaro me representara. A veces tendría que viajar, o hablar con homólogos de países o poblaciones diferentes. ¿Se iría con ellos de marcha? ¿Hablaría con ellos de estos temas en sus momentos privados?

    Insisto. En personajes públicos no es aceptable según mi opinión.



    12
    De: ElPez Fecha: 2008-03-14 20:32

    Tienes cierta razón, unoqueopina, en tanto en cuanto esa actividad personal del cargo público pone en peligro o al menos en duda su capacidad de obrar. Por ejemplo, estoy convencido de que un ginecólogo católico (católico de verdad) no es una buena opción como ginecólogo. Un juez del Opus Dei, estoy seguro, no es buen juez a la hora de conceder derechos de adopción a una pareja de lesbianas, por poner otro ejemplo. En general veo grandes problemas para esa ecuanimidad del servicio público pero principalmente con las creencias que, por el contrario, todo el mundo acepta sin problema.

    Sigo sin ver, sin embargo, que una actividad sexual determinada pueda influir en el buen juicio de ese cargo público.



    13
    De: ElPez Fecha: 2008-03-14 20:37

    Por otro lado, que el tema (los temas) tienen que ver con un puritanismo sexófobo podemos comprobarlo también por estos pagos, con el miserable tratamiento del asunto del exconcejal de Palma que ha usado una tarjeta de crédito del ayuntamiento para sus gastos personales. Leyendo los titulares, (un buen ejemplo lo recoge Pawley), parece que lo importante es que se lo gastara en clubs de alterne, o que en concreto fueran clubs homosexuales. ¿Es relevante? No: el delito es la malversación de fondos públicos, no el que acuda a clubs, o sea cocainómano -el consumo sigue sin estar penado en este país-.

    Puritita hipocresía, de la de siempre.



    14
    De: MJ Fecha: 2008-03-15 00:52

    Querido Sr. Pez,

    Yo creo que el escándalo entorno a Spitzer está justificado, más que nada porque este señor es un hipócrita. Mire, mire (extraído del NY Times):

    "Mr. Spitzer’s own record of prosecuting such cases gives him scant breathing room. As state attorney general, he prosecuted prostitution rings with enthusiasm — pointing out that they are often involved in human trafficking, drug trafficking and money laundering. In 2004 on Staten Island, Mr. Spitzer was vehement in his outrage over 16 people arrested in a high-end prostitution ring."



    15
    De: unoqueopina Fecha: 2008-03-15 00:53

    Todas las cosas dentro de un orden no son malas, pero un vicio sobre ellas cambia radicalmente.

    Creo que el punto de discrepancia es la capacidad de obrar. Yo creo que en ciertos aspectos influye. Si un político juega algunos fines de semana una partidilla de póker con sus amiguetes, nada que decir; pero si es un ludópata, es cuestión de tiempo que tome dinero de donde no debe para satisfacer sus vicios. Su capacidad de obrar queda mermada por un comportamiento desordenado.

    Y si va de putas un día, tampoco me quejaría (siempre y cuando pague de su sueldo); pero si es una costumbre ... la cosa se torna al ejemplo del ludópata.

    Aun así, he de reconocer un punto de hipocresía: no quiero que quien me representa y habla en mi nombre se vaya de putas :-) Al fin y al cabo es un negocio y los contratos de este tipo son públicos :-)

    Por otro lado, esto no sólo tiene que ver con la política. Ve tú a una entrevista de trabajo y di que te vas de putas todas las noches; aunque sea en tus momentos privados. A ver cuántos te cogen. Pero di que estás casado y tienes cuatro hijos, y la cosa cambia.

    En el fondo, todos somos así.

    Saludos



    16
    De: Yabba Fecha: 2008-03-15 01:06

    Bueno, no conozco a nadie que en una entrevista de trabajo cuente su vida sexual. Vamos, no creo que en ninguna entrevista de trabajo se añada, tras contar la experiencia académica y laboral de cada uno, ninguna frase como "por cierto, que sepa usted que soy putero habitual". Así que el ejemplo no estoy yo muy seguro de que sea pertinente :)

    En cuanto a si el comportamiento es "habitual" o no ... bueno, siempre desde la premisa de que paga de su bolsillo, allá cada uno, ¿no? Digamos que para vivir bien no hace estrictamente falta el juego. En cambio el sexo es algo más necesario.

    Yo creo que la cuestión es (sobre todo en Norteamérica, pero creo que todos nos lo plantearíamos en cierta medida) que si el político en cuestión no tiene ataduras familiares o sentimentales... pues se podría llegar a comprender. No creo que lo que se penaliza sea exactamente el sexo, más bien lo que se penaliza es el engaño a la pareja. La mayor parte de políticos están casados (este lo está)... y lo que muchos votantes se preguntan (y yo creo que también me lo preguntaría) es si un tío que engaña a su mujer repetidamente es una persona de confianza para un puesto público. Probablemente la asociación de ideas "si la engaña a ella, que es su mujer y la ha elegido y se ha comprometido, ¿por qué no va a engañar a sus electores" no tenga por qué ser correcta, pero está claro que a uno se le viene a la mente.



    17
    De: Sodacud Fecha: 2008-03-17 10:17

    El gobernador (por cierto del partido democrata, si hubiera sido republicano estaria aireado en todos sitios pero como es compradre de Hillary y Obama pues..) no es hipocrita es hipercínico. La prostitución para él, NO es algo privado. La uso para su carrera como fiscal y gobernador. Promovio el desmantelamiento de las redes de prostitución bajo el lema de que hay salvar a la mujer de esa forma de esclavitud y de que son un foco para el dinero negro. Incluso alentó leyes donde se condenaba al cliente por ser el primero que mantiene el negocio. Asi que mientras el usaba la prostitución para proyectar su carrera politica, por debajo era uno de sus más eminentes clientes. Lo mandaba al castillo de If por cínico e imbecil. ¿Que pasaria si en un pueblo uno llega a ser alcalde diciendo que va a cerrar el puticlub?. Pues que si una vez alegido le pillan en el reservado de la Loli, no podrá alegar que es algo privado. El mismo lo habia sacado de la esfera privada a la pública al usarlo en su campaña.



    18
    De: Nico Fecha: 2008-03-17 11:14

    Creo que estáis dejando de lado un "detalle": donde ese señor ejerce de alcalde es ilegal ese comportamiento.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.224.21.195 (ef1e4aef04)
    Comentario

    portada | subir