ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • Paul William en ¿Falsos Videntes?
  • Paul William en ¿Falsos Videntes?
  • Anónimo en Que Se Nos Viene Encima...
  • offset machine en Vivir En El Espacio (Partos Largos...)
  • indemnizacion por accidente en Que Se Nos Viene Encima...
  • - - en ¿Guerra Climática? El Caso HAARP
  • Yonisma en Falso Vidente En La ETB2
  • Anónimo en Ignorancia Globalizada En Red Y Cambios En El Zodiaco
  • Anónimo en Es Noticia (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Caldereria industrial en Ignorancia Globalizada En Red Y Cambios En El Zodiaco
  • Inicio > Historias > Conquistas Sociales
    2008-08-13
    )

    Conquistas Sociales
    2008-08-13

    Leo un artículo, como siempre interesante, del escritor Miguel Sánchez-Ostiz, publicado en Diario de Noticias el pasado domingo. Entre otras cosas de escoceses montaraces y verdaderos, cuenta:
    En el aeropuerto de Barajas asistí, hace nada, a una escena indignante. Una pareja se disponía a pasar el control de acceso a embarques. Él era blanco y fue tratado por la matona (porque de matones a sueldo se trata y como tales se comportan), de usted y de caballero; ella era negra y de inmediato padeció un tuteo agresivo, sin contemplaciones, propio de quien tiene muy claras las diferencias de rango social y vital, propias de un país de amos y de siervos; un tuteo desabrido muy expresivo de qué era lo que bullía en la sesera de quien se sentía perteneciente a una raza superior, aunque por la traza se le notara apenas. Estaba claro que la mujer, de haber sido blanca, habría sido tratada de otra manera y eso AENA no puede ignorarlo. Algo instintivo supongo, pero en las relaciones sociales el haber dejado el instinto, individual y tribal, a un lado es una conquista social que ha costado siglos. Es una cuestión política. No se puede tirar la toalla y pensar que es cuestión de irse acostumbrando y de admitir que eso forma parte de los signos de tu época y que nada ganas ya con indignarte, porque es irremediable. No hay nada de lo que concierna a la xenofobia, el racismo y los derechos humanos que sea ni irremediable ni irrenunciable.
    Las negritas son mías, porque me he quedado con esa frase. También con lo de que ninguna lucha por los derechos humanos es irrenunciable. Son cosas que fcilmente se olvidan, porque la vida se hace más cómoda (cuando no eres negra, o sudamericano, o magrebí... en un control de Barajas, etcétera) y basta con mirar a otro lado o no ver a los que sí están siendo maltratados. Por supuesto, lean también el resto del texto. Merece la pena.

    2008-08-13 10:45
    Enlace | 4 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/58932

    Comentarios

    1
    De: Manuel Harazem Fecha: 2008-08-13 11:37

    La clave del asunto está en la propia denuncia. En el asunto del instinto. La conquista del hombre en esa materia ha sido grande, aunque no total, pero en determinados casos se prima claramente el instinto frente a la racionalidad. Los perros tienen un especial instinto para detectar a quienes la sociedad “decente” considera sospechosos. Quién no ha visto a un perro que va por la calle con su dueño ponerse a ladrar de repente a un mendigo, a los que llevan gorrilla, a los que llevan las solapas levantadas mientras menean la cola ante las señoras de mecha y oro o los señores de corbata. Lo que se buscan precisamente para esas labores son perros con ese instinto. Pero como además tienen que cachear y registrar bolsos deben poseer esas habilidades humanas vedadas a los perros de verdad. Pero sólo las indispensables.



    2
    De: Iván Fecha: 2008-08-13 13:48

    Y como esas mil, lastima que en ese momento nadie se acerque y le pida placa a ese impresentable para realizar la correspondiente denuncia/hoja de reclamaciones.
    Todo porque no te toca a ti, vas con prisa, etc, etc.



    3
    De: Lectora corrent Fecha: 2008-08-13 13:53

    ¿Por qué han desaparecido --o al menos yo no las veo-- las vocales acentuadas de esta entrada de tu blog?



    4
    De: ElPez Fecha: 2008-08-13 16:52

    ¡Misterio! Más bien creo, Lectora nada corrent, que ha sido un problema de configuración del programa que he usado para editar la historia... Otro día lo arreglo, pero ahora me pongo a colocar acentillos...



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.159.113.182 (ed512df78b)
    Comentario

    portada | subir