ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Inicio > Historias > Indignitas Ecclesiae
    2008-12-13
    )

    Indignitas Ecclesiae
    2008-12-13

    La Congregación para la Doctrina de la Fe publicó ayer una "instrucción sobre algunas cuestiones de bioética", cuya lectura impresiona, alarma, nos debe prevenir ante la presencia de cualquier católico si dice seguir esas instrucciones... Para colmo la ha titulado Dignitas personae, y según leo en Público el documento ha tenido expresa aprobación del Papa de Roma. Este periódico lo hace tema de su portada en papel con un llamativo titular: "El Vaticano condena la medicina del siglo XXI". Curiosamente, en un llamativo trastoque de ver el vaso medio lleno o medio vacío (llamativo cuando el vaso está completamente vacío), El País relega al corresponsal de Roma el trabajo de meter una noticia en la que se lee con cierta esperanza "El Vaticano abre la puerta a la fecundación asistida entre cónyuges". ¿Cómo es posible esto? Les recomiendo que lean la instrucción. Y juzguen... aunque se me hace casi imposible pensar en otra cosa que una verdadera indignitas ecclesiae la que se perpetra en esta instrucción. Entre otras cosas porque desde el principio avisa que siguen empeñaos en que se deber reconocer lo que ellos denominan "dignidad de persona" a "cada ser humano, desde la concepción". Concepción, que, posteriormente aclaran, sólo es lícita cuando se realiza como "acto conyugal específico del amor entre los esposos". Y también porque en su preámbulo aclara que todas las barbaridades que ya dijeron hace 20 años en la instrucción Donum vitae lo mantienen. Lo que pasa es que en estos 20 años ha avanzado la ciencia biomédica que es una barbaridad:
    as nuevas tecnologías biomédicas, introducidas en este ámbito delicado de la vida del ser humano y de la familia, provocan ulteriores interrogantes, en particular, dentro del sector de la investigación sobre los embriones humanos, del uso para fines terapéuticos de las células troncales (o células madre), y en otros campos de la medicina experimental. Esto ha planteado nuevas preguntas que requieren una respuesta. La rapidez de los progresos científicos y la difusión que se les da en los medios de comunicación social provocan esperanza y perplejidad en sectores cada vez más vastos de la opinión pública. Para reglamentar jurídicamente los problemas que van surgiendo a menudo se apela a los cuerpos legislativos e incluso a la consulta popular.
    Pero no ha avanzado gracias a ellos, quiá, que en estos 20 años se han encargado de copar como sea todo comité que lleve el sello de "bioética", o meter a mandados, amigos y fieles varios para intentar monopolizar un debate racional y ético decente. Como a pesar de ello algunos países (entre ellos España tras el intento de frenazo de la católica derecha aznariana, con la colaboración necesaria de importantes científicos con mando en plaza como Nombela y demás, con el que la católica iglesia se sentía tan feliz, tan llena de España y demás...) la investigación sobre esos temas de la reproducción asistida, de la selección terapéutica, de nuevas terapias con células madres y demás está avanzando de forma objetiva y ellos no pueden evitarlo, ahora declaran inmoral, y por lo tanto impropio, todo ello.

    Lo cierto es que además, la instrucción se obceca en sus obsesiones de siempre. Por ejemplo, que considere ilítica las terapias génicas, que abomine de la crioconservación ¡de óvulos! y otras estupideces verdaderamente inmorales, y que trabajan directamente en contra del futuro de la curación de enfermedades, de la calidad de vida de muchos humanos y del derecho de las personas a poder tener una salud y una sexualidad libres de dogmas extraños e imposiciones externas.

    Con esta instrucción, en cualquier caso, el Vaticano se retrata. Ahora deberemos preguntar a cada uno de los católicos que conocemos si realmente es partidario de esos posicionamientos, si sostiene también ese "juicio moral" que nos condenaría a cerrar líneas de investigación que podrían mejorar la calidad y esperanza de vida, una inacción que sería además causa cierta de muchísimas muertes de personas cuya dignidad dicen defender y considerar primera antes que nada, pero que realmente significa que un huevo fecundado (humano) tiene más apoyo de todos los católicos (y cada uno de ellos, salvo que mientan, o pequen) que un enfermo de alzheimer, de diabetes o de parkinson.

    Si denunciáramos todos que esta obsesión anticientífica de la jerarquía católica (y que se supone admitida por todos sus cientos de millones de fieles, si no son ya más de mil millones) es asesina, es tan injusta, atenta contra la libertad y los derechos de las personas de verdad, quizá consiguiéramos que volvieran a mirar las tonterías que vienen diciendo desde que vieron que la ciencia empezaba a moverles los palios y los púlpitos, y reconocían de una puta vez que su reino no debe ser de este mundo. No lo harán, quiá.

    Al leer la instrucción, no he podido dejar de acordarme de este genial Rincón de la F de Martes y 13:


    2008-12-13 20:30
    Enlace | 6 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/61051

    Comentarios

    1
    De: Fer Fecha: 2008-12-14 16:25

    Deberían crear una lista libre donde se pueda apuntar cualquiera que decida libremente renunciar al uso de estas técnicas. Al igual que existe una lista de donantes de órganos, como esas personas podrían encontrarse algún día en condiciones en las que no podrían manifestar su negativa a ser curado con estas técnicas, esta lista sería muy útil para mantenerse fieles a sus creencias.



    2
    De: Iván Fecha: 2008-12-14 18:03

    Si fuesen coherentes, los primeros de la lista seria el Papa, seguido de toda su curia, con los de la confe a la cabeza.

    Pero claro, estamos hablando se personajes donde la hipocresia, la mentira y la manipulacion es bandera y moneda corriente.

    Que asco que dan.



    3
    De: luis Fecha: 2008-12-15 12:02

    Cada día están más lejos de todos...



    4
    De: Nacho Fecha: 2008-12-17 17:32

    ¿Es posible que aquel niño, salvado recientemente por un hermano concebido para curarle, llegara a ser Papa? Mucho me temo que las normas de bioética de la decadente curia romana cambiarían.
    Ellos no tienen hijos pero han olvidado que una vez fueron hijos de alguien.



    5
    De: Yabba Fecha: 2008-12-17 18:11

    Supongo que es posible, pero ya se encargarían de tapar ese detallito de su pasado. Igual que se han tapado tantas otras mierdas en el pasado. Cualquier cosa antes que evolucionar.



    6
    De: aryekaix Fecha: 2008-12-19 20:04

    Fer, ese documento que aludes se denomina Documento de Instrucciones Previas. En él declaras los tratamientos que quieres y que no quieres recibir en el caso en que llegaras a una situación donde no pudieras declarar tu voluntad, caso de un coma por ejemplo.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.162.107.122 (c451ceff28)
    Comentario

    portada | subir