ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • ElPez en Falso Vidente En La ETB2
  • z1 en El Fin Del Mundo Del 23 De Septiembre
  • Anónimo en Que Se Nos Viene Encima...
  • - - en ¿Guerra Climática? El Caso HAARP
  • Yonisma en Falso Vidente En La ETB2
  • Anónimo en Ignorancia Globalizada En Red Y Cambios En El Zodiaco
  • Anónimo en El Fin Del Mundo Del 23 De Septiembre
  • Iván en El Fin Del Mundo Del 23 De Septiembre
  • ElPez en Referentes LGTBIQ (#MILENIO @noticiasnavarra)
  • Anónimo en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > Comunicación De La Ciencia Digitaun Y Taun Y Tiquitaun
    2009-03-19
    )

    Comunicación De La Ciencia Digitaun Y Taun Y Tiquitaun
    2009-03-19

    Reflexión en Nature firmada por Geoff Brumfiel sobre el estado de la profesión de periodista científico: Science journalism: Supplanting the old media?. Como entradilla: "Science journalism is in decline; science blogging is growing fast. But can the one replace the other, asks Geoff Brumfiel."

    Se vuelve a apuntar algo que se comenta siempre con respecto al periodismo tradicional frente al periodismo digital (con la adición de los blogs): el miedo a perder ese papel de vigilancia ante los desmanes de todo tipo que se pueden cometer (watchdog journalism). Sin embargo, bien sabemos que ese papel es casi inexistente en el periodismo científico -en el caso español es patente: importantes cambios en el sistema de ciencia, y en concreto en lo referente a planes nacionales de ciencia y de comunicación de la ciencia pasan desapercibidos a los medios tradicionales o modernos y ninguna asociación de periodismo científico o comunicación de la ciencia comenta nada (y hablamos de cambios no pequeños, de programas, de plantillas, de estructuras de trabajo...).

    Por otro lado, al final acabamos en si el diablo sabe más por viejo que por diablo, cosa realmente razonable en muchas profesiones y en el periodismo científico parece que también. Si achacamos a tanto blog de ciencia cierta infantilidad, incapacidad de mirar detrás de la propaganda de las notas y comunicaciones de los gabinetes de prensa, o de trivializar muchos temas quedándose con lo llamativo... además de reconocer que esa es la realidad del autocalificado periodismo serio muchas de las veces, deberíamos reconocer que no todo es así y que además con el tiempo la gente espabila. Especialmente si el público fuera crítico, que este es otro asunto: un cliente poco exigente se encuentra a menudo con productos poco elaborados, simplemente porque ya saben -zorros viejos- que no pedirá más.

    Que el mundo está cambiando es tan obvio que decirlo comienza a hacer daño cuando se lee. Que el periodismo cambia, a la fuerza ahorcan. Que en concreto el propio periodismo científico está en ello, o debería... otro tanto. Y si generalizamos hacia el mundo de la comunicación de la ciencia, más aún. Pero queda mucho por hacer: ¿cuántos periodistas y divulgadores científicos siguen sin existir en el mundo digital? Demasiados. Muchos ni siquiera son lectores de este blog (esto era un chiste). Pero son legión los que miran hacia otro lado cuando se les propone no ya el uso de herramientas de gestión de conocimiento en red o participar en comunidades virtuales, sino simplemente participar en un foro o abrirse una bitácora sencillita, pequeña y simpática como ellos.

    Da para mucho, pero ya ven, en este país todos los medios han caído en la celada de hablar de un manifiesto científico firmado por científicos sin comprobar que obviamente no era un manifiesto científico ni se firmaba por gente ejerciendo de científico. Para eso no es que haga falta un nuevo periodismo, sino una mínima consideración de que la ciencia es algo importante. Algo de lo que me preguntaba Carlos Egio en una entrevista que ha publicado en su bitácora Una forma de ver el mundo. Recomendable (la bitácora, digo). Aprovecho para agradecerle el trabajo -y la paciencia- a Carlos.

    2009-03-19 19:17
    Enlace | 7 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/62372

    Comentarios

    1
    De: Omenendez Fecha: 2009-03-19 20:19

    Muy buenos tus comentarios. Y que conste que todavía no he leído el artículo de Brumfiel.

    Sólo quería puntualizar una cosa, que no es poco importante. Los periodistas de ciencia, como soy yo, no saltan a los blogs sobre todo por una cosa: no da de comer. Somos profesionales, y es muy difícil trasladar nuestro trabajo a la web y no cobrar por ello. De hecho, encontramos cosas interesantes, pero no las publicamos en la red porque nos las guardamos para nuestro medios tradicionales.

    En mi caso, tengo un par de blogs (Unpadre, Unpeaton) y controlo otro de baloncesto (16j). Lo poco que meto en la red de ciencia son pequeñitas aportaciones en Twitter o Facebook. Con esto quiero decir que me interesa ya internet como medio y también el futuro de la divulgación en internet, pero no puedo sacarle dinero (todavía, ya sabes).

    Creo que eso puede ser importante para que los periodistos científicos no hayamos saltado aún a un blog. No lo hemos hecho porque hay que hacerlo sin red (léase, sin pasta).



    2
    De: ElPez Fecha: 2009-03-19 20:47

    Cierto, Oscar... Sumemos la precariedad al problema. Pero fíjate que usando un blog simplemente como repositorio de lo que te van publicando, podría funcionar (de hecho, esta pecera nació así y no pretendía ser otra cosa). O sea que a veces se puede hacer algo, incluso cuando uno sobrevive al porcuentapropismo del periodista.



    3
    De: Omenendez Fecha: 2009-03-19 20:59

    Sí. Está clarísimo que hay que hacer algo... lo que sea. Aunque sólo sea para conocer el medio.

    Por mi parte, no entiendo que haya un periodista cerrado a internet, porque eso es algo así como "cerrarse a la realidad". Pero haberlos, haylos (y a miles, me temo).



    4
    De: Iván Fecha: 2009-03-19 23:04

    Buena puntualizacion, bastante dificil es encontrar trabajo como periodista normal (mi prima da fe de ello) ya en el tema de periodismo cientifico el tema ralla lo ridiculo, de lo que da fe mi primo, que es biologo y se hizo la de periodismo precisamente para esto, y como que trabaja de otra cosa....

    Si añadimos la particularidad de este pais al respecto, con su prensa "seria", cuatreros milenios y demas, pues se ve el desolador panorama patrio al respecto.



    5
    De: José Manuel Fecha: 2009-03-19 23:56

    Con respecto a la entrevista en blog del enlace, ¿el psicoanálisis es ciencia o literatura?

    [...] "hace 100 años Freud abrió el estudio de la mente" [...]

    (???)



    6
    De: José Manuel Fecha: 2009-03-19 23:57

    Con respecto a la entrevista en el blog del enlace, ¿el psicoanálisis es ciencia o literatura?

    [...] "hace 100 años Freud abrió el estudio de la mente" [...]

    (???)



    7
    De: Sodacud Fecha: 2009-03-23 14:34

    Los que leen periódicos de papel cada vez son más viejos. Lo jovenes se inclinan por los digitales, asi que si no se esta en internet. adios y muy buenas. Y encima está la nefasta educación que hace que los jovenes (y muchos mayores) no tengan ni idea de lo que cuentan y terminan pasando de todo. Hay que empezar por el principio: para divulgar hechos cientificos tienes que explicar que es cientifico. Puedes explicar mil y una cosa del LHC pero resulta que el 99% no sabe, ni le suena de que va el modelo estandar ni que es un hadrón. Como dice Alonso de Mena (http://www.consumer.es/web/es/tecnologia/internet/2007/06/14/163572.php ) estamos en la tercera ley de Clarke y la tecnologia (y por extensión la ciencia de donde procede) es magia para muchos (tal vez, por eso, tienen tanto éxito los ikercitos). Y encima no tenemos esperanza ni en los medios públicos. Solo a un descerebrado se le podria ocurrir eliminar de RNE "EL SUEÑO DE ARQUIMEDES" con la excusa del ERE para contratar un año más tarde al infumable blanco.
    En fin que hay que empezar por el principio y menos más que todavia hay alguien (entre otros, ya se que hay muchos más), como Pedro Gómez-Esteban, que con "EL TAMIZ" cubre ese hueco de formación (la serie cuantica sin formulas es para quitarse el sombrero y la cabellera) que visto como están los medios, solo se puede dar en internet.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.156.47.142 (54b73ffcc4)
    Comentario

    portada | subir