ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • how to buy ripple en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Infinitesimal Importancia (@SueltalaOlla)
  • uali20 en La Mentira (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • male-sex-enhancer.com en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • crystlfnleys en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Infinitesimal Importancia (@SueltalaOlla)
  • christina en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • besiemrgns01 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • real customer reviews en Las Brujas ?Vaya Timo!
  • bella en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Inicio > Historias > Cuatro Siglos También
    2010-03-09
    )

    Cuatro Siglos También
    2010-03-09

    Hoy mismo se celebran en Logroño los 400 años del Auto de Fe de Logroño, el conocido proceso a las cuarenta brujas de Zugarramurdi . Mientras en Padua el patricio florentino Galileo Galilei andaba por la imprenta para que su "Noticiero sidéreo" estuviera listo, se daba cumplimiento al auto de los inquisidores apostólicos don Alonso de Becerra Holguin, el licenciado Juan Valle Alvarado y el licenciado Alonso de Salazar y Frías, quemando en la plaza pública de Logroño a doce mujeres un 6 de noviembre de 1610.

    El recuerdo de ese auto se celebra hoy en Logroño y por Zugarramurdi, donde el tema brujeril se ha convertido en uno de los atractivos turísticos, por cierto, con un criterio un tanto esoterista, porque está el extraño pensamiento de que realmente lo que hicieron aquellas personas tenía una realidad más allá de la realidad. No se dan cuenta de que lo más terrible era la persecución de cualquier cosa que se moviera sin el marchamo y el control del dogma.

    He visto estos días la estupenda "Los hombres que miraban fijamente a las cabras", en la que se parodia la llamada guerra psíquica con muy buen tino, pero lo cierto es que la película podría haber funcionado en su parte humorística pero sobre todo en su parte de crítica social igual (o mejor) sin uno solo de los pretendidos fenómenos paranormales que presenta. Y eso es lo importante: la creencia en que es posible la visión remota se ha mantenido siempre sin una sola prueba de calidad. El creer que las ondas mentales pueden doblegar al enemigo (o matar una cabra) se sostiene per se, y no hace falta que nunca nadie haya matado a una cabra mirándole fíjamente a los ojos.

    Pasa lo mismo con las brujas y gran parte del funcionamiento de esa inquisición que supuso el cierre completo del círculo que pretendió la iglesia católica de hacerse con el poder y ser el poder y el pensamiento único (y por el que suspiran aún los manifestantes antiabortistas, por más que sean cada vez menos son siempre demasiados). No hace falta que nadie volara, ni que se pudiera convocar al maligno como Cabrón del prado, en esos akelarres tan fantásticamente recobrados para la imaginación. Por supuesto, había curanderismo, liturgias populares, un saber y un imaginar popular, tradiciones y demás y en cualquier caso, había esa enfermiza obsesión de los inquisidores, que les llevaba a preguntar (como narraba Julio Caro Baroja) cosas como las siguientes:
    Si tenian maridos, o mugeres, padres o madres, parientes y criados y si dormian en un mesmo aposento y si las hechavan menos alguna vez o vezes o que es la causa porque no las hechavan menos o si alguno de los susodichos las han reñido por esto. [...]
    Si y van vestidas o desnudas y donde dexavan los vestidos y si los hallavan en la misma parte donde, o, en otra. [...]
    Si tenian por cierto que ban corporalmente a las dichas juntas o si con el dicho unguento se adormiesen y se les imprimen las dichas cosas en la imaginacion o fantasia.[...]
    Comenta Caro Baroja que para ese comienzo del XVII los inquisidores en procesos de brujería no solían creer en la realidad de esas fiestas, vuelos y comuniones y coyundas antinatura, que posiblemente lo malo de las de Zugarramurdi fue encontrarse con unos que sí creían en la realidad literal de todo ello. Y así acabaron.

    En cualquier caso, 400 años. Qué tiempos terribles aquellos. El cronista del proceso, Juan de Mongastón, lo resumía así:
    «Este Auto de Fe es de las cosas más notables que se han visto en muchos años, porque a él concurrió gran multitud de gente de todas partes de España y de otros reinos; y sábado 6 días del mes de noviembre se comenzó el Auto con una muy lucida y devotísima procesión en que iban, lo primero, siguiendo un rico pendón de la cofradía del Santo Oficio hasta mil familiares, comisarios y notarios de él, muy lucidos y bien puestos, todos con sus pendientes de oro y cruces en los pechos. Después iban gran multitud de religiosos de las Ordenes de Santo Domingo, San Francisco, la Merced, la Santísima Trinidad y la Compañía de Jesús, de los cuales hay conventos en la dicha ciudad; y para ver el dicho Auto, de todos los monasterios de la comarca había acudido tanta multitud de religiosos, que vino a ser tan célebre y devota esta procesión como jamás se ha visto. Al cabo de ella iba la Santa Cruz verde, insignia de la Inquisición, que la llevaba en hombros el guardián de San Francisco, que es calificador del Santo Oficio, y delante iba la música de cantores y ministriles y cerraban la procesión dos dignidades de la Iglesia colegial y el alguacil del Santo Oficio con su vara, y otros comisarios y personas graves, ministros del Santo Oficio, que todos en muy buen orden llevaron a plantar la Santa Cruz en lo más alto de un gran cadalso de ochenta y cuatro pies en largo y otros tantos en ancho, que estaba prevenido para el Auto, y con vistosos faroles y familiares de guarda, estuvo toda la noche, hasta que el día siguiente, luego que amaneció, salieron de la Inquisición».


    2010-03-09 08:53
    Enlace | 3 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/66193

    Comentarios

    1
    De: Menda-ur Fecha: 2010-03-11 04:33

    No hace tanto tiempo en el verano de 1936 y posteriormente también, acudían en procesión el mitrado bajo palio y otras autoridades en alegre festividad y mucho fervor religioso hasta los fosos de la ciudadela de Pamplona a fusilar a reos con venta de golosinas y helados.



    2
    De: Manuel Harazem Fecha: 2010-03-11 12:48

    "Miñarro ha reflejado las heridas que exudan líquido seroso, los coagulos de sangre, los ciento veinte exactos latigazos con el «flagrum taxillatum», con sus tiras de nervio terminadas en bolas de plomo: el rostro hinchado, la nariz rota, las lágrimas en los ojos al expirar, la sangre en la boca, con la lengua seca, cianótica, apenas entrevista, la lanzada en el costado y el borbotón sanguinolento y de fluidos, las rodillas desgarradas, el vientre inflamado debido a la muerte por asfixia, los treinta y seis puntos sangrantes entre la frente y la nuca por la corona de «ziziphus jujuba» o «spina Christi», con sus puntas ganchudas, la misma que lleva la imagen cubriéndole la cabeza, como si fuera un casco."

    Eso, que podría ser un apunte de script para una peli de zombis es la descripción de un cristo que acaba ser esculpido para la Hermandad Universitaria de Córdoba y que procesionará pronto, para cuya factura el imaginero, experto sindonólogo, se ha basado en el cuerpo de la Sábana Santa. Si tenemos en cuenta que la UCO, devota de Frascuelo y de María y que expele títulos de licenciados en ¡¡¡ciencias religiosas!!!, organizó no hace mucho un todo un seminario sobre esa reliquia más falsa que un euro de plástico, el círculo parece cerrarse perfectamente sobre el grado de implicación de los órganos de gobierno en la financiación y sostenimiento de esa enorme máquina de fomento de la superstición y el oscurantismo que es la Cofradía Universitaria.

    Hoy en el Diario Córdoba el catedrático hermano mayor de la misma suelta una graneada ráfaga de soplapolleces infumable a costa del cristo, llamado ya por algunos Nuestro Padre Jesús del Cuajarón Sanguinolento o Cristo del Mel Gibson, aunque él lo llama Cristo Científico, y de que simboliza las relaciones entre la fe y la ciencia. O sea, me imagino que lo que quiere decir es que la fe siempre trató de convertir en cristos a los científicos, porque si no no se entiende.

    http://www.callejadelasflores.org/?p=11605
    http://www.diariocordoba.com/noticias/noticia.asp?pkid=545840



    3
    De: Átropos Fecha: 2010-03-11 14:47

    O sea, que se va a montar un cristo :-P



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 107.20.120.65 (6a35924895)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir