ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • brain supplement reviews en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • link en Plenilunio
  • james jack en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • james jack en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Inicio > Historias > Derechos E Internet
    2010-03-22
    )

    Derechos E Internet
    2010-03-22

    Publicado en Diario de Noticias
    Milenio, lunes, 22 de marzo de 2010


    ¿SE trata de sostenibilidad? Incluso aceptando el palabro como una mirada hacia un futuro en el que quepamos todos y quepamos mejor, lo de que la ley que lleva ese nombre sirva de amparo para evitar precisamente que los nuevos medios de la comunicación y la cultura sean participativos, de acceso universal y neutrales frente a los intereses de control, avalando las tesis más retrógadas de quienes quieren convertir la propiedad intelectual en coto privado de caza, no parece nada lógico.

    Es decir, si quieren dar prebendas a unos grupos de presión, que directamente se salten la ley y les permitan a las mal llamadas sociedades de gestión de derechos de autor que contraten a paramilitares y disparen a dar contra el que asome la cabeza. Al menos sería coherente: de suspender derechos fundamentales, no nos andemos con chiquitas. Una vez cercenados todos los accesos a Internet, una vez rendida y desaparecida la malvada ciudadanía que se había convertido en pirata (ellos te acusan, ellos te condenan, y el ministerio de incultura lo avala sin dudar), parece ser que llegaremos a la sostenibilidad. Pagaremos cánones sin chistar, pagaremos una y cien veces las tasas que sean si queremos ver un producto cultural, incluso aunque sea bueno. Aunque sea nuestro.

    Será un poco triste haber perdido la oportunidad para definir nuevos mecanismos que aseguren una cultura para todos bien pagada y bien gestionada. Será una pena haber perdido el tren de la universalización de la cultura que permiten las nuevas redes y haberla parcelado en negocios bien controlados por cinco amiguetes. Serán implacables contra quienes osen defraudar a las sociedades esas, que todos sabemos que empiezas bajándote una canción y acabas por no saludar en la escalera.

    ¿Sostenibles? Sostenibilísmos, sin duda. Y muy culturales. De pago, como dios manda, o quien detente la propiedad y haga usura con ella.


    El manifiesto, que suscribimos en su día, sigue de actualidad. Manifiéstate:
    Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet”
    Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:
    Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
    La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
    La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
    La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
    Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
    Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
    Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
    Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
    Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
    En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

    2010-03-22 14:31
    Enlace | 20 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/66349

    Comentarios

    1
    De: jorgenexo Fecha: 2010-03-22 18:59

    "Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo." Y a tomar por el culo. ¿Pero cómo podéis tan cínicos e irresponsables? Estáis haciendo con el arte y la cultura exactamente lo mismo que se ha venido haciendo con los recursos naturales: restarle valor a su consumo en pro de las "necesidades" del consumidor. Asimiláis la cultura a los bancos de anchoas, proponéis depredar sin reponer, pretendéis beneficiaros gratuitamente de un bien en una sociedad en la que la mayor parte de los bienes necesarios para la supervivencia no lo son. Cometéis un error y lo vamos a pagar todos: no va a haber cultura, ni universal ni particular. Sólo va a haber mierda. El resto, nadie va a tomarse la molestia de producirlo.
    Y todo para cimentar la mierda de sociedad de los listos de los cojones (¿cómo no me lo voy a bajar, si me lo ponen a huevo?), listos pero cobardes, que por no tener no tienen ni los cojones de reconocerse como los ladrones que son. Si por lo menos lo reconociérais, joder, no me daría tanta puta rabia. Pero es que encima os lo dicen a la cara y os jode: os beneficiáis del trabajo de otros sin pagar un puto duro por ello. Eso no sólo es robar, es menospreciar el trabajo de los demás.



    2
    De: elperejil Fecha: 2010-03-22 19:33

    Bueno, sin pagar, sin pagar, lo que se dice sin pagar... yo pago un pastón a telefónica por mi conexión a internet y por bajarme cosas.

    Desgraciadamente se han mezclado dos cosas que no deberían tener que ver una con la otra.

    Una es la judicial, la de poder cerrar páginas que se considere que comenten delito sin una orden judicial; pues está mal, ya que pienso que debería seguir el procedimiento de un cierre cautelar normal y corriente, algo que se hace con muchas otras cosas y es relativamente rápido. Eso sí. Las páginas que comparten archivos de pelis, música, etc, pero sin lucro (como cine-clásico, por ejemplo) no estarían jamás fuera de la ley; sólo cuando hay lucro se cometen delitos (tanto contra la propiedad intelectual como, en muchos casos, contra hacienda) y es cuando se podría intervenir.

    Otra es el tema de lo que son los derechos de propiedad intelectual, autoría y demás, que es bastante complejo y se viene simplificando de una manera extrema (llegando a posturas brutalmente agresivas...), especialmente cuando se entra en el tema del contenido económico de ellos, que es algo que existe hace casi un siglo en algunos casos y hace más de 20 años en el del canón por copia privada... y que hasta ahora no dio ningún problema. Como diría Vargas Llosa, "¿cuándo se comenzó a joder el Perú?"
    En la red parece que comienza a existir el convencimiento de que sólo las empresas de telefonía y proveedoras de servicios tienen derecho a cobrar por la distribución de material artístico... lo que no deja de ser sorprendente, casi cercano a la alienación de la que nos hablaba Marx.

    Ambos son temas muy complejos y diferentes, y ya no sólo es que se aborden desde posturas demasiado extremas y simplistas, es que al mezclarse la cosa se enturbia sobremanera. Por que esa parte de la ley, referente a la intervención sin mediación judicial, nos parezca mal, no quiere decir que se tengan que invalidar los derechos de autor en bloque... que nada tienen que ver con eso. Si mi vecino, que es francés, hace ruido por la noche... no es necesario que bombardee Francia.

    En fin... que la cosa no es tan sencilla y que estos pronunciamientos me parece que, por momentos, mezclan churras con merinas. Y un escéptico (yo lo soy y por eso admiro esta página) debería cuestionarse también estas cosas con las herramientas de la duda, la razón y el conocimiento.



    3
    De: Zaphod Fecha: 2010-03-23 10:59

    PARA JORGENEXO: dices:"Cometéis un error y lo vamos a pagar todos: no va a haber cultura, ni universal ni particular. Sólo va a haber mierda. El resto, nadie va a tomarse la molestia de producirlo."

    No, al revés, mierda hay ahora. Ahora la cultura está por ley exclusivamente en manos de la industria, a quien le perjudica precisamente la libre distribución de contenidos. Quiero creer que por falta precisamente de cultura -lo contrario sería por malas intenciones- se habla como si no hubiera existido la cultura antes que los derechos de autor. Explícaselo a los que pintaban en Altamira. O al quien tocó el primer ritmo de pasodoble, o el primer villano. Flocreció la diversidad, al contrario de lo que ocurre ahora.

    Y permíteme, quien se beneficia de mi trabajo es el tipo que se embolsó dinero cuando tuve que comprar un disco duro nuevo para el PC de mi trabajo. Parásitos, eso es lo que son para mí, parásitos cuyo único mérito es haberselo montado para vivir sin dar palo al agua. Si fueran gente honrada, hubieran establecido un sistema para que no pagasen justos por pecadores. Pero no lo hicieron, no lo intentaron, les dió igual. Sólo les mueve el afan de lucro, la vagancia, ese afán de vivir sin trabajar.



    4
    De: Sodacud Fecha: 2010-03-23 11:19

    La medida no es para defender a cultura sino los intereses de un lobby muy poderoso. Es curioso la ingente cantidad de recursos, Audiencia Nacional incluida, destinados a perseguir enlaces "culturales" y en cambio se permitan otros enlaces que atentan contra la dignidad de las personas y el patrimonio público.
    En todos lo periodicos (salvo Publico) se publican enlaces, perdón, anuncios, pagados y bien pagados (aqui si hay lucro explicito), sobre servicios de prostitución. Todo el mundo sabe o intuye que detrás de eso hay todo un entramado de mafias, proxenetismo y explotación sexual, pero aún así se permiten los anuncios. La prostitución no ilegal, dicen algunos, ya pero tampoco es legal y por tanto quien recurre a esos servicios contribuye a actividades fiscalmente opacas.
    Asi que por un lado el enlace a una peli con imagenes borrosas y sonido de lata es muy peligroso pero un enlace a un putiferio que automaticamente genera dinero negro y, posiblemente, ampara explotación sexual, es considerado un mal menor y hasta necesario para que los medios "tradicionales" sobrevivan y permitan que sesudos anlistas publiquen articulos sobre la explotación sexual de la mujer.
    ¡¡Brillante escala de valores!!



    5
    De: sayco13 Fecha: 2010-03-23 12:13

    La cultura y la música, en respuesta al primer comentario, no se ha inventado en el siglo XX.
    La música existe desde que el hombre habitaba en cuevas.
    La música ha sido un medio de comunicación y expresión entre distintas civilizaciones durante siglos.
    Ha sido gente como vosotros y las sociedades de autores las que han convertido la música en un negocio lucrativo, en un negocio en el que cualquier gañan sin talento, hace una cancion del verano y pretende vivir toda la vida de esa creación.

    La música existe desde mucho antes que naciera toda esta reala de parásitos chupasangres que hay alrededor suyo hoy en día.

    Cuando Mozart creo su música, no la creó para dar de comer a estos parasitos con la imposición de un canon, como si de un derecho de pernada hereditario prevaleciera sobre la sociedad civil de hoy en día.

    Dudo mucho que la creara para hacerse millonario con la ayuda de las discográficas, que creo no existian en ese momento.

    El mercado ha evolucionado de Mozart a 1980, y ha vuelto a evolucionar en el siglo XXI.
    Evolucionar o morir, con internet se ha abierto un mundo de posibilidades, pues bien... Explotadlo!!! y si no sabeis como, no os salteis la constitución y los derechos de las personas a la torera.

    Desapareced dignamente, seguro que si te pones en el metro a tocar un euro te cae y ya tienes para un bote de fabada.

    LADRONES!!!!



    6
    De: Sodacud Fecha: 2010-03-23 13:47

    Cuenta Groucho Marx en sus memorias que cuando vio la primera pelicula sonora pensó "Se acabó. El teatro de variedades que hemos hecho en los últimos 20 años ha muerto. El futuro es el de cine".

    El cine acabó con el teatro de variedades de igual que forma que el disco y la radio acabaron con la infinidad de orquestas y orquestinas que pululaban a final del XIX y principios del XX. ¿Paga canon el cine al teatro? ¿Pagan las discograficas a las orquestas que desaparecieron? ¿Pagan los fabricantes de ordenadores a los fabricantes de maquinas de escribir? ¿Pagón BIC a los fabricantes de estilográficas?

    Internet no acaba con la cultura acaba con un modelo de la cultura. No va contra los artitas sino contra los lobbys que deciden quien es artista, cuando publica o graba y cuanto tiempo estará.

    Hay que cambiar el modelo. Quien le resta valor es el que quiere mantener una estructura caduca que encima usa a los artistas como escudo humano.

    Internet pone al artista en primer plano. Posiblemente no reciba la renumeración directa que se merece (en esto no se diferencia del modelo clásico) pero abre camino, de forma rápida y directa, a otras formas de ingresos que van para él y solo para él, no para el ejecutivo del "media".

    Y la cultura no desaparecerá o producira mierda porque sea "gratis". De hecho la cultura ha sido (sin internet) y es "gratis" (peor aún, gravosa en muchos casos, sobre todo en la música) para casi todos los autores. ¿Cuantos viven solo y solo de sus libros? En España media docena, mal contados. ¿Y de sus discos? Otros tantos. Es el prestigio y la calidad de su obra, que no los ingresos directos de la ventas, lo que les permite rentabilizarla.



    7
    De: jorgenexo Fecha: 2010-03-23 15:13

    Discrepo profundamente. El ejemplo de Mozart me parece cojonudo: evidentemente no componía para que se enriquecieran las discográficas, componía para lucrarse él por los medios que existían en su contexto. En el actual modelo económico, con el que discrepo profundamente, por otra parte, es inviable un modelo que facilite el consumo de arte y cultura (ni de bien alguno) sin que sus productores reciban una compensación que les permita continuar con su labor. Cierto que la industria se ha nutrido más que nadie de este modelo, pero el creativo al menos ha podido recibir una parte de las ganancias. Con la distribución online de bienes "intangibles", la cadena se rompe. El creador deja de recibir una compensación por su trabajo y deja de realizarlo. Es simplemente lo que me dicta la lógica: en breve sólo producirán cultura quienes no necesiten pasta para vivir, los artistas consagrados en el periodo pre P2P y/o los nerones de turno. Pero, oye, quizás yo me equivoque y vosotros tengáis razón. Ójala. Eso sí, me gustaría que al menos uno tuviérais el valor de reconocer que cuando os descargáis una peli, una canción, un libro o un episodio de una serie, estáis haciendo lo mismo que cuando os piráis de un bar sin pagar las consumiciones amparados en el anonimato que porporciona el gentío: robar, evitar pagar por el esfuerzo de un tercero. No me jode tanto lo que hacéis como que os negéis a reconocer lo que sois. Yo no tengo ningún problema en reconocer que soy tonto por no aprovechar los recursos que me brinda la red...



    8
    De: Javi Fecha: 2010-03-23 17:53

    Jogenexo, no estoy de acuerdo contigo. Existen multitud de casos de gente y empresas que se lucran, y bien, dando un servicio gratuito. El ejemplo mas claro es youtube. ¿Alguna vez has pagado por ver un video en youtube? Pues gana un dineral. Como dice Sodacud, con lo que acaban las P2P es con un modelo de cultura, no con la cultura. Nos da la posibilidad de escuchar mucha mas musica, porque ya no tenemos que mirar si nos la podemos permitir o no, o leer mas libros o ver mas peliculas. Si escucho un grupo nuevo (que no habria conocido si no me hubiera descargado su disco) y me gusta, pues cuando den un concierto me planteare ir. Ellos ganan dinero y yo disfruto de una musica que no hubiera conocido con el modelo actual. Y lo mismo con las peliculas. Me descargo muchas peliculas, pero eso no me impide ir al cine para ver en pantalla grande las que considero que merezcan la pena. Las productoras habran ganado lo mismo conmigo, pero yo habre tenido acceso a muchas mas opciones.
    A quien protege esta ley no es a los productores, sino a los distribuidores. Antes hacia falta alguien que me trajera la obra desde el autor. Ahora puedo establecer un contacto directo con el autor. El oficio de distribuidor es simplemente un oficio que en poco tiempo ya no sera necesario, igual que en su momento dejaron de ser necesarios los fareros, los escribas o los serenos. Los que ejercian esas profesiones, pues tuvieron que buscarse otra cosa. No se promulgaron leyes contra la automatizacion de los faros, contra la enseñanza de la lectura o contra el derecho a llevar uno sus propias llaves.



    9
    De: Aureus Fecha: 2010-03-23 19:06

    Es curioso lo de la cultura en los temas de Internet. Parece que el trabajo real del músico (el concierto) no es en absoluto valorado, y hay que pagarle cada vez que se escucha su canción.
    Los que estén de acuerdo con esta lógica, deben considerar, supongo, el pagar a un pintor cada vez que se mire un cuadro suyo (que sigue siendo suyo para toda la vida, por lo visto), o a un escultor, o...

    La verdad, yo hago un trabajo, lo vendo y me lo pagan. Si es bueno, me lo pagan más caro. Si queiro ganar más, hago mi siguiente trabajo, porque el anterior ya lo he vendido. Por qué demonios son los artistillos más importantes que yo? Es realmente más importante componer una buena canción (la mayoría ni eso, sólo interpretarla) que arar una hectárea y sembrar patatas en ella? Qué tontería de lógica llevo a crear esos "derechos de autor"?
    Asumid por un momento que no existen, que nunca habeis oído hablar de ellos, e imaginad que por primera vez alguien os habla de ello: Gente que hace un trabajo y luego cada uno que lo oiga, que lo lea, que lo vea o que "lo que sea", le tiene que pagar... durante años y años! Os moririais de risa, lo menos.

    Desde luego, si los arquitectos (que algunos son verdaderos artistas) entrasen en la SGAE, o se forraban o teníamos que andar con los ojos vendados por las calles.



    10
    De: elperejil Fecha: 2010-03-23 23:28

    Aureus, te equivocas, los derechos de autor no estipulan, en el tema de la retribución por comunicación pública, que cada vez que alguien escuche una canción, vea una película o contemple un cuadro (sí, los cuadros también están cubiertos por la ley de propiedad intelectual, y sus derechos los gestiona VEGAP, que es aún más heavy que la SGAE... si no busca en la wikipedia española a ver cuantos cuadros de Picasso o Dali ves en sus entradas...) alguien tenga que pagarle al autor. Eso sería un disparate y, de hecho, no es así. Tú puedes comprarte un CD y escuchar sus canciones hasta la extenuación sin que eso suponga ningún coste extra ni ningún beneficio para el autor. Igual con una peli, un cuadro o un libro. Las obras sólo generan ese cobro a mayores cuando se produce una comunicación pública en la que la empresa que hace esa comunicación se lucra con el empleo de la obra en cuestión. Por ejemplo, cuando una televisión generalista nacional emite una serie española en primetime de un lunes, pues estará facturando alrededor del millón de euros en publicidad, y de ese milloncejo tendrá que pagar algo (es un porcentaje muy pequeño) a los autores de la serie en cuestión (músicos, guionistas, director, actores, productores, etc... que será gestionado por las respectivas entidades de gestión, que hay varias). Es un acuerdo, respaldado por las leyes, que existe hace más de un siglo entre autores/productores y que tiene su origen en los primeros años del cine mudo en Francia, con Pathé. Antes ya se pagaba una especie de derecho, por mutuo acuerdo entre autores y empresarios, pues cada vez que se representaba una obra de teatro o se interpretaba un concierto, sus autores cobraban. Esto era bastante justo, pues así ganaban en función de su éxito y los teatros tampoco arriesgaban mucho, pues su pago iba siempre contra su beneficio; como lo que ha pasado siempre con los libros, que los autores cobran un porcentaje de la venta.

    Cuando una canción suena en la radio, la que paga es la radio no los que la escuchan, y paga contra los beneficios publicitarios que saca en esa franja horaria. Evidentemente, una canción (o una serie, caso de la tele) que suene a las cuatro de la mañana no va a dar mucho dinero a sus autores...

    Luego están las idas de olla de la SGAE, como lo de cobrar a las peluquerías y cosas así, pero eso ya tiene que ver con la actividad de una entidad en concreto en ciertos casos, no con toda una ley o el hecho, creo que lógico, de que el autor de algo tenga derecho de participar en los beneficios que lo que ha creado le reporta a las empresas que lo explotan. Que un juez sea un inepto y un cabrón, no invalidaría las leyes... digo yo.

    Internet sólo es un nuevo modo de distribución de esos contenido... y, bueno, Telefónica, el año pasado, tuvo cerca de 8.000 millones de beneficio en nuestro país... y buena parte se debe al mogollón que se paga por las conexiones a internet. En serio, no entiendo esa manía que tiene la gente de pensar que las descargas son gratuitas... coño, que me digan cuál es su compañía, porque yo pago religiosamente por Internet. Y también parece que sólo Telefónica (era la mala hace unos años, igual que ahora lo es la SGAE) tiene derecho a lucrarse de los contenidos de ocio que puedan circular por la red, y sus autores no. Estamos hablando de Telefónica, una corporación del copón cuya estructura, encima, pagamos todos con nuestros impuestos en el pasado y que ahora es privada y nos sangra con sus tarifas... y eso sí que jode.

    Pudiendo saber lo que se descarga (que pueden, sin llegar a saber quién lo hace y para qué, cosa que sería sólo inspeccionable en caso de delito, como la pornografía infantil) no sería disparatado que funcionase como una radio o una tele y tuviese que rendir unas mínimas cuentas a los autores por esos beneficios que, en buena parte, se deben a esos contenidos.

    Bueno, creo que ya me he enrollado un montón. En serio, no es por afán de discutir, sino de compartir lo que sé sobre estas leyes (que tuve que estudiar en su día... y repasar recientemente), pues creo que el asunto no es tan sencillo y que no debería prestarse a maniqueismos extremos ni descalificaciones salvajes, ni de un lado ni otro. Personalmente, a mí no me gusta que me insulten ni insultar a nadie. Y si a alquien he ofendido, en serio, lo siento... todo sea por compartir conocimientos y opiniones.



    11
    De: Javi Fecha: 2010-03-24 04:19

    La opción que propones es una de las muchas posibilidades que existen para que los autores obtengan beneficios con internet: que cobren en función de las descargas. No sólo que les paguen las compañías de internet, sino que las subvenciones del Estado (que son muchas) también vayan asociadas a la cantidad de descargas de su obra, que sería un indicador de la cantidad y calidad de la cultura que produce. El problema: que los que ahora se llevan la parte del león (las distribuidoras) se quedan con un palmo de narices, y eso no lo van a consentir así porque sí.



    12
    De: elperejil Fecha: 2010-03-24 09:14

    Supongo que la principal pega la pondrán los proveedores de internet, que no les gustará compartir la millonada que ganan. De todos modos el futuro ya ha empezado y me figuro que irá en la línea de que esas grandes corporaciones de la comunicación que controlan los servicios de Internet acabarán entrando y dominando el mundo de la distribución de productos culturales (prefieron llamarles de ocio, cultura también es la paella y, por ahora, no puedes descargártela). En Estados Unidos AOL y Time Warner se han fusionado, y aquí Telefónica ya es partícipe de de Sogecable. No sé si esto será bueno o para echarse a temblar, la verdad...



    13
    De: Sodacud Fecha: 2010-03-25 11:32

    Recomiendo encarecidamente que a todos aquellos que consideran cobardes sanguijuelas a los que piratean que se lean el Ciberpais de hoy (25-03-2010).

    Los Monthy Phyton no han hecho nada desde 1983, repito 1983, y hoy solo serian una añoranza de los viejos dinosaurios pues sus productos estaban desaparecidos. Pero apareció youtube, subieron de forma pirata mucho material suyo y ellos en vez de demonizar, insultar y mandar a ministros-as a fabricar leyes ad-hoc que le protegieran de la nada decidieron "monetizar" la pirateria. Acordaron con youtube mantener el material pirata, pues le hacian publicidad gratis y a la vez enlazar con sus obras y crear un canal propio. Resultado un aumento en las ventas de sus peliculas en un 16.200% (dieciseil mil), un reconocimiento por nuevas generación, un aumento en el interes por su obra ¿existiria el musical recientemente estrenado sin la expectación previa detectado en youtube? ¿habrian repuesto algunas de sus peliculas como "la vida de Brian"?.
    Gomaespuma usan la misma táctica. Con el material pirata detectan lo mejor que hicieron. Ya no tienen el programa diario pero gracias al interes que todavia tienen y se conserva gracias a la pirateria, fabrican nuevo material, detectan lo que no funciona o relizan numerosos anuncios.
    Al final resulta que la "pirateria", para quien la sabe usar, es un indicador para detectar tendencias, lo que vuelve a interesar a la gente. Mejor que muchas encuestas y campañas de marketing.



    14
    De: Zaphod Fecha: 2010-03-25 13:44

    "es inviable un modelo que facilite el consumo de arte y cultura (ni de bien alguno) sin que sus productores reciban una compensación que les permita continuar con su labor"

    No estoy de acuerdo y hay cantidad de ejemplos. Cualquier compañía de teatro de calle, o de títeres, te puede explicar cómo se gana el pan trabajando cada día, sin recibir derchos de autor. Y en la música folk tienes cantidad de ejemplos de cómo se puede acercar la cultura (en ese caso tradicional) al público.



    15
    De: Iván Fecha: 2010-03-25 16:49

    http://www.youtube.com/watch?v=Ad8GLXbfwdk

    Interesante conferencia de 25 minutillos al respecto.



    16
    De: Camaras digitales Fecha: 2010-03-26 04:58

    Buen video... al hilo



    17
    De: Zaphod Fecha: 2010-03-30 09:02

    (....) Luego, la entretenida conferencia inaugural del científico Eduard Punset tuvo sorpresa. Mirando a la ministra soltó: "El problema de Internet es que las ansias de impulsarlo crearán la tentación de controlarlo. Pasó con las mujeres o con los hijos, cuando pensábamos que eran de nuestra propiedad. Espero que no nos pase lo mismo"

    http://www.elpais.com/articulo/cultura/estrella/copyright/elpepucul/20100330elpepicul_2/Tes



    18
    De: Aureus Fecha: 2010-03-30 15:57

    La lucha por los derechos de los autores, para que a los creadores de cultura no les falte lo que les es debido, porque si no habrá menos cultura y tal...

    O sea: http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=700399&idseccio_PK=1013



    19
    De: Javi Fecha: 2010-03-30 17:30

    Gracias por el link, Aureus. Asi se demuestra de que va la defensa de los derechos de los "autores".



    20
    De: alasiri Fecha: 2011-01-16 12:57

    "es inviable un modelo que facilite el consumo de arte y cultura (ni de bien alguno) sin que sus productores reciban una compensación que les permita continuar con su labor"



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.210.67 (77461d298f)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir