ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Marzo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • Carlos Herranz en Contra El Cambio De Hora
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Xabier Laukizu en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • jose en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Dulces Timos En Cascante (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Anónimo en Dulces Timos En Cascante (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Claudio en Geología A La Navarra (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Chicos, Chicos, Chicos (#Noticias #metachodemacho @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Chicos, Chicos, Chicos (#Noticias #metachodemacho @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > El Hombre Que Contaba El Cielo (Adiós, Jaítos)
    2010-07-20
    )

    El Hombre Que Contaba El Cielo (Adiós, Jaítos)
    2010-07-20

    Se nos ha muerto Juan Carlos Medal. Igual no le conocen ni de nombre, pero era la persona que más me hizo vibrar nunca cuando contaba el cielo, las estrellas, los mundos. Cada vez que he contado el cielo, he intentado ser Jaítos, a lo largo de años y años, desde el año en que le conocí, sería sobre el 86 y aún no sabía que me iba a dedicar a trabajar en un planetario. Ellos, Jaítos y Moncho, y Manolo, estaban ya reinando en su Casa de las Ciencias que ya era la casa de todos. Jaítos, como siempre, sabía sacar del cielo lo que no tiene. Esto es, hablar a la gente de las cosas que ni siquiera se imaginaban que podrían llegar a conocer. O bajar de repente a la tierra y lanzando una patada (o un juramento, qué bien los tiraba) devolvernos a la realidad. Que lo del cielo y la tierra eran lo mismo, qué leches. La misma materia, la misma naturaleza provocando con sus misterios y retándonos a construir modelos para explicarla.

    En eso Jaítos era genial. Cuando he leído, y estudiado, temas de didáctica de las ciencias, o he entrado en floridas disquisiciones sobre la comunicación y la enseñanza, la información y el sentimiento de pertenencia, ahí estaban las sesiones de planetario del maestro, sus cacharrillos que siempre tenía a mano para el alumno despistado (y el alumno era el primero que pasaba por delante). El resto del tiempo además era como son las gentes buenas, rebosante, radiante, excesivo, tierno. En los últimos años había incorporado los silencios. Y eso que era una persona que supo callarse siempre. Y supo gritar y decir a las claras lo que otros no nos atrevíamos, o no osaron, por aquello de las convenciones.

    Se nos ha muerto y me quedó pendiente estar con él hace nada, cuando en Coruña celebrábamos el cuarto de siglo de esa idea maravillosa de llevar la ciencia a la calle, a la casa, al corazón y a la cabeza, con Moncho Nüñez. Hoy no puedo dejar de llorar, pero a ratos me sonrío con alguna de las miles de anécdotas que sé de él. También me acuerdo de las veces que él tuvo que pasarlo mal, que sufrir. Nos queda, como siempre queda cuando alguien se va, el eco, el recuerdo, todo el trabajo que plasmó en clase en el colegio de Santa María del Mar, en las actividades de la Casa de las Ciencias, en aquellos programas de planetario en los que tuve el honor y el placer de colaborar con ellos.

    Dentro de unos días les contaré el cielo a los chavales de la Ruta Quetzal, como cada año. Pero al mirar a las estrellas, entre la luz del puerto de A Coruña, sentiré que Jaítos me falta. Él era el hombre que contaba el cielo. Y cómo nos lo enseñó de bonito. Gracias.

    2010-07-20 00:58
    Enlace | 17 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/67378

    Comentarios

    1
    De: ElPez Fecha: 2010-07-20 01:11

    Descubro que Martin Pawley también ha contado que Jaítos ha muerto y que le duele también (en Días Estranhos.

    Y la casualidad me lleva a una entrevista en La Voz de Galicia de hace 4 años: «Nun parto é máis importante a comadroa que a lúa chea». Montse Carneiro nos trae un poco de Jaítos. Y una foto:









    2
    De: Martin Pawley Fecha: 2010-07-20 11:09

    Hermoso texto, Pez.

    Ayer por la mañana cuando escribí mi post me di cuenta de que apenas hay referencias en Internet sobre Juan Carlos Medal (y la única foto que encontré es la de esa entrevista en La Voz que has colgado). No deja de ser algo muy revelador del carácter de Jaítos, un hombre que se dedicó a hacer ciencia a pie de calle (de manera amable, generosa, transgresora y a veces un poco gamberra) y que pasó siempre olímpicamente de orgullos, pompas y circunstancias.



    3
    De: Toxo Fecha: 2010-07-20 11:23

    Apenas lo conocía pero esto me ha dejado triste, muy triste....:(



    4
    De: elperejil Fecha: 2010-07-20 14:33

    Tuve el inmeso privilegio de disfrutar de alguna de sus sesiones de planetario. Me queda la pena de que mi hijo, aún muy pequeñin, no vaya a conocer su voz... aunque sí le queda todo su legado a través de ese fabuloso grupo de museos de ciencias que nos deja en A Coruña.
    Qué gran pérdida.



    5
    De: Mangeclous Fecha: 2010-07-20 16:46

    Descanse en paz. :(



    6
    De: Bruno Medal Brandariz Fecha: 2010-07-21 18:01

    Muchas gracias Javier por tus palabras y tambien por el detalle que tuvisteis tu y la gente del planetario de pamplona.no sabeis la fuerza que nos dan estas cosas para llevar esto un poquito mejor.
    tambien dar las gracias a toda la demas gente que ha comentado esta noticia.
    cada comentario es un empujon mas.
    de corazon muchas gracias a todos



    7
    De: Marcos Fecha: 2010-07-22 11:45

    Somos muchos, muchísimos, los que aprendimos a entender y amar el firmamento de la mano de Jaitos. El era un maestro en el arte de contar el cielo. Y también en el de convencernos de que una vez que conoces las estrellas ya ingresas, sin remedio, en la cofradía de los que se lo cuentan a los que vienen detrás. La historia de esta hermandad se remonta en el tiempo miles de años, y es un privilegio haber entrado en ella de su mano.



    8
    De: Martin Pawley Fecha: 2010-07-22 21:21

    Creamos un grupo en Facebook para pedir que el Planetario de la Casa de las Ciencias lleve en lo sucesivo el nombre de Juan Carlos Medal, Jaítos. Podeis apoyar la iniciativa en esta dirección.



    9
    De: Martin Pawley Fecha: 2010-07-22 21:31

    Y un pequeño recuerdo: la participación de Juan Carlos Medal, Jaítos, en el programa de la Radio Galega "Efervesciencia", hablando sobre astronomía a cuenta de las Perseidas.



    10
    De: Martin Pawley Fecha: 2010-07-22 21:31

    ...aquí: http://pawley.blogaliza.org/2010/07/22/jaitos-en-efervesciencia/



    11
    De: Jose Antonio Fecha: 2010-07-24 15:59

    Jaitos, desde que te fuiste a escoger tus 20 estrellas favoritas, no dejo de pensar en todo lo que me has enseñado en estos 25 años. Desde aquí, desde Palma, veo las estrellas todas las noches y te imagino en una de ellas, quizás en Altair, porque como muy bien decías "non hai un pobo mariñeiro que non teña unha lanchiña con ese nome". Seguramente desde ahí arriba estarás disfrutando contemplando a los que humildemente seguimos tu camino que sabemos que cada aplauso del planetario va dirigido a ti, porque en este cuarto de siglo no has dejado de enseñarnos y, lo más importante, nos has enseñado a contarlo.
    Bruno, Bárbara, Chosi un abrazo, estoy deseando abrazaros a todos tambien en el planetario, aquí estoy muy solo. Por otra parte, me reconforta pensar lo que decías tú Jaitos, que lo importante era vivir feliz con los tuyos sin estar tirado pensando en una enfermedad. Y tú has vivido y sigues viviendo con nosotros. Por cierto, lo de tu nombre al planetario, espero que nadie lo discuta. Es algo que llevo pensando desde el lunes. Incluso pensé en hacerlo extraoficialmente mientras, en la presentación de cada sesión en directo. Bueno, aquí lo dejo, porque se me va a cortar la conexión del hotel. Vuelvo el lunes, con muchas ganas de veros. No sé que tal el comentario, pero es lo que me va saliendo en este momento. Besos, por cierto Jaitos, tú querrías que yo disfrutase de las vacaciones. Es lo que estoy haciendo, pero pensando en ti y en los tuyos, que son los míos.

    Jose



    12
    De: Moncho Núñez Fecha: 2010-07-26 11:56

    Una foto (y una anécdota) de Jaítos como profesor de Ciencia:

    http://www.facebook.com/photo.php?pid=4454567&id=713004517



    13
    De: alejandra Fecha: 2010-07-29 12:27

    Realmente no lo conocía tanto como para sentirlo tanto... pero lo siento, y mucho.
    Ya no sólo por lo que su ausencia lleva consigo, principalmente por todo lo que su presencia evocaba, por todo lo que sus palabras te hacían sentir, más allá de uno mismo, lejos, muy lejos... allí donde todo cuadra, donde todo tiene sentido, donde podemos imaginarnos en paz.
    Hasta allí nos llevaba Jaitos, haciéndonos sentir lo que de verdad somos, polvo de estrellas.
    Echaré mucho de menos su figura entrañable, su voz profunda y sus gracias.
    Recordaré sonriendo sus bolsas de cachivaches y la grandeza de su ilusión.
    Porque era un ser muy especial, porque así quiero recordarle, sonriendo, para que no se apague esa lucecita que encendía en cada uno de nosotros, contagiados por esa luz enorme con la que nos iluminaba.



    14
    De: cosplay Fecha: 2010-08-12 10:09

    Lo unico que no se extingue son las memeces que sueltan, aunque su aforo habitual va cayendo como moscas.



    15
    De: Jose Antonio Fecha: 2010-08-18 20:05

    El 1 de agosto de 1985, yo tenía 22 años recién cumplidos, Moncho me reclutó, tras mi toma de posesión, para el equipo de la Casa de las Ciencias. Tengo que reconocer que hasta ese momento, yo nunca había observado el cielo, y por lo tanto, ni siquiera sabía cuál era la Polar. Una de las principales ideas de Moncho era que todos supiésemos hacer de todo. Era necesaria una formación, que nos fue llegando con ilusión, bien en las tertulias matinales alrededor del café y la prensa en la mesa redonda, o bien al final de cada sesión de Planetario. Ahí entraba en escena Jaítos, explicándonos y resolviéndonos todas las dudas que aparecían. Esto lo hacía con emoción, y de una manera sencilla resolvía las preguntas más complejas. Hoy en día, gracias a Jaítos, pasamos sesiones en directo y los visitantes aplauden. Hoy se cumple el primer mes sin Jaítos, le echo mucho de menos, sobre todo cuando aparece una nueva duda. Ahora la resuelvo en internet o con un buen libro. Es como si al día siguiente de la final del mundial leyese la crónica para enterarme del resultado. Con Jaítos, conocía el resultado con emoción, asistiendo a la final. Os veo en el Planetario de Jaítos Medal.



    16
    De: Creyente Fecha: 2010-08-23 20:09

    Que Dios se apiade de su alma.

    Si al tal hermano Jaítos -de cuya existencia acabo de enterarme- le gustaba el Cielo, ahora es parte de él.

    Que descanse en paz. Amén.



    17
    De: ElPez Fecha: 2010-08-24 00:29

    Qué gentuza. Cállese, Creyente, no sea cretino. Y deje a los muertos morir en paz. Y a quienes se duelen de esa muerte no se atreva a imponerles sus cuentos de hadas. Por lo menos no si no se lo han solicitado.



    portada | subir