ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • male-sex-enhancer.com en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • crystlfnleys en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Infinitesimal Importancia (@SueltalaOlla)
  • christina en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • besiemrgns01 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • real customer reviews en Las Brujas ?Vaya Timo!
  • bella en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • eunice en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • mrycogwls en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • sbi balance enquiry number en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Inicio > Historias > El Peligroso Halloween Anticristiano
    2011-10-29
    )

    El Peligroso Halloween Anticristiano
    2011-10-29

    Ante todo, hay que reconocer a los obispos un cuajo impresionante, y que les da igual lo que pase, que ellos a lo suyo. Leo en El Mundo una de las últimas idioteces destiladas de esa gran bacanal de cerebros enfermizos que parece ser la Conferencia Episcopal. Lean: La Iglesia alerta de que Halloween 'tiene un trasfondo anticristiano'. No es una fiesta inocente, dicen: "tiene un trasfondo de ocultismo y de anticristianismo".

    No, hombre, no se quejen si a la gente le da por jugar con los muertos, que al fin y al cabo han sido los suyos, y los que vinieron antes, quienes jugaron a ese tema de la vida más allá de la muerte. Así mirado, un resucitado de la muerte famoso es ... ¿saben que a eso le llaman zombie? Pues vale. Ponle medio litro de tinta roja de paso, o una cruz con clavos y un centurión romano con vinagre. ¿Ocultismo? En eso, reconocerán incluso los más conspicuos, que quienes ahora tanto se quejan tienen arte, y experiencia sobradamente demostrada.

    Contaba hoy mi querida madre que en aquellos años 60 tan llenos de celebraciones católicas y nacionales, cuando nadie imaginaría que en vez de una buena fiesta de todos los santos y un austero día de difuntos los niños iban a irse de portal en portal pidiendo truco o trato disfrazados de cualquier cosa, con ese gracejo que tienen, el ocultismo de la iglesia obligaba a las mujeres recién paridas a realizar una ceremonia "de limpieza" antes de volver a ser admitidas en el templo. No ha pasado ni medio siglo de esas aberraciones. ¿Impura una mujer que precisamente había dado a luz a un nuevo siervo del Señor? No he leido que la conferencia episcopal se haya desmarcado de esas prácticas que, en una sociedad sometida a una dictadura bajo palio, ciertamente eran bien ocultistas y muchos dirían que abiertamente anticristianas. La mujer en el franquismo padeció especialmente estas situaciones, no cuento nada nuevo.

    Fue el ínclito Gomá, cardenal primado, quien en el año 40, con la santa Cruzada bien reciente, recuperó esa ceremonia de purificación: la mujer debía ir a la iglesia, con un cirio, encenderlo y postrarse de rodillas a la puerta del templo. El sacerdote, ataviado con sobrepelliz y estola blanca, salía a saludarla y admitirla de nuevo en la comunidad, tras bendecirla con agua bendita. No podía entrar antes bajo amenaza de excomunión. Pero en ese momento, y siguiendo al pater sosteniendo el extremo izquierdo de la estola, la mujer llegaba hasta el altar y así quedaba purificada. En latín el ritual queda nombrado como"benedictio mulieris post partum".

    De verdad, creo que estos días de inocentes y difuntos, en vez de hacer el tonto con el halloween se deberían recordar en las casas estas historias de ocultismo y terror, de quiénes las han santificado durante tanto tiempo y cómo esos mismos siguen negando la libertad especialmente a las mujeres, pontificando una moral que desde luego, ellos no tienen problemas en saltarse o cambiar si les interesa a sus fines, o les permite ocultar sus pecados (y delitos).

    Está bien que la iglesia alerte del peligro de Halloween. Pero para historias de miedo, las que ellos han protagonizado... y siguen protagonizando.

    2011-10-29 23:22
    Enlace | 7 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/70674

    Comentarios

    1
    De: Iván Fecha: 2011-10-30 02:53

    Trolls meapilas en 3, 2, 1...

    Lo peor, no esos trolls descerebrados,sino que por obra de una crisis cocinada por quienes están mas bien cerca de esos anormales, nos encaminamos a una nueva era de oscurantismo y fusta desde los de siempre.

    Joder, ¿no se había acabado el mundo hace un poco?, casi que se agradecería.



    2
    De: Kraken Fecha: 2011-10-30 12:33

    Halloween es una fiesta no-cristiana, no anticristiana. Hay un matiz importante. El catolicismo, y en España más, nos quiere vender que lo que no es de su cuerda o no le rinde pleitesía está en su contra y es un enemigo a eliminar y silenciar. Les preocupa no tener el control total de los ritos, las fiestas, las celebraciones y todo eso. Que nos demos cuenta de que podemos celebrar fiestas y ritos sin ellos y sin tener una fe o creencia particular. Eso les jode profundamente. Yo puedo celebrar Halloween sin creer en nada de la tradición céltica de la que procede igual que puedo celebrar la Navidad sin creer en su Dios nazareno ni con sus curas y celebraciones. De ahí el miedo. Y lo mismo con el ocultismo y sus rituales no-cristianos, que son competencia para los rituales que vende el señor cura.



    3
    De: juan Fecha: 2011-10-30 16:53

    Pues yo creo que esa fobia se debe a que Halloween es para nosotros una fiesta americana y el antiamericanismo visceral no sólo anida entre los progres del "no a la guerra" sino que también está presente en la parte más rancia de nuestra derecha y en el clero en particular, que además asocian dicho país con la modenidad más peligrosa. Tiene sus raíces en el simultáneo auge de la predominancia de los Estados Unidos con el decadente fin del imperio español, culminado en la guerra de Cuba. Para los cinéfilos, ya Bardem y Berlanga dibujaron a un cura carca visceralmente antiamericano en "Bienvenido Mr. Marshall".



    4
    De: Miguelón Fecha: 2011-10-30 18:18

    Oye, Juan, que haberse opuesto a la guerra de Irak (en los términos en los que se hizo)no le convierte a uno en antiamericano.



    5
    De: Pol Llaunas Fecha: 2011-11-08 23:39

    Me he repasado los 2 links de este articulo con cierto detalle y he busacdo la palabra clave "excomulgar" o "excomunión". No sé de de dónde saca el autor lo de que la mujer tras el parto "No podía entrar antes [en el templo] bajo amenaza de excomunión"; no lo pone en sus links; creo que se lo inventa con su imaginación excitada...

    El autor también escribe que "el ocultismo de la iglesia obligaba a las mujeres recién paridas a realizar una ceremonia "de limpieza" antes de volver a ser admitidas en el templo".

    En cambio, el primer link que pone, pese a no citar fuentes ni ninguna disposición del catecismo o del código de derecho canónico de esa época, se limita a comentar que era una costumbre en algunas regiones españolas. [Y no de muchas otras regiones españolas, ni del catolicismo de muchos otros países... ¡una costumbre!]

    Y la carga "negativa" del artículo es arbitraria: seguramente casi todas las familias y mujeres vivían con alegría ese día de recepción todas orgullosas, el día que podías ir CON TU NIÑO A PRESUMIR DE ÉL al templo, cuando ya te habías recuperado y habías pasado el peligro que, por prudencia y tradición, implicaba muchos días de reposo (días de privilegios para la mujer: no tenía que ir a misa, podía comer carne en cuaresma, etc...).

    Me parece que el autor hace como esos antropólogos chapuceros que ven a una flamenca cantar "ayayay" y escriben "torturan a una mujer y disfrutan con sus sufrimientos".



    6
    De: Pol Llaunas Fecha: 2011-11-08 23:49

    "un resucitado de la muerte famoso es ... ¿saben que a eso le llaman zombie? Pues vale. Ponle medio litro de tinta roja de paso""

    Me encantan las historias de zombies, pero no tienen nada que ver con el Resucitado de los clavos.

    Los zombies no están realmente vivos; son cadáveres que se mueven, apenas.

    El Resucitado de la Biblia está más vivo que nosotros; nosotros parecemos apenas zombies torpes, tambaleantes, de reducida movilidad, para un resucitado así. Su trato con el tiempo-espacio es muy superior al nuestro (no le detienen distancias ni puertas cerradas).

    Cuando se aparece sorprende, pero no asusta. El resucitado Jesús habla, come, socializa... El zombi no socializa. El zombi es apenas animal: es puro materialismo y consumismo; carne sin alma. tener cuerpo y alguna función material no hace de él un humano.

    El resucitado parecería ser todo alma, y sin embargo no es así: tiene cuerpo suficiente para ser visto, tocado, socializar; mostrar sus heridas: los autores de la Biblia insisten en que no era un fantasma, sino que "era Él".

    Los zombis son anónimos, masivos, tanto da uno que otro; "ya no era mi mujer", dicen siempre los protagonistas mientras les persigue el bicho, aunque al principio intentan buscar en el zombi algo de ella.

    En cambio, los que se encuentran con Jesús, les sueles sorprender; al principio no se le parece, no lo esperan... es después que, tratándolo, le reconocen, a Él: "Es Él, es Él", la alegría de reconocerse, de trata a un amigo, una personalidad, no un anónimo...

    No, señores: el Resucitado no es un zombi.

    El zombi es más bien el que se comporta como mera materia consumidora.



    7
    De: ElPez Fecha: 2011-11-08 23:59

    Vamos, un tipo que cree en los zombies de las películas no me extraña que crea en otro análogos tipos de resurrección. Literatura de género, en cualquier caso.

    La diferencia, Sr. Llaunas, es que yo se que los zombies, los vampiros, los pitufos, y tantos otros seres imaginarios son eso, imaginarios. Como muchos otros, por más que aparezcan en libros venerados.

    Finalmente, no presuponga cosas. Mi madre, ella misma, aborrecía esa costumbre, y de hecho consiguió al final no hacerla, ya a mediados de los años 60, cuando poco a poco se fue moviendo poco a poco esa losa machista de la dictadura franquista, tan católica. No fue hasta casi 10 años después, sin embargo, cuando podría haber abierto ella sola una cuenta corriente, o pedir pasaporte.

    En los enlaces, cierto, faltan referencias, pero no me parece que el recuento que se hacía de la situación de la mujer fuera desencaminado.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.234.247.118 (9bcb52b9fd)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir