ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • SEO Writing Service en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • al3ab-banat01 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • pros and cons en Infinitesimal Importancia (@SueltalaOlla)
  • more info en La Mentira (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  •  hgh supplements gnc en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Best Ways to Enjoy the New Year Event en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • real customer reviews en Las Brujas ?Vaya Timo!
  • bella en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • eunice en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • mrycogwls en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Inicio > Historias > Un Año Ya. Un Año Aún.
    2012-05-15
    )

    Un Año Ya. Un Año Aún.
    2012-05-15

    Publicado en Diario de Noticias - MILENIO
    Lunes 14 de mayo de 2012(*)

    Mañana(*) hará un año en que fue, y luego no ha sido. Así, sin más. Estamos peor, nos siguen robando y engañando. La indignación se reveló justa y reacción lógica ante la situación, pero el sistema ha sido incapaz de dar una respuesta; todo lo contrario, la maquinaria ávida de controlar todo, pero además de ser querida (la más absoluta de las perversiones, no me cabe duda) ha conseguido casi quitarnos hasta ese último espacio de la ciudadanía. O igual no, igual ahora volvemos a empezar y tenemos unos meses de contenida esperanza de que... ¿de qué? Ojo con la respuesta porque atendiendo a las nuevas reglas de juego que nos están colando se podría considerar algo así como delito de sedición y si les invito a manifestarse me aplicarán un tratamiento penal de esos que sacan de la manga cuando lo único que pueden (saben) hacer es el palo y el tentetieso.

    Así que no digo más. No tiene sentido, y no lo escribo resabiado ni rendido. Solo espero que muchos de quienes lean esto sientan, como yo, que deberían haber hecho algo más. Y que, de alguna manera, habrá que hacerlo. Porque la dignidad es algo que está en la base de nuestra indignación. El respeto. Valores básicos que antaño enarbolaban para hacernos creer que vivíamos en el mejor de los mundos posibles. Ahora que sabemos que ellos siguen viviendo en el mejor de sus mundos posibles, pero que para ello se tienen que comer lo poco bueno que había en el nuestro, ya no dicen nada. Solicitan comprensión y perseverancia, solicitan un crédito aunque no tienen un aval mínimamente decente. Y nos exigen que nos rasquemos la cartera de los derechos, y la del dinero, por supuesto, para que ellos sigan alimentando la bestia. Es curioso: a los únicos a quienes veo encantados de esa desmovilización ciudadana a quienes son realmente responsables, cuando menos por inacción, de la situación que vivimos. Y a sus palmeros, claro.

    Por eso, no digo nada. Y ya con eso es decir demasiado.

    2012-05-15 09:42
    Enlace | 1 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/71829

    Comentarios

    1
    De: Olimpia Willemenot Fecha: 2012-05-19 22:10

    Siento que debiéramos haber hecho más, siento que me duele el haber visto hoy a un anciano bien vestdo hurgar en un parquimetro para recuperar alguna moneda atascada. Ver una vivienda hecha de cañas y cortinas en un solar abandonado (por ahora) y una furgoneta reconvertida en vivienda con su carrito de la compra repleto de chatarra. Todo esto detrás justo de la Avenida Diagonal y delante del hotel Juan Carlos I de Barcelona. Al otro lado una inmensa clínica privada y una exquisita zona residencial. Sí, pienso que deberíamos hacer más.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.163.209.109 (47c5376bc3)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir