ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • how to buy ripple en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Infinitesimal Importancia (@SueltalaOlla)
  • uali20 en La Mentira (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • male-sex-enhancer.com en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • crystlfnleys en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Infinitesimal Importancia (@SueltalaOlla)
  • christina en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • besiemrgns01 en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • real customer reviews en Las Brujas ?Vaya Timo!
  • bella en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Inicio > Historias > El Virus Religioso (MILENIO)
    2013-04-08
    )

    El Virus Religioso (MILENIO)
    2013-04-08

    Publicado en MILENIO, Diario de Noticias @NoticiasNavarra
    Lunes, 8 de abril de 2013


    La fiebre antivacunas se popularizó en todo el mundo en 1998 gracias a un médico llamado Andrew Wakefield que falseó e inventó una conexión entre la vacuna triple-vírica y el autismo. Así de bestia, así de inmoral: pero el daño estaba ya hecho para cuando se desautorizó su chapucero trabajo y se revelaron sus intereses económicos (*), así de libre es el miedo que dio al traste con programas que llevaban decenios disminuyendo algunas enfermedades infecciosas, y muchas muertes. La Iglesia también se había opuesto, un par de siglos antes, a las primeras campañas de vacunación contra la viruela, que gracias a Carlos IV y a su médico de corte, Francisco Javier Balmis, pudo empero montar la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, y llevar a América la cura a una enfermedad hasta entonces mortal. Como nos engañan fácilmente, muchos bienintencionados padres decidieron en los últimos años no vacunar a sus niños. Y de repente año a año vivimos epidemias de sarampión (**) que muestran cómo las creencias absurdas de los padres pueden acabar con la vida de los niños, aunque estén inspirados en los más altos sentimientos.

    Leía ayer de dos nuevos casos de contagio de herpes en Nueva York, transmitido durante la ceremonia de la circuncisión dentro de la tradición judaica. Las castraciones femeninas, infibulaciones, ablaciones de clítoris y demás atentados contra las mujeres siguen matando a muchísimas niñas en todo el mundo, bajo la demasiado misericorde mirada hacia las barbaridades que promueven las creencias religiosas. No hay que mirar a otras religiones ni a otros lugares: los atentados contra la salud sexual y reproductiva de las mujeres siguen siendo apoyados no solo por la Iglesia española y muchos fieles fundamentalistas, sino que ya vemos cómo un gobierno que comulga más con sus credos que con la sociedad a la que debía representar vuelve a criminalizar esos derechos de las mujeres. ¿Libertad religiosa? Por supuesto. ¿Virus e impunidad? Nunca.

    NOTAS:
    (*) Fue el periodista Brian Deer quien siguió desde el principio el asunto Wakefield y fue desmontando todo el montaje: un elaborado fraude en el que la revista The Lancet, que publicó el estudio original, fue el tonto útil. Un tonto, eso sí, que tardó demasiados años en retirar el artículo y corregir su parte de colaboración en el error mortal.

    (**) Las epidemias de sarampión en España o en Alemania están ligadas a padres antivacunas. Como pasa en muchos otros países, incluyendo al Reino Unido (aquí una noticia de ayer), donde más daño hizo Wakefield. El Anti-Vaccine Body Count recoge las muertes (1126 en el momento de colocar esta historia) y contagios (113.918) que se podrían haber evitado sin las campañas antivacunas sobre la triple vírica.

    2013-04-08 19:04
    Enlace | 4 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/73235

    Comentarios

    1
    De: franju Fecha: 2013-04-14 22:53

    Hay vacunas y "vacunas" unas salvan, han salvado y salvarán muchas vidas y otras simplemente "salvan" económicamente a más de una empresa farmacéutica. Ni antivacunas ni vacunas para todo, son extremos que al final no llevan a buen fin. En ambos hay razonamientos absurdos. Lo del autismo, ya huele mal y está algo desfasado para ridiculizar a los antivacunas.
    Las mujeres han sufrido y lo siguen haciendo por muchos estamentos de la sociedad, no hay que olvidar que en especial ellas, hoy día, siguen sufriendo excesivos sobrediagnósticos y tratamientos y vacunas más que sospechosos por parte de "expertos" científicos y sufriendo sus consecuencias. A pesar de hechos muy claros, fundamentalistas científicos siguen cerrando los ojos y ridiculizando a los que se muestran críticos. En ciencia, también hay mucho Talibán suelto.



    2
    De: Yabba Fecha: 2013-04-17 01:57

    Hola Javier .



    3
    De: ElPez Fecha: 2013-04-17 19:27

    franju: no se sigue, de lo que escribo, lo que dice. Y por lo tanto, qué le voy a contar. Lo del autismo huele fatal, porque el pánico y la consecuente negativa a vacunar a sus hijos ha provocado brotes de sarampión por todo el mundo. En Gales estos días.

    La OMS ha convocado a partir del 20 de abril una convocatoria internacional para recordar que las vacunas salvan vidas. No solo industrias farmacéuticas. Por aquí, y mire el archivo de entradas, no somos habitualmente conniventes con los que montan negocietes poco verosímiles.

    Lo de los talibán en la ciencia, vale. Pues acuse en concreto, exponga el caso y le daremos la razón si la tiene. ¿No es lo más adecuado? Al menos más que lanzar acusaciones inconcretas a ver si cuela.

    No, por cierto, no cuela.



    4
    De: franju Fecha: 2013-04-17 22:17

    "no se sigue, de lo que escribo, lo que dice".
    Vuelva a leerlo por favor.

    "el pánico y la consecuente negativa a vacunar a sus hijos ha provocado brotes de sarampión por todo el mundo"
    Usted responsabiliza el hecho de no poner vacunas de los brotes de sarampión en todo el mundo. Si somos justos, esto es una verdad a medias: movimientos migratorios, vacunas de determinadas fechas que no se hicieron con la dosis efectiva, etc también deben incluirse en este resultado.

    "La OMS ha convocado a partir del 20 de abril una convocatoria internacional para recordar que las vacunas salvan vidas."
    No niego que salven vidas, lo digo en mi entrada, pero si " no somos habitualmente conniventes con los que montan negocietes poco verosímiles". No debería serlo con la OMS.

    "y le daremos la razón si la tiene"
    No escribo aquí para que me den la razón, no veo necesario vuestro "visto bueno"

    "Al menos más que lanzar acusaciones inconcretas a ver si cuela."
    No intento "colar" nada, quizás si inconcretas ya que no pongo los enlaces. Pero sobrediagnósticos en el cáncer de mama y próstata, colesterol, la THS, gripe A etc hay mucho.





    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 107.20.120.65 (6a35924895)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir