ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • ElPez en ¿El Timo Del Fracking? #vayatimo
  • David en ¿El Timo Del Fracking? #vayatimo
  • Anónimo en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Contra El Cambio De Hora
  • Andres en Olores De Humo (BC012)
  • Carlos Herranz en Contra El Cambio De Hora
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > Sin Vergüenzas
    2013-12-20
    )

    Sin Vergüenzas
    2013-12-20

    Así estamos: un asalto más a los derechos humanos, a la salud, a la justicia. Ahora convirtiendo al aborto en un tema de confrontación y cargándose los derechos de más de la mitad de la población del país. Más reaccionarios que los reaccionarios países católicos de Europa como Irlanda o Polonia. Yendo más allá de lo que parece razonable, incluso en un mal sueño. Las mujeres, de nuevo, convertidas en presuntas culpables, simplemente por intentar ejercer su necesaria voluntad sobre su salud y sobre si quieren reproducirse. Algo que deja el ataque a la igualdad en el sistema educativo en algo anecdótico. Algo que es tan intrínsecamente una obsesión malsana de los católicos que incluso los parabienes y prebendas que se les siguen adjudicando en la educación parecen algo medianamente razonable. Qué asco, cuánta maldad, qué porquería de gentuza nos está tocando, mientras en su partido andan escondiendo las pruebas de la verdadera razón detrás de todo el control que quieren imponer: seguir trincando, tener el poder, y la pasta, perpetuarse como élites absolutas mientras nos roban el dinero.

    Y dentro de nada llegará lo que faltaba, la criminalización de la disidencia, el último ataque para que ya no quede demasiado. Sin dinero, sin derechos, sin voz: sinvergüenzas.

    2013-12-20 17:11
    Enlace | 3 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/74152

    Comentarios

    1
    De: Anónimo Fecha: 2013-12-21 11:52

    ¿Usted no conoce pro-abortistas que a poco que se les permitiera impondrían el control? ¿No conoce abortistas sinvergüenzas?
    Revise la Historia.



    2
    De: ElPez Fecha: 2013-12-28 00:23

    Seguro que puede haber gente mala entre quienes defienden los derechos a la libertad sexismo y reproductiva de las mujeres. ¿y? ¿Hace eso menos malvados a quienes promueven el odio y atentan contra los derechos de las ciudadanas? Estoy convencido de que no.



    3
    De: Anónimo Fecha: 2016-07-20 12:44

    Hace uno o dos días traía a la memoria que en tiempos recientes se predicaba que un bebé que muere sin bautizar no merece aflicción pues no es más que carne muerta. Seguro que muchos se acogieron a la enseñanza. Desde otros ámbitos, hoy (y también ayer) se predica que el aborto es un derecho de las mujeres (más de la mitad de la población española) y que la mera carne muerta no ha de ser motivo de aflicción. Los extremos se tocan.
    No lo digo por polemizar. Allá cada cual, allá cada mujer u hombre. Es mi postura. Que entraña que el aborto podrá ser un derecho, pero también, en muchas ocasiones, un crimen. Quizás uno de los últimos crímenes a los que tengamos derecho.
    La aflicción -o el consuelo- por haber abortado queda fuera del ámbito de las leyes.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.224.21.195 (ef1e4aef04)
    Comentario

    portada | subir