ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Junio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • Sonja McDonell en Sexo Y Color En Los Loros
  • rivera en Embrionarias Y Epiteliales
  • Anónimo en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Jorge Cañon en K-PAX La Trilogía
  • Garikoitz en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Alvaro en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Garikoitz en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Peter en Cuando Se Pone En Peligro La Salud (CARTA @NoticiasNavarra @DiarioNavarra @microBIOblog y @Joaquin_Sevilla)
  • Goñi en Cuando Se Pone En Peligro La Salud (CARTA @NoticiasNavarra @DiarioNavarra @microBIOblog y @Joaquin_Sevilla)
  • Inicio > Historias > Mística Andina (MILENIO @NoticiasNavarra)
    2014-03-18
    )

    Mística Andina (MILENIO @NoticiasNavarra)
    2014-03-18

    Publicado el lunes 17 de marzo de 2014 en MILENIO, Diario de Noticias

    En 2001 tuve la oportunidad de visitar la parroquia de San Juan de Ilumán, Ecuador. Allí ejercían los yachac taitas, sanando a propios y extraños con "el poder y el conocimiento ancestral de su pueblo", según afirmaban desde las instituciones oficiales del país que, además, se encargaban de organizar viajes de yankies ociosos y con ganas de sanar al estilo del esoterismo andino, que andaba por aquellos momentos de comienzo del nuevo milenio aún de moda. Las ceremonias de estos chamanes se hallaban ya llenas de palabras sospechosamente occidentales: hablaban de energías, de lo ecológico y lo natural, que era (y sigue siendo) lo que vende.

    Unos años antes ya había comprobado cómo todo el valle sagrado del Vilcanota, el río Urubamba en la región de Cuzco, Pisac, Ollantaytambo y demás, en Perú, se habían reconvertido para contentar a occidentales ansiosos de experiencias místicas. No era nuevo, bastantes años antes había sobrevivido en Tiahuanaco, Bolivia, a una noche de singani y bailes y misas de los sabios (yatiris) para celebrar el nacimiento del Sol, por cortesía de la embajada estadounidense.

    Me he acordado de todos esos desatinos al leer una noticia absurda sobre unos listos que habían decidido hacer un calvo junto a la Intihuatana(*) de Machu Picchu, que está de moda ponerse en bolas por allí. Yo vi en el 91 a unos chamanes brasileños formar un círculo de invocación solar, aunque es cierto que en aquella época todavía no se atrevían muchos extranjeros a viajar a Perú buscando lo místico, o lo ridículo, que viene a ser lo mismo. En Ilumán, unos amigos periodistas descubrieron lo obvio: que los sanadores llevaban a sus hijos al dispensario del médico occidental. Y los esotéricos de turno nunca se olvidan de llevar sus tarjetas de crédito y sus móviles de última generación para poder llevar a cabo su viaje iniciático. Es lo que hay.

    Nota
    (*) En la Intihuatana (piedra de amarrar el Sol, un gnomon de piedra sobre el que, dos veces al año como sucede en las zonas tropicales, el Sol se coloca a mediodía en el zenit y por lo tanto no hace sombra) tuvimos en 2004 una jocosa experiencia, cuando la gente andaba ya como loca con lo de la mística andina. Ponían las manos para "captar las energías". Con otro escéptico, nos pusimos a comprobar si teníamos mas cobertura en el móvil, o si se había recargado el saldo... pero las sutiles energías no valen para eso. Fue, sin embargo, suficiente para que un celoso guardián nos invitara a abandonar el lugar. Los que hacían idioteces aventando manos, sin embargo, eran bienvenidos. También habían sido bienvenidos los irresponsables de una agencia de publicidad que, filmando un spot publicitario de una afamada cerveza local, habían roto la piedra centenaria. La pegaron y, por lo que se ve, los espíritus no tuvieron tampoco queja.

    2014-03-18 00:12
    Enlace | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/74446

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.80.234.9 (32cd5e80f5)
    Comentario

    portada | subir