ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • uali20 en Infinitesimal Importancia (@SueltalaOlla)
  • uali20 en La Mentira (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ramon en Ignorancia Globalizada En Red Y Cambios En El Zodiaco
  • jose en Ignorancia Globalizada En Red Y Cambios En El Zodiaco
  • uali20 en Las Brujas ?Vaya Timo!
  • james jack en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Anónimo en Catalonia In 300 Words (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Jorge en Catalonia In 300 Words (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Jorge en Catalonia In 300 Words (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Iván en Catalonia In 300 Words (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > Placenta ¿De Caballo? (MILENIO @NoticiasNavarra)
    2014-05-26
    )

    Placenta ¿De Caballo? (MILENIO @NoticiasNavarra)
    2014-05-26

    Publicado en la columna MILENIO, del Diario de NoticiasLunes, 26 de mayo de 2014


    Iba a escribir una columna de esas de lunes tras las elecciones en plan tristón, porque es como para deprimirse y pensar que lo mismo es cierto que nos merecemos que se aprovechen de nosotros y nos roben. Pero por aquello de dejar sitio a los profesionales que conseguirán convertir en victorias lo que es un espectáculo dantesco, me quedo algo que leí el otro día al hilo de la lesión de Diego Costa, el delantero brasileño (ahora ya español, no hay como ser futbolista de élite como para acelerar los trámites de inmigración y tal) del Atlético de Madrid. El otro día se fue a Belgrado (Serbia) para un tratamiento sorprendente, que le permitiera recuperarse rápidamente: una tal Marijana Kovačević le iba a aplicar, decían los informativos deportivos (o sea, todos a ciertas horas del día), “placenta de caballo”.

    Bien, de yegua parecería más propio, pero lo entendemos. La doctora, no la yegua, se presenta como titulada en farmacología y tiene mucho éxito y sus curaciones, afirman, están demostradas, a pesar de que su crema de receta secreta no tiene prueba alguna de su eficiencia y, por el contrario, suena a completo timo en contra de la lógica. Vamos, funciona como un masaje, pero muchísimo más caro. Como si le pusieran el tratamiento normal, el de la medicina de verdad, y luego para cobrarle diez veces más le recetaran unas gotas homeopáticas, unas flores de Bach, tres agujas acupuntoras, unos pases de reiki, un sahumerio y dos avemarías. Ah, y por supuesto, una pulsera de esas para el equilibrio. Si ya se llega a animar y hace la dieta Dukan, lo peta. Será, claro, el próximo año: tras jugar los primeros minutos de la final, Costa tuvo que retirarse porque su lesión no tenía tanta fe en la medicina alternativa como debiera. Tanta placenta para nada.

    Adenda:

    No hay mecanismo posible para que un tratamiento sin inyecciones (eso es lo que se contaba) y a base de masajes con unas cremas específicas y de fórmula secreta puedan hacer el milagro restaurador. Por muchos  factores de crecimiento o células madre caballares que le añadan al potingue difícilmente conseguirían atravesar la piel y llegar varios centímetros buceando a través del muslamen de Diego Costa a colocarse en el músculo. Claro que lo mismo son efectos biomagnéticos inducidos por altas potencias jamelgomeopáticas. En El País comentaba el traumatólogo Mikel Sánchez:

    “De normal esto no tiene nada”, resume desde Vitoria Mikel Sánchez, referencia mundial en el tratamiento de lesiones con plasma autólogo rico en factores de crecimiento. “No sabemos qué producto utiliza, qué parte de la placenta... científicamente no hay ningún motivo para que un tratamiento dado en la piel con ultrasonidos llegue hasta el músculo y la lesión superando el complejo camino que hay en medio, todas las barreras”, explica sobre el tratamiento que aplica Kovacevic. “No hay argumentos científicos que expliquen cómo supera esa crema esos dos centímetros de distancia, y si lo que se está infiltrando son proteínas de un animal en el músculo de un humano, habría que saber las incompatibilidades”. “Esto está muy estudiado, no se atraviesa sin inyecciones. Suena a insensatez absoluta... Yo hasta le he preguntado a un veterinario si la placenta de una yegua tiene algo distinto a la de una mujer, y no. Arreglar esto [la lesión] en un día es imposible. Es como una planta. Si le echas abono, crece más rápido, pero de un día para otro no sale la planta”.

    La señora  Kovačević, por cierto, cobra 3.000 euros por tratamiento de 3 días. Los datos más “científicos” sobre el tratamiento con líquido amniótico caballar lo he encontrado en el AS, lo que es toda una declaración: (enlace)

    “Durante años desarrolló una substancia usando el líquido amniótico de las placentas de caballo que, cuando combinaba con la electrólisis, tuvieron propiedades regenerativas positivas para la piel y los tejidos musculares. Poco a poco fue empleando este tratamiento y corrió la voz dentro del mundo del fútbol.”

    2014-05-26 15:12
    Enlace | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/74640

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.224.121.67 (1c765f6b79)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir