ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Julio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • PsoEasy en Efecto BFN
  • Alessandro magnvs en El Timo Del Más Allá (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Javier Sánchez de la Barquera en Referentes LGTBIQ (#MILENIO @noticiasnavarra)
  • Alessandro magnvs en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Alessandro magnvs en Cuando Se Pone En Peligro La Salud (CARTA @NoticiasNavarra @DiarioNavarra @microBIOblog y @Joaquin_Sevilla)
  • Juli Gan en Referentes LGTBIQ (#MILENIO @noticiasnavarra)
  • Anónimo en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Jorge Cañon en K-PAX La Trilogía
  • Garikoitz en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Alvaro en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > XX Máster de Comunicación Científica
    2015-02-18
    )

    XX Máster de Comunicación Científica
    2015-02-18

    No me prodigo en casi nada, salvo en el refunfuñe. El otro día me pasé un rato con buenos (y sabios) amigos refunfuñando, quejándome, oponiéndome. (Me refiero a la tertulia Media2Ciencia sobre escepticismo y ciencia con motivo del #DarwinDay que montó Luis Quevedo para NAUKAS). Me percibo como demasiado criticón...


    ...


    ...

    ...


    (una cierta pausa mientras tomo aire)


    ...


    ...


    ... hasta que escucho las noticias y veo que mi nivel de crítica no es sino una milésima parte del que debería sostener todo el mundo; que lo anormal es que yo solo me queje un poco y ni siquiera de los temas importantes. O que haya tanta gente que ni siguiera llegue a quejarse. Estoy del lado indignado, cabreado, encabdonaddo como diría Cartmann.

    Empiezo la semana con calma, tomando aire e intentando ser un poco más condescendiente, quizá intento reconocer que soy el primero en fallar aquello que predico: donde pido moderación, argumentación racional, ciencia y análisis crítico pongo víscera, cabreo y mala hostia.

    Pero conforme pasa la semana la realidad me transmite la sensación de que encima peco de blando.

    Hoy estaba cabreado por por el esfuerzo baldío que supone intentar por enésima vez tirar adelante con unos cuantos proyectos que no hay manera de financiar, quizá porque hay muchas otras cosas tan o más interesantes que las que proponíamos, quién sabe, o que lo vendemos mal. [Esto pasa mucho: hay buenos proyectos que están siendo empujados por gente que no es guay, o que no lo hace con éxito -en el sentido perverso de la palabra éxito. Pero eso de "venderse bien" no debería ser el factor único, ni siquiera el principal; me gustaría vivir en un mundo donde las cosas se hacen a pesar de que no tengan buena imagen o buen rollo, sino porque hacerlas nos hace mejores y no hacerlas nos enmierda un poco más. Cierro corchete].

    Posiblemente es incapacidad de autocrítica, o una cierta condescendencia: no es tanto que no estemos de moda, acaso es que simplemente no sabemos ilusionar a la gente. Pero no era cosa de quedarse así mirándome la barriga, porque lo que quería contar es cómo a pesar de todo lo anterior tengo el día llendo de emoción y alegría, de proyecto ilusionante, de historias que me apetecen. Como diría un Borbón, me llena de orgullo y satisfacción poder ser parte un año más de una experiencia de esas "anticíclicas", de esas que parte de un buen análisis de la realidad y se hace no porque convenga ni porque hay buen rollo con ello, sino porque hacerlo es un deber social que alguien debería acometer.

    En este caso es la Universidad Pompeu Fabra, como cada año desde hace 20, que decidió montar un máster, eso que hace dos decenios parecía simplemente una cosa un tanto snob de universidades ricas y de comunidades autónomas diletantes, pero ahora es parte del quehacer normal (aunque con tan poco tino que una y otra vez nos encontramos con formación nutricia para las arcas universitarias y vergonzante para lo que una universidad debería promover, que fue y debería seguir siendo el conocimiento y el compromiso social - véase una y otra vez "la lista de la vergüenza"). El Máster de Comunicación Científica, Médica y Ambiental que nació de la idea de Vladimir de Semir (el mismo periodista que consiguió que un diario regional conservador se convirtiera en los 80 en la avanzada del periodismo científico mundial, con el suplemento de ciencia de La Vanguardia que uno sigue echando de menos, especialmente viendo la mierda que colocan día sí y día también en su contra-portada), con la colaboración de un equipo que es referente mundial y especialmente europeo en todos y cada uno de los proyectos de empoderamiento y cultura científica que hay. Y que, evidentemente, por aquí siguen siendo rara avis. El trabajo del Observatorio de la Comunicación Científica, del IDEC de la Pompeu Fabra es algo que -espero- algún historiador inglés (españoles no hay) podrá recoger algún día como uno de esos factores de cambio que llevaron a un cambio o singularidad que, posiblemente, se dió en el futuro en China. O algo así.

    [Perdón: estoy releyendo las más de 20 novelitas de Isaac Asimov del ciclo de robots y fundaciones y es lo que tiene. Confirmo que escribe de forma ridícula, como lo hacía Verne, colocándose sobre los personajes como un marionetista, pero destilando una intuición y un juicio crítico inédito en el género. Cada día me gusta menos como literato y más como lectura... no se si me entienden, pero me da igual.]

    Bueno, a lo que voy: hoy tenemos imputaciones que no lo son, pero lo son, o los citan pero ya el código ético no se aplica y toda esa putísima mierda de la casta política con lo de Andalucía. Hoy tenemos esa asquerosidad infecta del gobierno fachoso y su obsesión en mantener a las mujeres como un florero que uno se folla porque son para eso, pero nada más. Vómito, como siempre, pero más aún. Hoy ando con la enorme vergüenza de cómo se pueden robar millones y millones de euros siempre que sea por una buena causa: es decir, por un equipo de fúlbol o por una multinacional de coches.

    Y a eso le llaman política.

    Pues bien, y perdonen por la digresión, pero tengo unos picantones al horno y tenía unos minutos, el máster de Vladimir, de Gemma y tantos otros, de la UPF es una gozada. Y eso que yo he ido cada año de profesor, pero para encontrarme con mucha gente que, afortunadamente, tras tener el título siguió convencida de que merecía la pena dedicarse a la comunicación de la ciencia. Es una gozada estar con periodistas en medios de comunicación, con gestores de la cultura científica, de la investigación, con profesores de la universidad e incluso con mala gente sin oficio con los que tuve la oportunidad de convivir un ratito en el máster de la Pompeu Fabra.

    Mañana me voy, y de nuevo me encontraré con gente excelente, que tiene ideas claras, buenos propósitos y, sobre todo, convencimiento de que hay que seguir trabajando por hacer el futuro algo menos indecente y maloliente que el presente.

    A ellas y ellos me debo, y para ellos, espero, he preparado unas actividades y propuestas que deberán convertir en algo útil. Yo soy incapaz de hacer algo más que encabdonaddme y largar por el blog, como ahora mismo. Ellos serán capaces de convertir esto en materia de periodismo, en comunicación, en proyectos, en ilusión.

    Así que allí nos veremos. Y yo aprenderé, como cada año lo he hecho en estos 20 últimos años, un montón. Mucho más que lo que yo haya transmitido, seguro. Y encima con el gozo de poder sentirme profesor de una historia tan maravillosa.

    Gracias, a los responsables, a los demás colaboradores y los patrocinadores, y sobre todo a los alumnos (a quienes, de paso, pido un poco de perdón porque ya se cómo soy)

    Hasta mañana, Barcelona.


    PS
    Copio aquí el guión de mi clase de mañana, a ver si pongo también los otros materiales con los que trabajaremos.

    XX edición del Máster en Comunicación científica,
    médica y ambiental IDEC UPF
    19 febrero 2015
    Pseudociencias y comunicación
    Ponente:
    Javier Armentia Fructuoso.
    Astrofísico y director del Planetario de Pamplona.



    Introducción:
    Comentaba el periodista Ignacio Ramonet en su libro “Un mundo sin rumbo: crisis de fin de siglo” (Debate, 2003):

    "En sociedades presididas en principio por la racionalidad, cuando ésta se diluye o se disloca, los ciudadanos se ven tentados a recurrir a formas de pensamiento prerracionalistas. Se vuelven hacia la superstición, lo esotérico, lo ilógico, y están dispuestos a creer en varitas mágicas capaces de transformar el plomo en oro y los sapos en príncipes. Cada vez son más los ciudadanos que se sienten amenazados por una modernidad tecnológica brutal y se ven impelidos a adoptar posturas recelosas antimodernistas."

    Es cierto que nos enfrentamos a una situación paradójica: por un lado podemos recoger numerosos indicadores de la creciente importancia (y necesidad) de la ciencia y sus tecnologías en la sociedad actual, de la cada vez mayor relevancia de la llamada comunicación social de la ciencia (periodismo, divulgación, museos o centros de ciencia, mundo educativo.... que constituyen los enlaces actuales entre la investigación científica y los ciudadanos); por otro, la valoración o apreciación social de esta misma ciencia no se ajusta con el papel que tiene en la sociedad. Pero además, podemos percibir un creciente irracionalismo, asociado normalmente con lo que se suele denominar “pseudociencia”.

    La paradoja estriba en que si ahora mismo se obviaran los productos de la tecnociencia la civilización humana colapsaría. A pesar de que se desconozca o se minusvalore, la ciencia -¡atención! también culpable de complicidad con los sistemas económicos y de poder, no se crea en una especie de torre de marfil por encima del bien y del mal-, la ciencia, decíamos, es el sustrato base de nuestro presente y la única vía factible de futuro. El problema deriva en una percepción de la ciencia como una especie de iglesia con sus rituales y sus oficiantes: los ciudadanos llegamos, por lo general, a disfrutar de los dones de la ciencia pero sin llegar a comprenderlos ni a analizarlos. El que esto sea erróneo y equívoco no quita para que algo así suceda. Cuando por una razón u otra se hurta o evita el debate, la libre crítica que está en el fondo del método científico, queda la liturgia. Y las pseudociencias aprovechan este abismo entre ciencia y sociedad para aparecer como ciencias cuando realmente no lo son.


    Plan de trabajo de la sesión del Máster:

    1) PSEUDOCIENCIAS Y COMUNICACIÓN

    ¿Cómo podemos intentar “razonar con pruebas”? El filósofo James Lett
    propuso 6 reglas para comprobar si un razonamiento que se nos presenta tiene adecuado soporte en las pruebas. Lo llamó FiLCHeRS (ladronzuelos): Falsabilidad, Lógica, Comprensibilidad, Honradez, Replicabilidad y Suficiencia.
    El artículo está traducido al castellano en Ciencia Kanija:
    http://www.cienciakanija.com/2008/10/06/una-guia-de-campo-para-el-pensamiento-critico/

    He preparado una presentación gráfica con recortes recientes de cómo muchos temas nos llegan a través de los medios de comunicación. Es una selección interesada, pero casi todos estos asuntos de los que vamos a tratar se suelen presentar como avances de la ciencia, o como alternativas a la ciencia, o como verdades detrás de lo que la ciencia quiere que sepamos.


    3) DEBATE O TALLER: PSEUDOCIENCIA EN LAS NOTICIAS DE HOY MISMO

    No hay día en la que algo sin comprobación, unos datos interesados, un sesgo interpretativo o directamente argumentaciones falaces, se cuelen como noticia, hecho objetivo o teoría con aval científico. Y no siempre disponemos de tiempo, de ganas, o de capacidad, para poder analizar críticamente todo. Pero merece la pena. Y en cualquier caso, siempre podemos acudir a diversas fuentes que nos proporcionan información “escéptica”.

    Unas pocas propuestas sobre temas concretos relativamente recientes pueden servirnos como punto de partida para una búsqueda, una discusión o acaso para una propuesta activa.


    Algunas fuentes de información:
    La lista de correo que está en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y que creó la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico hace como 20 años (casi) esa posiblemente uno de los experimentos de pensamiento crítico y escepticismo más longevos del país. La "corrala" vio nacer a Iker Jiménez antes que se convirtiera en un bicho mediático, y allí le dieron hasta en el carné de identidad... por eso se fue a la tele ;) La web de la lista es esta: http://correo.dis.ulpgc.es/mailman/listinfo/escepticos, y en la web de ARPSAPC. La lista, como se hacía en aquella época prehistórica (antes de Blogger) tenía un FAQ que fue de lo primero que se hizo de escepticismo en España...

    Esta lista, y otras, además de publicaciones en papel (EL ESCÉPTICO) y digitales (EL ESCÉPTICO DIGITAL) pertenecen a Arp - Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico es una asociación sin ánimo de lucro que promueve el uso de la razón y del pensamiento crítico frente a la credulidad y las afirmaciones paranormales. Su web: www.escepticos.es.

    También existe una asociación similar, el Círculo Escéptico. Y por todo el mundo hay una amplia red de organizaciones que promueven el pensamiento crítico y escéptico, como aparece en la lista de ARP-SAPC: red internacional escéptica.

    NAUKAS, el blog colectivo más amplio y activo de ciencia en la red española también dedica una buena cantidad de espacio al escepticismo: www.naukas.com.
    Y dentro de sus blogs tienen alojada ahora “La lista de la vergüenza”, un seguimiento de cómo las universidades y otras entidades públicas caen en la promoción de la pseudociencia.


    Movimiento Universitario: habría que hacer especial mención del AC/DC - Aula Cultural de Divulgación Científica de la Universidad de La Laguna, que desde hace 15 años, desde 2001, organizan anualmente unos cursos sobre CIENCIA Y PSEUDOCIENCIAS que son, sin duda, la actividad ligada a la Universidad que más años lleva funcionando: www.cienciaypseudociencias.es.

    Aparte de que estén promovidos por ARP SAPC u otras, las experiencias de ESCÉPTICOS EN EL PUB están aumentando por todo el país. Los primeros nacieron en Madrid, como se ve en su blog, pero además hay en Zaragoza, Barcelona, La Laguna, Valencia, Santiago... Y también otras iniciativas de comunicación científica, escepticismo. Una gozada

    Más información reciente en el blog sobre Ciencia que Microsiervos hace en la web de rtve.es a cargo de Javier Wicho Pedreira: “El movimiento escéptico en España: pensamiento crítico que ha crecido con Internet y en la calle”

    2015-02-18 15:05
    Enlace | 2 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/75323

    Comentarios

    1
    De: gema Fecha: 2015-02-19 13:33

    Querido Javier, límpiándome las lágrimas me tienes. Aunque lo que no sé es si son por la emoción o por las carcajadas que me ha levantado tu post.

    Mil gracias por estas palabras, pero sobre todo por ser parte de esta bonita historia que tantas vidas ha cambiado.

    Yo, que fui alumna en la primera edición, doy "fe" de ello. Una fe basada en la evidencia científica, claro está.
    G



    2
    De: ElPez Fecha: 2015-02-19 14:51

    QED Gemma. No hay por qué dar las gracias, es simplemente de justicia hablar bien de lo que está bien planteado. Y afortunadamente en estos años en los que me ha tocado vivir y trabajar en temas de comunicación de la ciencia, por muy crítico que sea o por más pesimista que me sienta ante la realidad de nuestro país, he tenido la suerte de conocer a gente con ganas y con ideas, de convivir y hasta ser parte de iniciativas apasionantes. Un día me pondré a hacer una lista, no es demasiado grande, pero sí muy intensa. Vosotros sois los culpables de una de las que más me llena. Y si le sumamos el Campus Gutenberg, ya da para matrícula de honor. Y paro, que incluso con el swype, escribir un yeso tan largo en el móvil sigue siendo un suplicio... Ci vediam'



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.196.5.163 (5d3e0aed78)
    Comentario

    portada | subir