ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Mayo 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • Peter en Cuando Se Pone En Peligro La Salud (CARTA @NoticiasNavarra @DiarioNavarra @microBIOblog y @Joaquin_Sevilla)
  • MARCANI en ¿Falsos Videntes?
  • MARCANI en ¿Falsos Videntes?
  • MARCANI en ¿Falsos Videntes?
  • Goñi en Cuando Se Pone En Peligro La Salud (CARTA @NoticiasNavarra @DiarioNavarra @microBIOblog y @Joaquin_Sevilla)
  • Txarlii en Cuando Se Pone En Peligro La Salud (CARTA @NoticiasNavarra @DiarioNavarra @microBIOblog y @Joaquin_Sevilla)
  • Xa2 en Ciencia O Timos (@NoticiasNavarra #MILENIO @Pint17ES)
  • Goñi en Ciencia O Timos (@NoticiasNavarra #MILENIO @Pint17ES)
  • Anónimo en Ciencia O Timos (@NoticiasNavarra #MILENIO @Pint17ES)
  • Peliculas 2016 en Regresión Y El Cine "Paranormal"
  • Inicio > Historias > Mi Voto... (Reflexión No Pedida, Acusación Manifiesta)
    2015-12-09
    )

    Mi Voto... (Reflexión No Pedida, Acusación Manifiesta)
    2015-12-09

    Está la cosa bloguera muy en plan blog-vérité que podríamos decirle: vivimos en la sociedad ñoña que hemos comprado y así nos va, ñoñamente, muy sensibleros, en plan declaraciones y confesiones de-toda-la-vida. Ahora parece que en las redes y en las bitácoras y demás la gente está teniendo la necesidad de decirlo: yo no le votaré a esuno... o yo le votaré a esotro.

    Y encima con argumentaciones emocionales, empatía es lo que lo peta en las campañas. Como el otro día el candidato de Podemos con lo de que no se olvide la gente de tantas cosas que ciertamente no deberían olvidarse. Esas y otras muchas, claro. Y luego cuando apelaba a la sonrisa del votante. Son los nuevos tiempos, eso debe ser lo de que no hay ya izquierdas y derechas. Ahora es o pones un gatito o matas un gatito. No hay término medio.

    Me jode, porque en el fondo los que hemos estado contando siempre el mundo tal y como nos hinchaba las pelotas desde hace tantos años nos hemos quedado mirando a unas y otros tan sentidos, tan comprometidos, tan "eso", con ganas de darles dos gorrazos y patearles por tontiplostis. Todos esos años en los que nos mirasteis mal, cuando erais conniventes y callabais, cuando había de denunciar a esos chorizos del facherío o a los otros chorizos del psoegresío o a los otros, y ahora que los candidatos deciden convertirse en muñecas de famosa dirigiéndose al portal (o a la Moncloa) todo el mundo parece super-o-sea-com-pro-me-ti-do(a).

    Yo volveré a votar a los que siempre pierden. Bueno, igual no siempre o no del todo, que en el Senado por Navarra se han juntado unos cuantos partidos solo por joder y así el voto lo mismo no se dispersa y sacan algo... Espero que pase mucho esto, en el Senado, y así lo reconvertimos a algo serio. En el Congreso de los Diputados lo veo un poco más (mucho más) imposible, y menos con las circunscripciones y la ley electoral, esa que cuando truena los santabárbaros de siempre dicen que habría que cambiar y luego se olvida hasta la siguiente votación.

    Me gustaría que realmente se consiguiera una mayoría de izquierdas, pero sé que vivo en España, donde el partido más votado (o uno de los más votados si queremos jugar a pensar que las cosas cambian mucho... para no cambiar nada) acabará siendo el de Bárcenas y Rato y tantos otros. Por más que nos riamos todos de las frases estúpidas y  los gif ridículos, Rajoy sabe que va a seguir pillando cacho de una manera u otra, con el voto de tanta gente que encima de todo, así es, les va a votar. Y no me alegra pensar que si acaso tiene que pactar con unos Ciudadanos aún más sospechosos y relamidos en todo, ni siquiera una renovación de la marca, sino el habitual proceso de los grupos de poder que unos días aúpan a uno de derechas y otros días le ponen al otro. No me alegra porque en el cambio todo suele ser meneo y en el despiste consiguiente siempre están listos los que estiran la mano y se llevan lo suyo y lo de los demás. Ciudadanos no merece ni el tiempo que gastaré en hablar mal de ellos ni ustedes en leerlo. Es horrible, no se cómo pueden vender regeneración los que solo tienen como excusa que el PP lo ha hecho mal para que ellos puedan hacerlo hasta peor.

    Y qué decir del PSOE, que ha jugado a lo anterior y aún espera poderlo hacer de nuevo. Yo tampoco lo descartaría, porque si algo sabemos en España es perdonarle al PSOE todas las traiciones en su gobierno y desmán. Y me jode porque hay que reconocer que algunas cosas que nos han podido hacer soñar algunas veces con que la modernidad estaba llegando al país se han conseguido de la mano de este partido. Lo que pasa es que no compensa, nunca compensó ya hace más de 20 años y ahora menos con esa imagen desnortada e inane.

    A su izquierda, pero tampoco es nada social, sino pura pose, Podemos, la gran esperanza que debería haber sido pero no han querido que sea. No es "podemos" lo que nos hace falta, habría que haber montado un "debemos". Y eso no, porque en la estrategia neochorras de esta mercadotecnia de diseño, que utiliza las estrategias neoconservadoras para hacer un puré de buen rollo que les asegure poder llegar al poder y vete a saber qué, las izquierdas se han convertido en la primera pieza que se cobraron. Para ser la nueva marca blanca de la gauche clásica pero sin serlo debían necesariamente hundir o destronar la dispersa flota de la izquierda.

    Una flota que, a pesar de todo lo bien que pueda caerme y en la que depositaré mi voto que se perderá como lágrima en la lluvia, no ha sabido mantenerse y refundarse como debía ser. En el repertorio diario de estupideces y cosas malvadas que me lanza la realidad contada de los medios sobre las diferentes candidaturas las que menos me dañan son las de esa Unidad Popular que es de por sí contradicción en los términos pero refugio para un náufrago como yo. Qué le voy a hacer.

    Vivo en Navarra, con lo que además el espectro de opciones suma las del nacionalismo, pero no son para mí. Sin más. Tampoco votaría a un partido cristiano o a un partido de cazadores: defienden universos ajenos al mío. Para colmo, aquí en Navarra lo más casposo del regionalismo de señoritos fachas se une a lo más casposo del nacionalismo español de señoritos fachas, y aunque esa unión de interesados en seguirnos manejando que ha montado UPN con el PP vaya a ser la candidatura más votada de las listas al Congreso (o una de las más votadas) no solo no me convencen de que son legítimos, sino que sigo pensando que muchos de ellos no deberían estar en la calle sino detenidos por sus delitos...

    No quería, cuando comencé a vociferar en bajo por esta pecera, haber hecho un recorrido entero por las opciones de estas elecciones, pero si ha salido así, qué le vamos a hacer. Podía haber escrito esto hace unos meses o hace unos años (salvo algunos cambios por las leves alianzas electorales) y no habría salido más desesperanzado ni menos crítico, habría dicho lo mismo. No es terquedad, es que tampoco se queda mucho margen para que haya cambiado la cosa o se vea un aire de renovación radical. Para nada, sino más de lo mismo, y el olor a sobaquina de muchas horas de clase de adolescentes. ¡Aire, aire! Pues nada.

    Por eso sigo inquieto cuando oigo que hay tanta gente que está indecisa. ¿Indecisa? Tú lo que pasa es que eres gilipollas. Y punto. Uno no puede estar indeciso ante lo que se juega, no me puedo creer que haya gente que duda en lo básico. Que luego prefiera comprarse la colonia de copia china o la versión barata de la original, no le llame indecisión, llámele necedad de petulante. Uno no debería votar por las promesas, sino por la credibilidad de quien las hace, por la trayectoria de quien se presenta, por esas cuestiones que estaban ya claras antes de que alguien decidiera auparlo a la cúpula y ponerlo de candidato. Es lo que tiene esperar para decir nada y ponerse emotivo una vez cada cuatro años. Que te la clavan y no te das cuenta.

    Lo malo es mucho deberían cambiar las cosas para poder cambiar algo en la dirección de mayor justicia social y anticapitalismo que me gustaría. De paso también podríamos reconvertir toda la Constitución esta vez con un poco menos de aliento militar en el cogote, mirar lo de si tenemos que seguir soportando una monarquía tan guay o podemos poner una república como la gente seria, desmontar el concordato, reconducir el modelo de país o países, la cosa de la defensa, recuperar el sentido común en la economía y cosillas de esas. Deshacer los recortes sociales y proseguir en su avance, apoyar la educación pública laica a largo plazo, la sanidad universal, el estado de derechos y libertades, lo del calentamiento y demás. Ah, y la cultura y la ciencia (esto merecería un capítulo aparte: muchos amigos que leo están estos días la mar de entretenidos reclamando más preocupación por la ciencia y todo eso... y me gusta, pero me parece que está la cosa tan tan tan chunga que primero habría que arreglar muchas otras cosas, la ciencia entre ellas, claro que sí, pero no me vale que se reclame más ciencia y no se reclame más enseñanza pública, menos religión y menos banca...).

    Utópico, por supuesto, pero principalmente porque será irrealizable con la panda de retrógrados que vais a votar a para ocupar su puesto de diputado. Cómo pretender cambiar el mundo si me vais a poner a esos partidos ahí arriba.

    Hala, ahí va mi primera reflexión electoral al cabo de una semana. Dentro de unos días, si eso, ya vuelvo a echar otro poco de espuma por la boca.

    Me voy a ver algún gif o meme estúpido, que es la única forma de enterarse de cómo va la campaña esta de mierda.

    2015-12-09 18:57
    Enlace | 3 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/76026

    Comentarios

    1
    De: Xabier Pagoa Fecha: 2015-12-09 21:35

    Más razón que la que algunos de los mentados se empeñan en seguirle dando a sus santos.
    Aunque tampoco nos engañemos: aún en el caso de que se votara otra cosa, que ojala, conste, lo más que iba a pasar es que nos iban a hacer un Crecía. Y entre vivas a la democracia, con un par (y una jeta de cemento armado retribuida por los verdaderos dueños del tinglado).



    2
    De: @incabot1 Fecha: 2015-12-12 18:14

    Yo también miro el mapa electoral y veo un erial de colosales dimensiones. Los de siempre están encantados de conocerse viendo que la tajada, aunque algo más pequeña, va a ser para ellos, pero lo que les satisface enormemente es que los "nuevos" que les disputan el trono hablan en el mismo idioma que ellos, carne fresca para corromper. Votaré como es mi obligación, no votar para mí debería de estar penado y el voto obligatorio por ley, mi lista no habrá salido en la tele ni se habra santiguado con agua bendita ni venerado cruces ni cristianas ni gamadas. Tampoco se arropará con colorines ni trapos colgados de mástiles. Desgraciadamente mi voto irá solo para que no cuenten uno más para el hatajo de soplagaitas que aspiran a seguir destrozando este infortunado país.



    3
    De: Fabián Respighi Fecha: 2015-12-20 23:09

    Buen comentario.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.162.109.90 (aa5135dc73)
    Comentario

    portada | subir