ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • ElPez en ¿El Timo Del Fracking? #vayatimo
  • David en ¿El Timo Del Fracking? #vayatimo
  • Anónimo en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Contra El Cambio De Hora
  • Andres en Olores De Humo (BC012)
  • Carlos Herranz en Contra El Cambio De Hora
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > El Poder De La Gravedad (#MILENIO @NoticiasNavarra)
    2016-02-15
    )

    El Poder De La Gravedad (#MILENIO @NoticiasNavarra)
    2016-02-15

    Publicado el lunes 15 de febrero en MILENIO, Diario de Noticias

    Es grandioso: lo comentaba el Diario de Noticias con el nacimiento de una nueva astronomía que trae el descubrimiento de las ondas gravitacionales. Si nos ponemos a pensar en las magnitudes de lo que se ha medido notamos en seguida que no es algo común. Pensemos en que los instrumentos del LIGO registraron el 14 de septiembre del año pasado una mínima conmoción, un chirrido traducido a sonido que realmente suponía una alteración del espacio de un tamaño menos que una milésima parte del tamaño de un protón. Vale, no tenemos ni idea de cuánto es eso: la trillonésima parar de un metro. Y la onda tenía una amplitud de unos pocos attotómetro, una miltrillonésima parte del metro. Y para detectarlo hace falta un sorprendente ingenio: por eso hasta unos meses no habíamos podido hacerlo.

    La señal, sin embargo, se había originado mil trescientos millones de años antes. Se trataba de dos esferas de unas decenas de kilómetros de diámetro, pero densísimas, tanto que la luz no podía escapar de ellas. Esos agujeros negros contenían una materia similar a la de 36 soles la mayor y 29 soles la menor. Giraban una alrededor de la otra tan rápido que llegaron a casi la mitad de la velocidad de la luz cuando se fusionaron. En ese momento, que duró 27 milisegundos, el equivalente a 3 soles se convirtieron en energía, y el espaciotiempo mismo se agitó como solo un fenómeno así puede hacerlo. La luz, de haberlo podido medir, supondría mucho más que la luz de todas las estrellas del Universo juntas. No sigo, posiblemente todo esto suene incomprensible. E incluso para quien no resulta incomprensible es de todo punto inconmensurable. Hace 100 años Einstein comenzó a hacer posible que algo así sea hoy ciencia y no el relato alucinado de un orate. Quizá dentro de otros 100 podamos comprenderlo. Aunque lo dudo, por el camino que llevamos.

    Nota:
    Por supuesto, todas las cifras mencionadas llevan su margen de error, el cálculo de distancias, masas y demás se realiza cotejando los datos recibidos (la medida) con los modelos que calculan los físicos teóricos aplicando la relatividad general. Lo apasionante de este descubrimiento es que difícilmente podría explicarse el breve crujido detectado, esas mínimas oscilaciones de los espejos del interferómetro, sin admitir que existen los agujeros negros, que pueden fusionarse y que la relatividad general describe con precisión todo el fenómeno, incluyendo la emisión de ondas gravitacionales. Si eso lo resumen diciendo "Einstein tenía razón", pues vale, pero es poco crédito: no solo tenía razón sino que fue capaz de desarrollar una herramienta con la que podemos entender mejor el Universo.

    2016-02-15 23:21
    Enlace | 2 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/76169

    Comentarios

    1
    De: Fernando Fecha: 2016-02-16 18:21

    perdón por la pregunta pero tengo esta duda desde hace unos días. Las ondas gravitacionales, ¿se propagan en el espacio tiempo a la velocidad de la luz?



    2
    De: ElPez Fecha: 2016-02-16 20:15

    Hola Fernando, la respuesta es si (con matices) Así es, y de hecho el intervalo de tiempo de desfase entre la medida entre los dos detectores es compatible con esa velocidad.

    Lo de los matices es que evidentemente hay un margen de error. Decir que las ondas gravitacionales viajan a la velocidad de la luz es equivalente a pensar en que la partícula asociada (el gravitón) no tiene masa (como pasa en el caso del fotón y la luz). Las mediciones de la señal GW150914, como comenta Francis Villatoro en esta entrada de su bitácora, acotan el valor máximo de la masa del gravitón en 1,2x10E-22 eV. Para afinar deberán poderse medir fotones de la fuente, algo que también comenta Francis en ese artículo mencionado, muy recomendable.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.161.44.176 (38710ea6ef)
    Comentario

    portada | subir