ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • brain supplement reviews en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • link en Plenilunio
  • james jack en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • james jack en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • robert en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Inicio > Historias > Odio Y Homofobia (#MILENIO @NoticiasNavarra)
    2016-05-02
    )

    Odio Y Homofobia (#MILENIO @NoticiasNavarra)
    2016-05-02

    Publicado el lunes 2 de mayo de 2016, MILENIO, Diario de Noticias.

    Me pregunto si realmente hay más agresiones homófobas este año que el anterior o si simplemente ahora parece haberse comenzado a visibilizar de nuevo una violencia de odio que simplemente antes estaba escondida, o transformada en otras violencias de odio. El Observatorio contra la Homofobia de Catalunya, donde fue aprobada hace un año una ley pionera para proteger los derechos LGTBI, remarcaba hace unas semanas que no ha habido ni una sola sanción, ni las amenazas o insultos, que en muchos casos acaban en violencia física también, resultan condenadas de manera efectiva: las personas agredidas, a menudo, desisten de un largo proceso judicial, de ser expuestos en una sociedad que dice ser tolerante pero que en el fondo sigue estigmatizando a la gente por su identidad sexual y de género. Las redes sociales, con la inmediatez del dedo acusador y de la maledicencia digital, no ayudan, pero tampoco está claro que dado que también facilitan la denuncia, tengan un efecto neto negativo. La sociedad, eso sí, mira a otro lado como si fuera un problema de esos colectivos agredidos y no de todos.

    En cierto modo, los sectores sociales en que se produce el insulto homófobo y por lo tanto la agresión, son también conocidos por conductas machistas o racistas. El hecho de que la parte más visible de esa violencia física se esté dando en grandes núcleos de población, como Madrid, abona la posibilidad de que allí donde estos grupos fascistas están más crecidos, son más numerosos y tienen amparo de ciertas instituciones, se producen más ataques. Estamos muy lejos de contar con una sociedad realmente tolerante, y mientras la homofobia (y lesbofobia, transfobia, etcétera...) no se condene como un delito de odio y se combata específicamente, muchos colectivos minoritarios seguirán en peligro de exclusión social.

    2016-05-02 23:25
    Enlace | 1 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/76316

    Comentarios

    1
    De: Anónimo Fecha: 2016-07-11 20:09

    Bueno, bueno. Lo que personalmente observo es que los aludidos colectivos minoritarios no hacer sino crecer, al igual que crecen la protección, tolerancia o indiferencia hacia sus manifestaciones públicas, y esto en todos los ámbitos (salvo, quizás, las redes sociales, donde apenas entro).
    Por otro lado, basta ya de inventarse palabrejas con el sufijo "fobia", o de atribuirla a mansalva aquí a allá tan sólo porque alguien no nos guste o alguien no guste de nosotros, pienso yo. Qué pesadez, Armentia. ¿No puede ser sencillamente que cada vez haya menos agresiones homófobas? Porque no veo que tengas la hipótesis en consideración: el arranque de tu artículo viene a decir que hay más o igual número de agresiones de ese tipo que antes, lo que contrasta con que allá en Cataluña no haya habido, según dices, ni una sola sanción este año.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 23.20.129.162 (b85e250d77)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir