ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Julio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • PsoEasy en Efecto BFN
  • Alessandro magnvs en El Timo Del Más Allá (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Javier Sánchez de la Barquera en Referentes LGTBIQ (#MILENIO @noticiasnavarra)
  • Alessandro magnvs en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Alessandro magnvs en Cuando Se Pone En Peligro La Salud (CARTA @NoticiasNavarra @DiarioNavarra @microBIOblog y @Joaquin_Sevilla)
  • Juli Gan en Referentes LGTBIQ (#MILENIO @noticiasnavarra)
  • Anónimo en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Jorge Cañon en K-PAX La Trilogía
  • Garikoitz en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Alvaro en Mentiras Con Las Ondas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > Tránsito (#Milenio @NoticiasNavarra)
    2016-05-09
    )

    Tránsito (#Milenio @NoticiasNavarra)
    2016-05-09

    Publicado en MILENIO, Diario de Noticias
    Lunes, 9 de mayo 2016


    La regularidad de los movimientos planetarios, que permitió los primeros calendarios, y también facilitó el engaño astrológico, produce a veces fenómenos curiosos. Algunos meses de mayo y octubre, el veloz Mercurio acierta a pasar por delante del Sol, según lo vemos desde la Tierra. No lo hace siempre, se espera unas veces 7, otras 13 y otras 33 años para hacerlo en noviembre (la última vez que transitó Mercurio por el disco solar lo hizo el 8 de noviembre de 2006). Menos frecuentemente sucede lo propio en mayo. ¿Por qué? Hasta que Kepler elucubró con los datos de las observaciones de Brahe cómo se describían las órbitas de los planetas en torno al Sol (esa peligrosa idea que hace cuatro siglos declaró herética la Iglesia) nadie pensó posible que los planetas interiores a la Tierra pudieran ocultar en parte al Sol, como lo hacía la Luna un par de veces al año. De hecho, hasta 1631 nadie parece haberse fijado en que el pequeño planeta, que ocupa poco más que 10 segundos de arco de cielo, puede hacer esos tránsitos. Pierre Gassendi, sacerdote, filósofo y astrónomo fue el primero en medir uno, predicho precisamente por Kepler. Hoy 9 de mayo tenemos otro.




    Estos raros alineamientos, que los astrólogos simplemente desconocieron (aunque de haberlo sabido habrían considerado espectaculares avisos de acontecimientos terrestres, porque sabido es que nunca se debe desaprovechar una excusa para engañar y robar a la gente) sirvieron, a sugerencia de Halley (el gran astrónomo que también describió las órbitas de los cometas), para medir el tamaño del sistema solar, de este trocito del Universo donde habitamos. Así que comprenderán que en días como hoy, los astrónomos de todo el mundo estemos felices contemplando este baile planetario y hablando de ciencia. Y viéndolo desde el Planetario con los telescopios de Astronavarra. Están invitados.




    2016-05-09 06:37
    Enlace | 1 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/76324

    Comentarios

    1
    De: Anónimo Fecha: 2017-01-02 11:35

    "Mantén alejada la nave de este oleaje y de esta espuma." Ulises al piloto conforme a consejo de Circe, Odisea XII. Encuentro la cita en Aristóteles, Ét. Nic. II 9.

    Entre petardos, cohetes y bocinazos entro en 2017 escuchando 'El funeral de Amenhotep III', de Ph. Glass. Dura unos diez minutos y creo haberlo entendido:

    Los remeros impulsan con fuerza y ritmo la barca del difunto, dirigiéndola el timonel hacia donde debe llegar. Se pasa por diferentes etapas. En la más crítica dudamos y temblamos: ¿se irá todo al traste? No es así: salvada la barrera de olas rompientes, debida seguramente a escollos a flor de superficie, los remeros retoman la impulsión con vigor renovado, y aun se diría que les es más fácil remar. Es entonces cuando oímos los matices más emocionantes de un cántico por lo demás rudo o muy rudo, aunque para detectarlos hay que prestar atención. Y así, cuando quizás uno esperaba la apoteosis coral, no ocurre: ocurre que, sin que seamos partícipes, Amenhotep la ha alcanzado; ha entrado en la inmortalidad. Ahí perdemos el contacto. Es natural que así sea: ahora él es un dios y nuestra humana naturaleza lo veda. Lo anterior ha sido el seguimiento de su estela.

    Asombro y desconciento ante la muerte de aquellos a quienes lo debemos todo. Por los siglos siguen tentativas de entenderlo: qué hacemos con ello, cómo lo dotamos de sentido. De esto se trata y es acertado.




    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.196.5.163 (5d3e0aed78)
    Comentario

    portada | subir