ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • Linker SEO en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Linker SEO en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Linker SEO en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Linker SEO en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Linker SEO en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • pioneerseo en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Atropellos en Jóvenes Al Volante Y Probabilidad Condicionada
  • Anónimo en Cura Gay (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Linker SEO en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • ElPez en Falso Vidente En La ETB2
  • Inicio > Historias > Nácar (@NoticiasNavarra #milenio #clima)
    2016-12-20
    )

    Nácar (@NoticiasNavarra #milenio #clima)
    2016-12-20

    Publicado el lunes 19 de diciembre de 2016, en la columna MILENIO, Diario de Noticias.

    Además de maravillarnos siempre que vemos las irisaciones que produce la luz en una concha de molusco, el nácar (*) guarda un registro fidedigno de las temperaturas de nuestro planeta. Ese tornasolado de la madreperla es toda una muestra de ingenio de la naturaleza: el biomineral está compuesto de aragonito, es decir, carbonato de calcio, estructurado de manera que interactúa con los fotones de la luz y nos devuelve esa irisada imagen. Por otro lado es duro como pocos biomateriales, y ahora un nuevo estudio de la Universidad de Wisconsin-Madison (**) muestra que cada capa anual de crecimiento del nácar de diferentes tipos de moluscos permite reconstruir la temperatura del mar en que vivieron. Los fósiles de siglos y siglos de moluscos corroboran ese paleoclima, de la misma manera que en los restos de la paella (***) que no comerá Donald Trump están las pruebas de que su posición negacionista ante el cambio climático parte una mentira ignorante que nos hará muchísimo daño en los años venideros.

    Por supuesto que no son solamente las conchas, sino todos los datos que se registran en todo el mundo, en el hielo de los glaciares o en los árboles antiguos, en sedimentos, por millones de sensores que miden escrupulosamente la física y la química de la atmósfera, los mares, los hielos, la precipitación y los gases que emitimos, sin la tontería mentirosa de quienes juegan a la política por poder y dinero, por el trabajo de millares de personas comprometidas con la ciencia del clima, que pierden el tiempo y la vida para poder buscar una salida en la que evitemos la catástrofe, haciendo modelos que permitan ver de qué manera será posible, cuándo cruzaremos el punto de no retorno, qué iremos perdiendo en el camino. Para que luego diga el Presidente electo que eso es un cuento chino.


    Notas:

    * Abundante bibliografía sobre este biomaterial. Un ejemplo: "Materiales biológicos y biomateriales" de Manuel Elices (Real Academia de Ciencias)

    ** Ocean temperatures faithfully recorded in mother-of-pearl - See more at: http://news.wisc.edu/ocean-temperatures-faithfully-recorded-in-mother-of-pearl/#sthash.P2X4lTpo.dpuf

    *** o mariscada

    2016-12-20 00:04
    Enlace | 1 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/76723

    Comentarios

    1
    De: Anónimo Fecha: 2016-12-22 11:33

    También yo quiero hacerle partícipe de mis recientes hallazgos. Por menores que sean.
    El primero, el fósilde un erizo demar. No muy deteriorado. Me hizo recordar otro: el primero que hallé (han sido pocos), en Laga, Vizcaya. Debía de ser parte de la mandíbula y cielo de paladar de algún delfínido. El tiempo me ha despojado de tenerlo. En aquella ocasión vi también, entre las rocas, un pequeño tiburón que me observaba con ojos de acero.
    El segundo, un pedazo de diente de cetáceo. De unos siete cms de largo. Con muescas de haber entablado fieros combates con competidores o presas. Bastante dañado pero reconocible.
    El tercero, donde terminan las olas en marea baja, dos bolas de hierro de tamaño algo superior a una manzana. Muy oxidadas, una de ellas afilada, ambas con una especie de pezón. Por haber hallado, días después, en el mismo sitio, dos viejos cartuchos de fusil sin disparar, finalmente las llevé al cuartel de la Guardia Civil. Por si su manipulación pudiera entrañar riesgo: hay un cuartel aquí y sospecho que los militares no son muy escrupulosos a la hora de deshacerse de la chatarra bélica. Ahora que las tienen la GC, al parecer se han olvidado de ellas. Incumpliendo su palabra (por dos veces dada) de comunicarme por teléfono de qué se trataba. Lo que disuade de llevarles en adelante nada más.
    El último, o el que dejo para elfinal, pudiera interesarle si le gusta la caza del pokemon. Por tener tan sólo un teléfono paleolítico estoy, almenos, a salvo de eso. Se trata de la inscripción por soldadura en una de las anclas que decora la entrada al Edificio de Usuarios de la Autoridad Portuaria Capitalina de... una desafortunada ínsula. Dice: Weserstern Hameln. Con la ayuda de Internet he podido averiguar su significado. Veámoslo.
    El Weser es un río. Pasa por Sajonia, Alemania, entre otras ciudades por Hameln, y desemboca en el Mar del Norte. Stern quiere decir estrella. Hameln es nuestro Hamelín.
    Por lo tanto, Weserstern Hameln --Estrella del Weser (a su paso por: esto lo añado yo) Hamelín-- refiere al escenario donde el flautista ahogó a los niños en venganza por que el municipio no le pagara un trabajo de eliminación de ratas.
    Allí está ese ancla. De algún barco que pasó y murió por aquí. Aunque bien a la vista, pocos habrá que la hayan relacionado con el cuento. Demasiado a menudo caminamos como con anteojos opacos.
    Como le decía, si alguien gusta de cazar pokemonos, puede atreverse con localizar el ancla. Alguna pista ya he dado.

    Salud.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.80.236.48 (96222336e2)
    Comentario

    portada | subir