ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • raul weig en Ignorancia Globalizada En Red Y Cambios En El Zodiaco
  • uali20 en Infinitesimal Importancia (@SueltalaOlla)
  • uali20 en La Mentira (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ramon en Ignorancia Globalizada En Red Y Cambios En El Zodiaco
  • jose en Ignorancia Globalizada En Red Y Cambios En El Zodiaco
  • uali20 en Las Brujas ?Vaya Timo!
  • james jack en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Anónimo en Catalonia In 300 Words (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Jorge en Catalonia In 300 Words (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Jorge en Catalonia In 300 Words (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > Lo Que Aprendemos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
    2017-10-10
    )

    Lo Que Aprendemos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
    2017-10-10

    Columna publicada el lunes 9 de octubre de 2017, en MILENIO - Diario de Noticias.

    Sucedió en 1961: el psicólogo Albert Bandura y sus colaboradoras sometieron a una serie de niños de la guardería de la Universidad de Standford a un curioso experimento. Ante cada uno de ellos, un adulto elegía un martillo de juguete entre unos cuantos más juguetes, y le pegaba a un gran tentetieso inflable, un muñeco que imitaba a un payaso, con su centro de gravedad muy bajo, por lo que si lo golpeas se inclina y luego vuelve a su posición: no es posible fácilmente hacerlo caer, incluso saltando sobre él y golpeándolo, cosa que el adulto también hacía. Otros adultos, con otros niños (que eran los sujetos de experimentación) jugaban sin embargo normalmente y sin violencia. Cuando los niños eran dejados a su aire, reproducían las conductas observadas: la violencia se manifestaba entonces no sólo por imitación, sino usando otros elementos disponibles pero no mostrados como armas, por ejemplo una pistola. Quienes no habían observado la violenta acción contra el muñeco, sin embargo, jugaban a otras cosas. Desde luego, no mostraban ni siquiera conductas verbales agresivas. Posteriormente otros estudios confirmaron que la tesis de Bandura era más cercana a la realidad que el modelo conductista de castigo y recompensa. Se aprendía mediante la conducta social observada. Aunque parece algo obvio, aprendemos a comportarnos a partir de lo que observamos hacer. En los últimos tiempos, la neurociencia parece apuntalar este hecho en grupos de neuronas que actúan de forma similar cuando estamos haciendo algo y cuando estamos viéndolo hacer, como un espejo que tenemos en nuestro sistema nervioso.

    Llegado a la conclusión de la columna, hoy se lo dejo a ustedes. Hace un rato me pasaron un vídeo de una discoteca madrileña la otra noche metiendo a tope el himno de España al final de la sesión y me acordé del payaso tentetieso y de Bandura. No sé muy bien imitando a quién. O a qué.


    PS
    El experimento del tentetieso (Bobo Doll Experiment) es un clásico en la historia de la psicología, como Bandura es uno de los grandes psicólogos del siglo XX. Aquí se puede ver un vídeo con alguna de las filmaciones originales del primer experimento de 1961.



    Muy recomendable, también, el Crash Course Psychology #12 sobre el tema del aprendizaje social:

    2017-10-10 11:16
    Enlace | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/77090

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.80.146.251 (852e932ff0)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir