ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Enero 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • mark en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • uali20 en Infinitesimal Importancia (@SueltalaOlla)
  • uali20 en La Mentira (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • where to buy extenze male enhancement plus en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • where to buy extenze male enhancement plus en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Jorge en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Source en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • home en Ser Tan Negativo (@NoticiasNavarra #MILENIO)
  • Anónimo en Bajeza Moral (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • uali20 en Las Brujas ?Vaya Timo!
  • Inicio > Historias > Explosiva (Mi Columna #Milenio En @NoticiasNavarra)
    2017-12-11
    )

    Explosiva (Mi Columna #Milenio En @NoticiasNavarra)
    2017-12-11

    Publicado el lunes 11 de diciembre de 2017, en la contraportada del Diario de Noticias (MILENIO).

    Ana, Bruno, Carmen, David, Emma... Alternando género, estos nombres pertenecen (pertenecerán, muchos ni siquiera existen aún) a tormentas que podrían acercarse a nuestro país. Ahora se da nombre a las ciclogénesis explosivas con tormentas asociadas, las ciclones de latitudes medias más intensos de los casi doscientos cincuenta que se forman cada invierno entre las latitudes de 30 y 60 grados. Las noticias nos presentaban la llegada ayer de Ana como una verdadera amenaza: fuertes vientos, lluvias torrenciales, esos elementos que hacen de la temperie algo que seguimos mirando como parte de la fuerza de Natura, incontrolada y a veces desatada.

    Hasta finales de los años cincuenta no se les daba un nombre propio a las tormentas: se usaba un número conforme cada año aparecían. Y aunque la meteorología comenzaba ya a estudiarlas para comprenderlas y poder hacer modelos de cómo se mueven y qué fuerza pueden desarrollar, y hoy sigue siendo difícil un pronóstico detallado de su evolución: siempre pueden dar una mala sorpresa. Actos de Dios, se les decía especialmente a las más intensas, como a los rayos y a otros desastres naturales, algo que tuvo que ver siglo y pico antes con la oposición de la iglesia a la instalación de pararrayos. Fue en EEUU donde, para hacerlos más accesibles que un número de catálogo, decidieron llamar a los ciclones tropicales con nombres de mujer, una gracieta que fue aceptada por todo el mundo durante un cuarto de siglo, hasta que se empezaron a alternar nombres de mujer y de hombre. Cuando un huracán resulta especialmente devastador, ese nombre no se volverá a usar. Por eso no volverá Katryna. Y esperamos que Ana pueda volver, un tormenta densa, mucho menos terrorífica que sus hermanas de los trópicos, pero igualmente suficiente para que los medios de comunicación nos hagamos eco de ellas. Y ellos.

    2017-12-11 23:58
    Enlace | 2 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/77218

    Comentarios

    1
    De: Provincia de Oviedo Fecha: 2018-01-02 04:38

    Llevo años diciéndolo. Llevo años informando en el periódico "El Comercio" de Gijón de que existe una ciclogénesis explosiva atrapada desde diciembre de 2013 en la Provincia de Oviedo que ha cobrado tal fuerza que su poder destructor es alarmante y la destrucción de las ciudades costeras ocurrirá irremediablemente. Esta tormenta que puede escapar y disiparse nunca por el norte debido al régimen de vientos, pero tampoco por el sur, dado que hay una cordillera que está creando un problema y que ha de ser destruida. Nadie me ha hecho caso. Y es imperativo demoler la cordillera cantábrica. Porque esa es y será la única solución, les guste o no a los habitantes de la Provincia de Oviedo.

    He indicado infinitas veces que ciclogénesis puede atacar en cualquier momento y que los meteorólogos creen que se trata de varios fenómenos (incorrecto) en vez de uno solo atrapado en la Provincia de Oviedo (correcto).

    Algunos puntos a considerar sobre esta tormenta:

    1) no hay manera de salvar esta situación: la ciclogénesis explosiva atrapada desde diciembre de 2013 en la Provincia de Oviedo ha cobrado tal fuerza que su poder destructor es mayor que nunca. Estamos viendo la época final del parte norte del país, antes de que la ciclogénesis la destruya para siempre jamás en la vida;

    2) He dicho infinitas veces que la única manera de solventar este problema era mediante la demolición total, absoluta e inmediata de la cordillera cantábrica, esa maléfica cordillera que sólo nos ha dado problemas, para que la ciclogénesis pueda escapar por el sur –bloqueado por la maléfica cordillera– y disiparse.

    3) Cuando la ciclogénesis explosiva quedó atrapada en la Provincia de Oviedo en diciembre de 2013, comenzamos a referirnos a ella como “una ciclogénesis explosiva”, pero las cosas han llegado ahora a una situación de tal magnitud que el poder destructor de la ciclogénesis es imparable. De hecho, a partir de ahora no nos referiremos a esta ciclogénesis atrapada en la Provincia de Oviedo desde diciembre de 2013 como “una ciclogénesis”, sino como “ciclogénesis”.

    Desde diciembre de 2013, ciclogénesis ha seguido aumentando su poder destructor para atacar la costa de la Provincia de Oviedo. Todos los meteorólogos están confundidos pues piensan que son fenómenos meteorológicos distintos, cuando es el mismo fenómeno recurrente. Pero puede ser que sea tarde ahora: ciclogénesis ha adquirido tal poder destructor que incluso la demolición de la maldita cordillera puede no acabar con este problema. Ciclogénesis vuelve ya y su fuerza superará las más catastróficas predicciones.

    Los hechos me dan la razón. Ciclogénesis vuelve, tal como predije. Ciclogénesis es más poderosa que nunca, tal como predije. Ciclogénesis atacará si piedad, tal como predije.



    2
    De: ElPez Fecha: 2018-01-16 06:51

    Tómese algo, por Dios...



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.167.126.106 (dc1ed723fc)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir