ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Septiembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • Carlos en Falso Vidente En La ETB2
  • Pau en Gaia (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Pamplona Y Los Transgénicos (Carta)
  • Romansky en Pamplona Y Los Transgénicos (Carta)
  • juan perez en Ejercicio de Optimismo (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Biotecnologías (en #MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Biotecnologías (en #MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Contínuo en Biotecnologías (en #MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Daniel Martínez en Delitos Y Faltas (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Caralibro (#Milenio @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > #MeQueer (#MILENIO @NoticiasNavarra)
    2018-09-11
    )

    #MeQueer (#MILENIO @NoticiasNavarra)
    2018-09-11

    La columna del lunes 10 de septiembre de 2018. MILENIO en Diario de Noticias.


    “Maricón”. ¿Quién no lo ha usado como insulto? No es que la persona destinataria fuera necesariamente homosexual, simplemente es una manera que tenemos de expresar enfado, oposición, incluso odio, hacia quien la recibe. ¿Han pensado en cómo se toma el insulto alguien que realmente ES homosexual? El agravio es entonces de otro tipo, parte del acervo de un mundo en el que al diferente se le señala, acusa o ridiculiza. En tiempos se le expulsaba de la comunidad, se le encarcelaba o hasta se le quemaba. Hay una tradición inveterada de atacar a la gente por estas razones, bien lo sabemos, en este católico y romano país.

    Un estudio reciente* mostraba que maricón es el insulto más frecuente en los centros educativos;un 40% de estudiantes LGTBIQ reconocen haberlo sufrido en algún momento. Una cuarta parte de estas personas sufren también amenazas físicas y un 5% del abandono escolar se produce precisamente por el maltrato como consecuencia de la orientación o identidad sexual. Por supuesto, en el caso de niñas, niños y adolescentes trans la cosa es aún más terrible: una parte importante de ellas y ellos se ven apartados y atacados.

    Hace unas semanas, a través de las redes, la gente comenzó a contar que por ser LGTBIQ a lo largo de su vida habían sufrido instancias que no deberían haber ocurrido: no solamente insultos, maltrato, bullying o agresiones verbales y físicas. En muchos países la cosa puede terminar en penas de muerte, cárcel o destierro. En otros parece que toleramos mejor el que el vecino resulte ser maricón. Pero queda mucha tela que cortar y mucha homofobia por desterrar. Les invito a que dejen de usar esos insultos homófobos. Sepan que a muchas personas nos hacen la vida ciertamente más incómoda, y más a la gente que está comenzando a intentar vivir su vida en un mundo tan heteropatriarcal como este.

    Nota:
    (*) No es tan reciente, sino de 2012, el estudio que hicieron en COGAM y FELGTB sobre "Acoso Escolar Homofóbico y Riesgo de Suicidio en Adolescente y Jóvenes LGB". En el enlace, está el estudio completo en PDF.

    Addenda:
    Sobre la campaña #meQueer escribí hace unas semanas en Ciencia LGTBIQ: #MeQueer (¿dónde estáis, científicxs?).

    2018-09-11 00:17
    Enlace | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/77561

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.80.58.121 (5b298ba461)
    Comentario
    ¿Cuánto es: diez mil + uno?

    portada | subir