ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Abril 2019
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          



Nos enlazan según Google


Blogalia

Inicio > Historias > Supereclipse de superluna de superculo de supermono (21 de enero de 2019, ahí tenemos la primera tontá del año...)
2019-01-11
)

Supereclipse de superluna de superculo de supermono (21 de enero de 2019, ahí tenemos la primera tontá del año...)
2019-01-11

Si es que uno no para de ver tonterías. Por más que hayamos explicado por aquí cientos de veces de lo estúpido que es usar términos inadecuados para describir cosas inexistentes. Como esa superluna que no se puede comparar con cualquier otra luna de cualquier otro día, o mencionar que la luz rojiza de los eclipses de Luna es algo como "Luna de sangre", como si eso fuera ni siquiera una descripción exacta, desde luego fuera de toda lógica porque se podría decir igualmente "luna menstruada" o yo qué sé, puro gore lunar... (sobre las superlunas y demás mal periodismo hemos hablado tanto tanto tanto en este blog, ay).

Pero da igual, ya están los medios con la superluna de sangre de lobo del 21 de enero de 2019, inaugurando así un año que debía estar en lo astronómico más dedicado a celebrar los 100 años de la Unión Astronómica Internacional que estas paparruchas sensacionalistas. Pues no, ahí lo vemos en muchos sitios (uno especialmente que me causa especial dolor porque colaboro con la cadena de vez en cuando, en EITB titulan: "El 21 de enero habrá un eclipse total de luna, la ‘superluna de sangre de lobo’"). Y si fueran los únicos... pero no, son legión. Y eso que aún faltan 2 semanas y que el eclipse NO SE VE EN EEUU lo que nos ha evitado que todo este sinsentido viniera de allí, que es lo que solemos decir como excusa: que hasta la NASA lo dice (que es cierto) y que es el poderío estadounidense el que nos cuela estas noticias.

Bueno, el otro día hablando de cosas del año astronómico por la radio, se me ocurrió intentar hablar de la luna de culo de mono como más significativo símil para la luz rojiza de la Luna (a mi me encantaba el adjetivo "cobriza", es lo más bonito que podemos pensar en nuestro castellano, es muy gitano, es lorquiano, yo qué se...). Fue un atentado programado (por mi) y el lugar elegido fue el programa de JULIA EN LA ONDA, de Onda Cero, el 2 de enero de 2019, que conducía esos días Carmen Juan. En el minuto 29 solté lo del culo del mono y la periodista reconoció que no podría volver a mirar a la Luna eclipsada sin pensar en ello. ¡Bingo!







La cosa es que con un poco de manipulación podemos ir más allá. Pensemos: ¿qué evidencias o qué datos aportan los que se montan la historia de la superluna de sangre de lobo? Poca, ninguna, toda ficticia: el libro de un astrólogo milenarista que nunca acertó nada, una truculencia con la sangre ciertamente muy al gusto de esta época pero poco lógica, un animal asociado a la Luna y al tiempo frío y todo eso de los almanaques de la cultura nativa norteamericana y de los granjeros de invasión europea... en fin, pura bazofia que no aguanta nada.

El culo del mono, no, tiene más enjundia. Lean esto y cotejen, pero piensen que si les parecía plausible que un invento invisible de un astrólogo jetas mezclado con inciertas e indocumentadas referencias y tradiciones de allende los mares valen para vender titulares, ahora se lo pongo a huevo. Y sin más que inventar un poco un canto en un idioma africano la mar de extraño...

Lo he titulado:

Nota sobre el eclipse de luna de culo de mono del 21 de enero de 2019


En la tradición oral de la etnia Emai del sur de Nigeria, una narrativa que ha sido estudiada por antropólogos como Ronald P. Shaefer y Francis O. Egbokhare (véase su "Oral tradition narratives of the Emai people", Lit Verlag Münster, Hamburgo, 1999) se recoge una interesante historia llamada "el rey de Idelehon", un texto que comienza
"ólí ókhá lí í ló ke kpé ré na lí í khi okhá ísi ójé ídelehón emidí ínyémí lí á gúé ó vbii otoi..."
en el que narra una profecía de que la Luna se convertiría en un fantasma de color rojo oscuro, al final de una noche de los monos, estos enfrentarían al rey y su pueblo el trasero, del mismo color rojo que nuestro satélite, comenzando un periodo de confusión y muerte.

Posiblemente narra algún tipo de infección que afectó a humanos y que provenía del consumo de simios, de la misma forma que se ha registrado como vector para el Ébola en humanos (el artículo de The Lancet en 1990 de Jahrling y colaboradores "Preliminary report: isolation of Ebola virus from monkeys imported to USA"). La interpretación del texto es algo aventurada, porque el dialecto emai del Aoma o Ivbiosakon, el lenguaje edoide de esa región es uno de muchos (dos o tres docenas) con interpretaciones diversas y en las que los académicos no se ponen del todo de acuerdo. El mono es un animal familiar y totémico del mundo emai, que aparece en algunos otros relatos como portador de sabiduría y en cierto modo hostil a la civilización humana, un elemento del caos o el poder oscuro de la naturaleza.

Cabe pensar, sin embargo, que la visión del ciertamente llamativo culo de color rojo intenso de algunos simios, que entre ellos sirve como ostentación y a efectos de propiciar el emparejamiento, así como el orden social, fuera interpretado como una importante señal de respeto y temor ante una enfermedad incurable. La aparición casual de una luna roja, es decir, de un eclipse total de luna, podría haber generado la leyenda y el posterior relato.

¿Por qué el próximo eclipse del 21 de enero de 2019 debe ser el del “culo de mono” y no usar el apelativo habitual ya en los medios de comunicación de este siglo de “luna de sangre” o mencionar incluso al lobo como se ha hecho ya en diversas noticias y notas de prensa generalista? Porque precisamente esta leyenda sobre el rey de Idelehon acota un periodo mítico de tiempo que, usando los cálculos de los calendarios empleados en las culturas en Niger apuntan precisamente a un eclipse en el centro del invierno de 2019, es decir, éste y no otro. El conocimiento matemático y calendárico de las poblaciones y culturas africanas está menos estudiado que en Mesoamérica, pero diversos trabajos de antropólogos intentan establecer una cronología que ligue los hechos históricos con los de la narrativa mítica que se ha transmitido a lo largo de los siglos, recomponiendo así el espacio cultural de estos pueblos ("Aspects of Economy and Culture in the Prehistory of the Niger Delta", tesis doctoral de N. Nsewunwa, Univ. Cambridge, 1979).

¿Será entonces este eclipse de culo de mono el anuncio de un nuevo estallido del Ébola en esta región? Esperemos que no, ya saben que es importante no confundir los hechos reales con la verdad, y que en estos tiempos de manipulaciones interesadas no basta con la apariencia de veracidad de da poner unos enlaces y citas científicas… Que no nos la den con queso. Queso verde, evidentemente, que es del que está hecho la Luna (vid. "The Moon is made of green cheese", en wikipedia por ejemplo).

Lo dicho, feliz supereclipse de superluna de superculo de supermono.

2019-01-11 21:04 Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/77724

Comentarios

portada | subir