ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Diciembre 2020
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      



Nos enlazan según Google


Blogalia

Inicio > Historias > La ciudad para quien la trabaja (#MILENIO @NoticiasNavarra)
2019-09-24
)

La ciudad para quien la trabaja (#MILENIO @NoticiasNavarra)
2019-09-24

La columna del lunes 23 de septiembre de 2019, MILENIO, Diario de Noticias. Debe todo a Txema Campillo y a su charla en el último Naukas 2019 en Bilbao los días 20 y 21 de septiembre de 2019.

Ahora las voluntades conservadoras en la ciudad quieren devolver al coche su estatus predominante en la ciudad. Agitando banderas de libertad y progreso, que son falsas porque los hechos demuestran lo contrario. Es decir, está muy bien ese populismo de ponerse en la avenida a la que han dificultado el tráfico de los coches (ese que antes campaba a sus anchas y definía las estrategias) y decir que hay que recuperar los derechos de los ciudadanos. ¿A qué? A sufrir un modelo congestionado que permite poco uso de la vía pública, porque lo regalamos a coches casi vacíos, contaminantes y que en el fondo lo único que hacen es buscar sitios donde aparcar. Desde hace decenios está más que demostrado que disminuir a la mitad (o más) el acceso en vehículos multiplica el tránsito de personas. Y esas personas somos las que compramos, las que opinamos, las que disfrutamos y las que posiblemente nos muramos menos por la contaminación. Por no hablar de sostenibilidad, de conductas saludables, de transporte público y demás.

Lo siento, pero no es cuestión de ideología, chunga o no tanto, es una cuestión de hechos. Está publicado y son artículos científicos que muestran cómo las ciudades deben librarse de los coches y ceder el espacio a la ciudadanía. Si suena a izquierdas, lo siento, pero entonces será que usted está demasiado a la derecha para el mundo real. ¿De verdad tenemos que aguantar al típico representante de comerciantes prediciendo el apocalipsis por una peatonalización? ¿Otra vez? No les vale que en más de medio siglo de estas prácticas siempre haya ido para bien. ¿Por qué? El problema, querides, es la agenda oculta, los intereses a los que el involucionismo rinde pleitesía. Así de claro, así de vergonzoso. La ciencia cambia el mundo, y ya es hora de que también ellos cambien. No son los votos, es la razón.

Adenda.
Como comentaba al comienzo, la columna recoge datos que existen, investigaciones que demuestran que las percepciones que tenemos sobre la ocupación de la ciudad no son evidentes. Txema Campillo lo contó en Bilbao en el Naukas 2019 de manera clara y concisa: "Carretera grande, ande o no ande"


Un texto más documentado y con referencias se puede leer en el Cuaderno de Cultura Científica: "La movilidad contraintuitiva", de febrero de 2018. Desde entonces y hasta ahora, el ejemplo de Madrid Central podría haber permitido entender a los gestores públicos de derechas que sus ideologías les mueven a decisiones erróneas, porque deberían actuar en el sentido contrario en que se empeñan.

En Pamplona hemos vivido hace unos meses toda una campaña electoral vendiendo humo y prometiendo una pretendida "libertad" que consistía en revertir las limitaciones al tráfico privado que se han realizado en los últimos años en alguna zona de la ciudad. La "libertad" es eliminar restricciones al coche, que es una libertad ciertamente extraña pero que, además, supone directamente limitar el movimiento de transporte público, bicicletas y demás y peatones, esto es, disminuir la libertad de amplios colectivos ciudadanos. Y eso sin contar que la ecuación tiene, y debe tener que nos lo estamos jugando, variables adicionales: la contaminación y el cambio climático. Otro aspecto es el de la seguridad, que Txema aborda en el artículo citado y que también es importante. Ciudades más accesibles, más sanas y más seguras es posible, pero no metiendo coches (y menos cuando se hace desde planteamientos políticos basados en datos erróneos o sesgados).

En las redes, el artículo ha tenido algún aplauso. Las críticas se suelen mover por otros despachos...


2019-09-24 10:18 Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/78011

Comentarios

portada | subir