ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Agosto 2020
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            



Nos enlazan según Google


Blogalia

Inicio > Historias > De cuando la peste (#MILENIO @NoticiasNavarra)
2020-03-16
)

De cuando la peste (#MILENIO @NoticiasNavarra)
2020-03-16

Mi columna en el DIARIO DE NOTICIAS, Milenio, en el primer día de confinamiento con la cosa del coronavirus.

Corría el año 1599, Pamplona estaba asolada por la peste. No era la única población que la sufrió ese invierno, dicen que venía de Santander y luego de Estella, que unas pulgas portadoras de la bacteria Yersinia pestis fueron el vector. Un fraile franciscano, cuentan las crónicas, tuvo una revelación y le convenció al obispo para que la población portara en el pecho unas insignias con la corona de espinas y las cinco llagas de Jesucristo. Aquellos que portaban las cinco llagas sobrevivieron. Eran tiempos difíciles, claro, y la peste es mucha enfermedad, con una mortalidad del 80%. Sin embargo, un año más el ayuntamiento habría repetido el tributo de las cinco llagas en jueves santo, porque por esta tierra ciertas tradiciones son como leyes y desde 1600 estas cosas se vienen repitiendo sin chistar. Ahora las leyes y decretos son otra cosa, ciertamente, aunque no me tiren de la lengua que con los días de confinamiento uno irá desarrollando, previsiblemente, más vitriolo en los textos.

He usado el potencial simple porque el tributo no será posible: se ha suspendido toda actividad pública y los oficios y procesiones de semana santa son algo que se pospondrá, aunque la conferencia episcopal, reticente, intentaba aún salvar algo aludiendo a que en las epidemias también está dios. Yo pensaba que iban a editar insignias con las cinco llagas, nunca se sabe el poder balsámico de las acciones humanas. Por eso quizá el domingo se convocó a la gente a cantar el riau riau como símbolo de unión pamplonesa. En el fondo, cuando una peste llega, aunque sea con medios de comunicación en vivo y en directo como esta Covid-19, necesitamos sujetarnos a algo: insignias, cantos, aplausos o rollos de papel higiénico. De una u otra manera sirven de ancla a lo que era la civilización antes del caos.

2020-03-16 23:14 Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/78145

Comentarios

portada | subir