ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

la boca
artículos, escritos y demás piezas perfectamente obviables perpetradas por Javier Armentia

Instagram

Blogalia
FeedBurner

StatCou nte r

Ver Estadísticas

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Para contactar con el autor:

Archivos
desde el 24 de enero de 2002

<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             



Nos enlazan según Google


Blogalia


Últimos comentarios aquí...

  • ElPez en ¿El Timo Del Fracking? #vayatimo
  • David en ¿El Timo Del Fracking? #vayatimo
  • Anónimo en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Anónimo en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • ElPez en Contra El Cambio De Hora
  • Andres en Olores De Humo (BC012)
  • Carlos Herranz en Contra El Cambio De Hora
  • ElPez en Transfóbicos (#MILENIO @NoticiasNavarra)
  • Inicio > Historias > Elecciones Cojas II
    2003-05-10
    )

    Elecciones Cojas II
    2003-05-10


    Generó (y sigue generando) tremenda controversia en los comentarios mi entrada del otro día sobre las elecciones y el asunto de las listas de AuB ilegalizadas. Hoy, que ya han comenzado las elecciones (en pleno día de Europa, por cierto, aunque nadie se preocupe por estas cosas de Europa y menos, claro, ahora que el Sr. Ánsar se ha traído debajo del brazo la lista de los terroristas que le ha dado su primo The Only And One Emperor: para qué Europa si tenemos al amigo americano) tenemos también la decisión del Tribunal Constitucional, aunque no su razonamiento: que le andan dando vueltas porque los magistrados del TC no se ponen de acuerdo en las razones por las que dicen que sí a la prohibición de muchas de las listas y por las que dicen que no en unos cuantos casos. Resulta interesante esto de los planteamientos convergentes: todos a una dicen lo mismo, pero no por las mismas razones. Donde unos magistrados ven vulneraciones a las leyes, otros no. Pero da igual porque eso no les quita para tomar la misma decisión. Leo que Llamazares habla de que se está olvidando la necesaria separación de poderes de este país (La nota de prensa de IU cuyo enlace puse con "Llamazares" dice entre otras cosas: reconoció que la federación de izquierdas acata la decisión de alto tribunal, la considera una muestra del "carácter autoritario" del Gobierno por no respetar la separación de poderes e imponer a los dos tribunales "una trágala, mostrando que es el único intérprete de la ley y su aplicación"). Supongo que nadie le hará caso, y que dirán que cómo se atreve a decir nada si ellos van en el Gobierno Vasco en comandita con los nacionalistas. (Ahora, ya no hay caretas: todos los nacionalistas -los vascos, claro- son iguales, terribles terribles. A mí no me gustan; tampoco los nacionalismos españoles, las patrias, Hotel Glam, las aceitunas, el Papa y sus chicos, el Tekken4, Microsoft, las cortinas de terciopelo, los homófobos y los sexistas, los centros comerciales ruidosos y tantas otras cosas, pero tampoco es cosa de hacer de mis gustos la única ley posible... al menos aún ;-) )

    Oigo hace un rato que precisamente una lista de Irún que había sido permitida anoche (por cierto, con una sentencia que salía dos horas después del comienzo de la campaña, una minucia desde luego que mejor olvidar porque lo mismo si uno dice algo le acusan de cualquier cosa), Irunerria, tenía entre sus candidatos a un tío que acaban de detener por colaboración con ETA, por ser responsable de envíos de cartas etarras a empresas turísticas, consulados y demás. ¿Una metedura de pata sin más? Algo extraño está pasando, pero realmente mientras -y han dicho que tardarán unos días- no conozcamos los chiquicientos folios de la sentencia con sus razonamientos, poco más que cábalas podemos hacer. Sin duda en el fondo de esa discusión está el asunto de si realmente una lista queda "contaminada" y por lo tanto es desechable para el proceso en cuanto tenga a alguien que pertenezca a algún partido u organización ilegalizado. Ése es el criterio de fiscalía y abogacía del Estado, refrendado por el Tribunal Supremo. Pero la ley de partidos parece implicar más cosas, como estructura, financiación y otras características que puedan relacionar a la nueva organización susceptible de ser prohibida con las anteriores ya prohibidas, también el asunto de la condena de la violencia o no. ¿Hasta qué punto no se están haciendo juicios de intenciones o incluso que van más alla de ellos a la hora de lanzar toda la maquinaria del Estado -o casi toda: primero fue el Legislativo que ya creó la ley, ahora el Ejecutivo y el Judicial demasiado en comandita-?

    No tengo respuestas, poco más que sensaciones de incomodidad (desde una posición de desconocimiento legal que por otro lado me impide cualquier posicionamiento firme más allá de mis posicionamientos ciudadanos). Los políticos no parecen poder ayudar mucho, porque todo entra en el juego ahora exacerbado de la conquista de votos, de masacrar al enemigo para conseguir mejores resultados que él el día 25.

    En cualquier caso, el PP ha conseguido, y esto sí que lo han conseguido ellos de forma consciente, que ahora con el pistoletazo de salida de la campaña todo se centre en el asunto vasco, una vez más. No digo que no haya que hablar del tema, de hecho habría que hablar hasta poder zanjarlo de una vez (de una puta vez, de hecho). Yo mismo me sumerjo en el debate sobre el asunto. Mientras tanto, olvidaremos que son unas elecciones en las que hemos de elegir a los munícipes, a los parlamentarios autonómicos donde también hay autonómicas... y por supuesto, el PP, asumiendo que esto no son unas primarias pero son unas primarias, consigue de paso hacer que las discusiones sobre la política exterior de este gobierno, sus enormes batacazos en asuntos como lo del Prestige y tantos otros, queden olvidados como algo del pasado.

    Mientras tanto, en el mismo lugar del mundo, dando vueltas al mismo tema del terrorismo, las elecciones siguen cojas porque ser candidato o electo del PP o del PSOE supone un cierto riesgo (quise decir un riesgo cierto) para la vida de uno y la de tus cercanos. No lo digo para equilibrar lo comentado antes, creo que deberíamos superar esa necesidad que torticeramente se exige a cada uno que disiente de tener que hacer memoria de todas las injusticias cometidas desde los comienzos de la especie humana y declararnos en contra de ellas, a la vez que mostrarnos partidarios de todos los que han ido luchando, igualmente desde esos antiguos comienzos, por las libertades y los derechos humanos. El pasado 7 de mayo un grupo de intelectuales se manifestaba sobre el particular vasco: (se lee en El Mundo). Tiene frases, ese manifiesto, que no comparto: nos gusten unos u otros partidos, unas u otras actitudes, o las veamos injustificadas y erróneas, la libertad de opinión queda por encima de eso, siempre que no se vulneren las leyes. Y creo que estos intelectuales han firmado sin analizar ese fondo tan importante... En cualquier caso no dejan de describir una situación real de los candidatos y electos vascos (y navarros: a veces se olvida -interesadamente- que en esta comunidad foral en la que habito el gobierno no es nacionalista vasco, pero al que no se le achacan muchas de las responsabilidades que se suelen achacar al gobierno vasco, aun cuando los niveles competenciales son similares -o superiores en el caso navarro). En fin, otro hilo más por donde cualquier discusión podría irse yendo y viniendo.

    Dejo escrito todo esto no como un corpus coherente, lejos de ello, como impresiones apresuradas e inquietas en el día de comienzo de la campaña de las elecciones municipales y autonómicas 25-M. En otros ratos, me consuelo con el relato de que hay mundos -o los hubo- mucho peores, pero mucho mucho: y es que estoy leyendo (¡al fin!, lo tenía en la lista de espera desde hace más de un año) La fiesta del chivo, de Vargas Llosa. Dentro de poco más de un mes, cuando vuelva a visitar Santo Domingo, lo miraré con otros ojos, seguro... (aunque de eso ya hablaré en otro momento).

    2003-05-10 04:50
    Enlace | 8 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://javarm.blogalia.com//trackbacks/7865

    Comentarios

    1
    De: Polinesio Fecha: 2003-05-10 12:30

    En mi modesta opinión me parece un post mucho más certero, colocando los dos asuntos en su justo lugar: denunciando en primer plano la terrible situación electoral de los amenazados por ETA y añadiendo cautelas y objeciones para que la Ley de Partido se aplique con las suficientes garantías constitucionales y no de manera indiscriminada y apresurada.
    Saludos desde la Ribera,



    2
    De: eva-lamaga Fecha: 2003-05-10 17:51

    Pues a mí, pez, me sigue pareciendo igual de certera la primera parte del post que esta segunda.



    3
    De: ElPez Fecha: 2003-05-10 19:55

    Es obvio que el autor de la primera entrada y de la segunda es el mismo, (y ya vale de hablar de mí en tercera persona jejee). Si hay una tercera, lo que con tanta cosa que estamos viendo no es algo que deseche, seguiré siendo el mismo. :-) Gracias eva-lamaga



    4
    De: Draco Fecha: 2003-05-10 20:30

    Llegué tarde a la anterior "entrega". Pero me gustaría plantear/preguntar algo ¿Qué ha pasado con Aralar? ¿Por qué nadie habla de ellos? Si no me equivoco es la escisión de Batasuna que "discrepa" en su posición respecto a la violencia. Si sigo sin equivocarme van a poder presentarse a las elecciones de manera normal. ¿Puede hablarse en ese caso de "elecciones cojas"? Me explico:

    A lo mejor aplico un razonamiento demasiado simplista, pero si lo único que diferencia a dos partidos es el posicionamiento respecto a la violencia (hasta tal punto que uno es una secisión del otro), parece claro que lo que diferencia a sus votantes es exactamente lo mismo . Entonces, ¿es de verdad legítima la opción en democracia el poder votar a un partido que no acepta la democracia más que para aprovecharse de ella? ¿Debe ser el apoyo a la violencia una opción? Tal vez sean unas elecciones cojas, pero en cualquier caso, lo son de una pierna gangrenada. Además, de serlo ya eran cojas antes, en cuanto que ciertos partidos no tenían gente para sus listas debido al miedo de ser asesinado.

    Todo esto dicho "desde una posición de desconocimiento legal que por otro lado me impide cualquier posicionamiento firme más allá de mis posicionamientos ciudadanos" al igual que tú, porque no sé nada de leyes.



    5
    De: ElPez Fecha: 2003-05-11 19:40

    Respecto a Aralar, lo que prima -sin duda intencionadamente- es el silenciamiento de este partido. Tienes toda la razón, Draco. Hay que decir, de todas formas, que alguna lista ligada a Aralar como, creo recordar (y hablo de memoria) la de Maestu (en Álava) fue impugnada por el Estado, sancionada por el Tribunal Supremo y, al final, reconocida como válida por el Constitucional. Así que casi, con la cosilla esta de la aplicación de la ley de partidos, les truncan también sus derechos... Ya digo, afortunadamente ese error se corrigió.



    6
    De: Christian Fecha: 2003-05-12 02:05

    ¿Quién ha silenciado a Aralar?



    7
    De: ElPez Fecha: 2003-05-12 06:11

    Según Patxi Zabaleta, tanto el radicalismo abertzale como el nacionalismo lo silencian por intereses propios. Y los partidos nacionalistas españoles también: no les interesa ningún nacionalismo abertzale, por más que se declare contra la violencia terrorista.

    En Diario de Noticias aparece hoy domingo una entrevista con Zabaleta donde habla de esto.



    8
    De: Polinesio Fecha: 2003-05-12 08:25

    Pez: pues esto que comentas puede favorecer a Aralar, porque si se les otorga relevancia por algunos medios serían peor vistos por el voto radical, que los consideraría domesticados o algo así. Aunque por otro lado ese voto radical alineado con el Gara no lo veo votando a Aralar en masa.

    Me parece que a los partidos constitucionalistas, por mucho que Aralar les provoque rechazo ideológico, les interesa subrayar que la izquierda abertzale que no apoya el terrorismo no se ve afectada por la Ley de Partidos. Y que a quien no le interesa que quede claro este extremo es precisamente a PNV-EA-IU-Batasuna-AuB, porque dificulta su victimismo y las alharacas ante los atropellos fascistas del Imperio.
    En todo caso, quien debe decidir sobre Aralar son los electores, y ahí no cabe silenciamiento.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 107.22.127.78 (6085cc9c57)
    Comentario

    portada | subir